domingo, 30 de junio de 2019

Estados Unidos ocupa militarmente Siria con 26 bases estratégicamente ubicadas

Formalmente, Estados Unidos no ha declarado la guerra a Siria. Parece que la guerra comenzó por arte de magia, sin ninguna intervención de Estados Unidos, ni directa ni indirecta. Durante los primeros años de la guerra tampoco admitió que sus tropas estuvieran dentro de territorio sirio. Luego declaró que la guerra había terminado, pero no sacó a sus soldados. Después dijo que se disponía a sacarlos pero está enviando refuerzos.

El mapa de las bases militares de Estados Unidos en Siria es un reflejo de las zonas que ocupan sus sicarios, bien sean yihadistas o bien sean kurdos. Hay zonas, como Rojava, que acumula más bases imperialistas que ningún otro y quizá sea por ello que algunos libertarios la califican como el “nirvana” de la autogestión.

Ahora en el norte de Siria los estadounidenses acaban de inaugurar su campamento militar número 26 en Al-Baghuz, en la provincia de DeirEzzor, cerca de la frontera con Irak.

Todos los campamentos militares de Estados Unidos se están reforzando con nuevos equipamientos. Las pistas de aterrizaje improvisadas para aviones de carga militares se están transformando en aeródromos militares con protección antiaérea y potentes dispositivos de guerra electrónica.

La presencia de bases militares norteamericanas se superpone a la de los principales yacimientos petrolíferos de Siria y los antiguos territorios del Califato Islámico.

Más de la mitad de las bases militares de los Estados Unidos se han establecido para contrarrestar las posiciones del ejército regular sirio e impedir que avance para recuperar el control de su territorio.

Lejos de una retirada, Washington está perpetuando su presencia militar en Siria, lo que equivale a una verdadera ocupación permanente que sus socios kurdos de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias) empiezan a encontrar incómoda.

Algunas facciones kurdas se sienten especialmente traicionadas porque creen que fueron utilizadas para luchar contra el Califato Islámico y liberar los territorios que esta organización terrorista había ocupado para que, al final, las fuerzas estadounidenses se atrincheraran allí e instalaran toda una red de bases interconectadas.

Parece que Washington ha decidido utilizar el norte de Siria como cabeza de puente para:

- contrarrestar la influencia iraní y cortar el continuo estratégico entre Irán, Irak, Siria y Líbano
- movilizar a las fuerzas sirias en el noreste para entretener a los esfuerzos de guerra sirios desde las estratégicas Alturas del Golán y el suroeste de Damasco
- separar a Siria de Irán en el caso de que Irán se convierta en un objetivo militar
- contrarrestar la presencia militar rusa en la costa occidental de Siria estableciéndose en la profundidad estratégica de Siria.

A largo plazo Washington cree que mantener una presencia militar directa en Siria e Irak es la única manera de continuar la política estadounidense en Oriente Medio, socavada por el fracaso de la “Primavera Árabe” y así asegurar la continuación del caos para proteger el flanco oriental y norte de Israel.

La base de Estados Unidos en Al-Tanf lleva mucho tiempo sitiada. Se produjo un sangriento enfrentamiento entre combatientes sirios progubernamentales apoyados por voluntarios iraníes y asesores rusos con la fuerza aérea estadounidense. Desde esa batalla, las tropas sirias se han limitado a vigilar desde una miríada de puestos de observación a más de 50 kilómetros de distancia de la base, que está rodeada de fuerzas auxiliares locales y de cobertura aérea desde Irak.

Por lo tanto, el relato de una supuesta “guerra civil” en Siria es pura desinformación mediática que oculta la invasión y ocupación de su territorio por potencias extranjeras, como Estados Unidos, Israel y Turquía.

El Pentágono puede identificar a cada persona por el latido de su corazón gracias al láser

El reconocimiento facial es el pasado; la policía pronto nos seguirá por la firma de nuestro corazón. El Pentágono tiene un láser que puede identificar a una persona por su latido cardiaco (1), que es mucho más difícil de ocultar que el rostro.

La vigilancia nunca tiene suficiente. No hay ninguna línea que impida a la policía multiplicar sus mecanismos masivos de control. Tenemos reconocimiento facial en aeropuertos y escuelas, coches que se pueden abrir con sólo mirarlos, tecnología que puede detectar la forma única de caminar de una persona y, por supuesto, la huella dactilar siempre está presente y se utiliza para todo, desde móviles hasta entradas para ir al concierto.

El latido del corazón es el último descubrimiento en materia represiva, dice el MIT Technology Review (2). El Pentágono ha desarrollado un láser que permite identificar a las personas a distancia mediante el latido de sus corazones. La tecnología, conocida como Jetson, utiliza la vibrometría láser para identificar los movimientos de la superficie de la piel causados por un latido cardíaco y puede operar a una distancia de 200 metros.

La firma del corazón de cada persona es única y, a diferencia de las caras y las huellas dactilares, no se puede alterar de ninguna manera. Sin embargo, al igual que con el reconocimiento facial y otras técnicas biométricas que se basan en condiciones óptimas, Jetson se enfrenta a algunos retos. Funciona con ropa ordinaria como una camisa, pero no con ropa más gruesa, como un abrigo de invierno. También tarda unos 30 segundos en recopilar la información necesaria, así que por ahora, sólo funciona si el objetivo está sentado o parado. Y, por supuesto, su efectividad depende de algún tipo de base de datos cardiaca. Sin embargo, bajo las condiciones adecuadas, Jetson tiene una precisión de más del 95 por ciento.

Esto significa que el objetivo del Pentágono es crear una base de datos de los latidos de todos para poder rastrear a todo el mundo. Los documentos oficiales de la Oficina de Apoyo Técnico a la Lucha contra el Terrorismo (CTTSO) sugieren que este proyecto ha estado en marcha durante algún tiempo (3). Sin embargo, podría tener otras aplicaciones.

Las excusas y cortinas de humo para este tipo de medidas represivas no faltan nunca. Los partidarios dicen que podría ayudar a los médicos a controlar a sus pacientes a distancia. Sin embargo, no cabe duda de que se utilizarán como una herramienta masiva de identificación, lo mismo que los móviles.

(1) https://www.engadget.com/2019/06/27/the-pentagon-has-a-laser-that-identifies-people-by-their-heartbe/
(2) https://www.technologyreview.com/s/613891/the-pentagon-has-a-laser-that-can-identify-people-from-a-distanceby-their-heartbeat/
(3) https://www.tswg.gov/Documents/ReviewBooks/2017%20CTTSO%20Review%20Book_Web.pdf


Más información:

- Las nuevas tecnologías identifican a los manifestantes por sus rostros
- El FBI ya tiene una base de datos con 641 millones de fotografías de personas para el reconocimiento facial
- ‘Dazzle’: maquillaje para impedir el reconocimiento facial
- Tecnologías de vigilancia: invasión y privatización del espacio público
- Silicon Valley: el valle de la vigilancia y el control policial y militar masivo sobre la población
 

La huelga general de ferroviarios y mineros en Monforte de Lemos en 1917

En el año 1916 se da cuenta de la comunicación del Director General del Cuerpo de Seguridad y del Gobernador Civil de la provincia en la que participan la concesión a Monforte de Lemos de un destacamento permanente de guardias de dicho cuerpo, con la obligación de facilitar el Ayuntamiento, local para prevención, luz, teléfono y mobiliario. La corporación municipal considera urgente la instalación de dichas fuerzas, añadiendo que las destinadas en ese momento en la población eran “claramente escasas”.

Entre otros motivos, las veía insuficientes por el aumento de la población flotante ante la circulación de más de veinte trenes por la estación ferroviaria, muchos de ellos a altas horas de la noche, que es cuando, según afirman, “la gente maleante ejecuta sus actos criminales”. También se nombra entonces a la explotación de las minas de Freixo y a los obreros que allí trabajaban.

Por todo ello, se acuerda arrendar el local de la planta baja de la casa con el número 16 de la plaza de la Constitución, actual plaza de España, propiedad de los herederos de Asunción Yáñez que ocupaba la Sociedad de Trabajadores, “para instalar la prevención y disponer que se coloquen dos focos y teléfonos en el mismo, y facilitar mesa, sillas, tintero y demás enseres necesarios”.

Un año después, durante la huelga general de agosto del año 1917, también denominada huelga general revolucionaria, en Monforte se registraban importantes incidentes. En septiembre del año 1917 se informa de un oficio del presidente del Centro Mercantil e Industrial de la ciudad, así como de una carta del ilustre monfortino Antonio Méndez Casal, teniente auditor del Cuerpo Jurídico Militar, y residente en Madrid, que coinciden en advertir que Monforte precisaba de una guarnición militar.

En ese contexto, se acuerda destinar a la ciudad un destacamento de infantería, de al menos dos compañías, para sostenimiento del orden y protección del vecindario. Según recoge la documentación de la época, “en la mentada huelga general de agosto, así como también la del año pasado, venían prestando servicio en la estación ferroviaria y vía férrea, tres compañías con más de cien guardias civiles”. Los guardias tienen que alojarse en la población, con las consiguientes molestias.

El Ayuntamiento gestiona con posterioridad en A Coruña, con el capitán general de la VIII Región Militar, la continuidad de las dos compañías que estaban de servicio en la estación ferroviaria. Se compromete a facilitar un edificio municipal realizando las obras necesarias para acuartelamiento de las fuerzas. El Estado había acordado la venida de varios regimientos de artillería a Galicia. La corporación monfortina acuerda nombrar una comisión para que, asistidos de varios socios del Centro Mercantil e Industrial, gestionara la manera de conseguir la construcción de un cuartel para que se destine en la ciudad uno de dichos cuerpos.

Se informa, igualmente, del telegrama del Capitán General de la VIII Región Militar, agradeciendo la manifestación de duelo demostrada por el ayuntamiento monfortino, autoridades y vecindario en general, en el entierro del soldado de ingenieros Vicente Gochina Pascual, que falleciera en el choque de trenes ocurrido entre las estaciones de A Pobra y San Clodio.

En octubre de 1917 se lee en sesión plenaria municipal el telegrama enviado por el gobernador civil de la provincia participando del levantamiento del “estado de guerra”. Asimismo, se entera la corporación del oficio del capitán general de la VIII Región Militar disponiendo la remisión de trescientas camas para las tropas acuarteladas en Monforte, así como la venida de un oficial de ingenieros para reconocimiento del edificio destinado a acuartelamiento.

Por parte de diversos concejales se expone que ya era tiempo de que se hiciese justicia a Monforte, pues en la huelga de agosto de 1917 la población había estado a merced de los ferroviarios “que en número de novecientos, fueron dueños de la ciudad durante 24 horas”. Además, se dice que estaba demostrado que la huelga ferroviaria “es revolucionaria porque elementos extraños a los agentes de la compañía, aquí estaban identificados con estos, y aún, en ese momento, seguían estándolo”. Las actas recogen que “los cesantes, y los mismos empleados, fueron elementos anárquicos que les secundaran. Unos y otros desean que las fuerzas se vayan para vengar agravios”.

La documentación de la época se hace eco de que había circulado el rumor de que los revolucionarios pensaban volar la estación y algún edificio más en el momento que desapareciesen las mentadas fuerzas de orden. El Ayuntamiento debate sobre la posibilidad de destinar a cuartel el grupo escolar del barrio del Cardenal, “toda vez que no se dan clases en las escuelas por la epidemia que existe entre los niños, conocida por fiebre escarlatina”. Los maestros serían trasladados “a casas particulares que reúnen condiciones para ello”.

Sin una guarnición, afirmaban las autoridades municipales de la época, Monforte estaba abocado “a un conflicto de orden público que puede causar un día de luto en esta localidad”. La corporación aprobó por unanimidad la proposición del concejal Rodríguez Sánchez y dispuso se remita testimonio de este acuerdo al gobernador de la provincia a los efectos correspondientes.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/lemos/2019/06/30/monforte-tomado-ferroviarios-mineros-huelga-general-1917/0003_201906M30C2992.htm

sábado, 29 de junio de 2019

‘Dazzle’: maquillaje para impedir el reconocimiento facial

El camufaje es fundamental para la supervivencia de los seres vivos, sean plantas, animales o seres humanos. Lo mismo nos disfrazamos para “dar el cante” que para pasar desapercibidos. Es un mecanismo imprescindible de adaptación al medio, que suele ser hostil muchas veces.

En la Primera Guerra Mundial se utilizó un tipo de camuflaje naval llamado “dazzle”, que usaba diseños de inspiración cubista para romper la continuidad visual de un buque de guerra y ocultar su orientación y tamaño (*).

En 1936 los soviéticos también disimularon sus buques para traer ayuda a los republicanos que combatían al fascismo.

En inglés “dazzle” se puede traducir por “invisible” e incluso “deslumbrante”, aunque lo más cercano sería utilizar el anglicismo “tuneado”.

Antes los militares siempre lucían rutilantes uniformes de gala; ahora casi siempre aparecen con horribles trajes de camuflaje, más parecidos a un buzo de faena que a los que vemos en cualquier desfile patriótico.

