sábado, 4 de enero de 2020

¿Bagdad es el nuevo Sarajevo?, ¿un crimen de Estado para desencadenar la Tercera Guerra Mundial?

En Estados Unidos proliferan los artículos equiparando el asesinato del general Qassem Suleimani con la señal de inicio de la Tercera Guerra Mundial y Bagdad desempeñaría el papel de Sarajevo en 1914, cuando el archiduque Francisco Fernando fue asesinado, convirtiéndose en el pretexto para desencadenar la Primera Guerra Mundial.

El texto que traducimos a continuación ha sido redactado por Robert David Steele, antiguo analista de la CIA, para la revista Veterans Today y expresa bastante bien una corriente de opinión propia del espionaje militar, vinculada al general Michael Flynn, el destituido consejero de seguridad de Trump.

1) Israel trató de forzar una guerra con Irán con la energía de la desesperación, en parte para salvar al criminal de guerra Benjamín Natanyahu y en parte para continuar su larga estrategia de desestabilizar la división y conquistar el Medio Oriente.

2) La mayor parte del mantenimiento de la guerra en Irak lo hace Israel y los kurdos (clan Barzani americano-sionista), con las fuerzas americanas apoyando este circo como un buen acto de payaso establecido.

3) Los "campistas" de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, afortunadamente ahora dispersos, tenían la misión de engañar al Presidente Trump y obligarle a pensar que una toma de posesión de la embajada de Estados Unidos era inminente, de la misma manera que ocurrió en Irán bajo el Presidente Carter. Algunos de nosotros ayudamos a poner fin a esa pieza de teatro.

4) Si Trump aprobó el asesinato, fue engañado para creer que era el mismo tipo de operación que la que se llevó a cabo contra Bin Laden en Pakistán (olvídese de Bin Laden, Al-Qqeda y Califato Islámico, creados por los sionistas y la CIA con fondos y logística ocultos del Pentágono...) y no se le dijo que el asesinato de una personalidad como el general Qassem Suleimani en Irak está a la par del asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo en 1914, que fue el casus belli de la Primera Guerra Mundial.

5) Trump está rodeado por cuatro redes de mentirosos patológicos: la promoción de 1986 de la escuela de oficiales del ejército de West Point (Esper, Pompeo, Urban), sionistas cristianos (Pompeo y otros), agentes sionistas (los Kushner, ambos...) y sionistas de la CIA (Brennan, Haspel y otros...). Aunque su asesor de seguridad nacional Robert O'Brien está haciendo un excelente trabajo para eliminar a la camarilla especuladora de la guerra de la era de Obama y a otros agentes de potencias extranjeras, sin embargo carece del conocimiento y la comprensión de la historia y las biografías actuales que se necesitarían para proteger al presidente de estas cuatro redes de mentirosos que están presionando para la guerra contra Irán a toda costa.

6) Tanto los medios de comunicación masiva como los medios sociales (#GoogleGestapo) están comprometidos con los deseos de guerra sionista contra Irán y son muy cuidadosos en cubrir los verdaderos costos de nuestra guerra en el Medio Oriente, incluyendo lo que ahora se conoce como los "Bebés de Faluya": los miles de niños que nacen deformes como resultado de la contaminación masiva del área urbana por la munición de uranio empobrecido utilizada en el campo de batalla iraquí por el ejército estadounidense...) como resultado de las municiones anti-blindaje.

7) Una respuesta proporcional por parte de Irán no sería un ataque a las fuerzas americanas en la región, sino el asesinato, en Estados Unidos, de Mark Esper. No digo esto para alentar una respuesta así, sino para dejar claro a quienes lean este artículo que esto es de hecho lo que los Estados Unidos han hecho a Irán en toda proporción, mientras que violan la soberanía iraquí una vez más, de tal manera que debería terminar fácilmente en el Tribunal Penal Internacional. A continuación, mi carta al Presidente Trump, vía la Casa Blanca esta mañana a las 05:42 horario de la costa este.


La exposición va seguida de una carta de Steel a Trump, cuyo contenido no reproducimos. No obstante, abunda en la imagen de un Presidente “engañado” por los colaboradores que le rodean y una errónea apreciación de la respuesta que va a dar Irán a la provocación estadounidense.

A través del agregado comercial suizo, que representa los intereses estadounidenses en Teherán y a través del ministro de Exteriores de Qatar, de visita en Irán, Estados Unidos le ha pedido a Irán que no lleve a cabo una respuesta desproporcionada que afecte los intereses militares estadounidenses en varios países de la región o de sus aliados saudíes o israelíes.

El CentCom se ha dado cuenta del error estratégico que han cometido. El general Mark Milley ha señalado que “Estados Unidos es muy consciente de la magnitud de la respuesta iraní”, pero que está haciendo todo lo posible “para reducir la tensión”.

Los regímenes de Riad y Abu Dhabi también contienen la respiración y llaman a una reducción de la escalada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario