viernes, 31 de mayo de 2019

La podredumbre de los sindicatos amarillos sepultó la lucha obrera en Asturias

Los fondos mineros, el dinero que llovió en Asturias gracias al Plan del Carbón, fue la millonaria liquidación con la que el Estado, a través del Gobierno del PP de José María Aznar, compensó a Asturias por el cierre definitivo y prolongado en el tiempo de la minería.

La negociación entre los sindicatos mineros (SOMA-UGT y CCOO) y el Gobierno central, con el Gobierno autonómico de comparsa, se prolongó eternamente y finalmente José Ángel Fernández Villa, al frente del sindicato socialista, y Francisco Álvarez-Cascos, en la vicepresidencia del Ejecutivo, firmaron aquel cheque por fin de actividad, que hacía pasar a la historia las minas y la legendaria combatividad de los mineros: 4.484 millones de euros. Cubrían el periodo entre 1998 y 2012. Villa y Cascos forjaron entonces una amistad que se mantiene.

Aquella millonada, gestionada por los propios sindicatos mineros y los Gobiernos español y asturiano, tendría que haber servido para la reindustrialización de las cuencas mineras y la sustitución del carbón por otras actividades productivas. Nada de ello se produjo. Las inversiones se dedicaron a infraestructuras y servicios, en gran parte perfectamente prescindibles, y a alimentar la corrupción.
Ya se verá si a la corrupción de comisiones ilegales que acaban en sucios bolsillos, porque eso lo tendrán que investigar la Justicia y los medios tras el “Caso Villa”. Pero sí hay constatación evidente de otra corrupción no menos escandalosa: las millonarias subvenciones a empresas fantasmas que llegaron a las cuencas mineras asturianas solo a pillar las cuantiosas subvenciones de los fondos mineros. Y en esto los sindicatos no eran cómplices sino activos agentes, incluso colocando a sus parientes y afines en las empresas.

Fue una corrupción consentida ante la que todo el mundo miraba hacia otro lado. Uno de los casos más llamativos fue el de la empresa Alas Aluminium, adquirida recientemente por un grupo extranjero. Una denuncia por los ERE fraudulentos es el último capítulo de la escandalosa historia de Alas Aluminium, el caso más significativo entre las empresas que protagonizaron en Asturias un verdadero saqueo a los millonarios fondos mineros. No es la única, porque fraudes similares supusieron otras como Venturo XXI, Diasa o Rioglass, también financiadas con esos fondos públicos. Pero Alas es la más importante y la más emblemática: un modelo de gestión empresarial corrupta desde su nacimiento, lastrado por contrataciones a dedo dictadas por cuotas políticas o sindicales. La aventura de esta empresa que fabricaba perfiles de aluminio se dejó por el camino casi 100 millones de euros.

El pasado 7 de mayo se presentó tanto en Presidencia como en la Consejería de Economía, una denuncia de posibles Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos en la empresa langreana Alas Aluminium. El fraude consistía en prejubilaciones ilegales de personas que no trabajaron en la empresa ligadas a sindicatos y partidos. Este fraude consiste en la contratación ficticia durante unos meses de un sindicalista, político, familiar o amigo para después incluirlo en el ERE. La denuncia apuntaba a Alas, aunque no excluía que pudiesen darse otros casos en otras empresas con participación pública, y solicitaba una investigación aclaratoria.

Pero ni el anterior Gobierno asturiano de Foro Asturias ni el actual del PSOE abrieron investigación alguna ni contestaron al escrito.

En las cuencas mineras, y especialmente en el valle del Nalón es difícil dar con alguien que rechace tajantemente la posibilidad de que la acusación sea fundada. Es un secreto a voces, admitido por muchos de los beneficiados, que gran parte de las contrataciones de la empresa semipública Alas Aluminium (49 por ciento estatal) fueron hechas, desde que nació en 2005, a dedo, y favorecidas por partidos y sindicatos. Había incluso cuotas sindicales de contratación, que aparecían incluso en los ordenadores de la empresa: 125 colocados a través de UGT y 70 a través de CCOO.

El listado de familiares de políticos o sindicalistas contratados es largo y significativo. Abundan los socialistas (del PSOE, SOMA o UGT), pero tampoco faltan los relacionados con CCOO, IU e incluso el PP.  Entre ellos están las hijas de los entonces alcalde socialista y secretario general del PSOE de Siero, Juan José Corrales y Juan José Corriols, respectivamente, lo que se explica porque la primera ubicación prevista para Alas Aluminium era Lieres. También trabajaron en la empresa un hijo y una hija de Constantino Fernández, secretario general del PSOE en Langreo, y una hija del que fuera diputado autonómico José Amado Mallada, vinculado al SOMA. En algunos casos se trataba de la pareja, como la esposa del secretario de la Federación de Industria de CCOO en el valle del Nalón, Juan Vaisaneque. Tampoco faltaban cargos públicos, como la concejal de IU en San Martín del Rey Aurelio Flor Alonso. Influyente en las contrataciones era al parecer José Antonio Martínez, entonces portavoz del PP en Langreo y ahora diputado autonómico de Foro Asturias.

“Todo el mundo metió su cuota”, dice en referencia a partidos y sindicatos un importante político, que reconoce haber recomendado a sus familiares al primer director de la empresa, “aunque eso no me obliga a nada: yo no caigo en la indignidad porque no me da la gana”. También reconoce que esas prácticas son nefastas social y moralmente, pero están totalmente extendidas en las cuencas.

Un trabajador de Alas, Miguel Fernández, miembro del primer comité de empresa por CCOO, recuerda que “mucha gente tenía un contacto para entrar y entraron, pero a otros no se les arregló”. En su caso confiesa que lo intentó “en el PSOE y la UGT y no lo conseguí”.

En cambio René Rendal movió más teclas, en partidos y sindicatos, “aunque no tengo claro quién me metió”. Como todo el mundo pasó unos cursillos, pero “eran una comedia”, confiesa. Opina que “el SOMA es la ETT [Empresa Temporal de Empleo] de Hunosa y de todas las empresas que viven a su alrededor”.

En las cuencas estos hábitos están muy asumidos. El concejal del Frente de Izquierdas en Langreo, Xandru Fernández, habla de una “red clientelar” formada por “empresas en las que no entra nadie que no esté ligado al SOMA o al PSOE”, aunque admite que CCOO, IU y otras organizaciones no son ajenas a ello.

Héctor Palacio, portavoz de la Asociación de Parados del Valle del Nalón ADEPAVAN, dice que “es algo normal en la cuenca y viene de los años ochenta: pa entrar a trabajar hay que pagar un peaje político o sindical”.

