martes, 31 de marzo de 2020

Lo que ha convertido al coronavirus en una pandemia es la multiplicación de tests

Cuando buscas virus los encuentras por todas partes. Cada minuto que respiras, introduces 400.000 virus en tus pulmones, y da igual que te pongas mascarilla o no.

Si buscas en los océanos, encontrarás más virus en un milímetro cúbico de agua salada que estrellas hay en todo el universo visible, muchísimos más.

Si los buscas en el interior de tu cuerpo humano, también los encontrarás. Hay tantos que deberás saber lo que buscas. Debes centrarte en algo en concreto porque cada tipo de “caza” necesita una “escopeta” diferente.

Recurriendo a los informes anuales del Instituto Robert Koch sobre la gripe en Alemania, el doctor Richard Capek concluye que la tasa de positivos cambia en el transcurso de la estación. Pasa de entre un 0 y un 10 por ciento a un 80 por ciento, para volver luego a la normalidad después de unas semanas.

Por el contrario, sostiene Capek, con el coronavirus no está ocurriendo lo mismo. El número de personas que dan positivo en relación con el número de pruebas realizadas permanece constante en todos los países que ha estudiado hasta ahora (*).

En función de cada país, la proporción de personas que dan positivo en las pruebas de coronavirus se sitúa entre el 5 y el 15 por ciento. Según Capak, esto significa que no existe una propagación exponencial, epidémica, del virus sino un aumento exponencial del número de pruebas.

El gráfico que elabora Capek induce a concluir que, en efecto, lo que hay es una epidemia de tests. Pero ya saben que correlación no es causalidad, ¿verdad? Es casualidad. Pura casualidad.

(*) https://coronadaten.wordpress.com/

Arabia saudí propone conversaciones de paz a las fuerzas yemeníes

Los sátrapas saudíes mantienen conversaciones diarias con las fuerzas de Ansarollah y han invitado a sus representantes y a los del gobierno en el exilio de Yemen a reunirse, ha dicho esta mañana el embajador saudí en Yemen, Muhammad Al Jaber.

El embajador dijo: “Los funcionarios saudíes se reunieron ayer con sus homólogos huthíes para confirmar que los ataques aéreos sobre Sanaa fueron una respuesta a los ataques con misiles balísticos que tuvieron lugar el sábado pasado, y no tenían la intención de intensificar el conflicto”.

Jaber añadió: “Estamos decididos a reducir la escalada, y estamos listos para un alto el fuego en todos los territorios yemeníes si lo aceptan”.

Citando a Jaber, el Wall Street Journal asegura que las conversaciones de paz están en marcha. “La propuesta de conversaciones para poner fin a la guerra que comenzó hace cinco años sigue sobre la mesa, a pesar de la escalada de violencia de hace unos días”.

El periódico añade que “los huthíes todavía no han respondido a la oferta”.

El embajador saudí se refería a los ataques aéreos de su país contra Sanaa, la capital de Yemen, y afirmó que la operación tenía por objeto “destruir objetivos militares ilegales pertenecientes a los rebeldes huthíes y neutralizar y destruir la amenaza balística y las capacidades específicas que amenazan la vida de los civiles”.

El bombardeo saudí se produjo después de que las fuerzas de Ansarollah lanzaran el día anterior su mayor ataque en territorio saudí, que alcanzó a la propia capital, Riad, poniendo a la Casa Real contra las cuerdas.

https://www.almasdarnews.com/article/saudi-arabia-enters-peace-talks-in-yemen-after-massive-attack-by-ansarallah-forces/

El vidente que profetizó la pandemia con tres años de antelación: el gran Anthony Fauci

El saltimbanqui Anthony Fauci
El doctor Anthony Fauci, director del Instituto de alergias y enfermedades infecciosas de Estados Unidos, representa muy bien al científico moderno, muy alejado de la imagen que la mayoría tiene de lo que es un “hombre de ciencia”.

Fauci lleva muchos años en la cúspide de un país que es, en sí mismo, la cúspide. Es mucho más que un mero asesor científico. Es un monaguillo confeso de Hillary Clinton y Trump le mantiene en su cargo porque no le queda más remedio. En ningún momento ha logrado librarse de la gangrena incubada en los tiempos del dúo Obama-Clinton, por más que pasan el tiempo amargándole la vida.

En 2013, en un correo electrónico desclasificado del Departamento de Estado, al que hace referencia WikiLeaks, Fauci le envía a Hillary Clinton vibrantes deseos de recuperación. Le dice que la quiere y que está “muy orgulloso de conocerla”.

Unos días antes de la toma de posesión de Trump en enero de 2017, Fauci lanzó una asombrosa profecía en Healio, una publicación que se presenta como un portal de información para médicos especialistas en enfermedades infecciosas. Declaró que el Presidente de Estados Unidos se enfrentaría “sin duda” a un “brote sorpresivo de enfermedades infecciosas durante su presidencia”.

“Seguramente nos sorprenderemos mucho en los próximos años”, dijo agitando su bola de cristal, o quizá echando las cartas del Tarot, al más puro estilo científico contemporáneo.

Para disimular sus tonteorías, Fauci se basaba en la frecuencia de casos anteriores de enfermedades infecciosas. El ejemplar de Healio estaba en la línea de esos blogs, adalides de la ciencia pura, que se dedican a despotricar contra lo que llaman “magufería”, seudociencia, antivacunas, ufólogos, conspiranoicos y demás.

“Trump se ha alineado con el movimiento anti-vacunación”, decía Healio. La sartén le decía al cazo...

La polémica expresaba las presiones a las que está sometida la industria médica y farmacológica, especialmente intensa tras los intentos de Obama por introducir un poco de sanidad pública en Estados Unidos, es decir, por pillar cacho.

Ese es el terreno en el que una vedette como Fauci se mueve a en su mejor ambiente. El 22 de marzo, en una entrevista a la revista Science, el reportero le lanza una buena pregunta: “¿Cómo ha impedido que le despidan?” En la respuesta el científico mencionaba a su jefe: “Simplemente no puedo saltar al micrófono y empujar” a Trump.

Políticos y científicos, republicanos y demócratas, vacunas y antivacunas... Una multinacional nunca pondría todos los huevos en una única cesta.

Hace unos días, en otra entrevista, Fauci aconsejaba a los estadounidenses que se quedaran en sus casas. Nosotros le pedimos lo mismo: quédate en tu casa.

Nos quedamos con las ganas de seguir contando batallitas de este saltimbanqui de la política y la ciencia modernas, pero lo dejamos para otra ocasión (que la habrá).

Los europeos nos hemos convertido en ‘una nube de puntos que se mueve en un mapa’ gracias a la pandemia

Fotografía de los europeos en plena pandemia
La Comisión Europea ha pedido a los principales operadores de telecomunicaciones de Europa que le informen de los datos privados de los abonados que consten en sus teléfonos móviles.

Orange, Vodafone, Deutsche Telekom y otros cinco operadores de telecomunicaciones ya han acordado cotillear los datos de sus clientes a la Comisión Europea.

El pretexto no hace falta decirlo: comprobar si los usuarios siguen las ordenanzas de confinamiento para impedir la propagación de la pandemia de coronavirus.

La solicitud la hizo a principios de esta semana Thierry Breton, el Comisario Europeo para el Mercado Interior y la Agenda Digital, directamente a la Asociación GSMA, que reúne a 750 empresas del sector de la telefonía móvil en todo el mundo.

Orange ya trabajaba con el Instituto Francés de Investigación Médica, una colaboración fructífera, según nos quieren vender. Los datos de geolocalización proporcionados por el operador permitieron evaluar los movimientos de la población antes de la ley marcial y después de ella.

De esa manera los “expertos” se enteraron de que el 17 por ciento de los parisinos habían abandonado la capital francesa en ese momento. Se supone que los parisinos no se olvidan nunca el móvil en casa, como tampoco olvidan nunca de su nariz.

“No hay un seguimiento individual [...] No transmitimos sus fotos, sus contactos”, se excusó Stéphane Richard, el director general de Orange, ante los micrófonos de Europe 1. “Nada identifica a los clientes como individuos. No es más que una nube de puntos que se mueve en un mapa”, añadió. Fue un alivio escucharle porque por un momento creíamos que nos consideraban como personas titulares de derechos, libertades y garantías cívicas.

Es exactamente lo mismo que dijo Obama cuando hace años saltó el escándalo del espionaje al mundo entero: nosotros no nos quedamos con los datos de nuestras víctimas (ya los tenemos), sólo nos interesan los metadatos.

A partir de este tipo de fechorías llegan las justificaciones hipócritas para tranquilizar la conciencia de los defensores de los derechos humanos. A la Comisión Europea le preocupa nuestra salud. Quieren “mejorar las estimaciones epidemiológicas”. Lamentablemente las epidemias anteriores fueron desvastadoras porque... ¡los europeos no estaban enganchados a sus móviles!

Afortunadamente la tecnología avanza una barbaridad y ahora es posible “verificar la eficacia de las medidas de contención”. Necesitan recordarnos algo que no sabíamos: que la vigilancia de los móviles no cura nada. Lo que quieren saber es si sus medidas son realmente eficaces, pero eso ya se lo decimos nosotros sin cotillear ningún móvil: sus medidas son inútiles al 100 por 100. No tienen otro objetivo que el control preventivo de la población.

¿Qué podemos decir de esos lobos que han puesto a cuidar del rebaño? Es el caso de Andrea Jelinek, presidente del Comité Europeo de Protección de Datos Personales, que hace lo contrario de lo que dice su cargo: en lugar de proteger se dedica a airear los datos personales.

Según Jelinek, en Europa no hay novedades legislativas porque el cotilleo ya estaba autorizado por la normativa europea y, naturalmente, él nunca puso ninguna objeción, sino todo lo contrario. Una veces es el terrorismo, otras el narcotráfico, otras el yihadismo... Ahora lo toca el turno a la salud.

Un virus como pretexto para dar un golpe de Estado y aplastar a la disidencia política

El presidente serbio Alexandar Vucic
Esta mañana hemos desayunado café con churros y con un largo reportaje de la agencia Associated Press, o sea, un portavoz del imperialismo que se titula así precisamente: “El virus como pretexto para aplastar la disidencia” (*).