Lo mismo ocurre con la policía, que casi siempre aparece encapuchada en las fotos (salvo en las ruedas de prensa).

Ahora se ha creado una empresa con ese nombre, Dazzle, que utiliza diseños vanguardistas de peinado y maquillaje para impedir el reconocimiento facial por las cámaras en lugares vigilados como los aeropuertos.

Dado que los algoritmos de reconocimiento facial se basan en la identificación y la relación espacial de rasgos faciales clave, como la simetría y los contornos tonales, se puede bloquear la detección con maquillaje, moda, peinado, piercing, gafas, lápiz de labios...

Dentro de poco el mundo va a parecer un carnaval. Los “drag queen” se pondrán de moda. Si los ven Ustedes en manifestaciones o lugares públicos no es necesariamente porque se celebre el Dia del Orgullo Gay.

Ya lo decía Marx: nada es lo que parece.

(*) https://en.wikipedia.org/wiki/Dazzle_camouflage

California no es lo que a Usted le han hecho creer: es el primer estado del Tercer Mundo


Lo mismo que Estados Unidos en su conjunto, la ciudad de Los Ángeles es una cloaca que se hunde en medio de la pobreza, la suciedad y las enfermedades. No es nada diferente del Tercer Mundo, por lo que las ONG no necesitan viajar a África para atender a las víctimas.

Así lo dijo recientemente el historiador Victor Davis Hanson en un programa de televisión (1). Las calles de Los Ángeles se han llenado de basura vertida ilegalmente (2) y, a su vez, la basura ha atraído a las ratas.

Incluso las comisarías de policía de la ciudad están llenas de ratas. Literalmente. Una de ellas ha sido multada con 5.000 dólares por las deplorables condiciones sanitarias que causaron fiebres tifoideas a un policía (3).

Las ratas conviven en la calle con los mendigos y, naturalmente, con las plagas, como la peste bubónica, una de las tres formas de la peste negra. En febrero anunciaron los primeros brotes de tifus, transmitido por las ratas y las pulgas, que tienen su propio ecosistema en las heces que inundan las calles.

El Departamento de Sanidad no oculta la magnitud de la epidemia (4). Los campamentos de personas sin hogar están en auge en California y obviamente no son los lugares más higiénicos para vivir. Con el aumento de la población pobre e indigente, los campamentos se vuelven cada vez más peligrosos, tanto si se trata de delincuencia como de epidemias.

El doctor Drew Pinsky dice que este mes se ha producido una bancarrota total de los servicios municipales en Los Ángeles, poniendo a la población en riesgo de infección. “En Los Ángeles hay un colapso total de las necesidades básicas de cualquier civilización”, reconoce el médico. “Estamos viendo una explosión de tuberculosis, también conocida como la peste blanca, transmitida indirectamente por las ratas. Somos una de las pocas ciudades del país que no tiene un programa de control de roedores y el saneamiento se ha derrumbado”.

La tuberculosis forma parte de las enfermedades propias de la pobreza porque se propaga en entornos donde existen condiciones de hambre, hacinamiento, suciedad, saneamiento deficiente y desatención médica.

El médico asegura que la peste bubónica “probablemente” ya ha llegado a Los Ángeles. También conocida como “peste negra”, es una pandemia que mató a millones de personas en la Europa del siglo XIV. Pero antes y ahora, lo que mata no son las enfermedades sino la pobreza, es decir, el capitalismo.

(1) https://townhall.com/tipsheet/mattvespa/2019/06/25/bubonic-plague-in-los-angeles-is-california-on-the-verge-of-becoming-our-first-thirdworld-state-n2548969
(2) https://www.shtfplan.com/headline-news/democrats-paradise-in-la-rotting-trash-piles-up-attracts-rats-disease_05222019
(3) https://ktla.com/2019/05/30/lapd-fined-over-5000-for-filthy-conditions-and-rats-at-downtown-station-where-employee-fell-ill/
(4) https://www.americanthinker.com/blog/2019/02/theres_a_typhus_epidemic_in_los_angeles_just_like_any_other_third_world_city.html

Las fotos de Los Ángeles que a Usted no le suelen mostrar:





Haftar pone a Turquía en el punto de mira de sus tropas

El general Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este de Libia, ha ordenado a sus fuerzas que apuntaen a los barcos e intereses turcos y que prohíban los vuelos hacia y desde Turquía.

Las tropas de Haftar, lanzadas hace casi tres meses a la conquista de Trípoli, acusan a Turquía de apoyar a sus rivales leales al Gobierno de Unidad Nacional (GNA), reconocido por la comunidad internacional y con sede en la capital libia.

“Haftar ha dado órdenes a las fuerzas aéreas para que ataquen a los barcos turcos en aguas territoriales libias”, dijo el general Ahmad Al-Mesmari, portavoz de Haftar. “Los sitios estratégicos, empresas y proyectos turcos propiedad del Estado turco [en Libia] se consideran objetivos legítimos para las fuerzas armadas”.

“Cualquier ciudadano turco en territorio libio será detenido” y “todos los vuelos hacia y desde Turquía están prohibidos”, añadió.

Las líneas aéreas libias operan vuelos a Turquía desde los aeropuertos de Trípoli y Misrata, en el oeste.

El general Mesmari no explicó cómo aplicarán la prohibición de vuelos a una zona que no está bajo el control de las fuerzas de Haftar.

El portavoz acusó a Turquía de ayudar a las fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina a tomar la ciudad de Gharyan, la principal base de operaciones de las fuerzas de Haftar, a unos 100 kilómetros al suroeste de Trípoli.

El miércoles las tropas de Haftar perdieron esa ciudad, de la que habían hecho su centro de operaciones y de la que había salido el 4 de abril para conquistar la capital libia, a más de 1.000 kilómetros de su bastión en Bengasi, al este.

Las dos partes rivales se acusan mutuamente de utilizar mercenarios extranjeros y de beneficiarse del apoyo militar de potencias extranjeras.

Haftar cuenta con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos y Egipto y acusa a Turquía y Qatar de apoyar a sus rivales.

Más información:
- Libia: una guerra que empezó asesinando a Gadafi y puede llevar a Haftar al poder

viernes, 28 de junio de 2019

Las calles arden nuevamente en Honduras 10 años después del Golpe de Estado


A una semana del décimo aniversario del golpe de Estado en Honduras, las calles de Tegucigalpa arden nuevamente. Como aquellos días de junio y julio de 2009, cuando centenares de personas salieron a defender el gobierno del depuesto presidente Manuel Zelaya, hoy se registran barricadas y represión en la mayor parte del país, gobernado por uno de los sectores más beneficiados por aquel golpe de hace una década.

La última crisis, a pesar de estar estrechamente ligada al derrotero que el país vive desde hace tiempo, es quizás de las más complejas. De ella participan sectores muy diferentes, con diversas reivindicaciones y múltiples objetivos, pero que expresan la degradación del sistema político hondureño.

La chispa de la nueva revuelta la prendieron los docentes y los médicos. En abril pasado, ambos gremios comenzaron las protestas contra las reformas promovidas por el gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH), sosteniendo que promovían la reestructuración de los sistemas de salud y educación, y permitirían recortes y despidos masivos.

A las manifestaciones se unieron los estudiantes, y en pocas semanas sectores muy diversos confluyeron detrás de la consigna que aún encabeza las protestas: #FueraJOH. A principios de mayo se dieron las primeras represiones. Una de las marchas concluyó frente a la embajada de los Estados Unidos, y prendió fuego la entrada. El gobierno desató una represión feroz en las calles, al mismo tiempo que se vio obligado a derogar las reformas en salud y educación. Sin embargo, el movimiento en las calles no se extinguió.

Luego de los docentes y de los efectores de salud, entraron en huelga los mismos efectivos de la policía nacional lanzados a las calles de Honduras para reprimirlos. Según los representantes de las fuerzas de seguridad, los antidisturbios sufrieron todo tipo de presiones y abusos por parte de los directivos, que los obligaban a jornadas de trabajo sin descanso para reprimir las manifestaciones.

La inestabilidad generalizada del país provocó a fines de mayo el encarecimiento de los precios de combustible, frente al cual los transportistas también se lanzaron a la huelga. En fin, una sucesión de eventos que sumieron a Honduras en una inestabilidad constante desde hace un mes.

El 19 de junio las protestas alcanzaron su pico más alto. Durante las represiones se registraron tres muertos y decenas de heridos. El líder del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, llamó al pueblo a mantenerse en las calles hasta lograr la renuncia del presidente, sobre el cual pesa la responsabilidad de la represión y el caos en que se ha convertido el país.

Efectivamente, este segundo mandato de Hernández ha sido, cuanto menos, polémico desde su comienzo. Llegó al gobierno en 2014, sucediendo a su padrino político, Porfirio Lobo, primer presidente electo luego del golpe de 2009. Desde un comienzo, JOH mantuvo la estructura de poder implantada tras el golpe, que se basa en el trípode constituido por las Fuerzas Armadas, que controlan buena parte de la vida civil del país, incluyendo sectores energéticos y viales -particularmente aquellos privatizados luego del golpe-; las elites empresariales, ligadas en la mayoría de los casos a sectores de poder extranjeros; y las élites políticas locales, de las cuales Lobo y Hernández siguen siendo fieles representantes.

Buena parte de ese entramado quedó al descubierto durante las investigaciones por el asesinato de Berta Cáceres, la militante que se oponía a la construcción de la represa de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), y por cuyo asesinato han sido imputados un mayor del Ejército, el presidente de la empresa y su gerente ambiental, vinculado a la política local.

En 2015 la Sala Constitucional, en una bochornosa decisión, declaró inválido para JOH el artículo de la Constitución que prohíbe la reelección presidencial. Y en las elecciones del 26 de noviembre de 2017, el mandatario resultó vencedor por solo 50.000 votos frente a la coalición Alianza de Oposición contra la Dictadura, que reunía a casi todo el arco opositor, que denunció fraude. Las protestas que siguieron a esos eventos fueron brutalmente reprimidas, con un saldo de 22 muertos, y marcaron el comienzo de la enésima etapa de declino institucional que vive Honduras en la actualidad.

La popularidad de JOH cayó estrepitosamente tras la victoria manchada por las sospechas de fraude y, sobre todo, la violencia policial. A esto se le sumó, en octubre de 2018, una denuncia de la justicia norteamericana contra el hermano del presidente, Juan Antonio Hernández, acusado de traficar “toneladas de cocaína a través de Honduras” con destino a los Estados Unidos. El presidente también está bajo sospecha de la misma DEA, aunque la embajada norteamericana aún no le suelta la mano.

La situación actual, sin embargo, no solo es causada por los manejos oscuros de la clase política local y sus aliados foráneos. El país tiene serios déficits estructurales que se ponen de manifiesto en estas coyunturas. Honduras es el país con el índice de pobreza más alto de América. Según el último informe de la Cepal, el 53,2 por ciento de la población es pobre y el 18,8 por ciento no logra tener lo suficiente para garantizar su subsistencia diaria. Es el segundo país con el mayor índice de homicidios del mundo, detrás de El Salvador.

Desde el golpe de Estado hasta 2017, última fecha con datos consolidados, han sido registrados 120 asesinatos de activistas y defensores del medio ambiente, y casi 300 asesinatos de personas pertenecientes al colectivo LGTBI. Solamente en el bienio 2016-2017, Naciones Unidas denunció 1.200 ataques violentos contra defensores de derechos humanos. En los últimos cuatro años, han sido asesinados 32 periodistas en Honduras, la mayoría de ellos que se encontraban investigando las tramas que unen a sectores empresariales, políticos y militares. Y todo esto a pesar de la puesta en marcha del Mecanismo Nacional de Protección por parte del Congreso hondureño en 2015.

A pesar de haber llegado a un acuerdo con policías y transportistas, el gobierno sigue fuertemente hostigado por dentro y por fuera. Porfirio Lobo decidió soltarle la mano al presidente y lanzar su agrupación interna al Partido Nacional, para competir contra él en elecciones internas. En las calles siguen las protestas que prometen no culminar hasta la celebración de nuevas elecciones.

https://ombelico.com.ar/2019/06/21/honduras-en-crisis-diez-anos-despues/

El capitalismo monopolista de Estado en funcionamiento: el caso Boeing

Boeing es uno de los pesos pesados del capitalismo estadounidense. En sí mismo es casi el símbolo mismo del capitalismo monopolista de Estado. Emplea a unos 140.000 trabajadores en Estados Unidos, la mitad de ellos en el Estado de Washington. El año pasado, las ventas del centenario monopolio ascendieron a 101.000 millones de dólares, un 8 por ciento más que en 2017.

La mayor parte de esta cifra proviene de la aviación civil, pero durante décadas Boeing también ha ganado mucho dinero con los pedidos del gobierno. Con 23.000 millones de dólares el año pasado, Boeing es el segundo mayor subcontratista público, después de su rival Lockheed Martin. El vínculo con el Estado se construyó después de la Segunda Guerra Mundial, con la aparición de lo que el presidente Eisenhower llamó “complejo militar-industrial”.

Estas relaciones comerciales están lejos de ser las únicas que se mantienen con la esfera política. Como tantas otras empresas, Boeing gasta millones de dólares en cabildeo. Entre 1998 y 2018 gastó casi 275 millones de dólares para sobornar y presionar a parlamentarios y políticos. El senador demócrata de Connecticut, Richard Blumenthal, ha comparado a la empresa con un “gorila de 800 libras”, una expresión idiomática que es difícil de traducir del inglés, pero que se utiliza para dar una idea de su peso político.

Boeing tiene un Comité de Acción Política (PAC) que entrega millones de dólares para las campañas electorales, tanto a demócratas como a republicanos, según sople el viento. El dinero no es partidista, no tiene ese tipo de ideología, aunque durante las últimas elecciones presidenciales se inclinó hacia Clinton.

Desde entonces ha tenido que recorrer el camino de regreso para reanudar vínculos con el actual gobierno, una proximidad necesaria desde que empezó la guerra comercial con Pekín. Para Boeing, el mercado chino es crucial: representa el 20 por ciento de su cartera de pedidos. El año pasado el fabricante de aviones incluso instaló su primer centro de acabado fuera de Estados Unidos en Zhoushan, en el este de China.


El 10 de marzo, el accidente del Boeing 737 Max 8 en Etiopía a causa de un fallo mecánico, puso en dificultades al fabricante estadounidense. No le ayudaron los mensajes de Trump en Twitter, en los que deploraba el hecho de que el avión se hubiera vuelto “demasiado complejo” para volar. La Oficina de Aviación Civil china fue la primera en solicitar la suspensión de vuelos del prototipo.

Detrás de China fueron la Unión Europea, India, Canadá...

Como cualquier otro monopolio, Boeing comparte a sus jerifaltes con la alta política. El recién dimitido jefe del Pentágono, Patrick Shanahan, trabajó en la empres durante más de treinta años. Nikki Haley, la estrafalaria embajadora de Estados Unidos ante la ONU en tiempos de Obama, es ahora miembro de la junta directiva de Boeing...

El accidente de Etiopía ha salpicado a la FAA, la institución pública que supervisa la aviación civil en Estados Unidos, precisamente por sus estrechos vínculos con Boeing. Han quedado con el culo al aire: los recortes presupuestarios les obligaron a subcontratar una parte de su proceso de certificación de aeronaves a la propia Boeing. En Renton, Washington, o Charleston, Carolina del Sur, la FAA tiene sus oficinas ubicadas en edificios de Boeing.

Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Como en todas partes, aquí no hay ninguna diferencia entre lo público y lo privado.

La universidad al servicio del imperialismo y la guerra: el caso de Suiza

Varias universidades suizas participan en proyectos financiados por el ejército estadounidense, desde cámaras de vigilancia aérea hasta aviones teledirigidos de reconocimiento autónomos.

Suiza es así: quiere el dinero pero también quiere seguridad porque cuando una universidad se pone al servicio de la guerra, se convierte en un objetivo militar, algo que quizá no sean conscientes de que va incluido en el precio.

A su primer proyecto de videovigilancia de mil millones de píxeles Darpa, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada del Pentágono, lo llamó ARGUS-IS (Autonomous Real Time Ground Ubiquitous Surveillance Imaging System). En la mitología griega Argus Panoptes es un gigante de cien ojos. La diosa Hera le confió la tarea de proteger a su sacerdotisa Lo de la seducción de Zeus. Argus está equipado para perseguir a Lo.

Las cámaras se diseñaron para ser montadas en drones y son capaces de rastrear vehículos en movimiento y personas en un área del tamaño de Manhattan. El sistema fue probado por primera vez en 2010 y está operativo desde 2014.

Casi al mismo tiempo, la Escuela Politécnica de Lausana trabajaba en un proyecto, también financiado por Darpa, llamado Keep (Knowledge Enhanced Exapixel Imaging) con el objetivo de proponer nuevas técnicas para la compresión de imágenes de alta resolución. En aquel momento (2010-2011), la compresión de imágenes de gran tamaño requería una enorme capacidad de cálculo. El proyecto Keep se centró en el uso de las matemáticas y el aprendizaje de máquinas autónomas para encontrar nuevos métodos de compresión de imágenes que requieren menos potencia de cálculo.

La investigación realizada en la Escuela de Lausana no tenía una aplicación directa en un campo de acción específico, porque se trataba de un trabajo muy básico. La misión del equipo de investigación trataba de demostrar teóricamente que con imágenes de gigapíxeles ses podía lograr un índice de compresión de 100x.

Las cámaras gigapíxel ARGUS-IS fueron diseñadas para drones y se cree que se han integrado en la nueva versión de las Gorgon Stars observadas en los drones MQ9 Reaper. Se trata de los primeros drones “asesinos de cazas” desplegados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Están equipados con bombas de 500 libras y misiles Hellfire.

No es el único proyecto financiado por el Pentágono en la Escuela de Lausana. Los investigadores del Laboratorio de Fotónica Aplicada han desarrollado un prototipo de lente de contacto que proporciona una visión ampliada al usuario. Se presenta como una ayuda prometedora para las personas con pérdida de la visión relacionada con la edad. Sin embargo, no está claro por qué Darpa está interesada en financiar un proyecto de este tipo.

El instituto de investigación Idiap de Martigny, asociado a la Escuela de Lausana, también ha trabajado en un proyecto militar estadounidense llamado “Media Forensics” para la detección de manipulaciones de fuentes de audio y vídeo. Tuvo que dejar de colaborar con Darpa por miedo a las polémicas pero puso encima de la mesa que quien está detrás de la detección automática de las “noticias falsas” es el imperialismo estadounidense, ya que es una manera de conquistar el monopolio de la desinformación.

El laboratorio de Fotónica y Mediciones Cuánticas de la EPFL (K-lab) también ha trabajado en un proyecto del Pentágono para desarrollar un procesador microfónico en miniatura de muy alta eficiencia energética, que puede ser utilizado en centros de datos especializados en el campo de las telecomunicaciones.

La Escuela Politécnica de Lausana no es el único socio del Pentágono en Suiza. El Grupo Quantum Optoelectrics de la Escuela Politécnica de Zurich (ETH Zurich) trabaja para el programa Scout de Darpa estudiando técnicas para identificar rápidamente agentes químicos y biológicos en condiciones reales.

Otro proyecto financiado por Darpa es el Instituto de Neuroinformática de la Universidad de Zurich. La financiación llegó a través del programa FLA (Fast Lightweight Autonomy) de Darpa para ayudar a fabricar drones pequeños destinados al rescate, pero también a posibles operaciones militares, como “la exploración rápida y segura de las amenazas dentro de un edificio antes de que entren los equipos militares”.

La relación entre las universidades suizas y el Darpa no se limita a proyectos aislados en áreas sensibles. También animan a los investigadores a participar en concursos financiados por el Pentágono e invitan a los capataces de Darpa a dar conferencias en las universidades y, en ocasiones, a participar en talleres para ayudar a promover los intereses del imperialismo en todo el mundo.

En 2014, por ejemplo, invitaron a los capataces de Darpa a impartir un taller de cuatro días organizado por la Escuela Politécnica de Lausana en Ascona, cerca de Locarno. En el acto participaron tanto dirigentes de Darpa como de la ESA, la Agencia Espacial Europea. El evento fue una oportunidad para presentar la investigación en este campo a los directores de los programas científicos.

La colaboración con Darpa ha dado alas a la idea de militarizar la universidad suiza. Uno de los tres talleres interactivos organizados como parte del Día Suizo de la Ciberseguridad en 2017 se tituló “Hacia una Darpa suiza”.

Los participantes en aquel acto, entre los que se encontraba Curtis Dukes, antiguo miembro de la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, debatieron la necesidad de canalizar “la superpotencia académica suiza” con un sector privado fuerte y el ejército miliciano dentro de una estrategia de seguridad cibernética.

La legislación suiza exige a los investigadores que trabajan en este tipo de proyectos que obtengan la autorización de la Secretaría de Estado de Economía. La Ley Federal sobre el Control de las bienes utilizables para fines civiles y militares y bienes militares y estratégicos abarca también la exportación de tecnologías, programas informáticos e información que puede ser usado potencialmente para propósitos militares.

Sin embargo, existe una laguna que permite a las universidades suizas burlar la exigencia de autorización para colaborar con el Pentágono: los controles no se aplican a la “investigación científica básica”, un término que se aplica a casi todos los proyectos financiados por Darpa, lo que permite a los investigadores saltarse las regulaciones sobre de exportación de tecnología.

https://www.swissinfo.ch/fre/recherche-militaire_l-arm%C3%A9e-us-et-les-universit%C3%A9s-suisses-main-dans-la-main/44600260


Más información:

- El Pentágono financia a las universidades alemanas para que investiguen en sus proyectos militares
 

jueves, 27 de junio de 2019

El New York Times envía las noticias al gobierno de Estados Unidos antes de que se publiquen

El New York Times ha reconocido que las noticias importantes se las envía previamente al gobierno de Estados Unidos antes de su publicación, para que los "funcionarios de seguridad nacional" no tengan que preocuparse de nada.

Esto confirma lo que han dicho corresponsales experimentados del New York Times como James Risen: el principal periódico estadounidense colabora regularmente con el gobierno de Estados Unidos, eliminando información que los altos funcionarios no quieren hacer pública.

El 15 de junio el periódico informó que el gobierno de Estados Unidos estaba intensificando sus ataques informáticos contra la red eléctrica rusa, al estilo de lo que habían hecho antes en Venezuela.

Según el artículo, el gobierno de Trump está utilizando nuevas herramientas informáticos “de forma más agresiva”, en el contexto de una “guerra fría digital entre Washington y Moscú”.

Trump respondió al periódico atacándole en Twitter, donde calificó el artículo como un “acto virtual de traición”.

La oficina de relaciones públicas del New York Times respondió a Trump desde su cuenta oficial de Twitter defendiendo la historia y señalando que, de hecho, la información había sido aprobada por el gobierno de Estados Unidos antes de su publicación.

"Acusar a la prensa de traición es peligroso", dijo el equipo de comunicación del periódico. "Describimos el artículo al gobierno antes de que fuera publicado".

"Como señala nuestro artículo, los funcionarios de seguridad nacional del presidente Trump han declarado que no había nada preocupante", agregó el rotativo.

https://thegrayzone.com/2019/06/24/new-york-times-media-us-government-approval/

Un recorrido por los planes ‘de paz’ del imperialismo estadounidense para Palestina

Oriente Medio es una creación típica del imperialismo, especialmente materializada en la creación del Estado de Israel en 1948, su punto de apoyo más importante.

Estados Unidos entra en la región en 1956 tras la salida de los británicos y franceses, que fracasaron en Suez.

El imperialismo es la guerra, el militarismo y el rearme, que es la situación que ha imperado hasta la fecha en aquella región.

No obstante, la guerra y la política imperialista aparecen adornadas por invocaciones a la paz y, sobre todo, a la “pacificación”, es decir a los intentos de sostener la política imperialista por medio de la fuerza y la violencia.

Casi todos los gobiernos de Estados Unidos han implementado intentos de “pacificación”, acompañados de otras tantas guerras, especialmente en 1948, en 1967 y en 1973 que consolidan y expansionan a Israel a costa de la población palestina.

En 1978 el Presidente Carter inicia el primer plan de paz, firmado al año siguiente en la Casa Blanca por el presidente egipcio Anwar Al-Sadat y el primer ministro israelí Menahem Begin.

Aquellas firmas no sirvieron para nada porque los palestinos no habían formado parte de las negociaciones, porque uno de los firmantes, Sadat, fue asesinado poco después y porque al sucesor de Carter, Ronald Reagan, le preocupaba mucho más la URSS que Oriente Medio.

En diciembre de 1987 los palestinos comenzaron la primera intifada contra la ocupación sionista.

En noviembre del año siguiente la OLP (Organización de Liberación de Palestina) decreta en Argel el nacimiento del Estado de Palestina. En Gaza nace Hamas, un movimiento palestino de resistencia llamado a desempeñar un papel fundmental en el futuro.

En 1991 el Presidente Bush comienza el bloqueo de Irak y al año siguiente organiza la Cumbre de Madrid. Reúne a Israel, Siria, Líbano, Jordania, una representación palestina, Egipto, el Secretario General del Consejo de Cooperación del Golfo, la ONU, la Presidencia de la Comunidad Europea, la URSS y Estados Unidos.

Pero la operación propagandística más espectacular, verdaderos fuegos de artificio, ocurrió en 1993, en tiempos de Clinton, con los Acuerdos de Oslo firmados -esta vez- entre Israel y los palestinos.

El dirigente de la OLP Yasser Arafat y el Primer Ministro israelí Yitzhak Rabin aprobaron una declaración de principios sobre el reconocimiento mutuo y la autonomía de Palestina.

Al año siguiente, por primera vez en 27 años, Arafat podía regresar a Gaza.  

Al mismo tiempo, Jordania e Israel firmaron un tratado de paz en presencia de Clinton.

Pero la autonomía palestina es pura ficción y la vía diplomática no está sirviendo para nada, ante lo cual en septiembre de 2000 comienza la segunda intifada que inaugura un ciclo infernal de cinco años de guerras, ataques, represalias, asesinatos, detenciones y demoliciones. Durante , israelíes y palestinos se matan y destruyen mutuamente a pesar de la asimetría de fuerzas y pérdidas.

El presidente palestino Yasser Arafat es asesinado en noviembre de 2004 y el sueño de un Estado palestino independiente se esfuma.

En marzo de 2003 Bush hijo invade Irak con el pretexto de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, produciéndose un salto cualitativo en las guerras de Oriente Medio que involucran a numerosos países ajenos a la región.

Se forma el “cuarteto” (Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y la ONU) con un plan tan ambicioso como vacío: una solución “definitiva” y general del conflicto israelo-palestino en base a la coexistencia de dos Estados. El plan se debía alcanzar por etapas a lo largo de tres años.

Al mismo tiempo, el 28 de marzo de 2002 los 22 países de la Liga Árabe aprueban en Beirut otro plan a propuesta del príncipe heredero saudí Abdallah Ben Abdel Aziz: normalización de las relaciones entre Israel y todos los países árabes a cambio de la creación de un Estado palestino.

Todas los planes son un fiasco. En noviembre de 2007 la propuesta de Bush en Anápolis (Maryland) con el Primer Ministro israelí Ehud Olmert y el Presidente palestino Mahmoud Abbas acaba en un nuevo enfrentamiento armado.

Las cumbres entre Bush, el egipcio Hosni Mubarak, el príncipe heredero Abdullah de Arabia saudí, Amir Al-Jalifa de Bahrein y el rey Abdullah II de Jordania también fracasaron.

En 2008 Obama multiplica la palabrería sobre Oriente Medio para ganarse el Premio Nobel y en sus discursos promete un Estado palestino junto a Israel.

Un año después de asumir el cargo, el Presidente de Estados Unidos recibió el Premio Nobel de la Paz 2009.

En 2011 Palestina se adhiere a la UNESCO, lo que lleva a la salida de Estados Unidos e Israel. Al año siguinte logra la condición de observador no miembro de la ONU.

En tres ocasiones, 2012, 2014 y 2016, intenta lograr un acuerdo entre israelíes y palestinos, pero las negociaciones fracasan y la guerra salta al primer plano, empezando por las “primaveras árabes“ y, en especial, Siria, con 350.000 muertos y millones de refugiados.

En Palestina el balance también es aterrador: 2.251 palestinos muertos.

Netanyahu no esconde sus verdaderas intenciones: “mientras yo sea Primer Ministro no habrá un Estado palestino”.

Las guerra de Irak y Siria eran al aperitivo para el gran bocado de Oriente Medio: Irán.

En 2006 habían comenzado las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán. Participaron Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Alemania, además de Irán, y concluyeron el 24 de noviembre de 2013, cuando se firmó un acuerdo de principio en Ginebra. Finalmente, el tratado se concluyó el 14 de julio de 2015 en Viena.

Más papel mojado. Un año después de firmarlo, Estados Unidos retira su firma del tratado, impone un estricto bloqueo económico, traslada su furza naval a las costas del Golfo Pérsico y junto con Israel inicia una cadena de provocaciones.

El 12 de mayo se produce un sabotaje contra tres petroleros y otro mercante más en el Golfo Pérsico de los que Estados Unidos acusa a Irán.

El 13 de junio se produce nuevo ataque contra dos petroleros y nuevas imputaciones sin pruebas.

El 17 de junio Irán reanuda la producción de uranio enriquecido.

El 20 de junio Irán derriba un dron estadunidense cuando surcaba su espacio aéreo.

El 21 de junio Trump anuncia que ha interrumpido un ataque de represalia contra Irán “en el último minuto”.

Netanyahu felicita a Trump por la escalada contra Irán. En diciembre de 2018 declara que “Israel está listo para atacar a Irán dentro de la República Islámica”.

Estados Unidos se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU acusando a la organización de parcialidad contra Israel.

En mayo del año pasado, en contra de las resoluciones de la ONU, Estados Unidos acepta a Jerusalén como la capital de Israel y traslada su embajada allí. El 25 de marzo de 2019 también reconoce la anexión de los Altos del Golán por Israel.

Trump cierra la representación palestina en Washington, deja de pagar subsidios a la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos. También suspendió las contribuciones a la Autoridad Palestina, por una pérdida total de 550 millones de dólares para los palestinos.

El 25 de junio Estados Unidos no logra sobornar a los países para que aprueben el Acuerdo del Siglo, una venta de los derechos del pueblo palestino a cambio de 50.000 millones de dólares.

miércoles, 26 de junio de 2019

Tres semanas de lucha popular permanente en Honduras

Las noticias que llegan desde Honduras cortan el aliento. Las organizaciones de defensores de derechos humanos vienen sufriendo desde el golpe de estado de 2009 contra el presidente Mel Zelaya una persecución permanente y campañas de odio, que se han visto agudizadas en el segundo mandato presidencial de Juan Orlando Hernández, calificado por sus propios votantes como “dictador”.

Al asesinato sonoro de Berta Cáceres en 2016, defensora medioambiental y de los derechos de la comunidad originaria Lenca, enfrentada a los proyectos hidroeléctricos en el país, deben sumarse decenas de víctimas más, la mayoría asesinadas en la represión de las fuerzas de seguridad del gobierno inconstitucional de Hernández, que forzó la legalidad del país para ser reelecto, a través de unas elecciones denunciadas masivamente por el fraude cometido.

Este lunes se presentaron en las oficinas de la Fiscalía en la capital del país, Tegucigalpa, denuncias por la violencia sufrida por los estudiantes y también por los empleados del sistema de salud.

Mientras esto sucedía en el norte del país, en Baracoa, las fuerzas represivas tomaron de rehén a la población que realizaba una huelga en defensa de la educación pública y en contra de los planes de privatización que lleva adelante Hernández. El caos se extendió en el departamento por el uso desmedido de gases lacrimógenos y la persecución contra los docentes, que intentaban huir de la brutalidad policial.

Los paros y movilizaciones en las principales ciudades del país se suceden, exigiendo siempre la renuncia del presidente ilegítimo. Los intentos para silenciar las voces opositores fueron insistentes, incluyendo la detención de periodistas y directores de medios informativos. Las amenazas de muerte son moneda corriente y solo la movilización permanente y la firmeza de los hondureños y hondureñas de continuar por la vía no violenta con la protesta ha permitido salvar miles de vidas.

“La embajada de los Estados Unidos emitió este martes un comunicado que no establece una postura determinante sobre la crisis por la falta de gobernabilidad que vive Honduras y que ha desencadenado en protestas ciudadanas, represiones militares y policiales y varias muertes”, explica un artículo. Y agrega que “la representación diplomática, que ha demostrado un claro respaldo al régimen de Juan Hernández, comienza diciendo que Estados Unidos afirman su compromiso con los derechos humanos” y “sin valorar las razones de las protestas, hace un llamado para que todos los hondureños, tanto manifestantes como miembros de las fuerzas de seguridad, se abstengan de la violencia, que guarden la compostura y que muestren respeto a los derechos fundamentales de sus conciudadanos”.

En el día de ayer la Mesa de los Derechos Humanos también denunció judicialmente al Secretario de Seguridad Julián Pacheco Tinoco y el director de la Policía Militar del Orden Público por las persistentes violaciones de los derechos humanos cometidos por las fuerzas de seguridad, además de hechos estrictamente delictivos.

La semana pasada algunos cuerpos policiales se negaron a obedecer órdenes de desalojo contra manifestantes y el movimiento de resistencia contra la dictadura continúa en el país centroamericano.

https://www.pressenza.com/es/2019/06/la-lucha-continua-en-honduras/

La lucha de las mujeres colonizadas contra la esterilización forzosa

Manifestación en Namibia contra las esterilizaciones
Una de las prácticas colonialistas más sucias ha sido siempre la esterilización forzosa de las mujeres locales. Entre 1968 y 1969 los franceses esterilizaron a la fuerza a miles de mujeres en la isla de Reunion.

Es importante aclarar, antes que nada, que en aquel momento el aborto era un delito grave en la legislación francesa. En la metrópoli el aborto se impedía y en la colonia se imponía.

En enero de este año 30 diputados franceses exigieron una comisión de investigación sobre abortos forzados y esterilizaciones en la isla de la Reunión durante la década de los sesenta, lo que será un poco complicado porque han hecho desaparecer el registro de pacientes de las clínicas que practicaban las esterlizaciones y los abortos.

Los diputados, incluidos los representantes electos de los grupos La France insoumise, Les Républicains, UDI y GDR (comunistas y representantes electos de izquierdas en el extranjero), quieren tener “una idea precisa del alcance de los hechos (las declaraciones de días de hospitalización y los testimonios que sugieren que el número de víctimas puede ascender a varios miles de mujeres)” y evaluar “el alcance de las responsabilidades personales e institucionales”.

En un reciente libro de Françoise Vergès, titulado “El vientre de las mujeres”, la autora estima entre 6.000 y 8.000 el número de esterilizaciones practicadas en la colonia.

En su petición los diputados franceses señalan que sólo 36 abortos fueron procesados y condenados, un número relativamente bajo en comparación con el número de actos consignados por la prensa en aquel momento y con el hecho de que se publicaran “anuncios publicitarios que podrían caracterizar la existencia de una política antinatalista por parte del Estado en la Isla de la Reunión”.

El caso fue revelado en 1970 por un médico. Al año siguiente un juicio por “maniobras de aborto” contra tres médicos y una enfermera de una clínica terminó con sentencias que iban desde los dos años hasta la absolución. Al director de la clínica le declararon civilmente responsable sin haber sido condenado.

No sólo el proletariado, también los pueblos colonizados, tienen un criterio muy divergente sobre la mujer, el feminismo y la reproducción del que impera en las potencias imperialistas. Recientemente las mujeres namibias se manifestaban por lo mismo: aquellas que habían sido dignosticadas como seropositivas, fueron esterlizadas a la fuerza.

En África contra quien luchan las mujeres es contra el colonialismo, lo mismo que aquí contra quien luchan es contra el capitalismo.

La película “Las 30 mujeres valientes de La Reunion, un asunto olvidado” de la directora Jarmila Buzkova reconstruye aquel crimen colonial

https://www.journaldesfemmes.fr/loisirs/tv/2487076-30-courageuses-reunion-france-o/

Otro vídeo: La Réunion, Discrimination raciale des avortements forcés
http://www.youtube.com/watch?v=oGhQ8ZDNa00

Los países asiáticos buscan crear un frente común contra Estados Unidos

La búsqueda de un frente unido contra Estados Unidos, que se ha convertido en la mayor amenaza para la seguridad y la estabilidad del mundo, está creciendo. Mientras Washington aplica cada vez más una política de presión y sanciones e intenta imponer su hegemonía, las principales potencias asiáticas se reúnen los días 14 y 15 de junio en Dushanbe, la capital de Tayikistán.

A este respecto, se señalará a la atención del mundo la quinta Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Conferencia sobre la Interacción y las Medidas de Fomento de la Confianza en Asia (CICA). El presidente Erdogan, que se espera que aparezca de nuevo en la misma foto que el presidente chino Xi Jinping y el presidente ruso Vladimir Putin, pedirá una “cooperación más activa” para transformar el actual sistema internacional, que se ha vuelto insostenible.

La CICA es una organización internacional muy importante que tiene como objetivo fortalecer la cooperación en Asia. Esta organización está considerada como uno de los indicadores más importantes de la evolución de las relaciones de poder en el escenario mundial. La CICA, que cuenta con 27 países miembros que representan el 90 por ciento de la población del continente, definirá una hoja de ruta en la que se esbozarán las medidas que deben tomarse contra Estados Unidos, que se ha convertido en la fuerza motriz de la inestabilidad en todo el mundo.

La reunión de este año difiere de las cumbres anteriores en que los países que son las fuerzas motrices de la CICA, como China, Rusia, Turquía e India, están amenazados, de diversas maneras, por las sanciones de Estados Unidos. Se espera que estos cuatro países, dispuestos a tomar medidas contra el bloqueo económico, político y militar impuesto por Washington, como actores en un nuevo mundo, envíen fuertes señales desde Dushanbé.

La alianza sionista-evangélica, que utiliza el “arma del dólar” para debilitar las economías nacionales, siembra el caos en muchas partes del mundo -para mantener el control de las rutas comerciales internacionales- y apoya, a través de golpes de Estado, el derrocamiento de actores percibidos como “amenazas”, y que, con la ayuda de organizaciones terroristas, está intentando redibujar las fronteras poniendo en peligro la vida de millones de personas mediante sanciones, puede que se enfrente a la resistencia más seria del eje asiático, que consiste en la cooperación entre China, Rusia y Turquía.

De hecho, en la actualidad, Estados Unidos es la principal amenaza para los miembros de la CICA. Pekín, Moscú, Ankara, Nueva Delhi, Islamabad y Teherán tienen muchas áreas de conflicto con Washington. Estas contradicciones pueden resumirse brevemente de la siguiente manera.

La amenaza del dólar. Sabemos que Estados Unidos ha atacado recientemente a las economías nacionales con el dólar. Washington utiliza como arma el poder determinante del dólar en la economía mundial. En Dushanbé también se discutirá la búsqueda de formas de crear un nuevo orden comercial basado en las monedas nacionales a escala mundial.

El proyecto “Un cinturón, una carretera”. Este proyecto chino, también conocido como la “Nueva Ruta de la Seda”, es capaz de perturbar profundamente la economía centrada en Estados Unidos. En este proyecto, que se estima en 1 billón de dólares y en el que participan docenas de países de Asia, África y Europa, Tayikistán también desempeña un papel estratégico.

Las guerras tecnológicas. El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, amenazado con sanciones y bloqueo por parte de Estados Unidos y sus aliados occidentales, también debería estar en la agenda de la CICA. El anuncio de que esta empresa tecnológica china construirá una infraestructura 5G en Rusia es una grave violación de la política de sanciones de Washington.

Califato Islámico. Los servicios de inteligencia chinos y rusos han determinado que la organización terrorista Califato Islámico, que desempeña un papel como “piedra angular” del caos estadounidense en Oriente Medio y África, ha huido recientemente a Asia Central. Cabe señalar que Estados Unidos, después de trasladar la organización terrorista Califato Islámico al Afganistán y al valle de Ferghana, tratan una vez más de desestabilizar el Asia central. La Cumbre de Dushanbé también considerará las medidas que deben tomarse contra esta presencia del Califato Islámico.

El Sistema de Defensa Aérea S-400. Turquía, que ha recibido amenazas de Estados Unidos desde la firma del acuerdo S-400 con Rusia, también estará sujeta a sanciones económicas y militares el próximo mes después de la entrega de los misiles. Washington excluye a Ankara del proyecto F-35, en el que Turquía es socio, y demuestra así un bandidaje sin precedentes. India, al igual que Turquía, se está preparando para adquirir el S-400 de Rusia. Por supuesto, este país también se enfrenta al chantaje de Estados Unidos.

China. Estados Unidos han entrado en una feroz guerra comercial contra China. Esta lucha, que comenzó con un aumento de los aranceles sobre el acero y el aluminio, se ha extendido al sector de la tecnología, y Estados Unidos ha establecido una serie de prohibiciones contra el gigante tecnológico chino Huawei. Recientemente, el presidente estadounidense Trump dijo que si el presidente chino Xi Jinping no asistiera a la cumbre del G20 este mes, y no se reuniera con él, entonces se impondrían aranceles adicionales a los productos chinos.

India. Es otro país que, junto con Turquía, se enfrenta a las amenazas estadounidenses debido a la compra de los S-400 rusos. Los Estados Unidos han presionado a la India, especialmente a través de Turquía. Estados Unidos, opuesto a la adquisición de los S-400 por parte de la India a Rusia, hizo amenazas, citando a Turquía como ejemplo. Estados Unidos dijo: “Presten atención al gravísimo conflicto con nuestro aliado de la OTAN, Turquía. En el caso de que la India compre el S-400, las mismas consecuencias ocurrirán”.

Rusia. Estados Unidos y Rusia están librando una feroz batalla mundial. A medida que los intereses de los dos países chocan en diferentes regiones, desde Ucrania hasta el Mediterráneo oriental, Washington amenaza a menudo a Moscú.

Pakistán. Pakistán también se encuentra entre los países que participan en la cumbre. Pakistán también está amenazado y presionado por Estados Unidos, afirmando que “Pakistán fue ineficaz en su lucha contra las organizaciones terroristas”, ha congelado toda la ayuda financiera a Pakistán. El hecho de que Estados Unidos haya adoptado una posición de este tipo con respecto a ese país desempeña indudablemente un papel en los intentos de Islamabad de desarrollar relaciones estrechas con Pekín.

Irán. Es el primer país al que se enfrenta Estados Unidos. Tras la retirada del acuerdo nuclear concluido bajo la administración de Obama y el endurecimiento de las sanciones económicas, Estados Unidos introdujo nuevas sanciones contra la industria petroquímica iraní. Las sanciones se dirigen contra las empresas petroquímicas que prestan apoyo financiero al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) de Irán. Hace unos meses, Estados Unidos declaró a la IRGC como una organización terrorista.

Turquía fue el presidente interino de la CICA de 2010 a 2014, tras lo cual entregó el testigo a China. Durante la presidencia de Turquía, Irak, Vietnam, Bahrein, Camboya, Bangladesh y Qatar se convirtieron en miembros del foro, mientras que Filipinas y Sri Lanka fueron admitidos como observadores. La condición de observador de la CICA, que cuenta con 27 miembros, incluye ocho Estados y cinco organizaciones internacionales. Sin duda, el foro se centrará en el Presidente Erdogan, que presentará sus ideas en muchas áreas, desde la energía hasta la lucha contra el terrorismo, desde la seguridad hasta la migración, desde la defensa hasta el comercio, hará un llamamiento para que se tomen medidas eficaces contra la alimentación encubierta del caos a través del bandolerismo mundial. Además de Erdogan, muchos dirigentes, entre ellos Vladimir Putin, Xi Jinping, Hassan Rouhani y Mahmoud Abbas, participarán en la cumbre organizada por el Presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon. Al margen de la cumbre, Erdogan mantendrá numerosas conversaciones bilaterales.

El profesor Dr. Salih Yılmaz comentó las tareas de la cumbre: “Estados Unidos usa el dólar como arma. Es posible neutralizar el dólar creando un centro financiero basado en cripto-divisas. Turquía puede obtener concesiones financieras de China y Rusia. Y el Director del Centro Turco de Estudios Estratégicos para Asia (TASAM), Süleyman Sensoy, dijo: “La Cumbre CICA es una versión asiática de la OSCE. Los contactos realizados por el Presidente Erdoğan durante la cumbre mostrarán una vez más el papel de Turquía como regulador de la seguridad entre Oriente y Occidente”.

https://www.yenisafak.com/gundem/abdye-karsi-asya-ekseni-3494629

Honduras es la nueva punta de lanza del sionismo en América Latina

Honduras se convertirá pronto en la nueva punta de lanza del sionismo en América Latina. Un acuerdo firmado por ese país con Israel y EE.UU. permitirá a la llegada de mil soldados israelíes que se instalarán en la base militar de Palmerola. Los uniformados sionistas entrenarán a los soldados locales para la protección de fronteras y el adiestramiento en tratar con las masivas salidas de hondureños en caravana hacia Estados Unidos.

Basta ver la forma en que los soldados israelíes se ocupan de sus fronteras para preocuparse en el tipo de entrenamiento que tendrán. Por supuesto también esgrimen la justificación de entrenamiento en lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, el caballito de batalla de Estados Unidos para la presencia de militares extranjeros en América Latina. Es sumamente preocupante la presencia de este contingente en el territorio latinoamericano, especialmente en un contexto tan frágil como el actual. Donde Venezuela está siendo asediada por el imperio, donde miles de centroamericanos -particularmente hondureños- dejan sus países por las malas condiciones de vida y deciden marchar hacia el norte.

No es la primera vez que Honduras que transforma en un peligro para toda la región. En Palmerola funciona la base aérea Soto Cano, donde opera una base militar de Estados Unidos con la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo. En la década de 1980 asediaban desde allí a los gobiernos revolucionarios y populares en Nicaragua y El Salvador. El acuerdo también prevé el suministro de armas, equipamiento bélico y sistemas de vigilancia de alta tecnología. Poco se ha hablado de esta noticia en los medios internacionales, pero ya ha prendido la alarma de alerta en los países de la región que no venden su soberanía y ven en este acuerdo un peligro para todo el continente.

https://dataurgente.com/multimedia/videos/2019/06/25/continentes-militares-israelies-en-honduras-con-sonia-winer-y-ali-mustafa/

martes, 25 de junio de 2019

El hombre de Washington para el Golpe de Estado en Venezuela: Carlos Vecchio

La historia del ascenso del cerebro del cambio de régimen a través de instituciones de la élite estadounidense y la industria petrolera encierra la esencia de la oposición venezolana.

El 24 de mayo fue un día de celebración, ganado a pulso, para Carlos Vecchio, el hombre con el encargo de la Administración Trump de estar al frente del intento de golpe de Estado contra Venezuela, en la capital de los Estados Unidos.

Su rostro estaba considerablemente oscurecido por el video granulado del momento en el que él y su pandilla se asomaron por la ventana del tercer piso del edificio, mientras izaba una bandera sin estrenar, en la antigua misión diplomática de Venezuela en Washington DC. Pero Vecchio claramente brillaba mientras un público reducido de simpatizantes aupaban desde abajo.

Por fin, en una pantanosa tarde de primavera, Vecchio había llegado como el "embajador" de Venezuela en los Estados Unidos [...] Vecchio fue fundamental para sentar las bases para lo que sería el golpe de la Administración Trump.

Luego de pasar al exilio en 2014, Vecchio se convirtió en el "cerebro" detrás de la oposición venezolana en los Estados Unidos. Y mucho antes de que Trump asumiera su mandato, el abogado con labia se estaba congraciando con funcionarios estadounidenses y debatiendo planes para lograr el cambio de régimen en Caracas.

En entrevistas con medios estadounidenses, Vecchio se vende a sí mismo como un político natural que fue forzado al exilio por la brutalidad del gobierno venezolano. Este relato no sólo borra su responsabilidad en la promoción de la violencia opositora, sino que suprimió aspectos fundamentales de su currículo que arrojan una nueva luz sobre las fuerzas que propalaron el ascenso del "embajador" de un régimen golpista designado por los Estados Unidos.

Su carrera no comenzó en la agresiva escena política venezolana, sino por el contrario, con una prometedora carrera en la industria petrolera. De hecho, Vecchio entró en la arena en 2007, sólo luego de que Hugo Chávez exitosamente expulsó a ExxonMobil, su empleador para aquel entonces. Por años, Vecchio lideró la batalla legal de Exxon contra el gobierno de Chávez.

Este detalle revelador ha sido curiosamente omitido en entrevistas con medios estadounidenses simpatizantes, y es brevemente mencionado en su autobiografía. Sin embargo, es crítico comprender su rol emergente, especialmente cuando Juan Guaidó trastabilla en casa.

El gobierno venezolano acusó a Vecchio de robar 70 millones de dólares de Citgo, la compañía hermana de PDVSA radicada en los Estados Unidos que fue colocada bajo su control cuando la Administración Trump lanzó su intento de golpe en enero. No queda claro quién le está pagando el sueldo al "embajador" y su creciente procesión de activistas profesionales de oposición, pero la disputa sobre los activos de Citgo ofrecen una pista.

Vecchio ha tratado estos episodios incómodos como ruido de fondo, en su lugar enfocándose en su rueda de prensa del 18 de junio en el USNS Comfort de la armada estadounidense. Una vez en cubierta, Vecchio estará hombro con hombro con el vicepresidente Mike Pence y el jefe del Comando Sur. Luego el barco-hospital desplegará velas hacia América del Sur en otra maniobra provocadora apuntando a socavar la soberanía del país.

Puede que el golpe haya perdido dirección en Caracas, pero el cabildeo de Vecchio por la intervención desde Washington avanza a toda máquina.

En los años que anteceden a este momento crucial, a Vecchio lo canalizaron por instituciones elitistas de la costa este, alisado por becas y subvenciones firmadas sucesivamente por el gobierno estadounidense. Considerando su trayectoria, no es ninguna sorpresa que su periplo eventualmente lo llevara derechito a Washington.

"Me había dado cuenta de que necesitaba ser parte del cambio que quería ver", le dijo a The Yale Globalist.

Personaje central en el golpe de Trump, con vínculos duraderos con una de las compañías petroleras detrás del empuje por el cambio de régimen, Vecchio juega su papel con precisión. Contado en páginas autobiográficas, en entrevistas con lustrosas revistas del Ivy League (la red de universidades de la elite estadounidense), y a través de archivos financieros de la USAID, su historia destila la esencia de la oposición venezolana.

La educación del niño Carlos

Anidado en el exuberante valle que se extiende en el montañoso estado nororiental de Monagas, el municipio agrario de Caripe fue el telón de fondo de la infancia de Carlos Vecchio. Hogar de uno de los parques nacionales emblemáticos de Venezuela, la Cueva del Guácharo, Caripe es un pueblo adormecido repleto de cafetales y otro cultivos de temperatura templada como papas y fresas. Cuando Carlos nació en la capital del estado, Maturín, en 1969, el clan de los Vecchio tenía poco menos de un siglo viviendo en Caripe.

De acuerdo a su autobiografía de 2018, titulada “Libres: el nacimiento de una nueva Venezuela”, su bisabuelo, Rafaelle, llegó de Italia al oriente venezolano alrededor de 1889. Su padre, Rafael, fue un político prestando servicio como concejal por tres períodos consecutivos. En sus memorias y entrevistas, Carlos dibuja a su padre como un hombre comprometido con el pueblo. Asignado con las tareas de resolver disputas y monitorear el registro de tierras local, a Rafael se le encomendó la supervisión de la clase terrateniente de Caripe como miembro del partido de centro-derecha Copei.

"Mi padre fue un político, así que lo llevo en la sangre", reflexionaba en una entrevista con el medio que sin ironía alguna se llama el Yale Globalist.

Por años, Copei representó en toda regla los intereses de la jerarquía eclesiástica, la clase terrateniente y la oligarquía venezolana en los pasillos del gobierno. Rafael Vecchio no sólo se desempeñó como concejal por Copei y como candidato a la alcaldía de Caripe, sino también como el Secretario Regional del partido.

"Aunque era sólo un niño, yo participé en muchos mítines, particularmente en el municipio, acompañando a mi padre a todos lados", recordó en una conversación con The Politic.

"Sentí que era mi responsabilidad el entrar en política luego de ver los esfuerzos de mi papá".

Cuando le llegó el momento de reubicarse en la capital de Venezuela para trabajar, como muchos jóvenes con ambiciones políticas, decidió estudiar Derecho. En 1992, el mismo año en el que Hugo Chávez saltó al centro de la atención política luego de su intento fallido de dirigir un alzamiento militar, Vecchio recibió su diploma en Derecho de la Universidad Central de Venezuela.

Según el Washington Diplomat, luego de la escuela de derecho, el político en ciernes "ganó una beca Fullbright que le permitió estudiar en [la universidad de] Georgetown, y luego en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard, donde realizó un posgrado en administración pública, eventualmente regresando a Venezuela para enseñar en escuelas públicas y sumergirse gradualmente en la política opositora".

Aunque se graduó en Derecho en 1992, Vecchio no llega a Harvard hasta 1998. Este relato abreviado, contado una y otra vez en medios en lengua inglesa, pasan por encima unos cuantos años cruciales en su vida.

Una beca completa, cortesía del gobierno de los Estados Unidos

Luego de graduarse, los estudiantes de Derecho deben decidir dónde emplear sus talentos recién adquiridos. Vecchio decidió estar mejor capacitado para el campo anodino, pero rentable, en el ámbito del derecho tributario. En 1994 comenzó a trabajar en la consultoría jurídica de la compañía petrolera nacional, Petróleos de Venezuela (PDVSA). Para ese momento PDVSA todavía estaba controlada por la oligarquía nacional y la élite gerencial, y así se mantendría hasta que Chávez se movilizara para socializar la empresa.

El currículo de Vecchio es similar al de sus pares de la high de la oposición venezolana. Leopoldo López, quien más adelante fundaría el partido Voluntad Popular con Vecchio, también trabajó para PDVSA en la era pre-Chávez, ejerciendo como consultor y analista de 1996 a 1998. Igualmente, el dos veces derrotado candidato presidencial, Henrique Capriles, también trabajó como abogado tributario, no para la industria petrolera sino para el servicio fiscal de Venezuela, antes de ser co-fundador de Primero Justicia junto a López en el año 2000. Estas personas representan el recambio generacional de la oligarquía venezolana que vieron su futuro truncado por el ascenso de Chávez.

Las ambiciones tempranas en la carrera de Vecchio eran avivadas por obtener ganancias petroleras. En 1994 comenzó su relación profesional con Mobil, ofreciendo consultoría legal con la empresa petrolera antes de que se fusionara con Exxon. Escribe en su libro que con Mobil "estaba ganando seis veces más de lo que ganaba en PDVSA". Sin embargo, fue mientras trabajaba en PDVSA que "veía con interés los carteles de la beca Fullbright". Con apenas un dominio parcial del inglés, aplicó por el programa patrocinado por el Departamento de Estado hasta que, por fin, lo logró en 1998.

La embajada de los Estados Unidos en Caracas pareciera ser una ubicación extraña para tener una entrevista para una beca académica, pero era ahí exactamente donde el abogado ansioso tendría una entrevista para obtener su beca. Vecchio escribe haberse aprendido al caletre las respuestas mientras se preparaba para la entrevista, notando que "si me sacaban de guión se arruinaría todo".

Afortunadamente para él, cuando le preguntaron de imprevisto qué haría él "si usted fuera el ministro de finanzas de Venezuela", un panelista empático le permitió responder en español. Vecchio se fue de esa reunión lleno de confianza. Unos meses después, sentado en su oficina en Mobil, recibe la noticia de la embajada de que había ganado la beca completa.

"Le vamos a pagar todo", le informó la embajada una tarde de julio. Para enero de 1999, Vecchio estaba en Washington con una beca financiada por Estados Unidos en sus manos. Días después, se inaugura el primer mandato de Chávez como presidente. La Revolución Bolivariana había comenzado, así como la reacción violenta de la oligarquía.

Encontrando un mentor político apoyado por los Estados Unidos en Harvard

Estando en la capital estadounidense, Vecchio dice que "estudiaba más de doce horas al día" para aprender inglés y completar su máster en Derecho tributario en la Universidad de Georgetown.

"Todo lo que tengo en la vida es gracias a la educación", le contó a The Politic en 2013. "Me di cuenta de que si necesitaba ser un político, tenía que educarme y prepararme muy bien".

A pesar de carecer de un inglés fluido, cuenta que aplicó para varios trabajos estando en ese país. Como con la solicitud de la beca Fullbright, el abogado corporativo con determinación superó su ansiedad por una segunda lengua para amarrar un contrato lucrativo.

"Cuando me toca hablar tengo mucha dificultad pero hice lo mejor que pude", escribe en su libro, "y resulta que me aceptan ¡un trabajo en Nueva York para cuando termine el posgrado [en Georgetown]! En el 2000 trabajaría en Nueva York, 110 mil dólares anuales, al firmar me daban 10 mil dólares. Me sentía como si fuese un pelotero de las Grandes Ligas".

Vecchio trabajó con la compañía cuyo nombre no revela por tres fructíferos meses antes de avanzar hacia la Escuela de Gobierno Kennedy, la famosa institución donde se entrena a la gente joven que busca hacer carrera en la política del establishment por las luces rectoras de la economía neoliberal y la política exterior intervencionista.

Actualmente la Kennedy School tiene dentro de su profesorado al ex presidente colombiano Juan Manuel Santos, la ex embajadora ante la ONU de Obama, Samantha Power, y el economista Ricardo Haussman -otro de los principales asesores de la administración golpista de Guaidó-. También resulta ser el alma máter del futuro compañero en la fundación de Voluntad Popular, Leopoldo López.

"La Escuela de Gobierno Kennedy me dio especialmente un gran sentido de lo que estaba ocurriendo en el mundo, y me permitió ver a mi país como parte de un mundo globalizado en vez de un país que solamente estaba aislado y preocupado únicamente en sus asuntos internos", le explicó a The Politic.

Fue en el campus de Harvard donde Vecchio encontró a Elías Santana, su mentor político, un activista veterano que viajó a Boston para movilizar a la oposición al proceso constituyente iniciado por Chávez en 1999. Santana ya tenía años trabajando de forma cercana con grupos apoyados por los Estados Unidos para promover la "educación del votante" en Venezuela. Cuando conoció a Vecchio, Santana le dio al estudioso abogado su primer empujón hacia el activismo.

En palabras de Vecchio, "ese fue mi primer vínculo, digamos, con un actor político de vinculación nacional no enfocado en los partidos sino con una asociación civil". Y este no era un vínculo menor.

Queremos Elegir, el grupo de Santana, se había estado coordinando con la USAID y la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES, por sus siglas en inglés) financiada por el Departamento de Estado desde 1993, cuando el IFES seleccionó a Queremos Elegir como una de las "dos asociaciones civiles [consideradas] como interlocutoras adecuadas para promover programas de educación para el voto" en Venezuela, a pesar del hecho de que estaba "limitado" y empleaba "sólo a un integrante pagado".

El IFES caracterizaba a Queremos Elegir como "parte de una agenda" que exigía "un papel mayor del sector privado en la solución de problemas comunitarios y nacionales”. Volantes producidos por el grupo para su distribución durante la elección presidencial de 1998 abiertamente agradecían al Banco Interamericano de Desarrollo (controlado por los Estados Unidos) por el financiamiento de su producción.

Para el año 2000, Queremos Elegir dirigía el esfuerzo por suspender las próximas elecciones presidenciales, las primeras que iban a darse bajo la recién ratificada constitución. En su libro ¿El suicidio de los elefantes?, el investigador Rickard Lalander escribía que Santana y su socia en Queremos Elegir, Liliana Borges, "jugaron papeles importantes en el mega proceso electoral del 2000. Fueron llamados por la Corte Suprema como voces de la sociedad civil venezolana (y la descentralización) para manifestar sus razones para posponer las elecciones".

Al año siguiente, el nuevo gobierno de Chávez se enfrentó con las primeras manifestaciones anti-gobierno de la sociedad civil. Conocido como el "Movimiento 1.011", emergieron como respuesta a un decreto presidencial que buscaba reformas moderadas para expandir la educación pública y crear programas deportivos y de alfabetización en colaboración con el gobierno cubano. Esta era la línea roja para la oposición venezolana. Liderizado por Santana, los oponentes de Chávez presionaron a padres y profesores para que denunciaran lo que ellos etiquetaban como la "cubanización e ideologízación" de la educación.

Chávez "intentó inmiscuirse con nuestras escuelas y la sociedad civil no va a aceptar esto", le dijo Santana a CNN en una manifestación en enero de 2001 descrita como "la mayor protesta contra el gobierno del presidente Hugo Chávez para la fecha".

En sus memorias, Vecchio explica cómo Santana lo invitó a asistir a un encuentro del 1.011 en Caracas cercano a su final de período en Harvard.

"Fue tanta la cantidad de gente que no pude ver a Elías", dijo Vecchio de la concentración, "creo que fue el primer acto de protesta cívica de la sociedad venezolana contra el Decreto 1.011 y de donde nace la asociación civil Movimiento 1.011".

Aunque la campaña fracasó, moldeó los contornos del movimiento fervientemente anticomunista que eventualmente orquestaría el fallido golpe de Estado contra Chávez en abril de 2002. Vecchio regresó a Harvard a terminar sus estudios antes de aquel día aciago, pero no perdió tiempo para movilizarse con los grupos antigobierno tan pronto regresara.

"Cuando llego a Venezuela", recuerda, "a quien llamé primero fue a Elías".

El hombre de Exxon en Venezuela encuentra su camino

Al momento de mudarse de nuevo a Venezuela, en septiembre de 2001, Chávez ya tenía casi tres años al mando. El país estaba en el medio de un cambio trepidante: en 1999, más de tres cuartos de los votantes aprobaron una nueva Constitución que ampliaba la participación política y fomentaba los derechos de las mujeres, trabajadores, los pobres del campo y los pueblos indígenas. Estas reformas adelantaron la perspectiva de un nuevo conjunto de leyes que amenazaban los estrechos intereses de las clases dominantes del país, así como de las corporaciones estadounidenses.

El antiguo empleador de Vecchio, Mobil, se había fusionado con Exxon y para el momento todavía operaba en Venezuela. Pero su también otrora empleador, PDVSA, estaba en la mira de la Revolución Bolivariana conducida por Chávez. Venezuela había nacionalizado sus reservas durante los años 70, sin embargo las reformas neoliberales instituidas veinte años después abrieron la industria a las finanzas privadas. Chávez buscaba revertir ese proceso, colocando a la jerarquía de PDVSA, en otros tiempos intocable, en peligro.

La decisión de reemplazar la totalidad de la junta directiva de PDVSA a inicios de 2002 lo enfrentaba directamente con la élite del país, provocando una huelga petrolera que paralizó la economía del país y aceleró el impulso por defenestrarlo del poder.

Para ese momento, Vecchio, gracias a su mentor Santana, cosechaba su influencia dentro del sector en expansión de las ONG. "Cuando regreso definitivamente al país, en septiembre de 2001, Elías me cuenta que estaban explorando la posibilidad de crear una nueva asociación", escribe en Libres.

Cuatro meses después, en enero de 2002, junto a Elías y otras personas fundaron Ciudadanía Activa, una autodenominada "asociación civil" enfocada en la "descentralización" política.

El 11 de abril de 2002, la oposición venezolana activó su jugada contra Chávez, secuestrándolo, reteniéndolo en una isla y removiéndolo temporalmente del poder. El presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona, fue colocado al timón de un"gobierno de transición" establecido en el infamemente antidemocrático "Decreto Carmona". Como representante de la "sociedad civil" que firmó el documento del 12 de abril estaba Rocío Guijarro, cofundadora, junto a Vecchio y Santana, de Ciudadanía Activa.

Aunque el golpe fracasó en menos de 48 horas gracias a la movilización popular, Ciudadanía Activa sigue operando al día de hoy. Se reveló que recibió 76 mil 900 dólares de la USAID los años inmediatamente posteriores al golpe, aunque el monto real que Ciudadanía Activa ha cosechado del gobierno estadounidense todavía se desconoce.