Las cuotas político-sindicales son una de las causas que explican que Alas estuviese sobredimensionada desde el principio, con una plantilla que llegó a rozar los 400 trabajadores. “Éramos tantos que nos estorbábamos para trabajar y las grúas chocaban entre ellas”, recuerda Daniel Martín.

David Castaño asegura que “el jefe de mecanizado era un camarero del bar donde comía el director industrial; entró y al poco era jefe y me consta que en mecanizado había gente con el grado de formación profesional, gente muy preparada”.

Este tipo de relatos es habitual entre quienes trabajaron en Alas, “donde todo era un poco surrealista”, contaba en un texto publicado en La Nueva España en enero del año pasado Irma María Fernández, que fue despedida de la empresa, lo que provocó movilizaciones de sus compañeros, entre los que gozaba de aprecio personal y profesional. Explicaba que la gestión empresarial era “un despropósito” y aludía a directivos con “sueldos millonarios, lujosos coches de renting con revisiones, cambios de aceite, ruedas, gasoil y demás incluidos, tarjetas de crédito, blackberry’s, portátiles, comidas a la carta diarias…. todo a costa de la empresa”, además de viajes internacionales inútiles.

La retribución que tenía en 2007 el primer director de la empresa, Julio Blanco era una fija de 55.000 euros más IPC, una variable de 35.000 euros brutos, un seguro de vida, más una parte variable condicionada a la producción y las ventas. También “se establece una prima de hasta un máximo del 20 por ciento más para todos los objetivos que sobrepasen las cifras pactadas, sobre el total de la retribución”.  La liquidación de la retribución variable en 2006 fue de 23.000 euros.

La muerte de Julio Blanco fue un duro golpe para las expectativas de la empresa, según coinciden muchas personas consultadas para la elaboración de este reportaje, que creen que su desaparición precipitó la hecatombe final.

Lo de los incentivos salariales a la producción da que pensar en una empresa donde parecía haber mucho más interés en producir que en vender. Los trabajadores asistían asombrados a la continua acumulación de stocks. “Era infinito”, recuerda René Rendal. Daniel Martín tiene clara la explicación: “Los perfiles se acumulaban no para la venta, sino para cobrar subvenciones”.

No era ésta la única muestra de despilfarro. Daniel recuerda la compra de una máquina en Italia por 600.000 euros que no se utilizaba y “a los cuatro días estaba oxidada”.

Ese “pozo sin fondo, crónica de una muerte anunciada y elogio a la mala praxis en la gestión empresarial”, en palabras de Irma María Fernández, acabó con el cierre de la empresa y con unas deudas descomunales, no precisamente para los seis socios privados de Alas, para los que esta aventura empresarial fue un buen negocio. De este desastre ya alertaba hacía tiempo una parte de la cúpula directiva, donde el enfrentamiento interno era evidente, según actas de reuniones.

La empresa tuvo tres ERE, el primero en 2008 y el último en 2011. Este último ya afectó a la totalidad de la plantilla, de 273 trabajadores. Entonces las deudas de la empresa ya ascendían a 58,5 millones de euros y Alas entró en concurso de acreedores. En junio de 2011 fueron despedidos 174 empleados, quedando el resto regulados un máximo de seis meses, que no llegaron a cumplirse. En septiembre echaron a otros 55 y el 20 de noviembre a los 25 restantes.

La empresa está en manos de un Juzgado de lo Mercantil de Oviedo y se espera que decida la liquidación definitiva este mes de julio.

Se calcula que la deuda final supera los 70 millones de euros. El Principado, en contra de las recomendaciones de la Dirección General de Presupuestos, firmó un aval para la empresa que ahora, ante la liquidación final, tendrá que pagar: la cuantía asciende a 7.693.333 euros.

Todo muy aleccionador en la empresa puntera entre las surgidas de la iniciativa pública para la reindustrialización de las cuencas, lo que supuso una aportación de más de 16 millones de euros de fondos mineros.

A pesar de este escándalo tampoco ha habido investigación alguna en ámbitos institucionales. Una comisión de investigación que se planteó en el Ayuntamiento de Langreo fue vetada por el PSOE a última hora. Dicen que la alcaldesa recibió para ello una convincente llamada.

El 49 por ciento del accionariado de Alas Aluminium es público, a través de Hunosa y su filial Sadim y las sociedades públicas Sodeco y Sociedad Regional de Promoción. El resto (51 por ciento) está en manos de seis empresarios del sector del aluminio de Asturias: Grupo TAS, Fadasa, Alfer, Aluminios de Teverga, Edinain y Alucris. Todo les salió gratis, incluido el suelo, 103.140 metros cuadrados en la antigua escombrera del pozo María Luisa, en Ciañu.

Según los trabajadores sus beneficios fueron cuantiosos. Irma María Fernández dejó escrito que nutrían “sus empresas particulares con los perfiles de Alas”, con privilegios continuos en “precios y plazos”. Miguel Fernández dice que “se subcontrataba innecesariamente para llenar los bolsillos de los socios”. También sostiene que para ellos “salían pedidos sin registrar”. Daniel Martín tiene visto comercializar material salido de Alas “con otro logotipo”.

Daniel Martín es uno de los ex trabajadores de Alas Aluminium ahora en el paro. Estuvo en la empresa afiliado a CCOO, hasta que se dio de baja, y ahora milita en la Corriente Sindical de Izquierdas. Su relato es coincidente con el de otros muchos ex compañeros suyos.

¿Cómo eran las contrataciones en Alas Aluminium?

En los cuatro primeros cursos, de los siete impartidos, posiblemente se respetaron las reglas de juego con el máximo decoro posible, aunque ya hubo coladero. De los que estaban en las aulas cumplían los requisitos el 80 o el 90% de la gente, pero uno o dos de cada diez no tenían lo que se exigía, que era un módulo superior o un módulo de grado medio relacionado con el metal, años de experiencia demostrable en el sector y estar inscrito como demandante de empleo en el INEM. Este último requisito es el que a veces no se cumplía, porque hubo gente que siguió trabajando hasta el mismo momento en que empezó el curso. El retraso en la construcción de la fábrica provocó además que el sistema de contratos fuera inviable y que muchos de los que fueron entrando lo hicieran sin haber cumplido los plazos. Hubo quien estuvo dos o tres meses de contrato temporal y antes de que llegara 2006 ya era indefinido. Para conseguir las subvenciones necesitaban tener 96 trabajadores indefinidos antes de terminar 2005 y lo consiguieron de esta manera: se saltaron la formación e incumplieron los plazos de contratación que se exigían. Eso dejó a la gente contenta, pues hubo alguno que entró solo un mes antes y ya le hicieron indefinido, pero el juego no era así. Antes de la contratación ya te daban la garantía, aunque te contrataran en noviembre y acabaras en marzo ellos ya te daban un papel en el que te justificaban que ibas a ser contratado.