Muy mal tienen que estar las cosas en el mundo para que nos sirvan este tipo de informaciones desde la primera hora de la mañana. Hasta ellos mismos se están asustando de la manada de lobos que han sacado a patrullar las calles, mientras obligan a la población a recluirse en sus casas.

Una noticia así, que es absolutamente cierta, tiene que tener truco. En este caso consiste en poner en marcha el ventilador: todo el mundo está haciendo lo mismo, pero especialmente ciertos países del Eje del Mal. En este caso le toca el turno a Serbia que, como todos, aprovecha la histeria para su propio ajuste de cuentas político.

“Desde que el presidente Alexandar Vucic anunció el 15 de marzo un estado de emergencia indefinido, el parlamento ha sido marginado, las fronteras cerradas, se ha impuesto un toque de queda de 12 horas controlado por la policía y se ha prohibido a los mayores de 65 años salir de sus casas”, dice la agencia en referencia a Serbia.

Hay gobiernos que no se andan con rodeos, pero el más “estricto” no es precisamente Serbia porque el toque de queda es de sólo 12 horas y sólo han confinado a los ancianos. En otros sitios de Europa confinan a todos (enfermos, sanos y grupos de riesgo) y el toque de queda es indefinido.

Pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, el Presidente no escatima amenazas y advierte a sus ciudadanos “que los cementerios de Belgrado no serán lo suficientemente grandes para enterrar a los muertos si la gente ignora las órdenes de cierre de su gobierno”. Vucic no se anda con rodeos y dice a las claras lo que otros sólo insinúan.

Ni en Serbia ni en ningún otro lugar las medidas adoptadas son realmente un estado de excepción a la antigua usanza, una medida temporal. La paranoia es a cada minuto. El Presidente serbio está todos los días delante de los micrófonos, aprobando un decreto detrás de otro porque para eso tiene plenos poderes. Allí la oposición le critica porque les ha quitado el trozo del pastel que les corresponde.

Según la Constitución serbia, el Presidente carece de potestad gubernativa, pero da igual porque estamos ante un golpe de Estado en toda regla, al estilo boliviano, que es el estilo del siglo XXI. Antes Vucic era una figura testimonial y ahora es que pincha y corta en exclusiva, por encima del Primer Ministro.

Además de la oposición, los defensores de los derechos humanos también lamentan los “abusos” y los “excesos” que ocurren en países apestosos, como Serbia. La ley marcial está justificada por la “crisis sanitaria”, pero no hay que pasarse y recemos para que luego todo vuelva por sus fueros.

Tanto en la economía como en la política burguesa la noción de “crisis” funciona de esa manera. Cuando sobreviene les pilla de sorpresa porque creen en la mano invisible de Adam Smitih, de modo que todo de fluir por sí mismo y la crisis es una excepción, una emergencia. Entonces le buscan explicaciones a la crisis. Pero cuando la crisis se hace permanente, la propia crisis explica todo lo demás.

¿Por qué hemos impuesto la ley marcial? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué hemos cerrado las fronteras? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué están colapsados los hospitales? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué se hunde la bolsa? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué hay cinco millones de parados? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué cierran las empresas? Por la crisis sanitaria. ¿Por qué imponen la censura? Porque hay desaprensivos que difunden noticias falsas sobre la crisis sanitaria...

No pregunte más. ¿Qué le ocurre a Usted?, ¿no ve la tele? ¿no se ha enterado de que hay una pandemia?, ¿no se da cuenta de que la situación es muy seria?

Fíjense bien en la seriedad de todo esto: en Serbia hay 800 casos de coronavirus y 16 muertes, pero los gobiernos dictatoriales, como Serbia, China o Rusia, siempre manipulan las cifras, que por lo tanto, deben ser muy superiores.

Lamentablemente, en el caso de Serbia, quien da las cifras es la Universidad Johns Hopkins.

Lo realmente significativo de todo esto es que se haya producido un golpe de Estado por 16 muertos y 800 contagiados que, en su mayor parte, dice la agencia de prensa, no tienen ningún síntoma o son muy leves.

(*) https://apnews.com/dffb2fa43d0c5fddc4508f2558603e67

lunes, 30 de marzo de 2020

Las cadenas de supermercados especulan con bienes de primera necesidad y disparan los precios

Hay un importante aumento en los precios de una verdulería de Bilbao tras decretarse el confinamiento. Un intermediario de la plaza de abastos más grande del Estado, Mercamadrid, constata este vertiginoso incremento, posiblemente desencadenado por las grandes superficies.

En quince días, el precio del calabacín en Mercamadrid ha aumentado un 273 por ciento, desde el día antes del anuncio del estado de alarma, el 12 de marzo, al viernes de esta semana, 27 de marzo, tomando como referencia los precios de subasta de una gran empresa de Almería que se dedica a la venta de verduras.

Las subastas están más altas porque hay menos género, lo que se deriva en precios más altos. Pero conviene observar qué pasó cuando se decretó el estado de alarma. “En previsión de lo que iba a ocurrir, las grandes superficies triplicaron y cuatriplicaron sus pedidos, agotando las existencias. Compraron toneladas para almacenar. El calabacín y el pimiento son productos perecederos que en cámara aguantan 40 días. Las grandes superficies tienen capacidad para hacerlo, mientras que el pequeño comercio debe comprar al día”, indica el intermediario, que prefiere guardar su anonimato. “Las grandes superficies han actuado generando un monopolio y ahora es el comercio pequeño el que vende producto fresco a precio de hoy, más caro, mientras que los supermercados venden producto de hace dos semanas a precio barato, pre covid-19”, asegura.

Agotar las existencias de algunas verduras tiene tres consecuencias: la primera y más evidente es el aumento del precio, incluso en verduras que hasta la fecha eran consideradas de segunda calidad o variedades menos habituales en las tiendas (el precio de la berenjena larga ha aumentado un 139 por ciento, el de la berenjena blanca lo ha hecho en un 50 por ciento, mientras que este viernes ya no había berenjena rayada).

El segundo efecto es que en los días posteriores a la compra masiva de género, las verduras ofertadas eran, además de más caras, más pequeñas, ya que se cortaron en el campo cuando aún no había terminado su proceso de crecimiento.

La tercera consecuencia, dos semanas después, es que la empresa analizada ya no puede ofrecer en la plaza de abastos ciertas verduras, porque tienen que esperar a que crezcan. Es el caso del pimiento lamuyo rojo, la berenjena rayada y el pepino, del que ahora solo ofrece la variedad corta.

“Cuando esta crisis termine, la gente volverá a comprar en los supermercados pensando que su tendero les ha timado, pero es que es imposible competir con las grandes superficies”, sostiene el intermediario, que realiza compras para pequeños comercios, restaurantes y comedores escolares. “Las gestiones entre empresas de venta de perecederos y grandes superficies son privadas, y posiblemente a precios más bajos que los de subasta”, advierte.

El intermediario también tiene en cuenta las verduras que no tienen buen almacenamiento en cámara, como los guisantes y las judías. Aún así, la semana pasada no había a la venta guisantes, por lo que esta semana ha bajado su precio (ahora son más pequeños), mientras que el precio de las judías peronas ha llegado a incrementarse un 94 por ciento (3,15 euros el kilo, en el precio de subasta mínimo), y sigue habiendo en existencias.

Desde Mercairuña, un mayorista que vende a comercio pequeño y a grandes superficies y que, a su vez, es productor agrícola, sostiene que en el confinamiento “se ha vendido mucha judía y calabacín, porque son verduras fáciles de cocinar, mientras que otras de temporada pero más difíciles de preparar, como la alcachofa, mantienen su precio”.

Esta táctica “responde a la lógica capitalista por la cual el poder empresarial para dictar precios provoca su incremento con el fin de engordar beneficios con productos esenciales en momentos de excepción, a costa de empobrecer a las trabajadoras que se ven obligadas a pagar lo que dicta el mercado de los oligopolios”. Considera que “la inflación es claramente una expresión de la lucha de clases y las trabajadoras organizadas debemos también tratar de mantener un control sobre los precios que nos afectan”.

Desde el organismo vasco de consumo, Kontsumobide, indican que debido al estado de alarma en este momento se han suspendido las inspecciones y se ha habilitado una línea online para recoger las quejas de la ciudadanía, realizar una criba y pasarlas al Ministerio de Consumo.

https://www.elsaltodiario.com/coronavirus/especular-con-lo-basico-tiempos-alarma

El coronavirus no se transmite a través del aire, por lo que las mascarillas no son necesarias

El coronavirus no se transmite a través del aire, por lo que las mascarillas no son necesarias, ha reconocido por fin la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un estudio publicado este fin de semana.

El estudio analiza las formas de transmisión del virus que causa el coronavirus, y la conclusión a la que llega es que el coronavirus se transmite únicamente por contacto con las gotitas respiratorias que una persona contagiada proyecta al estornudar o al toser, y no hay ninguna evidencia de transmisión por el aire.

“La transmisión por gotitas se produce cuando una persona que se encuentra en estrecho contacto (menos de un metro) de otra que tiene síntomas respiratorios (como tos o estornudos) y entra así en riesgo de poner sus propias mucosas (boca y nariz) o sus ojos expuestos a sus gotitas respiratorias potencialmente infecciosas”, explica el estudio.

“El contagio puede producirse por contacto directo con una persona infectada o por contacto con una superficie o un objeto que ésta haya utilizado”, añade.

La transmisión por vía aérea supondría la permanencia en el aire de las partículas infectadas, de forma que el coronavirus sería transmisible a más de un metro. En el contexto específico del coronavirus, esta transmisión aérea sólo se produce en circunstancias muy específicas vinculadas a tratamientos médicos en los que se genera un efecto aerosol, como en una intubación o en una respiración asistida.

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/03/30/5e819b41fc6c83156e8b4691.html

Las tasas de mortalidad imputables al coronavirus también se han inflado en Alemania

La semana pasada la Red Alemana de Medicina Basada en Pruebas publicó en su web una declaración sobre el coronavirus titulada “¿Dónde está la evidencia?” (*). La Red es una asociación de unos mil científicos, investigadores y profesionales de la medicina alemanes. Se fundó en 2000 para difundir los métodos de la medicina basada en pruebas y orientada al paciente en la práctica, la enseñanza y la investigación.