Habiendo fracasado en el derrocamiento contra Chávez vía un golpe, la USAID expandió su huella dentro de la sociedad civil venezolana. En agosto de 2002, la subsidiaria del Departamento de Estado montó en Caracas una extensión de la Oficina de Iniciativas para la Transición (OTI, por sus siglas en inglés) y contrató a una firma privada denominada Development Alternative Incoporated (Desarrollo Alternativo Incorporado, DAI, por sus siglas en inglés) para desembolsar fondos para grupos anti-gobierno.

Uno de los viejos amigos de Vecchio resultó ser quien supervisaba el multimillonario proyecto de DAI. En su autobiografía, Vecchio escribe sobre un personaje llamado Antonio Iskandar, un "gran amigo" con el que vivió al mudarse a Washington para estudiar en Georgetown. También antiguo empleado de PDVSA, Iskandar se desplazó para prestar servicios como "Asesor de Programas" para la OTI Caracas, en sus propias palabras, "diseñando los primeros programas de subvención... trabajando con organizaciones de la sociedad civil".

Curiosamente, Vecchio no menciona el trabajo de su amigo en la operación de cambio de régimen estadounidense, apenas describiéndolo como un compañero de gran ayuda. Hoy en día, Iskandar todavía trabaja para DAI, que fue nombrada por la USAID como "Gran Socio de Negocios del año" en 2018.

En entrevistas en inglés, Vecchio pasa por encima sus actividades en los años inmediatamente posteriores al golpe de 2002. Por ejemplo, en una conversación con The Yale Globalist, se describió a sí mismo simplemente como un "profesor en una universidad local". No obstante, en realidad, estaba sentando las bases para la transición política en casa, involucrándose de lleno con grupos de la sociedad civil financiados por los Estados Unidos mientras mantenía lo que ha descrito como una carrera "exitosa" como abogado tributario.

Nunca hizo mención en los medios gringos al hecho de que trabajaba para la ExxonMobil mientras que los esfuerzos de Chávez por expulsar a las compañías extranjeras alcanzaba su cenit.

En The Yale Globalist encuadró su entrada en la política como una respuesta temprana al ascenso del chavismo. "Fue en 2001", reportó la revista, "cuando Carlos vio lo que estaba pasando y se dio cuenta de que 'uno no podía ignorar más lo que sucedía'". Examinándolo más a detalle, pareciera que su transición a la política fue una vez que Chávez prevaleciera en el proceso de nacionalización de la industria petrolera venezolana, de este modo destruyendo sus oportunidades para florecer dentro de la misma.

En 2007, el Comandante logró de forma exitosa que Exxon y otras compañías extranjeras entregaran proyectos petroleros vitales al gobierno. Fue ahí cuando Vecchio emergió como un portavoz de facto de la oposición dentro de la industria, quejándose en medios estadounidenses de la "discriminación" chavista.

"Seré despedido", se lamentaba Vecchio en una entrevista con Marketplace, "porque este gobierno me discriminará".

Según Marketplace, para ese momento había estado intentando "levantar una lucha legal infructífera" contra la reestructuración de la industria petrolera venezolana "por años".

Mientras Exxon desmontaba sus oficinas, cuenta Vecchio que le ofrecieron un puesto en la compañía en Qatar. Rechazó la oferta de consolación, y en su lugar se dio el empujón en la lucha contra el chavismo. "Mi decisión es quedarme en Venezuela para sumarme al cambio", escribió. "No puedo pedir un cambio para mi país si no somos capaces de formar parte de ese cambio".

Cuando Carlos conoció a Leopoldo: la creación de un bromance político

A pesar de haber prosperado dentro del mundo corporativo, cuando se trató de política, siempre parecía que Vecchio llegara en segundo lugar. En su primer intento electoral, en 2007 se lanzó como "ciudadano independiente" para la alcaldía del pudiente municipio Chacao, al este de Caracas. El municipio era uno de los hogares de la alta sociedad caraqueña, ofreciéndole a Vecchio el lugar perfecto para poner a prueba sus habilidades adquiridas en Harvard.

Ese año las elecciones por la alcaldía de Chacao se habían convertido en una guerra civil entre pre-candidatos que competían para asumir el legado de Leopoldo López. La estrella en ascenso de la oposición cuyo lanzamiento a la fama incluía la participación de un secuestro de un ministro del gobierno durante el fallido golpe de Estado cinco años antes, por lo que López fue inhabilitado para aspirar a cargos de elección acusado de haber empleado su posición en PDVSA a finales de los 90 para financiar ilegalmente la fundación de su partido, Primero Justicia.

Vecchio rápidamente se retiró de la carrera, culpando de su fracaso a la sobresaturación de competencia en el distrito. No obstante su gesto no pasó desapercibido, ya que López le agradeció personalmente la decisión de retirarse.

Vecchio escribe en su autobiografía que a través de este episodio él y López se convirtieron en "hermanos políticos". Fue el inicio de una relación que transformó a la oposición venezolana. Vecchio nunca ganó una elección y nunca lo hará, pero gracias al lazo con López, tampoco necesitaría un escaño en el parlamento para alcanzar la influencia que deseaba.

Engendrando un partido en el tubo de ensayo gringo del cambio de régimen

A finales de 2007, la economía venezolana rugía. Chávez y sus aliados demostraban ser imbatibles y los progresistas se apuntaban victorias en países en toda América Latina. Estados Unidos estaba desesperado por encontrar cualquier medida para revertir el cambio de época que barría el continente. Un nuevo intento vino de la mano de la Generación 2007, un grupo de operadores juveniles entrenados por los Estados Unidos que proveyeron el vehículo perfecto para que Vecchio y López radicalizaran a la oposición del país.

En mayo, miles de estudiantes de clase media y alta se lanzaron a las calles para protestar contra la decisión del gobierno de no renovar la concesión de transmisión de Radio Caracas Televisión, un canal de oposición que se arrogó el crédito del golpe que momentáneamente derrocó a Chávez años atrás.

Las manifestaciones rápidamente se transformaron en una revuelta contra un referendo en ciernes por una reforma constitucional en torno a la propuesta de declarar a Venezuela una nación socialista. Tal como reportaron Max Blumenthal y Dan Cohen para The Grayzone, el movimiento estaba dirigido por activistas entrenados por el Centro para la Aplicación de Acciones y Estrategias No-Violentas (CANVAS, por sus siglas en inglés) financiado por la NED y la CIA. Era el inicio de la "Generación del 2007".

Sus líderes estaban directamente patrocinados por la OTI de la USAID. Tal como un contratista vinculado a sus proyectos le explicó a Tim Gill y Rebecca Hansen para The Nation, "los Estados Unidos realizaron un movimiento arriesgado y trajeron un montón de dinero para los estudiantes a través de la OTI, que como resultado de eso creció bastante".

"Estoy orgulloso. Es como ver a tu hijo e hija crecer", continúa el contratista. "Los conocí desde que comenzaron a crecer... los líderes potenciales para cuando (y si es que hay) un cambio de gobierno, y nosotros fuimos los que les enseñamos a dar sus primeros pasos".

Previo a esta movilización, la oposición venezolana estaba desmoralizada, sufriendo un golpe tras otro en los colegios electorales. Pero gracias a la Generación 2007, lograron infringirle a Chávez una derrota inusual, impidiendo el referendo para instituir el Socialismo del Siglo XXI. Esta victoria trajo nuevos rostros que se encarrilaron en las ONG, incluyendo al futuro líder del golpe, Juan Guaidó, cuya única mención en el libro aparece en una sección reflexionando sobre la emergencia de la Generación 2007. La escena estaba preparada para un reagrupamiento político que pudiera apalancar el entusiasmo de los movimientos de laboratorio hacia el poder real.

En 2009, López y Vecchio fundaron Voluntad Popular, un partido que reflejaba los intereses de la clase empresarial y la sensibilidad radical e intransigente del liderazgo juvenil.

"Comenzamos a visualizar más una organización política que un movimiento", escribió Vecchio en su autobiografía.

Vecchio estaba preparado para esta tarea desde sus tiempos en Harvard. En una entrevista de 2013 para The Politic, reflexionó: "Mientras estaba en la Kennedy School aprendí mucho sobre las mejores prácticas políticas y cómo las podía implementar en mi país".

Y como en prácticamente todos los esfuerzos de Vecchio, la mano oculta del gobierno de los Estados Unidos facilitó el camino.

"Ya que la USAID/OTI no podía financiar directamente a los partidos políticos", escriben Gill y Hansen, "trabajaron con los dirigentes de los partidos, incluyendo aquellos de Voluntad Popular, para ayudar a los activistas de oposición a armar" grupos comunitarios anti-gobierno.

"Incluso desarrollamos nuevas ONG que para los ojos del gobierno aparentaban ser muy neutrales", una fuente de la OTI le confesó a los dos académicos. "Así que les dimos dinero... estaban alejando a gente de Chávez de una forma sutil".

Al montar Voluntad Popular, Vecchio efectivamente fusionó a los florescientes líderes de la Generación 2007 con las redes establecidas por las ONG apoyadas por los Estados Unidos en todo el país, unificándolas bajo el paraguas del liderazgo de López, un hombre ampliamente visto como el candidato nacional de mayor carisma de la oposición.

A diferencia de otros partidos de oposición, Voluntad Popular cuidadosamente se vendió de una manera en la que no enajenara a aquellos que reconocían los logros sociales alcanzados por el chavismo. En 2014 fueron admitidos en la Internacional Socialista, estatus que habilitó al partido el representarse a sí mismo como progresista no sólo para los venezolanos, sino para izquierdistas en todo Occidente (el ultra militarista Partido Laborista israelí también es integrante de la Internacional Socialista).

Al ser presionados para describir la plataforma del partido, Vecchio pugnaba por ofrecer algo más que compromisos cliché con la "democracia" y la "libertad".

No obstante, una posición, por sobre todas las demás, ha quedado claramente articulada: "Queremos que el petróleo sea un commodity en la arena internacional", el ex empleado de Exxon, Mobil y PDVSA le dijo a The Politic. Para lo que ha quedado el presunto compromiso de Voluntad Popular con el "socialismo"...

Desde su formación en 2009, Voluntad Popular ha reunido un apoyo decepcionante en las urnas, recientemente llegando de tercero en las elecciones parlamentarias de 2015. A pesar de pugnar por ganar votos reales, López y Vecchio han demostrado una asombrosa habilidad para provocar el caos e incluso violencia letal en las calles de Venezuela en tiempos de crisis.

‘Tenemos que crear caos en las calles’

Luego de la muerte intempestiva de Hugo Chávez en 2013, la oposición venezolana cayó en cuenta de que se había equivocado gravemente en apostar a que la Revolución Bolivariana muriera con su líder. Luego de perder las elecciones presidenciales contra Nicolás Maduro en abril y sufrir una redoblona en las elecciones municipales siete meses después, los líderes opositores entraron en pánico. Cuando Maduro los invitó a entablar un diálogo nacional, en vez de eso Voluntad Popular se lanzó a las calles.

El 23 de enero de 2014, López se unió a la líder opositora notoriamente extremista, también apoyada por los Estados Unidos, María Corina Machado, para lanzar la campaña “La Salida”, convocando a demostraciones masivas para forzar la renuncia de Maduro.

"Tenemos que crear caos en las calles a través de la lucha cívica responsable", tronó Machado.

Los esfuerzos de López por fomentar disturbios alcanzaron su cima el 12 de febrero. Flanqueado por Vecchio y Guaidó, el agitador de cabello castaño desde la tarima en la Plaza Venezuela de Caracas exigió a los manifestantes a marchar hacia la oficina de la Fiscal General. Poco después de que los líderes de Voluntad Popular dejaran la escena, protestantes antigobierno acataron el llamado de López y trataron de incendiar el edificio gubernamental.

La violencia condujo a una orden de arresto tanto para López como Vecchio bajo acusaciones por instigación a delinquir, daño a propiedades, incendio a edificio público y conspiración. López fue arrestado el 18 de febrero, pero la violencia callejera de "La Salida" continuó hasta mediados de mayo.

Al final de "La Salida", la campaña de caos de la oposición había contribuido a la muerte de 49 personas, más de 800 heridos y aproximadamente 10 mil millones de dólares en daños a la propiedad.

"La propuesta de 'La Salida' tenía una visión de largo aliento", reflexionaba Vecchio en su libro. "Era un esquema progresivo".

Luego del arresto de López, Vecchio desapareció por 108 días antes de reaparecer en el sitio más esperado de todos.

De Yale a mandamás de Voluntad Popular

En los meses precedentes a "La Salida", Vecchio pasó una breve temporada alejado de Voluntad Popular para asistir a cursos en otra institución exclusiva de la costa este norteamericana.

Esta vez en el programa Maurice R. Greenberg World Fellow en la Universidad de Yale, nombrado así en honor al antiguo CEO del mega banco de inversiones AIG y vicepresidente honorario en el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés). Unos años antes, la colega instigadora de "La Salida", María Corina Machado, disfrutó de la misma asociación, programa financiado por la Open Society Foundation de George Soros, la USAID, el German Marshall Fund vinculado a la OTAN y la Asian Society (bajo financiamiento de Rockefeller) entre otros.