¿Por qué se dice que entraban en el juego partidos y sindicatos?

Porque había mucha gente allí de partidos y sindicatos, gente afiliada. No era raro escuchar a alguien que te animaba a afiliarte a la UGT o a CCOO. De hecho, entre los compañeros había una afiliación muy por encima de la media española. Se afiliaban antes o durante el curso, muchos por la UGT de Sama y otros tantos por CCOO del Valle del Nalón. En alguna ocasión en que se habló de hacer una movilización, hubo una llamadita del entonces presidente de la compañía a las sedes sindicales y les dijo que todo el mundo tranquilo, que quedaban todavía personas de cada sindicato por entrar y que no se les ocurriera hacer ningún movimiento ni ninguna tontería.

Se dice que también abundaban los hijos de cargos públicos, sobre todo de los Ayuntamientos del Valle del Nalón.

Vamos a ver: hijos de sindicalistas o de gente relacionada con los sindicatos y los partidos políticos había un buen puñado. No puedo decir una cifra exacta, pero cerca del 50% de la nave donde yo trabajaba tenía algún tipo de relación familiar o bien con un sindicato o bien con una fuerza política. De todos los colores.

¿Y tenían cualificación profesional para ello?

No. Eso solo se cumplió en los cuatro primeros cursos. Pero en los cursos quinto, sexto y séptimo, quizá octavo, que ya corresponden al período posterior a 2005, es decir, a 2006 y 2007, la situación fue aberrante. Si tuviéramos la oportunidad de revisar los currículos se vería que muchos de ellos no tenían derecho a estar ahí.

¿La plantilla estaba hinchada artificialmente?

Muy inflada. Se supone que una fábrica como ésta está hecha para funcionar con una cifra de 106 personas. La fábrica de El Cortizo, que es gemela a la de Alas Aluminium, funciona con 114 operarios, y aquí llegó a haber 270 operarios, más unos 120 procedentes de empresas de trabajo temporal (ETT), más 13 subcontratados de mantenimiento, más media docena de subcontratados de la limpieza, más unos 20 trabajadores en las oficinas. Si te pones a sumar todo esto te salen en torno a 400 personas. La fábrica de El Cortizo, si está a plena producción, funciona con 150 o 170 personas, incluida gente de ETT para apoyar.

Da la impresión de que el único objetivo era pillar subvenciones.

Está claro. De lo que se trataba era de conseguir la mayor cantidad de ayudas posibles, por ejemplo para maquinaria. La justificación para acceder a esa ayuda se conseguía haciendo que el trabajo fuera lo más manual posible y poniendo turnos donde no era necesario. Todas las barras se movían allí dentro de forma manual, y si había que llevar una carga de un punto a otro se ponía sobre un carro de ruedas y a empujar. ¡Y eso que había tantos puentes-grúa que se estorbaban unos a otros! Llegué a contabilizar 13 puentes-grúa.

O sea que también había despilfarro.

Claro. ¿Qué necesidad había de comprar 13 puentes-grúa y un balastro? No les interesaba producir, les interesaba conseguir el mayor cupo posible de subvención. Y en este caso era metiendo gente y haciendo que el trabajo fuera manual a propósito, porque si hubiera estado bien automatizado con 100 o 120 personas hubiera sido de sobra. No hubieran sido necesarios ni el quinto ni el sexto ni el séptimo curso, subvencionados todos, por supuesto, con ventajas para la contratación, exenciones en el pago de la seguridad social, bonificaciones por contrato indefinido, etc., etc., etc.

¿No les interesaba tampoco vender?

No sé lo que se vendía. Un compañero mío me decía que por cada euro en materia prima que se metía salían en material transformado 60 céntimos de euro, una ruina. En la ampliación de la nave de 2006, que también era para captar subvenciones porque no hacía falta, construyeron un ala paralela y aumentaron la longitud de la nave hasta el fondo. Pues bien: todo este espacio vacío se fue llenando de carros y carros, toneladas y toneladas de material extruido, es decir, con forma de perfil, acumulándose, porque ellos recibían la subvención por tonelada extruida, aunque no hubiera clientes. Con que tuviera la forma ya recibía la subvención. Ellos decían que era stock, para cuando hiciera falta, pero cuando ves un pasillo de 300 metros lleno desde el principio hasta el final, por los dos lados de la fábrica, a siete alturas, de toneladas de materiales… Y así estuvo hasta casi el día en que cerró Alas, porque, cuando iba a cerrar, lo que faltaba por pagar de nóminas, de facturas, de proveedores y demás salió de vender ese material como chatarra, que por cierto a veces volvía de nuevo convertida en materia prima para volver a extruir, a través de la empresa Quercus.

¿Cuál era entonces el interés de los socios privados de Alas Aluminium?

Básicamente autoencargarse la obra. Una de las empresas relacionadas, Mexa, que es socia de TAS o al menos comparten nave en el polígono de Silvota, construyó con fondos mineros la nave de Alas Aluminium. No sé mucho de derecho pero supongo que recibir fondos mineros y autoencargarse la obra debe de ser un delito.

¿Y obtuvieron beneficios a pesar de las escandalosas pérdidas de Alas Aluminium?

Efectivamente. Ellos obtuvieron beneficios porque se lucraron construyendo la nave, porque el suelo era de la empresa pública Hunosa, en terrenos del pozo María Luisa, pero la nave la levantó Mexa, que es del grupo de empresas propietarias de Alas. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. La mayoría de los socios privados se dedicaban además a fabricar carpinterías de aluminio y creo que tenían un descuento en el material.

Y los trabajadores, ante estas evidencias, ¿qué era lo que hacían? ¿Había quienes lo ponían en conocimiento de los sindicatos o de quien fuera?

No. Todo el mundo estaba muy contento con su puesto de trabajo indefinido. La justicia se supeditaba a ganar 1.000 euros. De los 75 afiliados que había en CC.OO, a las reuniones solo iban 10, los otros 65 se habían afiliado por conveniencia y ni se les ocurría asomar el focicu.

¿Y los sindicatos nunca cuestionaron lo que estaba pasando?