Según la Red, “en la mayoría de los casos”, el coronavirus se muestra como “un resfriado leve o incluso sin síntomas”. Por consiguiente, afirman, es muy poco probable que se hayan registrado todos los casos de infección, a diferencia de las muertes, que se registran casi en su totalidad.

Dicho recuento conduce a “una sobreestimación de la tasa de mortalidad”, aseguran.

Según un estudio sobre 565 evacuados japoneses de Wuhan, a todos los cuales se les hicieron pruebas, independientemente de los síntomas, sólo el 9,2 por ciento de los infectados fueron detectados por los tests de coronavirus basados en síntomas que se utilizan actualmente.

Por lo tanto, lo más probable es que el número de personas infectadas sea aproximadamente 10 veces superior al registrado. En tal caso, la tasa de mortalidad sería sólo una décima parte de la que se mide actualmente y posiblemente más.

La disponibilidad de pruebas de coronavirus es limitada. En Estados Unidos, por ejemplo, no disponen de una instalación de pruebas adecuada y financiada con fondos públicos para todos los positivos de coronavirus. La primera base de datos sólo está disponible desde el 11 de marzo.

Lo mismo ocurre en Alemania, donde el colaso hospitalario ha contribuido a una sobreestimación de la tasa de la mortalidad.

A medida que la enfermedad se propaga, indica la Red alemana, se hace cada vez más difícil identificar la fuente de la infección. Como resultado, los resfriados comunes en las personas que, sin saberlo, han tenido contacto con un afectado por el coronavirus, no lo asocian al coronavirus y, por lo tanto, no van al médico.

También se produce una sobreestimación de la mortalidad cuando se sabe que una persona fallecida ha sido infectada de coronavirus, pero esa no ha sido la causa de la muerte.

De cualquier manera, la tasa de mortalidad del 0,2 por ciento establecida actualmente para Alemania por coronavirus es inferior a la tasa para la gripe calculada por el Instituto Robert Koch, que fue del 0,5 por ciento en 2017/18 y del 0,4 por ciento en 2018/19.

La declaración critica también el cierre de fronteras y el mantenimiento de lo que aquí llamamos “distancia de seguridad”, para lo cual se apoya en la revisión Cochrane de 2011. Lo mismo apunta sobre el cierre de escuelas, aunque las pruebas existentes no son tan concluyentes en dicho caso.

En cuando al confinamiento, la Red dice que retarda la propagación de la gripe, pero aumenta la infección de los miembros de la familia, aunque no se pronuncia sobre si los datos existentes se pueden trasladar de la gripe estacional al coronavirus.

“Muchas preguntas permanecen sin respuesta”, concluye la declaración.

https://www.ebm-netzwerk.de/de/ueber-uns/wer-wir-sind

La navaja de Occam hace sangrar cuando te cortas con su filo

Juan Manuel Olarieta

Regularmente los artículos sobre ciencia, cualquier tipo de ciencia, invocan la “navaja de Occam” pero jamás citan a Occam, no conocen su obra, a pesar de que, por cierto, está traducida al castellano.

Una mención a Occam da lustre a cualquier exposición y pone al autor muy por encima del lector, como si le mirara por encima del hombro.

Guillermo de Occam fue un monje franciscano del siglo XIV. Era inglés y, siglos después, las corrientes filosóficas anglosajonas, empiristas y positivistas, se apropiaron de su pensamiento para sostener el idealismo. Ha ocurrido lo de siempre: en la medida en que dichas corrientes filosóficas son hoy dominantes, han impuesto al mundo, incluido el mundo académico, sus propias concepciones sobre Occam.

Sin embargo, Occam fue uno de los primeros y más importantes materialistas de la Edad Media, hoy conocidos como “nominalistas”, y su “navaja” es una de las más poderosas armas de la dialéctica.

Como cualquier otra noción dialéctica, la “navaja de Occam” es una manera de tratar la complejidad, aunque los coleccionistas de tópicos, cuyo prototipo es la Wikipedia, la reducen a un simpleza, por no decir una vulgaridad: “ante dos explicaciones sobre un mismo fenómeno, hay que elegir la más sencilla” (1).

“La ciencia no versa sobre los singulares sino que está constituida por universales que están en lugar de los mismos singulares”, escribió Occam (2). Cuando una cosa se pone en el lugar de otra, la suplanta, no es una falsificación (si se hace correctamente) sino todo lo contrario: la esencia misma del método científico.

En la Edad Media los escolásticos lo calificaron como “suppositio” y, además de los científicos, todos los seres humanos la utilizamos en nuestras argumentaciones, aunque no lo sepamos y, por lo tanto, no seamos conscientes de ello. Otra cosa distinta es que lo hagamos bien o mal.

Pondré un ejemplo para ilustrarlo: cuando decimos que en un determinado país la inflación ha sido del 3,2 por ciento, sustituimos los movimientos de todos los precios por un único promedio, que suplanta las subidas y bajadas de todos los precios de cada una de las mercancías. A su vez, el índice general de precios no se elabora con los cambios en los precios de todas las mercancías, sino sólo con una parte de ellas: la llamada “cesta de la compra”.

Es, pues, una suplantación por partida doble, una generalización. Cuando la ciencia quiere analizar un conjunto muy grande de fenómenos, no estudia todos y cada uno de ellos, sino que toma una colección reducida de ellos, que los estadísticos llaman “muestra representativa”.

Los índices, los promedios y las “muestras representativas” no son otra cosa que la misma “navaja de Occam”, según la cual hay una parte que representa al todo, lo simboliza y, aunque siempre hay excepciones, la regla se confirma en ellas.

Como toda operación dialéctica, envuelve numerosas contradicciones, como la que ha quedado expuesta, la contradicción entre el todo y cada una de sus partes, pero también la contradicción entre lo universal y lo particular, entre lo abstracto y lo concreto, el texto y el contexto...

Hegel dijo exactamente lo mismo que Occam con las siguientes palabras: “Esta unidad de lo universal y lo particular es la noción, y la noción es lo que forma ahora el contenido del juicio” (3).

En ocasiones escuchamos que “no se puede (o no se debe) generalizar”, cuando la ciencia no es más que generalizaciones... siempre que, naturalmente, como dice Hegel, lo universal no haga perder de vista lo particular, es decir, que toda regla tiene su excepción y que las excepciones sólo lo son en referencia a la regla, que es lo general, lo universal.

En la ciencia la suplantación de lo particular por lo general llega hasta el punto de que, por ejemplo, el índice de precios no es un precio, ni el cambio de ningún precio en concreto, es decir, que los economistas sustituyen un valor de cambio por algo que carece por completo de valor, por una pura abstracción estadística, cuantitativa, una operación explicada al detalle por Marx en las primeras páginas de El Capital.

Cuatro siglos después, el escocés David Hume llevó a Occam a la vulgaridad actual de la Wikipedia. Según Hume, los fenómenos de la realidad se presentan “juntos pero no revueltos”, unos al lado de los otros, o uno después de los otros, pero sin vínculos internos entre ellos: “Un suceso sigue a otro sin que seamos capaces de comprender la fuerza o poder en virtud del actual la causa opera o hay alguna conexión entre ella y su supuesto efecto [...] Todos los acontecimientos aparecen sueltos y separados. Un acontecimiento sigue a otro, pero nunca hemos podido observar un vínculo entre ellos. Parecen conjuntados, pero no conectados» (4).

La correlación no significa causalidad, repiten hoy los estadísticos. El mundo es una colección dispersa de acontecimientos no ligados entre sí y el objeto de las ciencias, según Hume y las corrientes hoy dominantes, lo constituyen cada uno de esos fenómenos aislados y dispersos. Un mundo de realidades separadas conduce al panorama actual de ciencias igualmente separadas, unas de espaldas a las otras, con el pretexto de la especialización.

La dialéctica, por el contrario, defiende que todos los fenómenos están mutuamente relacionados entre sí. Cada parte, decía Hegel, se relaciona con las demás y con la totalidad. Cuando hay un todo es porque se puede dividir en partes; a su vez las partes sólo significan algo cuando se refieren al todo. “Se va del todo a las partes y de éstas al todo”, resumía Hegel (5).

Desde que Hume escribiera su obra en el siglo XVIII, la batalla ideológica continúa. Occam es de los nuestros. Por eso la dialéctica materialista se empeña en no permitir que se apropien de su obra de la manera tan cutre en que lo hacen, sobre si todo si se visten -como es habitual en ellos- con las galas y adornos propios de la ciencia. Con mucha más razón cuando quienes mencionan la “navaja” son pedantes y charlatanes de baja estofa.

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Occam
(2) Guillermo de Occam, Los sucesivos, Orbis, Barcelona, 1985, pg.59.
(3) Hegel, Lógica, Folio, Barcelona, 2002, tomo II, pg.128.
(4) Hume, Investigación sobre el conocimiento humano, Madrid, 2003, pg.85.
(5) Hegel, Lógica, cit, tomo II, pgs.43 a 45.

La carambola entre Venezuela, Rusia y Estados Unidos, con el petróleo por medio

Estados Unidos califica a Maduro como narcotraficante y pone precio a su cabeza para estimular la codicia de los militares venezolanos.

El jueves la Casa Blanca ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por cualquier información que llevara a la detención de Maduro “y su séquito” por crímenes contra la humanidad y tráfico de drogas.

La agencia Bloomberg asegura que “la lucha contra Venezuela es parte de una batalla geopolítica mucho más grande entre Donald Trump y Vladimir Putin”.

Pero esa batalla no la puede ganar una potencia, como Estados Unidos, que ahora mismo se ahoga en su propio vómito, el del coronavirus, así que Putin empieza a apretarles las clavijas.

El Kremlin lleva tiempo diciendo que van tomar medidas de represalia contra las sanciones impuestas por Washington, y ese momento es ahora.

Las represalias comenzaron cuando Rusia le dio la espalda a la OPEP y a los saudíes, hundió los precios del petróleo, declarando así la guerra al esquisto estadounidense, como ya hemos expuesto antes. Hoy el precio del petróleo está en mínimos nunca vistos: por debajo de los 20 dólares el barril.

Además, el sábado Rosneft vendió todos sus activos petroleros venezolanos a una entidad estatal rusa anónima. “El Gobierno de la Federación de Rusia adquirió los activos de Rosneft en Venezuela. Una empresa propiedad de la Federación Rusa se convirtió en la dueña”, dice la agencia Tass.