En comentarios hechos a The Politic, Vecchio dijo que viajó a New Haven (lugar donde se encuentra la Universidad de Yale) "para ver lo que podía aprender... y lo que podía aplicar en Venezuela, particularmente en innovación social, relaciones internacionales y el papel del petróleo en la comunidad internacional".

Claramente vio a Yale como otro paso en el camino al cambio de régimen, señalando que "también funciona para contarle a la gente lo que está ocurriendo en mi país, y para preparar los próximos grandes pasos que tienen que darse".

Mientras que Vecchio no desarrolló de qué iban esos "pasos", en pocos meses de su regreso a Caracas en diciembre de 2013, Venezuela había descendido a una tormenta política, López estaría en prisión y él había decidido pasar a la clandestinidad. Su desaparición llevó a sus antiguos profesores y alumnos en New Haven a un estado elevado de ansiedad.

"Apenas hace dos meses, Carlos Vecchio asistía a clases haciendo amistades con profesores y alumnos en el campus de la universidad de Yale", reportó The Politic el 20 de febrero de 2014. "Ahora, el antiguo World Fellow de Yale es el objetivo de una orden de arresto en Venezuela".

"Estamos profundamente preocupados por la seguridad de Carlos Vecchio: actualmente se encuentra escondido en Venezuela con acceso limitado a la comunicación", Michael Capello, el director del programa, manifestaba preocupado.

"Esto era principalmente un movimiento pacífico que había intentado trabajar por reformas a través de la participación en el sistema político", agregó Capello, profesor de pediatría y miembro del CFR. "Creo que merece ser celebrado".

A principios de junio de 2014, Vecchio reaparece en Nueva York. Ahí, explicó en su primera entrevista desde que abandonó Venezuela que López y sus colegas decidieron que era mejor trabajar por el partido desde fuera del país.

"Ellos consideraron que soy más útil en este momento denunciando los abusos que continúan existiendo contra los derechos humanos en Venezuela a nivel internacional", le dijo a CNN en Español, "así que eso es lo que vamos a hacer".

Con López bajo arresto domiciliario e incapacitado para maniobrar internacionalmente, los días de Vecchio como "el número dos" se habían terminado. A partir de ese momento, comenzó a comportarse como el líder de la oposición venezolana en los Estados Unidos, embarcándose en un esfuerzo concertado para convencer a funcionarios de alto nivel estadounidenses que apoyar a Voluntad Popular era su mejor apuesta para alcanzar el cambio de régimen.

Vecchio escribió sobre el bombardeo cabildero en su libro: "Me tocaba reunirme en el Congreso Norteamericano, la Casa Blanca, el Departamento de Estado, con profesores de las universidades norteamericanas, diferentes embajadores, organizaciones civiles influyentes en Estados Unidos".

Cortejar a Almagro, volcar a la OEA contra Venezuela

En marzo de 2015, la Administración Obama emitió una orden ejecutiva declarando a Venezuela como una "amenaza a la seguridad nacional". Sin ofrecer evidencia del peligro que el país constituye para el público estadounidense, la orden criticaba "el erosionamiento de las garantías de los derechos humanos y la persecución de opositores políticos", una clara referencia al arresto de López. Las sanciones fueron consiguientemente prolongadas por las administraciones Obama y Trump en una serie escalonada de medidas coercitivas unilaterales apuntando al corazón de la economía de Venezuela.

Mientras Vecchio hacía lobby con funcionarios estadounidenses en los esfuerzos por el cambio de régimen, le prestó particular atención a Luis Almagro, el canciller uruguayo que había asumido el puesto de Secretario General de la OEA en mayo de 2015. Escribió sobre haber tenido "una larga conversación" sobre Venezuela,"aproveché para decirle quiénes éramos nosotros en Voluntad Popular: que creíamos en la democracia, en una economía que no estuviese completamente en manos del Estado, [y que] creíamos en la iniciativa privada".

También dijo que él y Almagro "empezamos a preparar el informe para que al menos la OEA asuma el tema de Venezuela y pueda ir evaluando la posibilidad de aplicar la Carta Democrática Interamericana".

Un año después, Almagro presentó un informe de 114 páginas sobre la situación en Venezuela e hizo un llamado a un referendo sobre el mandato de Maduro, declarando que "la situación que hoy enfrenta Venezuela es el resultado directo de las acciones de quienes actualmente se encuentran en el poder". Tal como Vecchio esperaba, Almagro invocó el Artículo 20 de la Carta Democrática, reservada para instancias en las que el gobierno de un Estado miembro "altera seriamente el orden democrático".

La hostil obsesión de Almagro con Venezuela llevó al país a retirarse de la OEA a finales de abril de 2017. La para entonces canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, condenó al Secretario General como "un traidor a todo lo que representa la dignidad de un diplomático latinoamericano".

Pero Vecchio se refería a Almagro en términos luminosos. "Los venezolanos no tendremos nunca cómo agradecerle su lucha a favor de restituir la democracia en Venezuela. Por eso siempre le digo que es el uruguayo más venezolano".

En el prólogo a la autobiografía de Vecchio, Almagro acredita al abogado venezolano de ser una inspiración. "Carlos Vecchio fue el primer líder político venezolano que vino a mí a denunciar el tema Venezuela a partir del momento en que asumí como Secretario General de la OEA", recordó.

Tres años después, cuando la Administración Trump dio inicio al golpe en Venezuela, Almagro aseguró que la OEA reconociera a Guaidó como presidente encargado y aceptó al representante designado para el grupo, Gustavo Tarre, en una violación explícita de la propia carta de la organización.

Almagro mediante, Vecchio había marchado a través de una institución internacional sentando el trabajo preliminar para que los Estados Unidos intensificaran la prosecución del cambio de régimen en Caracas.

De activista por el cambio de régimen a ‘embajador’ ante los Estados Unidos

En enero de 2019, el partido de Vecchio, Voluntad Popular, recibió el mandato que estaba buscando para liderizar a Venezuela.

La victoria que su partido había alcanzado no provino de voto popular alguno, sino gracias al reconocimiento unilateral de la Administración Trump a Juan Guaidó, el presidente de la legalmente difunta Asamblea Nacional venezolana, como presidente del país. A los días del reconocimiento formal de Guaidó el 23 de enero, la Casa Blanca le dio la bienvenida a Vecchio como el nuevo "embajador" ante Washington.

Cuando Trump dio su discurso sobre el Estado de la Unión a inicios de febrero y proclamó la decisión de su administración de reconocer a Guaidó, Vecchio estaba sentado en la cámara del Capitolio como invitado de honor del senador Marco Rubio.

Un titular para el momento del Miami Herald anunciaba que "Carlos Vecchio dirige a Venezuela desde los Estados Unidos".

El rotativo probadamente anti-Maduro informó: "Los últimos cuatro años, Carlos Vecchio ha sido una figura habitual en los restaurantes en el Doral, junto a legisladores y dirigentes comunitarios mientras despotricaban contra Maduro". El Herald señaló que Vecchio decidió dedicar su tiempo en "la ciudad con el mayor porcentaje de venezolanos en todo el país", en vez de Washington o Nueva York.

"Conozco a Carlos Vecchio desde hace mucho tiempo”, manifestó el senador por la Florida, Rick Scott. Su homólogo, Rubio, dijo de Vecchio que "ya todos sabemos quién es".

Guillermo Zubillaga, director senior del Programa de Políticas Públicas y Relaciones Corporativas del Consejo para las Américas, difícilmente podía contener su emoción al hablar de Vecchio con el Herald.

"Estoy seguro de que Carlos está perfectamente apto para ser un diplomático", dijo efusivamente. "Le puedes preguntar a cualquier figura de la oposición de cualquier otro partido y te dirán que no tienen nada en contra de él".

Zubillaga celebró la habilidad de Vecchio para encantar a miembros de los dos partidos principales de los Estados Unidos, destacando las posiciones pro-golpistas de demócratas como la congresista Debbie Wasserman-Schultz como "evidencia de su trabajo".

De acuerdo a Zubillaga, Vecchio "tiene algo que pocas personas en Washington tienen: apoyo de ambos partidos a su causa".

Pero mientras el golpe se arrastra y Maduro permanece firmemente afianzado, los cheerleaders de Vecchio aprenderían que el apoyo bipartito de los Estados Unidos no garantiza el apoyo popular donde más se necesita.

La batalla por la embajada en Washington

El primero de mayo, al día siguiente del putsch militar fallido en Caracas, un Vecchio determinado marchó por la calle 30 en el vecindario pudiente de Georgetown preparando su propio golpe de Estado. Por más de 24 horas, docenas de simpatizantes de Guaidó rodearon la embajada de Venezuela, y lo que se decía entre los activistas anti-guerra apostados adentro era que Vecchio iba a intentar entrar en la embajada ese día.

En los momentos previos a la llegada de Vecchio, una turba de simpatizantes del golpe protegidos por el Servicio Secreto se desplazaron en manada a la embajada, acosando a los activistas fuera y amedrentando a los que estaban dentro del edificio.

Muchos de los opositores recurrieron a provocaciones racistas, sexistas y homofóbicas, amenazándolos violentamente, incluso vandalizando la embajada. Sus feas demostraciones no concordaban con la imagen elegante que Vecchio aparentaba, pero podía resultarle familiar a cualquiera que haya testimoniado el caos atizado por su partido a lo largo de los años en Venezuela.

Cuando representantes del gobierno golpista comenzaron a ir apareciendo para la rueda de prensa de Vecchio al final de la tarde, fueron recibidos con cantos atronadores por parte del Colectivo de Protección de la Embajada, amplificados con altoparlantes retumbando desde las ventanas del tercer piso:

"¿Cuántos golpes hacen falta? ¡Vecchio es un fake!".

Los gritos desde arriba ahogaron la alocución de Vecchio cuando llegó al lugar. Fue forzado a pegar la retirada de la escena en lo que se suponía que iba a ser su vuelta al ruedo sin siquiera intentar ingresar a su supuesta embajada. Serían veintitrés largos días antes de que fuera capaz de poner un pie dentro del edificio.

La coautora de este trabajo, Anya Parampil, estuvo integrada como periodista dentro de la embajada a lo largo de la resistida al embate. Intentó varias veces preguntarle a Vecchio, pero o era violentada por sus sigüis cuando se aproximada o ignorada. Vecchio no respondió a las solicitudes de entrevistas ni a las preguntas enviadas antes de la publicación de este artículo.

En el medio de la batalla por la embajada, los poderosos aliados de Vecchio le dieron un premio de consolación. En la noche del 14 de mayo, el senador Rick Scott le presentó al aspirante a diplomático con el Premio a la Libertad del Instituto Internacional Republicano (IRI, por sus siglas en inglés). La organización financiada por ExxonMobil y la NED le había dedicado un premio planteado "para honrar a los individuos que han trabajado para adelantar la libertad y la democracia en sus países" al "pueblo venezolano".

"Gracias Elliot", exclamó Vecchio mientras daba su discurso de aceptación, señalando hacia el enviado especial para Venezuela de Trump, y felón convicto por el escándalo Irán-Contras, Elliot Abrams. "Gracias por convertirte en un amigo en esta pelea".

Luego de la ceremonia, Vecchio fue llevado a la embajada venezolana, donde le dio el premio a la multitud de activistas pro-golpe que todavía se concentraban en las afueras. Al igual que en su aparición previa en los predios de la embajada, los activistas bramaron consignas burlescas desde los altavoces dentro del edificio.

Vecchio se mezcló con la turba, descolocado por el desprecio implacable. Varios días después, una vez que agentes de los Estados Unidos hicieron una redada a la embajada arrestando a los activistas que se encontraban dentro, Vecchio regresó una vez más para exaltar a sus seguidores y prestar declaraciones a los medios.

"¡Hemos liberado la embajada!", anunció, flanqueado por la turba estridente de emigrados.

Habrá sido incapaz de suministrar servicios consulares como renovación de visas debido al fracaso del golpe, pero ya estaba preparado para declarar un triunfo significativo.

"Estoy agradecido por la paciencia del pueblo venezolano", continuó. "Pero también tengo que agradecerle al gobierno de los Estados Unidos: ¡muchas gracias! Y gracias al presidente Trump, también. Gracias al Departamento de Estado. Gracias a los servicios de seguridad que fueron de una ayuda increíble... el Servicio Secreto, a todos los cuerpos de seguridad, a la policía local... ¡muchas gracias!".

Con esta larga lista de agradecimientos públicos, el antiguo abogado de Exxon reveló las verdaderas fuerzas detrás del movimiento político que representa. Entre Washington y Miami, entre la diáspora venezolana y la élite política estadounidense, Carlos Vecchio había encontrado a su electorado, sin haber ganado un solo voto.

https://thegrayzone.com/2019/06/18/exxon-ambassador-carlos-vecchio-venezuela-coup-lobbyist/
https://cubainformacion.tv/index.php/america-latina/82093-de-exxon-a-qembajadorq-como-carlos-vecchio-se-convirtio-en-el-principal-lobista-del-golpe-de-estado