Jamás. Decían que era una fábrica que estaba empezando y a la que se le tenía que dar una oportunidad. Le daban un beneficio de la duda muy inocente. Mucha gente se creyó el cuento de que aquello iba a funcionar y los sindicatos se conformaron con ganar afiliados y meter a trabajar a los suyos. Su silencio fue lo más preocupante.

¿Qué conclusión saca usted entonces?

Que Alas Aluminium se montó única y exclusivamente para obtener subvenciones de los fondos mineros sabiendo que los sindicatos no iban a protestar porque los tenían ganados desde un principio metiendo a su gente.

Atlántica XXII, núm. 21, julio de 2012
https://www.atlanticaxxii.com/fondos-mineros-corrupcion-y-despilfarro/

Así torturaba la Brigada Política Social en València: puñetazos, patadas, descargas eléctricas, garbanzos...

Rafa Rodríguez Gimeno

Puñetazos en la cara, en el pecho, en el vientre, patadas, palizas, corrientes eléctricas en los testículos, declaraciones de rodillas sobre garbanzos, personas atadas a un somier sobre las que se colocaba un colchón y se les pegaba, amenazas psicológicas,… son algunas de las torturas a las que sometía la Brigada Política Social de València, la policía política del franquismo, a sus detenidos.

A la militante del Partido Comunista Carmen Riera le desplazaron, a golpes, el tendón de la pierna. Al dirigente (también) comunista Antonio Palomares le redujeron la estatura cuatro centímetros (“salió sin cuello por las corrientes que le dieron”) y le deformaron el diafragma.

La llegada de la democracia se tradujo en ascensos y nuevas responsabilidades para la mayoría de los responsables de aquella brutal cacería. Lo cuenta Lucas Marco en el libro “Simplemente es profesionalidad. Historias de la Brigada Político Social de València”, editado por la Institució Alfons el Magnànim.

Un documentado volumen en el que se pone nombre y apellidos (e incluso cara en algunos casos) a los principales represores de la dictadura franquista en las comisarías valencianas. Una funesta página de la historia reciente (sí, reciente, por mucho que haya quien se empeñe en lo contrario) que contó con la inspiración y algo más de la Gestapo nazi. Antonio Cano, José de Oleza, Tomás Cossías, Manuel Ballesteros o Benjamín Solsona van apareciendo por el libro, al tiempo que se señalan algunas de sus salvajes actuaciones y se descubre sus acomodadas y premiadas trayectorias profesionales una vez abandonaron el cap i casal.

Lucas Marco, al que quizás el único pero que haya que ponerle sea haber antepuesto un relato más historicista que periodístico, traza una panorámica necesaria de los sucesos, apoyándose en una muy completa investigación y en entrevistas realizadas exprofeso. Una historia en la que conviven escalofriantes testimonios como el de Crescencia Uribe, afirmando que “estábamos en manos de un morfinómano y un loco” refiriendose a dos de los torturadores, o todo lo que tuvieron que vivir los pintores Joan Castejón y Monjalés, por agredir a un inspector (yerno de Cano, uno de los capos de la BPS) cuando les intentaba detener en una manifestación del 1 de mayo de 1976; con los perfiles de policías insólitos de esa Brigada como Pedro Caba, también escritor y asiduo de la tertulia El Gato Negro (en la que participaban María Beneyto, José Hierro o Vicente Gaos) o José Sánchez Peinado que falsificó documentos que permitieron la entrada y salida de España de perseguidos antifranquistas. En definitiva, un libro que lucha contra ese olvido que algunos quieren imponer.

http://verlanga.com/letras/punetazos-patadas-descargas-electricas-garbanzos-asi-torturaba-la-brigada-politica-social-en-valencia/

‘Acorazado Potemkin’: una leyenda soviética del cine de todos los tiempos

Lo mismo que el Quijote en la novela, “Acorazado Potemkin” es la obra maestra del cine por antonomasia. En 1958 fue elegida como la mejor película de todos los tiempos por 117 críticos internacionales en la Exposición Universal de Bruselas.

En la mayoría de los países del mundo ha pasado al dominio público.

Se trata de una película muda dirigida por Serguei Eisenstein, estrenada en la URSS en 1925 para conmemorar el motín en el acorazado del mismo nombre, que estalló en el puerto de Odessa en 1905

La película estuvo prohibida durante bastante tiempo en muchos países burgueses porque es propaganda bolchevique e incitación a la lucha de clases.

La música es del compositor vienés Edmund Meisel, fallecido en 1930. Es una música casi improvisada porque Eisenstein le concedió sólo 12 días para componerla. Su lenguaje es duro e intenso, en línea con la trama de la película. También fue un éxito considerable, que contribuyó en gran medida al éxito internacional de la película.

La partitura de Meisel, parcialmente perdida, se restauró en 1986, primero por Alan Fearon y Mark Andreas, y luego por el director alemán Helmut Imig en 2005.

La última versión está en línea con la película restaurada en 2007 por la Filmoteca Alemana. La transcripción para orquesta de armonía es totalmente nueva y fue creada especialmente para la orquesta de Ginebra por su director y estrenada en 2015 al aire libre.

Versión musical de la Orquesta Sinfónica de Ginebra de “Acorazado Potemkin”



https://www.youtube.com/watch?v=mpL9cdegDv4

Las milicias kurdas mantienen detenidos a 450 yihadistas franceses

En enero las fuentes oficiales todavía reconocían entre 100 y 150 yihadistas franceses capturados por las milicias kurdas; ahora triplican el número: unos 450 yihadistas franceses permanecenn detenidos en cárceles y campos de internamiento kurdos.

“En la zona nororiental de Siria, se estima que hay entre 400 y 450 franceses, algunos en campos y otros prisioneros, incluidos niños”, dijo el ministro de Defensa Jean-Yves Le Drian el martes durante una audiencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional.

El aumento está ligado a la liberación a finales de marzo de la ciudad de Baghouz, el último bastión del Califato Islámico en la región oriental. Al menos 5.000 hombres, mujeres y niños han huido en la desbandada yihadista de finales de febrero.

“A medida que miles de extranjeros huyen del Califato en ruinas, la carga que ya es demasiado pesada para nosotros se hace aún más pesada”, advirtió Mustafa Bali, portavoz de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias).

Las aclaraciones del ministro francés no tranquilizan a los funcionarios kurdos y las ONG. Le Drian recordó que sólo los niños podían ser repatriados a Francia, si eran huérfanos o si sus madres daban su consentimiento, y que París se oponía a la repatriación de hombres y mujeres considerados combatientes.