No se sabe el nombre de la empresa que ha comprado la parte de Rosneft en el petróleo de Venezuela, pero el caso es que Rusia ha blindado al gigante petrolero para protegerlo de las sanciones de Estados Unidos.

Una declaración de la empresa rusa afirma que la decisión es crucial para proteger los intereses de los accionistas en un momento en que el gobierno de Trump intensifica la presión sobre Maduro y las entidades extranjeras que siguen haciendo negocios con Caracas.

“Como parte del acuerdo alcanzado, todos los activos y operaciones comerciales de Rosneft en Venezuela y/o relacionados con Venezuela serán vendidos, terminados o liquidados”, anuncia Rosneft. ”Hemos tomado esta decisión en el interés de nuestros accionistas como una empresa internacional que cotiza en bolsa”, añade Rosneft.

El portavoz de Rosneft, Mijail Leontiev, subrayó que “esperaban que los reguladores de Estados Unidos cumplieran sus promesas públicas”.

A mediados de febrero, Estados Unidos impuso nuevas sanciones a Rosneft y al jefe de la empresa, Didier Casimiro, acusándolo de eludir las sanciones de Washington contra el gobierno de Maduro.

Ahora Rosneft traslada el peso del apoyo ruso a Venezuela al gobierno de Moscú. La guerra económica de Trump contra Venezuela tendrá que dirigirse, pues, directamente contra Putin.

El coronavirus concede licencia para matar, pero quien dispara es la policía

Un trabajador de quienes hoy engrosan los sectores más desfavorecidos fue brutalmente agredido en la tarde de este viernes en la ciudad de Corrientes, Argentina.

Se trata de un “carrero” que circulaba “changueando” por la zona de la Villa Juan de Vera. En el marco de los operativos por el cumplimiento del aislamiento social fue perseguido con balas de goma por policías de la Comisaría 12 de esta Capital. Ante la situación, el animal que tiraba del carro salió a correr asustado, lo que fue interpretado por los agentes como un “intento de fuga”. A eso le siguió una balacera desproporcionada que causó varias heridas al hombre.

Una vez aprehendido, de oficio, sin ninguna denuncia ni alerta por robo, lo arrestaron e iniciaron una causa por “resistencia a la autoridad y supuesto hurto”. Esto último se intentó fundamentar en que el carro transportaba menos de un centenar de ladrillos, retirados poco antes de una obra en demolición, con permiso de sus obreros.

Luego es trasladado a la Comisaría Segunda de esta Capital, donde permaneció hasta la noche, sin contacto con sus familiares. Si bien son visibles las marcas que dejaron los balazos en su cuerpo no hay registro de las lesiones recibidas por parte del personal policial, aunque sí fue derivado a control médico en el Comando 911.

Tras varias horas de encierro recuperó la libertad pero con una imputación penal a cuestas, incluso ante la intervención de abogados y organismos de derechos humanos tras la visibilidad social que adquirió el caso.

Este sábado, 28 de marzo, fue radicada una denuncia penal Nro. 223486/20, con constatación de lesiones por parte de la médica forense de turno, ante la fiscalía de Instrucción Nro. 3 de feria, a cargo de Mónica Inés Espíndola. Las actuaciones serán remitidas a la brevedad al juzgado de Instrucción Nro. 6, que conduce Graciela Ferreyra.

En los próximos días esta denuncia será acompañada por la Red Corrientes de derechos humanos, por el  Comité Contra la Tortura de Corrientes, por la Correpi (Coordinadora contra la Represión Institucional) y por otras organizaciones sociales y de derechos humanos del ámbito local y nacional.

Dichas organizaciones vienen denunciando el modo arbitrario y represivo en que se expresan en varias ocasiones los operativos para el cumplimiento del decreto DNU 297/2020 que declara el aislamiento social preventivo y obligatorio ante la pandemia del COvid-19.

Si bien se entiende la responsabilidad y el cuidado que exige la situación sanitaria actual, es sobre los habitantes de los barrios más humildes donde se registran abusos en las fuerzas de seguridad. Son situaciones de violencia que atraviesan emergencias y gobiernos.

https://agenciaparalalibertad.org/denuncian-abuso-policial-en-operativos-por-la-cuarentena/

domingo, 29 de marzo de 2020

Eximen de responsabilidad criminal a militares y policías peruanos por matar durante la cuarentena

En Perú los militares y policías que maten o hieran a la población, mientras patrullan las calles para hacer cumplir la cuarentena, quedarán eximidos de responsabilidad penal, de acuerdo a una nueva ley publicada ayer en la Gaceta Oficial del país andino.

“Está exento de responsabilidad penal el personal de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú que, en el cumplimiento de su función constitucional y en uso de sus armas u otro medio de defensa, en forma reglamentaria, cause lesiones o muerte”, sostiene la nueva ley. Esta especie de ley marcial fue aprobada por el Congreso de la República con el eufemístico nombre de “Ley de Protección Policial”.

Perú se encuentra bajo toque de queda desde las 8 de la noche hasta la 5 de la mañana y aislamiento domiciliario obligatorio desde el 16 de marzo y supuestamente hasta el 12 de abril, si bien es sabido que las fechas de finalización son mera especulación para mantener más tranquila a la población. Desde ese momento ya fueron detenidas unos 26.000 peruanos por el incumplimiento de salir a las calles.

Las fuerzas de seguridad y militares peruanas cuentan con un oscuro prontuario dado su accionar en el combate a la guerrilla Sendero Luminoso entre 1980 y el año 2000.

Hasta el momento Perú cuenta con solo 671 casos confirmados de coronavirus y 16 fallecidos, pero una estructura poblacional sumida en la pobreza lo que conduce al gobierno a extremar la represión ante posibles saqueos y rebeliones.

En este contexto de pobreza, fuerzas de seguridad y militares quedan exceptuados de responsabilidad al matar pueden ser un remedio mucho peor que la enfermedad. ¿Será este el modelo a aplicar en América Latina?

https://kontrainfo.com/grave-en-peru-ya-eximen-a-militares-y-policias-de-responsabilidad-penal-por-matar-o-herir-por-cuarentena/

Holanda deberá indemnizar por las masacres cometidas en sus colonias

Sukarno, primer presidente indonesio
Un hombre indonesio obligado a presenciar la ejecución sumaria de su padre por un soldado holandés cuando tenía 10 años ha hablado de su gratitud después de que un tribunal haya ordenado al Estado holandés que pague  una indemnización a las víctimas de las masacres coloniales de la década de los cuarenta.

Andi Monji, de 83 años, que viajó a los Países Bajos para contar su historia al tribunal, recibió 10.000 euros (9.000 libras esterlinas), mientras que ocho viudas y tres hijos de otros hombres ejecutados, principalmente agricultores, recibieron una indemnización de entre 123 y 3.634 euros por la pérdida de ingresos.

Los casos se referían a hombres muertos por soldados en la provincia indonesia de Sulawesi meridional entre diciembre de 1946 y abril de 1947 durante las denominadas “acciones de limpieza” cuando los holandeses trataron de reprimir el avance hacia la independencia.

El tribunal determinó que 11 hombres habían sido asesinados como resultado de la “mala conducta” de los soldados holandeses, en su mayoría por ejecuciones sumarias. A un hombre le dispararon al azar.

El padre de Monji fue ejecutado el 28 de enero de 1947 en el pueblo de Suppa. Se cree que más de 200 hombres fueron ejecutados por los militares holandeses ese día.

Monji, que todavía vive en Suppa, dijo: “Estoy agradecido por el fallo del tribunal. Tenía 10 años cuando fui obligado a presenciar la ejecución de mi padre por los militares holandeses después de haber sido fuertemente golpeado. Lloré”.

“También estoy agradecido de haber tenido la oportunidad de viajar a los Países Bajos para asistir a la audiencia del tribunal y así poder explicar al tribunal lo que sucedió”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón ocupó la entonces colonia holandesa de las Indias Orientales y, después de su capitulación, los dirigentes nacionalistas Sukarno y Hatta proclamaron la República de Indonesia el 17 de agosto de 1945.

Durante los cuatro años siguientes, los Países Bajos lucharon para prolongar sus 350 años de dominio colonial del país, a menudo a través de medios brutales.

El Estado holandés alegó que no se pagaran indemnizaciones por el tiempo transcurrido desde que se cometieron los crímenes.

Liesbeth Zegveld, la abogada de los demandantes, dijo: “Estamos satisfechos con el fallo. No fue fácil; llevó ocho años de procedimientos. Es una lástima que el gobierno holandés no haya sido más comunicativo, ya que muchos de nuestros clientes fallecieron durante el proceso”.

“Sin embargo, para los que aún están vivos y todas las familias, el reconocimiento del tribunal de su sufrimiento y su derecho a la indemnización es importante”.

El tribunal reconoció en su fallo que las sumas concedidas a los familiares de las víctimas eran “desproporcionadas” en relación con el sufrimiento causado. Una verdadera burla.

https://www.theguardian.com/world/2020/mar/27/hague-court-orders-dutch-state-to-pay-out-over-colonial-massacres

El coronavirus es la coartada perfecta para cualquier cosa: ayer el gobierno autorizó a espiar todos los móviles

El gobierno vigilará los movimientos de los ciudadanos a lo largo de los días en que ha estado vigente el estado de alarma, así como en los días previos, cuando el contagio por coronavirus empezó a generalizarse, gracias a los datos que ofrezcan las diferentes operadoras de telefonía móvil, según señala una orden publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital realizará un informe a partir de estos movimientos para “determinar las principales vías de contagio y diseñar un modelo de lucha eficaz contra él”.

El BOE de este sábado publica la medida, que se aplicará durante el estado de alarma y los días previos, tanto a los enfermos como a los sanos.

A partir de estos datos, el Ministerio de Sanidad tiene previsto poner en marcha una aplicación informática para“realizar al usuario la autoevaluación, en base a los síntomas médicos que refiera, acerca de la “probabilidad” de que esté infectado por el coronavirus, ofrecer “información” al usuario sobre el virus y proporcionarle consejos prácticos y recomendaciones de acciones a seguir según la evaluación.

La ley marcial está favoreciendo la introducción de aberraciones médicas, como ese tipo de aplicaciones, la (des)atención médica por teléfono y la “probailidad” de que alguien se haya contagiado. Es la nueva medicina “a ojo de buen cubero”.

La medida es similar al que ya ha realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE) con otros fines con el permiso de las operadoras, aunque no de los usuarios.

La Comisión Europea también ha puesto en marcha una medida similar y, a petición del comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, Telefónica y otros siete operadores de telecomunicaciones proporcionarán datos de localización de sus usuarios de teléfonos móviles siempre con el mismo pretexto: la “lucha” contra el coronavirus.

https://www.lavanguardia.com/vida/20200328/48141359424/coronavirus-covid-19-telefonos-moviles-boe-gobierno-contagio-estado.html

Siria y Rusia preparan un asalto inminente a las posiciones yihadistas en Idlib

Convoy de la artillería rusa camino del frente
El miércoles vence el plazo concedido por Rusia a Turquía para que retire a sus yihadistas de la autopista M4 de Siria.

Ha transcurrido casi un mes desde que ambas partes aprobaron el acuerdo pero, en lugar de desarmar a los terroristas, Turquía se ha limitado a disparar sus armas en Idlib y a transferírselas a sus milicianos.

Tanto Siria como, sobre todo, Rusia han comenzado un aparatoso despliegue militar en la línea del frente, premonitorio de un nuevo asalto para las próximas 72 a 96 horas, según informa el sitio ruso Avia.pro.

Entre el armamento destacan los obuses Msta-B, que permiten ataques precisos y poderosos a distancias de casi 30 kilómetros.

El ejército ruso también está trasladando al frente gran cantidad de artillería pesada de campo. Se trata, principalmente, de obuses de 152 milímetros que reemplazarán a la fuerza aérea y atacarán a los yihadistas y a las fuerzas de reserva turcas.

La eficacia de estas piezas de artillería, de las que se han desplegado decenas, no es inferior a la de la fuerza aérea.

Rusia también prepara un dispositivo para contrarrestar los sistemas de defensa aérea turcos MIM-23 Hawk, que utilizan tanto los yihadistas como el ejército turco para atacar a los aviones rusos y sirios.

http://avia-pro.fr/news/rossiya-podgotovila-turcii-ochen-nepriyatnyy-syurpriz-v-sirii

Ante todo calma, mucha calma (todo lo contrario de la histeria que nos han metido en el cuerpo)

Uno de los mayores descubrimientos de la biología, la regeneración, se produjo en el siglo XVIII y sirve para diferenciar a la materia viva de la inerte. Por sí mismos los seres vivos reparan las lesiones de su organismo. Las heridas cicatrizan y los huesos se sueldan espontáneamente.

En los seres vivos más desarrollados, el sistema inmune, las llamadas “defensas”, es parte capital de la regeneración de los organismos y se define como la interacción dialéctica del antígeno (el virus, por ejemplo) y el anticuerpo (las “defensas”).

Ambos son decisivos para el organismo humano. Necesitamos los 400 billones (con b) de virus que componen nuestro cuerpo y que no vienen de fuera, no nos “atacan” porque un tercio de nuestro genoma procede de virus. Cada uno de nosotros es una gigantesca colección de virus.

Los virus de nuestro organismo interactúan con el sistema inmune, que se desarrolla gracias a ellos. La manera de cuidar la salud no es eliminar nuestros virus, lo cual es imposible, sino reforzar nuestro sistema inmune.

A los virus se les imputan muertes cuyo origen está en la debilidad del sistema inmunitario, como demuestra dramáticamente el caso de los ancianos que todos los años fallecen como consecuencia de la gripe o de cualquier otra enfermedad calificada como “oportunista”, e incluso de las olas de calor del verano. También es el caso de las personas hospitalizadas e hipermedicalizadas.

Recientemente un estudio publicado en el “Journal of Experimental Medicine” por Sophie Ugolini, directora de investigación del Centro de Inmunología Luminy (*), ha vuelto a recordar los factores que preservan la inmunidad en buen estado, que no pueden ser más simples: tranquilidad, mantenimiento de los lazos sociales, higiene y actividad física.

El artículo destaca el impacto del estrés psicológico en la salud y en nuestras “defensas”, lo que contrasta fuertemente con la histeria desatada en el mundo entero con el coronavirus. La intoxicación informativa no sólo destroza los nervios a cualquiera sino que es un factor inmunosupresor, es decir, que destruye la capacidad de nuestro organismo para superar las alteraciones de su funcionamiento.

La histeria es una fábrica de enfermos. Algunos se suicidan lanzándose por la ventana y otros languidecen en la UVI o tirados por los pasillos con ventilación asistida.

El artículo demuestra, por enésima vez, que la ciencia está muy lejos que haber llegado a esa unanimidad que algunos quieren aparentar para justificar la ley marcial. Uno de los dos bandos está completamente equivocado. O la terapia es el aislamiento, o la terapia está en las relaciones sociales. O la terapia es la vida sedentaria, o la terapia consiste en hacer ejercicio físico. O la terapia es el pánico, o la terapia está en mantener la calma.

¿El capitalismo necesita enfermedades?, ¿el capitalismo necesita enfermos?, ¿necesita histéricos? No cabe duda de que la ley marcial es una de las vías para lograrlo.

(*) https://rupress.org/jem/article/doi/10.1084/jem.20190554/133716/2-adrenergic-signals-downregulate-the-innate

A la prensa amarilla el sensacionalismo sobre el coronavirus le sabe a poco

A la prensa amarilla la alarma desatada le parece poco y dice que los datos del coronavirus son erróneos. Los contagiados no son sólo 56.188; El País multiplica esa cifra por diez: son medio millón (1).

Leña al fuego; más pánico hasta crear una sociedad de asustados, de personas dóciles y temerosas de algo misterioso que nadie sabe lo que es: un virus.

Es difícil adivinar lo que quieren decir detrás de la palabra “contagiado”. Un contagiado no es ningún enfermo de nada, por lo que no tiene sentido inflar las cifras de nada.

La inflación tiene una contrapartida en el sentido contrario: cuantos más contagiados se cuenten, más descienden los índices de mortalidad.

Una revista científica, “Nature Medicine”, acaba de publicar que la probabilidad de morir a causa del coronavirus después de desarrollar síntomas (su “letalidad sintomática”) es significativamente menor que la estimada inicialmente (2).

Exactamente lo mismo asegura Anthony Fauci, director del Instituto de alergias y enfermedades infecciosas de Estados Unidos, en un artículo publicado en el New England Journal of Medecine: la tasa de mortalidad del coronavirus es “considerablemente inferior al 1 por ciento”, es decir, muy cercana a la gripe estacional (3).

Estamos hartos de comprobar que una alarma sólo funciona al principio. De ahí que en toda campaña histérica haya que empezar por inflar las cifras. Luego todo se irá desinflando poco a poco, cuando nadie se acuerde. Primero habla la OMS y luego la ciencia rebaja sus humos.

Es una ley que se cumple siempre en todas las pandemias de falsa bandera.

Inicialmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció una tasa de letalidad del 3,4 por ciento pero, tras un examen exhaustivo de los datos reunidos en Wuhan, los científicos concluyen que la probabilidad de morir a causa del virus y de desarrollar los síntomas es sólo del 1,4 por ciento, 2,4 veces más bajo que la tasa prevista por la OMS.

Las elevadas tasas de letalidad se fabrican reduciendo el número total de casos de personas que dan positivo a los tests de coronavirus, normalmente con el pretexto de que no se pueden practicar a todos, sino sólo a los que presentan síntomas más graves.

El estudio de “Nature Medicine” también destaca el factor de riesgo de la edad del paciente. Una vez que aparecen los primeros síntomas, los pacientes de 60 años o más tienen en promedio 5,1 veces más probabilidades de sucumbir a la enfermedad que los del grupo de 30 a 59 años.

No sólo las cifras oficiales son erróneas: todas las estimaciones cuantitativas sobre la pandemia son un absoluto fiasco, por no decir una manipulación descarada que el tiempo irá sacando a la luz progresivamente, dejando en evidencia a la OMS en primer lugar.

¡En Irak no había ningún arma de destrucción masiva!, ¡se lo habían inventado!

(1) https://elpais.com/ciencia/2020-03-26/los-datos-estan-mal.html
(2) https://www.nature.com/articles/s41591-020-0822-7
(3) https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMe2002387

sábado, 28 de marzo de 2020

La mitad de la fuerza de trabajo puede ir a la cola del paro en Estados Unidos

Los adjetivos para calificar la crisis capitalista suben de tono cada día y las comparaciones se quedan cortas. Ahora mismo para los monopolistas un hundiiento como el de 1929 sería un alivio. Hay quien habla de desastre.

Ante las cámaras de la CNN, el economista jefe de Moody’s Analytics, Mark Zandi, ha estimado que la crisis puede enviar al paro a casi 80 millones de trabajadores en Estados Unidos, lo que es tanto como decir la mitad de la fuerza de trabajo.

Zandi suaviza un poco el panorama recurriendo a la palabra de moda: “riesgo”. De las previsiones de paro, 27 millones de trabajadores tienen un “alto riesgo” de ir a la calle, principalmente en transporte y viajes, recreación y hospitalidad, servicios de ayuda temporal, y perforación y extracción de petróleo.

“Tal vez el 20 por ciento de estos trabajadores, o unos 5 millones de puestos de trabajo, se verán afectados”, dijo Zandi. Otros 52 millones de puestos de trabajo están en “riesgo moderado” en los sectores de educación, comercio minorista, construcción y manufactura. De ellos alrededor de 5 millones de estas personas podrían estar desempleadas o subempleadas.

La semana pasada, las solicitudes de desempleo se dispararon en Estados Unidos a 3.283 millones, otro récord histórico que supone cinco veces el registro anterior, que data de 1982.

Durante la crisis financiera de 2008-2009 la economía perdió cinco millones de puestos de trabajo en un año. Ahora se perderá probablemente la misma cantidad en sólo dos semanas. La tasa de desempleo podría duplicarse en un mes, según el Banco de América, e incluso saltar al 9 por ciento según Goldman Sachs.

El viernes Trump aprobó la ley Cares, un plan de apoyo de 2.000 millones de dólares para apoyar la economía del país, al que calificó como “el mayor plan de apoyo en la historia de Estados Unidos, el doble de grande que cualquier otro plan de apoyo jamás implementado”, escribió en su cuenta de Twitter.

Revuelta popular y saqueo de supermercados en el sur de Italia

La emergencia sanitaria se convierte también, como se temía, en emergencia social en el sur de Italia: Se temen fuertes protestas sociales y se han iniciado los primeros saqueos, lo que obliga a los supermercados a dotarse de vigilancia especial. Desde el sur emerge con fuerza un grito de alarma del que se hacen eco los alcaldes que advierten al gobierno: “La gente tiene hambre”. Las señales son muchas y dramáticas, convirtiéndose en virales en pocas horas. Una de ellas es un vídeo de un padre y su hija que muerden una rebanada de pan con Nutella; él en tono amenazador se dirige al primer ministro Conte y al alcalde de Palermo en tono amenazador: “Si mi hija no podrá comer un trozo de pan iremos a asaltar los supermercados”.

Precisamente en Palermo, un grupo organizado de una veintena personas se presentó, ante las cajas de un supermercado Lidl –en viale Regione, uno de los más grandes y frecuentados de Palermo- con sus carritos llenos de productos, negándose a pagar al tiempo que gritaba: “Basta de estar en casa, no tenemos dinero para pagar, tenemos que comer”. Los empleados del supermercado llamaron a la policía y carabineros, mientras cundía el pánico entre el numeroso público que esperaba en la calle, haciendo cola con distancia de seguridad de un metro entre personas. El caos se prolongó durante horas. Hoy la policía vigila para proteger los supermercados en Palermo y en otras ciudades.

Las llamadas a la revuelta se extienden como la pólvora en las redes sociales. En Facebook se ha abierto el perfil de un grupo llamado “Noi”, que anima a la revuelta con un eslogan: “Recuperar lo que nos quitan”. En pocas horas contaba con cientos de seguidores, algunos de los cuales se organizan mediante chat. Sus mensajes no dejan lugar a dudas. Hay quien dice: “Quienes estén listos para la guerra el día 3 (fecha prevista para el final de la emergencia, aunque se da por seguro que el gobierno decretará una prórroga), lo debe escribir aquí abajo”, “Debemos romper todos los supermercados”. Otro escribe: “El problema es inmediato, los niños deben comer”.

Parecido es el mensaje de Alejandro: “Yo no espero a abril, estoy sin un euro, mi familia debe comer”. Muchos ponen vídeos, mostrando su identidad, llamando a la revuelta social, haciendo ver sus propios hijos. Luky grita en uno de esos vídeos: “En casa pueden estar los que tienen un salario fijo, si nosotros debemos estar encerrados, el Estado nos tiene que llevar la comida y debe pagar los alquileres, no somos Cristiano Ronaldo: Aquí tres cuartas partes de italianos trabaja en negro; ¡rebelaros!”. Según un reciente estudio de la CGIL (principal sindicato italiano), en Palermo y provincia un trabajador de cada tres trabaja en negro.

La llamada al saqueo de los supermecados no es solo en Sicilia, se extiende a otros lugares del sur. En esa mitad del territorio italiano, la economía sumergida da trabajo a casi cuatro millones de personas. En Campania, en particular en algunas zonas de la provincia de Nápoles, han aumentado los robos en la calle, con gente que quita las bolsas con los productos que algunos clientes acaban de comprar en los supermercados. Raro es el día donde en algunas provincias del sur no hay algún asalto a una farmacia. Hay gente que grita su angustia y su hambre desde el balcón. En Bari, la capital de Apulia, la consejera de Asuntos Sociales, Francesca Bottaloci, tuvo que presentarse personalmente a llevar dos paquetes con productos de primera necesidad a una familia que había puesto en las redes sociales un vídeo gritando desde el balcón de su casa: “Ya no tenemos dinero, no tenemos nada. Venid a verlo”.

Las llamadas 007, el servicio de información, ha elaborado un informe reservado enviado al primer ministro Conte y a la ministra del Interior Lamorgese con esta advertencia: “Existe un potencial peligro de revueltas y rebeliones, espontáneas y organizadas, sobre todo en el sur de Italia, donde la economía sumergida y la capilar presencia de la criminalidad organizada son dos de los principales factores de riesgo”.

El alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, pide al gobierno que otorgue una renta de supervivencia.

Ciro Buonajuto, alcalde de Herculano, ha denunciado: “Tenemos un desempleo juvenil del 75 por ciento, quien trabaja lo hace en muchísimos casos en precario; ahora temo los efectos económico-sociales. Puede extenderse la usura, el tráfico de droga, los negocios de la camorra...”

Se hace eco del malestar en el “Mezzogiorno” el ministro para el sur, Peppe Provenzano, quien en una entrevista dice hoy a Repubblica: “Atentos al sur, puede explotar. Hay que actuar rápidamente, está en riesgo el mantenimiento de la democracia. Hay que extender la renta de ciudadanía” (se trata de la ayuda económica, en torno a los 550 euros de media, que ofrece el Estado a quien no tiene empleo).

En este contexto de gravísima crisis, se explica también el dramático discurso que en la noche del viernes el presidente de la República, Giorgio Mattarella, dirigió al país, con la mirada puesta en Bruselas: “Estamos viviendo una página triste de nuestra historia. Hemos visto imágenes que será imposible olvidar. Algunos territorios, y en particular las generaciones más ancianas, están pagando un precio altísimo. Europa debe comprender la gravedad de la amenaza, o será demasiado tarde. Son indispensables ulteriores iniciativas comunes –añadió Mattarella-, superando viejos esquemas que ya están fuera de la realidad de las dramáticas condiciones en que se encuentra nuestro Continente”.

https://www.abc.es/sociedad/abci-graves-tensiones-italia-primeros-saqueos-supermercados-y-llamadas-rebelion-202003281411_noticia.html

Ahora más que nunca: ¡¡Arenas libertad!!

Manuel Pérez Martínez (Arenas) es el Secretario General del PCE(r). Actualmente cumple condena en la prisión de Albocásser (Castellón), tiene 75 años y varias  patologías graves. Escayolista de profesión, comunista y luchador antifascista durante la dictadura fascista de Franco hasta la actualidad, ha sido detenido en  varias ocasiones. En noviembre cumplirá veinte años encarcelado de forma ininterrumpida desde que fuera detenido por última vez en París y, posteriormente, extraditado a España.

Debido a su delicado estado de salud su abogado ha solicitado hasta en siete ocasiones la entrada de un médico de confianza con el objetivo de poder realizar una  valoración médica independiente, tal y como establece el Reglamento Penitenciario. Todas ellas han sido ignoradas. Con la actual situación de alarma motivada por  la epidemia del Covid-19, su edad, su estado de salud, así como su estado de reclusión (en el que pasa alrededor de veinte horas encerrado en la celda y cuatro de patio) le sitúa indudablemente en ese sector de riesgo del que tanto alertan las autoridades sanitarias. Por este motivo, se ha interpuesto una solicitud de  excarcelación inmediata ya que en caso de contagio su vida correría serio peligro.

Además de los evidentes problemas de salud, la situación dentro de algunas prisiones se agrava por momentos. Médicos de algunos centros penitenciarios han  denunciado su incapacidad para combatir la epidemia si esta entra en la cárcel. Además, la tensión dentro de prisión no para de incrementarse debido a la  masificación que existe más las medidas restrictivas que se han implementado: con las comunicaciones con el exterior suspendidas (salvo las telefónicas, quien tiene recursos para ello), con cada vez mayor escasez de productos en los economatos, con la incapacidad de aislar a los posibles contagiados, con el incremento de situaciones de pánico como consecuencia de la aparición de algunos contagiados a través de los funcionarios, etc. y que han ocasionado varios intentos de motín.

Por todo ello, nos vemos en la obligación de redoblar la denuncia.

En situación parecida se encuentran decenas de presos políticos. Es el momento de exigir su libertad y la de todos los presos políticos enfermos y mayores de 65  años. Mañana puede ser tarde.

Libertad inmediata presos políticos enfermos y mayores de 65 años
Amnistía total
Amplio indulto para los presos sociales


Movimiento Antirrepresivo de Madrid
marzo de 2020

viernes, 27 de marzo de 2020

Ánimo, señores, ¿quién da más?

Bianchi

(Estamos en un casino o una sala de subastas, da igual a los efectos. La última noticia es el objeto de puja. Pujan los mass media. Por el share y algo mas... Abre La Sexta)

- La Sexta (Ferreras): ¡3.092 muertos van ya por causa del coronavirus, amigos televidentes! Hay que sumar 73 ancianos muertos en una residencia. Estremecedor.

- Telecinco (la facha Ana Rosa): ¡más, son más, la cifra alcanza ya los 3.100 cuando son las 9.45! Y 9.146 los heridos o "positivos", que este dato no lo ha dado la competencia y hay que informar.

- Antena3 (Susana Griso, experta en poner cara de entender lo que le dicen, o poner interés en lo que le dicen): ajajá, pues no, son ya la friolera de ¡3.101 las víctimas mortales del Covid-19, ascendiendo los testeados a ¡60.000!, todos positivos, y ahora un dato en exclusiva de esta cadena: son ya 462 los dados de alta, hala, a ver quién da más, jijijí...

- TVE: esta casa no entra en el juego del conteo de muertos, altas y heridos. Nuestro deber es informar y por eso decimos que.... ¡5.841 son ya los muertos por el virus ese, jajajá, chuparos esa (no sabe el locutor que sigue estando en abierto, en on).

- Cuatro: cuando son las 10.32 estamos en condiciones de informar que la suma de muertos alcanza ya la espeluznante cifra de, agárrense, ¡6.000 fallecidos, dicho en números redondos, y ni se sabe la de heridos! Hemos superado a China, señores/as. Triste récord, pero siempre en cabeza.

- La Sexta (dando un giro): hay que felicitar también, además del cuerpo sanitario, a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, qué bien me ha salido, de corrido y sin trastabillarme (del Estado, ojo, no del pueblo. Nota del autor de este abominable entremés o sainete), que se juegan la vida por nosotros.

- Telecinco (en pose de risa impostada, falsa, Ana Rosa): y también la grandeza del pueblo español cantando saetas y bailando fandangos desde los balcones de sus casas demostrando que no falta alegría y humor, ¡vivaespaña, concho, uy, y perdonen!