“Nuestra lógica es siempre la misma y no nos moveremos: los combatientes deben ser juzgados donde han cometido sus crímenes”, dijo. “Los niños, si son huérfanos o si, por casualidad, existe la autorización de su madre, podrían ser repatriados a Francia, pero caso por caso”, añadió. “Esto es lo que hemos comenzado a hacer y esto es lo que seguiremos haciendo”, añadió.

Cinco huérfanos regresaron el 15 de marzo y una niña de tres años, cuya madre fue condenada a cadena perpetua en Irak, fue condenada a cadena perpetua el 27 de marzo.

Le Drian también indicó que más de un centenar de yihadistas franceses están presentes en la ratonera de Idlib. El último bastión yihadista de Siria, esta vez en el oeste del país, está siendo atacado desde hace un mes por el ejército sirio y sus aliados rusos.

“Hay más de un centenar de combatientes franceses en la zona de Idlib”, dijo el ministro, que calificó la ratonera como una “bomba en tiempo real” con la presencia de “30.000 combatientes”, o sea, yihadistas, y el riesgo de una afluencia de refugiados de esa zona hacia Europa.

La provincia de Idleb y partes de las provincias vecinas de Hamah, Alepo y Latakia están en manos de Hayat Tahrir Al-Sham, antes Frente Al-Nosra y, por lo tanto, Al Qaeda.

http://www.leparisien.fr/international/syrie-450-francais-lies-a-l-etat-islamique-sont-detenus-par-les-kurdes-28-05-2019-8082093.php

jueves, 30 de mayo de 2019

Un largo proceso y los daños colaterales

Darío Herchhoren

Hay algunos estados que a través de su historia parecen destinados a producir graves desgracias a si mismos y a la humanidad. Tal es el de la nación alemana, y también de los EEUU.

Por ahora solo me referiré a la nación germana, pero prometo para dentro de poco escribir sobre el país de la Coca Cola, y de su nefasta política desde su propio nacimiento como nación.

En 1885, el kaiser Guillermo primero de Hoenzhollern, y su canciller Otto vn Bismarck convocaron a una conferencia en Berlín a todos los estados europeos que tuvieran colonias en Africa, para resolver el futuro de Africa y de los africanos. Pero sin los africanos. Esto revela el concepto democrático que tendría dicha conferencia. Allí, literalmente se repartieron el continente, y en ese reparto Alemania fue premiada con Namibia y Togo. Estos territorios permanecieron en poder de Alemania hasta su derrota en la primera guerra mundial, hasta que las perdieron como consecuencia del Tratado de Versalles de 1919.

En ese año, los triunfadores en la contienda, y principalmente Francia y el Reino Unido, impusieron al vencido pesadas indemnizaciones de guerra, que sumieron en la miseria al pueblo alemán, y crearon además las condiciones para el surgimiento del nazismo.

La existencia de la URSS a partir de la revolución bochevique de 1917, hizo sonar todas las alarmas, ya que era la primera vez en la historia de la humanidad que la clase obrera tomaba el poder realmente en un estado, y para mayor temor de las burguesías europeas, en un estado que ocupaba 22 millones de kilómetros cuadrados, o sea la sexta parte del planeta. Era para infundir mucho miedo, y la tentación fascista estaba a mano. Los imperialistas franceses, ingleses, italianos, japoneses y norteamericanos, se pusieron manos a la obra, y tropas de 26 ejércitos atacaron a la URSS con la intención de ahogar en sangre al nuevo estado. Les salió mal. La URSS pudo derrotar a todos sus enemigos, y la revolución se consolidó.

Pero la clase obrera alemana simpatizaba con la URSS, y hacía falta torcer esas simpatías. Las grandes burguesías conspiraron contra la República de Weimer, que era  así como se llamaba a la República Alemana surgida de las ruinas del viejo imperio alemán y comenzaron a fraguar la posibilidad de apuntalar a los grandes capitales alemanes, invirtiendo grandes cantidades de dinero en las industrias germanas. Es así como General Motors, compra la automotriz  Opel, la empresa química Duperial del grupo Dupont de Nemours compra la Farben Industries, General Electric compra AEG, y la United Steel Corporation invierte en Thyssen Group. Todo esto lo compran a precio de saldo por el hecho de que el marco alemán pierde todo su valor frente a monedas como el franco francés, el dólar o la libra esterlina. Para dar una idea de la ruina alemana baste decir que un sello de correos alemán para una carta simplellega a costar ¡200 millones de marcos!

Pero a nivel político Adolf Hitler, un personaje oscuro, junto a un grupo de incondicionales dirigido por el general Ludendorf, intenta un golpe de estado en Munich, y es detenido y encarcelado. Pero muy poco tiempo después y una vez cumplida una parte de su condena, Hitler es liberado, y junto a otros fascistas como él, fundan el Partido Nacional Socialista Alemán, conocido como Partido Nazi, que cuenta con un gran apoyo económico del gran capital alemán ya mezclado con capitales foráneos.

Lllegamos así al año 1933, en que tras una campaña electoral donde los nazis contaron con la ayuda del ejército, del gran capital, de la policía y desatando una cadena de actos terroristas y de intimidación de la población, se imponen y Hitler es designado canciller de Alemania por el general Hindenburg, presidente de Alemania, ya en estado de demencia senil.

Los grandes capitales europeos saben que Alemania está sometida a restricciones militares por el tratado de Versalles, con expresas prohibiciones de fabricar cañones que pasen de determinados calibres, no pueden construir buques de guerra que pasen de 10 mil toneladas, ni blindados. Pero burlan todas esas limitaciones, porque su intención era lanzar a los alemanes contra la URSS. Pero esto también tiene sus costos. Una vez terminada la guerra  civil en España, y probada la eficacia de sus armas  todo el armamento alemán en manos de su ejército renovado, se emplea en desatar una nueva guerra, que también afectaría a sus "benefactores". El ejército nazi ocupa los sudetes en Checoeslovaquia, ocupa Polonia, invade Holanda, Bélgica y finalmente Francia, y ataca a Inglaterra. Esto no era lo convenido, que era atacar a los enemigos de clase que estaban en la URSS. Pero el estado nazi tiene sus propios objetivos y sueña con un nuevo imperio alemán, y convertirse en el dueño de toda Europa.

Y finalmente se produce el ataque a la URSS en 1941, penetrando profundamente en su territorio, causando daños irreparable en la economía soviética y causando gran número de muertos, heridos y mutilados de guerra.

La segunda guerra mundial se llevó la vida de 60 miilones de seres humanos, y la URSS aportó casi la mitad de esos muertos. Tuvo entre 26 y 27 millones de muertos en general jóvenes.