- Antena3: y señalando a las FSE a los que se saltan el confinamiento poniendo en peligro a la ciudadanía. No es chivateo, es responsabilidad cívica, queridos televidentes.

- La Sexta: además de que se exponen a sufrir una multa que no es moco de pavo.

- Antena3: y de que les den una somanta.

- TVE: y es que, por si no lo recuerdan, estamos en estado de alerta.

- La Sexta: por lo tanto, permanezcan en sus casas, ¡no salgan, carajo! (take care, stay at home: cuídense y quietos paraos en casa).

- Telecirco: así podrán conocer mejor a sus hijos y, por qué no, a su esposa. Descubrirá nuevas facetas en usted mismo, ¿quién sabe?

- Antena3: los psicólogos y sociólogos le llaman ver el lado bueno de las catástrofes. No hay que tener miedo. Sin virus, seríamos iguales.

- La Sexta (Ferreras): y ahora, en directo, conectamos con nuestro corresponsal en la calle, a ver, Mentecátez, ¿se ve a alguien en la calle? ("No", le responde el pringadillo. "Qué bien", concluye el locutor).

- TVE (tocando el tema "científico"): contamos en nuestros estudios con la presencia de un experto epidemiólogo a quien preguntamos, díganos doctor, ¿cómo podemos evitar contagiarnos con el virus?

-Doctor: lavándose las manos.

-TVE: ¿se lava usted las manos? (como Pilatos)

- Doctor: jajajá, no, no, la gente.

- TVE: ah.

- La Sexta: nosotros también tenemos nuestro particular médico; a ver, doctor, ¿cómo se puede tratar el virus este, permítame el coloquialismo?

- Médico: lavándose las manos, handwashing, dicho en inglés, estamos muy preparados.

- La Razón: y militares, tenemos ya militares en las calles en tareas de desinfección. Y en las ruedas de prensa, y en los estudios de televisión. Admirable.

- La COPE (el fascista Carlos Herrera insultando todo lo que se menea): menos en Catalunya y el País Vasco (este ya sí), no entiendo por qué siendo como son regiones españolas.

- Cadena SER: que no falte un militar y un galeno en sus vidas.

- Gobierno: esto va para largo. No se muevan de sus casas.

- Autor: conteo de muertos y heridos y estado de sitio, lo único que hacen.

FIN

Turquía en la encrucijada

Darío Herchhoren

La nación turca comienza con la edad media, cuando en 1453, los otomanos entran en Bizancio, y acaban con el imperio romano de oriente. A partir de esa lejana fecha, Turquía se convierte en un punto donde se encuentran oriente y occidente, y esa nación se convierte en el puente entre ambos puntos cardinales.

De hecho, la nueva "ruta de la seda" que China está construyendo terminará en la costa mediterránea de Turquía. No es una casualidad. China fue la primera potencia del mundo en los siglos XVI y XVII, pero perdió esa condición a partir del siglo XVIII, cuando empieza a crecer el imperio inglés, y cuando el imperio español ya está consolidado, y es el más extenso del mundo. Nada queda de eso, y China vuelve a pelear por ocupar el primer puesto, luego de sufrir todo tipo de humillaciones a manos de las grandes potencias europeas y de Japón que se apoderan de partes de su territorio. También esto ha pasado, y no hay indicios de que vuelva a producirse algo parecido.

Pero ya en el siglo XXI, Turquía se juega su existencia, al menos como la conocemos ahora.

En efecto, y conforme a lo planeado por el almirante norteamericano Cebrovski, un estratega estudioso, los EEUU tenían pensado, apoderarse de lo que llaman el Medio Oriente ampliado, lo cual implicaba en dicho plan de expansión apoderarse también de Libia, y asfixiar a Irán.

Pero ese plan fracasó, y los EEUU han sido derrotados en Siria, y están jaqueados en Irak, de donde no se pueden ir sino en condiciones humillantes para ellos. Perdida Siria, con un Irak levantado en armas contra ellos, con un Líbano aliado de Siria, y con Irán armado y en condiciones ventajosas para enfrentar y derrotar a los EEUU, solo le quedan en la región Israel y Arabia Saudita.

A consecuencia de todo esto, los EEUU han tenido que variar sus planes, y han redibujado, por ahora solo en el papel el mapa de ese medio oriente que tanto les interesa por su petróleo.

Y para ello cuentan con un aliado, aunque inestable, que son las milicias kurdas en Siria y en Irak.

Aquí debemos hacer un digresión y comentar brevemente el complicado tablero kurdo. Los kurdos son un pueblo que no tiene estado, es decir que viven en donde pueden, y por ahora viven en Siria, en Irak y en Turquía. Los kurdos turcos vienen luchando contra Turquía desde tiempo inmemorial, y su pretensión es logar dentro de Turquía una autonomía que les permita mantener sus instituciones sin abandonar el territorio turco, algo parecido a los lander alemanes. Sin embargo los diversos gobiernos turcos siempre se han negado a darles la autonomía que piden, y han intentado doblegarlos por la fuerza bruta, ocupando sus aldeas y destruyendo muchas de ellas y masacrando a la población.

Dijimos que los kurdos vivían en tres países, y no solo viven en tres países, sino que tienen un alfabeto distinto, y sus líderes no son los mismos en los tres países. En Turquía el PKK, partido de los trabajadores del Kurdistán tienen como su principal dirigente a Abdalá Ocalam, preso en la prisión de Imrali, una isla en el Mar de Mármara, donde se encuentra solo, no hay más presos que él. Esta situación se viene prolongando desde hace alrededor de veinte años.

En Irak y en Siria, los kurdos son dirigidos por la familia Barzani, que en tiempos pasados mantuvo muy buenas relaciones con la URSS, y que ahora van de la mano con los norteamericanos que los han armado y los utilizan para hostigar al ejército sirio que lucha contra el terrorismo del estado islámico.

Tuquía es un país que mantiene el principio de la unidad de la nación turca, que es un principio copiado de los jacobinos franceses, y que no admite gobiernos autónomos dentro de la república. Sin embargo el estado francés tuvo que hacer una excepción con la isla de Córcega, a la cual le concedió autonomía ante la imposibilidad de derrotar a la armata corsa, un movimiento insurreccional que planteaba la independencia de Córcega.

El gobierno francés obró con inteligencia y aceptó esa solución para evitar mayores derramamientos de sangre. El gobierno turco, no ha tenido esa flexibilidad.

Volvamos ahora a la situación del Cercano Oriente, y veremos que la alianza entre los EEUU y los kurdos dirigidos por la familia Barzani, está encaminada a ampliarse a la Anatolia, que es la región turca donde viven los kurdos, y que de continuar así podría llevar a que los EEUU decidan apoyar esa solución para el territorio turco, lo cual llevaría inevitablemente a la creación de un estado kurdo que sería manejado por los EEUU, desmembrando a Turquía, con frontera con Rusia, y lo cual generaría el fin del gobierno de Erdogan, al cual han intentado derrocar mediante un golpe de estado fracasado gracias a la información que Rusia le facilitó a Erdogan.

Sin duda Erdogan es un equilibrista y quizá sea un funambulista. En sus últimas apariciones ha intentado involucrar a la OTAN en sus diferencias con Rusia, pero los EEUU le han dejado colgado de la brocha, lo han abandonado a pesar de ser miembro de la OTAN. Los EEUU tienen planes para él, que consisten en derrocarlo, crear un Kurdistán como nuevo estado, y poner en ese estado más bases militares para acosar a Rusia. De esa manera se resarcirían de sus derrotas, y lograrían mejorar su ubicación estratégica en la zona.

La única salida para Erdogan es negociar con Oçalan una solución al problema del Kurdistán que inevitablemente llevaría a la creación dentro del territorio turco de una autonomía para los kurdos.

Ha habido algunos movimientos en esa dirección, mejorando las condiciones de vida en la prisión de Imrali para Abdalah Oçalan, y abrir negociaciones con él, siempre que quiera mantener la unidad territorial de Turquía y lograr la paz interior.

En Italia ya existía un foco de neumonía meses antes de lo que admiten las versiones oficiales

Giuseppe Remuzzi
Quienes llevan las riendas de este mundo, lo cual incluye el dominio del pensamiento de millones de personas por todo el planeta, establecieron un canon sobre la pandemia desde el primer minuto. Consiste en hablar del “virus chino”, un foco a partir del cual se ha extendido hacia los demás países. La culpa, pues, es de China.

Por lo tanto, para el imperialismo dejar claro el origen es importante, auténtica ciencia pura y dura, mientras que cualquier otra cosa es conspiranoia, propio de locos e irresponsables, lo mismo que decir que no hay pandemia. Es como negar lo “evidente”, aquello que resplandece con luz propia y que nadie puede negar.

Sin embargo, antes incluso de su surgimiento en China, el coronavirus ya era conocido en Estados Unidos, como reconoció el propio director de los CDC, por lo que ya tenemos dos focos en lugar de uno solo.

Ahora Giuseppe Remuzzi, director del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri de Milán, destapa un tercero en el norte de Italia y lo mismo que el otro, la información tampoco se va a difundir porque lo de Remuzzi tampoco es ciencia pura y dura según parece.

En una entrevista en la Radio Pública de Estados Unidos, el científico italiano asegura que en noviembre pasado ya circulaba por el norte de Italia “una extraña neumonía” que fue detectada y denunciada por los médicos de familia.

Por lo tanto, la primera noticia que llegó a Italia sobre el coronavirus no procedió de China sino del propio interior del país.

Eso significa varias cosas, una de las cuales es, naturalmente, que el virus no se origina en China sino que ha estado circulando al menos por tres países desde varios meses antes, posiblemente por factores de tipo local.

Si ha tenido un origen local múltiple, no se ha propagado a partir de un único punto y lo que tendrán que explicarnos los expertos son esas circunstancias locales que han propiciado el brote.

Hay más conclusiones que se pueden derivar de ello y que irán saliendo a la luz con el tiempo, conforme se vayan conociendo esas circunstancias.

En cualquier caso, es curioso que uno de los pocos medios que ha difundido la entrevista a Remuzzi sea el South China Morning Post, un periódico de Hong Kong (1).