Pero la URSS se defendió brillantemente, y en la famosa batalla de Stalingrado produjo la inflexión de la guerra. Ello significó que la URSS capturó a 250 mil prisioneros junto a 23 generales del ejército agresor. Entre ellos estaba Von Paulus, que firma la rendición de los nazis en Stalingrado frente a los mariscales soviéticos Zhukov, Greschko y Rokossovsky. Hay que destacar que Von Paulus es reeducado y luego se convierte en el ministro de defensa de la República Democrática Alemana.

Esa batalla dió paso luego a la batalla de Kursk, la batalla de tanques más grande de la historia, donde 4500 tanques soviéticos dieron cuenta de los panzer alemanes. Esto significó que la URSS pasaba definitivamente a la ofensiva y que ya no pararía hasta llegar a Berlín.

Se ha querido empañar la gran victoria soviética sobre el nazismo con argumentos tales como que los alemanes no ganaron por el frío, el barro y las nevadas. Totalmente falso. Los soviéticos lucharon en el mismo frío, barro y nieve. Y triunfaron.

La URSS tomó cerca de un miilón y medio de prisioneros alemanes, y los alimentó y vistió mientras duraba su cautiverio: pero a cambio esos prisioneros debieron trabajar para ayudar a reconstruir lo que habían destruido. Siempre se acusó a la URSS de haber “utilizado” a esos prisioneros, pero era lógico que repararan aunque sea en parte los daños ocasionados.

Asimismo, las tropas soviéticas al entrar en Alemania capturaron a miles de técnicos que habían sido utilizados contra la URSS, y que como consecuencia de ello debían compensar con su trabajo lo que habían hecho.

La empresa Opel fue desmantelada y toda su matricería, maquinaria y utillaje fue llevada a la URSS, y allí se fabricaron los modelos Cadete y Kapitan, que eran dos automóles que se fabricaron en la Unión Soviética bajo la marca Moskvich (Moscovita), y que luego dió lugar a la marca Lada.

Lo mismo ocurrió con la industria química alemana. Los laboratorios Schering, Merck, Bayer y Boeringer, que utlizaron a prisioneros en campos de concentración para experimentar como si fueran cobayas humanas, fueron llevados a la URSS como botín de guerra, y sirvieron para fabricar los medicamentos que la población soviética necesitaba imperiosamente.

La historia a veces tiene estas cosas. La nación alemana en su devenir histórico y gobernada por la vieja nobleza, travestida al día de hoy en los grandes capitales de la industria germana ha producido a la humanidad grandes sufrimientos al ser la responsable de haber desatado las dos grandes guerras, que tanto luto derramaron sobre la humanidad.

Estos son los daños colaterales causados por una clase dedicada a la rapiña.

El capitalismo monopolista de Estado sigue dando lecciones sobre la realidad más cruda

Primero fue Alstom, luego Airbus, ahora Huawei... Los más grandes monopolios del mundo se están viendo sometidos a las tensiones crecientes entre las potencias imperialistas, que no conciernen sólo a China, sino a la propia Unión Europea.

48 horas después de las elecciones europeas, el monopolio estadounidense General Electric anuncia el despido de más de 1.000 trabajadores de su fábrica de Belfort, en el norte de Francia, “una bomba social” en palabras de los sindicatos.

El Director General de General Electric es Hugh Bailey, que anteriormente fue asesor del Presidente francés Macron cuando éste fue ministro de Economía y, por lo tanto, encargado en 2015 de la venta de la sección de energía de Alstom a General Electric. Un monopolio europeo caía en las zarpas de un monopolio estadounidense, pero un relato detallado es mucho más sórdido, la típica carrera del capital a ninguna parte.

En 1966 la vieja CGE (Compagnie Générale d’Electricité) compra una empresa de telefonía alsaciana, Alcatel. Diez años después compra los astilleros Alsthom y en la década siguiente la sección europea de telecomunicaciones de ITT.

El conglomerado pasa a llamarse Alcatel Alsthom, extiendiéndose por el mercado norteamericano gracias a continuas compras de otras empresas, un proceso que concluye en 2006 con su fusión con Lucent Technologies.

Alcatel competía con la alemana Siemens en Alemania, Hitachi y Mitsubishi en Japón, y Samsung y Hyundai en Corea y en sus dominios no se ponía el sol: telecomunicaciones, cables, ingeniería eléctrica, energía, ferrocarriles, alta velocidad, centrales nucleares, construcción naval...

La fusión con Lucent resultó un fiasco y en 2015 Nokia se apoderó de ambas y, de rebote, de la filial Submarine Network Solutions, una empresa involucrada en el tendido de redes transoceánicas y, por lo tanto, “una pepita estratégica para Francia y sus servicios de inteligencia”, dijo la prensa (1).

Pero a los finlandeses de Nokia los vínculos del monopolio con el espionaje francés no les interesaban y la vendieron, lo cual fue un palo porque pusieron al ejército francés bajo la vigilancia de sus colegas estadounidenses.

Casi al mismo tiempo que perdían Alcatel, los franceses perdieron también Alstom, la otra joya de la República de los monopolios, con presencia tanto en ferrocarriles como energía. En 2003 uno de los monopolios industriales más poderosos de Francia entra en pérdidas y la banca le retira su apoyo.

El Estado sale en ayuda del gigante entrando a formar parte de su capital, para lo cual tuvo que desembolsar 2.000 millones de dinero público. Pero en Estados Unidos los buitres carroñeros de la competencia estaban al acecho...

Empezó un montaje al más puro estilo de los tribunales gringos, como Huawei: el 14 de abril de 2013 detuvieron a Frédéric Pierucci, un directivo de Alstom, a su llegada a Nueva York por un caso de corrupción cometido en Indonesia. Era un chantaje vulgar y corriente dirigido contra la cabeza del monopolio francés, además de la amenaza de una multa estratosférica para acabar de arruinarlo.

El Estado francés cede, Alstom también y General Electric se apodera de su presa, especialmente su división de turbinas. En enero de este año salió a la venta el libro de Pierucci, titulado “The American Trap” (La trampa americana) que lo explica detalladamente desde las cárceles de Estados Unidos, donde estuvo dos años encerrado (2).

Al principio, el ministro francés de Industria, Arnaud Montebourg, trató de oponerse a la liquidación, aprobando el decreto sobre inversiones extranjeras sujetas a autorización previa. Por su parte, los estadounidenses sobornaron a algunos cabecillas franceses del monopolio, mejoraron el precio de la oferta de compra, concedieron al Estado francés el derecho de veto en las decisiones sobre energía y, como es habitual, prometieron la creación de puestos de trabajo.

El cuento de la lechera duró hasta que en 2014 al ministro francés le sucedió en el cargo nada menos que un pelele como Macron y las promesas de General Electric ya no eran necesarias. El monopolio cambió de manos con lo que no era otra cosa que el pago de un rescate.

Una vez con las manos libres, General Electric empezó a desollar la pieza y los trabajadores empezaron a sufrir las consecuencias. En 2017 la multinacional anunció la eliminación de 350 puestos de trabajo de un total de 800 en la fábrica de Grenoble. Al año siguiente anunció que no cumpliría su compromiso de crear 1.000 puestos de trabajo en Francia. Ahora afirma que en lugar de crearlos lo que hará será destruirlos...

Es el capitalismo en estado puro.

(1) https://www.challenges.fr/entreprise/que-sont-devenus-les-fleurons-francais-alcatel-et-alstom_475681
(2) https://www.archyworldys.com/the-american-trap-frederic-pierucci-dalstom-at-the-prison/


Más información:
- Airbus: un cadáver de la guerra económica desatada por Estados Unidos contra la Unión Europea
- El verdadero fraude financiero
- Las sanciones económicas a Irán golpean a los grandes monopolios europeos
- El declive de la hegemonía técnico-militar del imperialismo estadounidense

miércoles, 29 de mayo de 2019

Huawei: los promotores de la guerra comercial de Estados Unidos contra China están condenados al fracaso

No hay mucho más que añadir a lo que ya expusimos en febrero (1) sobre el bloqueo de Estados Unidos a la multinacional Huawei. No obstante, hay que salir al paso de la catarata de “noticias” que el asunto ha provocado.

Las motivaciones económicas, comerciales y tecnológicas no son las causas principales del acoso a Huawei. Se trata de una guerra contra la misma China, es decir, una cuestión estratégico militar: el control del sistema mundial de telecomunicaciones, que permite tener una ventaja decisiva en materia de inteligencia, contrainteligencia y espionaje.

La empresa china desarrolló de forma autónoma un sistema de cifrado de datos que hasta el momento es imposible de vulnerar incluso para la NSA, lo cual ha llevado a muchos servicios de inteligencia del mundo a preferirlos por encima de sus competidores estadounidenses con el fin de garantizar la fiabilidad de sus comunicaciones (2).

Controlar las telecomunicaciones mundiales permite a Estados Unidos y sus aliados de “Los Cinco Ojos” (Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) seguir dominando la red de espionaje digital mundial denunciada por Snowden en 2013, la misma que hizo a los servicios de inteligencia rusos regresar a las viejas máquinas de escribir para garantizar el secreto de sus informaciones (3).

Anticipar que el bloqueo está condenado al fracaso no debería ser ninguna sorpresa por dos motivos: el primero es la fuerte caída del comercio internacional que ha puesto al capitalismo a las puertas de una nueva sacudida, y segundo, que la medida ha tenido un efecto “boomerang”: lo que ha caído en bolsa han sido las acciones de las multinacionales obligadas a sostener el bloqueo.

La medida se ha vuelto contra los patrocinadores. Al día siguiente del bloqueo Qualcomm perdió en bolsa más de un 10 por ciento y Apple más de 3 por ciento. A su vez, esa caída ha obligado a la Casa Blanca a retrasar el bloqueo hasta el mes de agosto y lo más probable es que no se logre imponer nunca porque, a su vez, los que presionan (en Washington) también están sometidos a presiones (de las multinacionales informáticas).

Al final el asunto se va a resolver de tal manera que quedará claro quién bloquea a quién, porque no bloquea quien quiere sino quien puede.

La excusa de Estados Unidos es como las armas de destrucción masiva en poder de Saddam Hussein, o el espionaje ruso al Partido Demócrata, o el caso Skripal, o los ataques sónicos contra la embajada en La Habana, o cualquiera de las demás farsas típicamente estadounidenses de los últimos años.

De momento, el sueño de internet como una “red mundial” se ha despertado de su desengaño. No hay tal red; la tecnología no es neutra y el mundo marcha hacia una fragmentación cada vez más evidente de las telecomunicaciones. La política de bloques se ha trasladado a los grandes monopolios e incluso a los organismos internacionales que establecen los cánones tecnológicos, como los servidores, los microprocesadores, las señales radioeléctricas (wifi) o los sistemas operativos y las aplicaciones.

No obstante, los charlatanes de la globalización y el neoliberalismo pueden seguir con sus ridículas disquisiciones.

(1) https://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/2019/02/huawei-los-viejos-capitalistas-han.html
(2) https://www.voltairenet.org/article204273.html
(3) https://actualidad.rt.com/actualidad/view/99748-snowden-servicio-defensa-rusia-maquinas

La verdadera naturaleza de los crímenes fascistas

Brenton Tarrant
La reciente matanza de 49 personas en Nueva Zelanda ha vuelto a pasar desapercibida porque su sello no es el islam sino el cristianismo y, naturalmente, porque las víctimas tampoco entran dentro del guión.

Por supuesto, otro de los motivos para tender la cortina de humo también es típica y consiste en desconectar a determinadas religiones -y no a otras- con el fascismo. De ese modo se oculta también la verdadera naturaleza del fascismo, algo que en España resulta imperdonable. ¿La guerra civil no fue un “cruzada” para los fascistas?

Sin embargo, el Primer Ministro australiano calificó al autor de la matanza, Brenton Tarrant, como un “violento terrorista de extrema derecha”. En ocasiones es reconfortante leer que este tipo de crímenes no los cometen “locos”, o que no se trata sólo de los famosos “delitos de odio”.

Las cortinas de humo no sólo desconectan al fascismo de determinadas religiones sino también de fenómenos, como el racismo, a pesar de que el 18 de junio de 2015 Dylan Roof atacó una iglesia afroamericana de Charleston, Estados Unidos, matando a 9 creyentes negros con el objetivo declarado de provocar una “guerra racial”.

En 2017 Alexandre Bissonnette atacó una mezquita de Quebec matando a 6 personas e hiriendo gravemente a otras cinco. Ese mismo año Darren Osborne atacó la mezquita de Finsbury Park en Londres y mató a una persona.

Por su parte, Brenton Tarrant explicó en una declaración que había cometido su crimen a causa de la derrota de Marine Le Pen en las elecciones presidenciales francesas de 2017 frente a un candidato “antiblanco”.