Según Remuzzi, la neumonía detectada en noviembre en Italia era muy grave y afectaba especialmente a los ancianos. “Esto significa que el virus estaba circulando, al menos en [la región de] Lombardía y antes de que supiéramos de esta epidemia en China”.

También significa que desde noviembre los médicos italianos trataron esas neumonías sin imponer el confinamiento, ni el estado de guerra, ni desatar ninguna alarma mundial.

Significa que los médicos trataron la enfermedad sin tener en cuenta ningún coronavirus, por lo que caben dos posibilidades: o bien el tratamiento de entonces fue erróneo, o lo erróneo es el tratamiento actual.

La versión oficial de la pandemia, pues, no se sostiene desde el principio. Italia quiso aparentar que los primeros positivos datan del 21 de febrero y procedieron de China, por lo que desde el 31 de enero suspendieron todos los vuelos con el país asiático. De esa manera, si cabe hablar de alguna culpa, el gobierno italiano se la quita de encima y abraza la “ciencia pura y dura” del chivo expiatorio chino.

La versión del gobierno chino tampoco es demasiado sólida y simplemente trata de quitarse también la presión que le ha echado encima Estados Unidos. Dicen que la primera infección conocida en Wuhan data del 1 de diciembre, mientras que según el South China Morning Post, el primer caso chino podría haber ocurrido ya a mediados de noviembre (2).

La manera de sacudirse de encima el chivo expiatorio es retrasar al máximo la aparición del brote. Es casi seguro, pues, que la razón esté de parte del periódico de Hong Kong y no del gobierno de Pekín.

Otro factor a tener en cuenta es el siguiente: el mito del hospital de Wuhan construido en 10 días, una hazaña inverosímil, incluso para China. En 10 días no es posible siquiera dibujar los planos de un hospital. Si el hospital se levantó en un tiempo récord es porque China sabía de antemano, antes de la campaña de histeria, lo que se le venía encima, y no nos referimos sólo a la enfermedad sino a la campaña propagandística mundial que estaba igualmente preparada de antemano.

Algo más que queremos simplemente dejar apuntado, de momento: la tesis del coronavirus le viene bien al gobierno chino para ocultar el muy serio problema de contaminación que hay en Wuhan y que el año pasado dio lugar a la convocatoria de manifestaciones.

Hace años que el gobierno chino realiza exploraciones periódicas sobre la contaminación en diversas regiones del país que, hasta el momento permanecen en secreto.

El South China Morning Post acaba su reportaje como quien no quiere la cosa: la “revelación de un extraño brote de neumonía el pasado otoño es nuestra propia experiencia directa. Uno de nuestros editores contrajo a principios de diciembre lo que sospechábamos que era ‘neumonía criptogénica’, el término general utilizado por los expertos para describir la neumonía de origen desconocido”.

Muchos médicos no pudieron diagnosticarlo, continúa relatando el periódico, porque creían que lo que veían en las radiografías de los pulmones era cáncer.

Dejamos a los lectores con la conclusión final del periódico de Hong Kong: “Es muy posible que el coronavirus haya estado presente en la población mundial durante mucho más tiempo del que se pensaba. Si este es el caso, muestra lo infundado que es el pánico actual, y peor aún, cómo está siendo alimentado por malévolos intereses geopolíticos y de ingeniería social”.

Ahí queda dicho. Sin embargo, no podemos acabar sin poner de manifiesto que, cuando la histeria acabe, de esta pandemia se seguirá hablando a lo largo de muchos años y, como suele ocurrir, hay algo que una vez más va a quedar demostrado por encima de todo: la versión oficial es mentira. Esta historia es igual a las ya legendarias “armas de destrucción masiva”.

(1) https://www.scmp.com/news/china/society/article/3076334/coronavirus-strange-pneumonia-seen-lombardy-november-leading
(2) https://www.scmp.com/news/china/society/article/3074991/coronavirus-chinas-first-confirmed-covid-19-case-traced-back

Vivir de la basura en medio de la histeria del coronavirus

Lilia Ovalle, Cohahuila, México

El peligro crece, la enfermedad se arraiga en la mente de los hombres hasta la asechanza de hacerles caer a pedazos el rostro y así la cosmetología en el Salón de Belleza se convierte en metáfora de vida o muerte al servicio del engaño sobre el tiempo que avanza sin piedad y nos revela la realidad de la naturaleza humana que se marchita y acaba con todo rastro de cordura.

En la realidad que presagia hoy un estado de psicosis, la oscuridad abre la garganta etílica en los bares que escaparon a la clausura por el tecnicismo en el registro como restaurante. El horario cerró ya las oficinas y los comederos del primer cuadro de la ciudad, en el "centro histérico" de Torreón.

Así los peatones abandonaron la avenida Morelos y los basureros están hasta la madre de desechos. Dos hombres y una mujer en dos triciclos abren las bolsas negras que se dejaron frente a los negocios en las inmediaciones del Palacio de Justicia.

Pregunto. Y ellos se preguntan por qué. Soy una trabajadora que con el carro averiado se enfila como todo obrero al bulevar Revolución para esperar el autobús.

Ellos responden. Primero los que trabajan en pareja. Ambos recién desempleados. No dicen de dónde fueron desechados. Hace un mes pensaron que la basura de unos sería su medio de sustento, y así ha sido. Sin guantes ni cubrebocas escarban las bolsas malolientes y piensan que el coronavirus está en esas botellas de plástico con tapa que deben desenroscar para sacarles el aire junto con la saliva de quién sabe cuál candidato a estar sano o enfermo.

Y temen al apilarlas en su triciclo. Siempre el temor los mueve como la cadena que avanza en cada movimiento al echar andar el engranaje de los pedales. Porque el hambre es cabrona y obliga a bajar la guardia pero mejor vivir de la basura que morir de hambre. El hambre es cabrona pero más la persona que la aguanta.

Ella se llama Delia y mientras hurga en las bolsas negras comenta que no hay persona ahora en México que no piense en el coronavirus. Sus manos nunca se detienen. En su caso pesa más el hambre y el desempleo. Y aunque no le gusta lo que hace para vivir le permite ganar al menos doscientos pesos diarios. Quizá más que en una maquila pero sin prestaciones que le permitan amortiguar su vejez y tal vez luego alguna enfermedad crónica.

En el otro triciclo su compañero sentencia: "No nos vamos a quedar aplatanados sin nada de comida y sin nada de alimento. Desde hace un año me dedico a esto con lluvia y frío y todo. Hace seis años perdí mi trabajo y comencé a moverme por el sector Alianza. Primero movía fruta pero luego tuve que entrarle a los botes a recoger la basura y sí, deja para comer pero uno no sabe qué va a encontrar: la fruta podrida, el vidrio, la jeringa de un vicioso. A eso estamos expuestos desde antes del coronavirus".

Dentro de un restaurant-bar gritan las voces a coro la canción de amor putrefacto que unos años atrás los gordos de guaripa llamados Intocable masificaron: te he llorado a tu amor maldito...

La Plaza Mayor y su hormiguero humano se ve chiquita ante el mundo de problemas que cargan estas personas. Solo él y su esposa saben lo que han vivido por seis años cuando decidió recoger basura para sostener la casa que no sólo genera el gasto de renta y servicios, sino atención para el hogar y gastos de salud para ambos que no tienen otro tipo de apoyo.

Es así como cobra relevancia la explicación del secretario de Salud Jorge Alcocer, cuando asegura que deben ser considerados los factores económicos y sociales al tocar el tema de las medidas preventivas en México ante la presencia del Covid-19, pues las acciones que se realizan en países del primer mundo no pueden ser implementadas o incluso impuestas en un país donde más de la mitad de la población, es decir, 50 millones de habitantes, permanecen en la pobreza extrema.

Tras la recolección los tres se mueven a vender lo reciclado. En la oscuridad se escucha la voz de uno de ellos: "Y escríbalo. No es cierto lo que dice AMLO. No se anticiparon las pensiones y nos dejaron botados en medio de un toque de queda".

Esmeralda Leticia salió temprano de casa, justo luego de decretar la fase dos de la contingencia, y en el triciclo montó su hija, una pequeña de once años de edad. "Tengo más de diez años haciendo esto", dice sin titubeos. Ambas se ven pulcras, su carrito también. Y aunque agrega que todo mundo le tiene pánico al coronavirus ellas deberán salir cuando todo mundo les exige confinamiento en casa.

Admite que en las bolsas de basura doméstica que ella abre debe recuperar los botes de cerveza y embotellados de las cocas en medio del papeles sanitarios con excremento, orina y fluidos nasales, así como la sangre depositada en las toallas sanitarias. Ambas sin guantes, levantan la basura para colocarla en su triciclo.

"No es que uno no piense, sí podríamos infectarnos con los papeles con moco pero, ¿de que vamos a vivir? Al día sacamos pos unos doscientos pesos, con eso compro para darle de comer a los niños que nomás la tengo a ella y otro niño de catorce; ella casi nunca viene, el niño a veces sí me ayuda pero ahorita como anda malillo de la garganta lo tengo en la casa".

Esmeralda vive en La Amistad y vende lo reciclado en la carretera a Santa Fe, en la colonia El Pedregal. Sobre la compra de cubrebocas mencionó que acudió a varias farmacias y no hay ya más. Mientras conversa el ruido de lo que saca de las bolsas hace eco en el suelo.

Esmeralda le pide a su niña que sacuda los botes de yogurth. Lo mismo hace con otros plásticos de comida de donde sale olor a podrido. Pero Esmeralda no solo recoge basura en la calle. También sirve botanas en los juegos de fútbol.

"Esto si deja para vivir pero es poquito aunque es más que en otros trabajos. Yo le dedicó, no pos como ahorita, de las diez a las dos. Cuatro horas y todo el tiempo estoy en la casa porque como se paró lo del Estadio por el coronavirus, ahí vamos y trabajamos en el estadio; ahí vendemos botana, le trabajamos a una señora que nos da comisión pero en cada juego yo me traigo 700 pesos y mi esposo aparte se trae unos 2.000".

https://www.milenio.com/estados/pepenadores-vivir-de-la-basura-en-la-histeria-del-coronavirus

- AMLO: Iniciales del Presidente de México Angel Manuel López Obrador
- Pepenador: persona que se gana el sustento reciclando en la basura
- Botana: vasija