Como se ve, tampoco es posible decir que las matanzas tengan un carácter local, ya que se han cometido en países diferentes, que no forman parte del mundo árabe sino de las potencias occidentales más poderosas.

Desde 2007 hay un aumento de los ataques fascistas en Estados Unidos, según el CTC (Centro de Lucha contra el Terrorismo) de la Academia Militar de West Point.

Por estos lares los tertulianos explican el famoso “auge de la ultraderecha” y los crímenes fascistas como secuelas de la inmigración. A partir de ahí, los “expertos” de pacotilla siguen argumentando sobre el “miedo” a la una pérdida de la “identidad europea”, que es blanca y cristiana.

Pero en Europa los musulmanes, por ejemplo, no llegan al 5 por ciento de la población y en Estados Unidos representan el 1,1 por ciento. Quieren dar la impresión de que el islam es mucho más “contagioso” que cualquier otra religión. Un musulmán permanece en su religión toda la vida, sus hijos seguirán siendo musulmanes siempre y si un cristiano se casa con un musulmán, abandonará su religión para adoptar la otra. Dentro de poco todos los europeos seremos musulmanes.

A su vez, asocian al musulmán con el extranjero y el emigrante para aparentar una especie de “invasión”. La cadena de argumentos falsos no se detiene nunca. La inmigración no tiene nada que ver con las guerras que el imperialismo ha desatado en la otra orilla del Mediterráneo, ni tampoco con los “noticias” que para justificarlas han propalado las cadenas de intoxicación.

Parece, pues, que lo mejor para acabar con el fascismo es acabar con la emigración y, de paso, con los emigrantes, es decir, una continua fuga hacia adelante en busca de señuelos para seguir ocultando que el fascismo es consecuencia del imperialismo, y que es imposible acabar con él y con sus lacras sin acabar con el capitalismo.

No se puede acabar con los crímenes fascistas cuando se les niega su condición de tales con eufemismos como la ultraderecha, o el totalitarismo, o el odio, o el supremacismo.

martes, 28 de mayo de 2019

El declive de la hegemonía técnico-militar del imperialismo estadounidense

Charles Thibout

Al final de la Guerra Fría, la capacidad del Estado y del sistema productivo estadounidenses para imponer su superioridad tecnológica se presentó como una de las principales explicaciones de su victoria. Pero ante el ascenso de China, el mito de la superpotencia tecnológica estadounidense se está desmoronando.

A pesar del anacronismo, el relato político y mediático de la confrontación chino-estadounidense es inexorable y, a pesar de nosotros, se refiere al choque bipolar de la Guerra Fría. La carrera armamentista, la lucha ideológica y la conquista espacial mantuvieron la imagen de una lucha entre Estados gladiadores, de la que Estados Unidos salió victorioso. Pero el reino indiviso de la democracia liberal, profetizado por Francis Fukuyama, ahora rivaliza con otro modelo de desarrollo, otro régimen de poder, que hace todo lo posible para sacar a Estados Unidos de su condición hegemónica.

La Guerra Fría fue escenario de una intensa competencia tecnológica entre dos actores principales, pero también entre dos sistemas competidores de producción científica y tecnológica. Para la mayoría de los responsables de la toma de decisiones de ambas partes, la supremacía tecnológica de una de las partes conduciría necesariamente a la aniquilación de la otra, de modo que la oposición técnico-militar se establecería a distancia, lo que conduciría a la victoria, en un modo dialéctico, de Estados Unidos.

Aunque antigua, la relación entre el Pentágono, el sector industrial y el mundo académico continuó después de la Segunda Guerra Mundial, especialmente en el futuro Silicon Valley, en torno a la industria de los transistores, la Universidad de Stanford y la industria aeroespacial (Programa Apolo). En 1956 los avances en el campo de la automatización, resultantes del trabajo de los cibernéticos en las décadas de 1940 y 1950, llevaron a la fundación de la inteligencia artificial como un campo de estudio por derecho propio del matemático John McCarthy.

En 1962 dejó el MIT para fundar el Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford. Un año más tarde, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada, predecesora de la DARPA (la agencia de I+D del Pentágono), comenzó a financiar la investigación de inteligencia artificial en el MIT, la Universidad de Carnegie Mellon y el Proyecto de Inteligencia Artificial de Stanford, dirigido por McCarthy. Los primeros intentos de aplicación militar comenzaron durante la guerra de Vietnam, bajo la égida de Robert McNamara, entonces Secretario de Defensa: se encargó a un equipo que utilizara datos estadísticos procesados por ordenador para mejorar la toma de decisiones de los estrategas estadounidenses, sin mucho éxito.

Cuando las capacidades militares de la Unión Soviética parecían ser capaces de desbordar el sistema de defensa estadounidense, el valor estratégico de las tecnologías emergentes se hizo aún más importante. Entre los que se tomaron este asunto muy en serio, quizás el más influyente fue Andrew Marshall, Director de la Oficina de Evaluación de Redes (ONA) del Departamento de Defensa (DoD).

Desde mediados de los años 70 participó en la formulación de la Segunda Estrategia de Compensación, una estrategia para “compensar” el poder soviético en términos convencionales y nucleares, basada en particular en la automatización del campo de batalla y la guerra de redes. Las principales líneas de esta estrategia proporcionaron un marco para la Revolución en Asuntos Militares (RMA) de principios de los años noventa, que señalaba la necesidad de integrar más ampliamente las tecnologías de la información, las telecomunicaciones y el espacio en el aparato de defensa: los aviones teledirigidos, las imágenes por satélite, las nanotecnologías, las biotecnologías y la robótica eran las principales tecnologías en cuestión.

A finales de los años 1990-2000 el sector privado se convirtió en el principal “vivero” tecnológico para el DoD, especialmente para DARPA y las agencias de inteligencia. Las tecnologías avanzadas surgieron cada vez más de las empresas digitales que, a su vez, beneficiaron a los militares y a la comunidad de inteligencia. Esta coalición estructural se simbolizó en 1994 con la creación del “Foro de las Tierras Altas” por iniciativa del Secretario de Defensa, William Perry. Esta organización reticular sigue cumpliendo, aún hoy, la función informal de interfase entre lo privado y lo público, lo civil y lo militar, en torno a tecnologías duales.

Entre las empresas que participan en las reuniones del foro se encuentran frecuentemente Booz Allen Hamilton, Leidos (anteriormente SAIC), Cisco, eBay, PayPal, IBM, Google, Microsoft, AT&T, o General Electric. En 1999 la combinación de intereses gubernamentales y comerciales se hizo aún más concreta con la creación de In-Q-Tel, un fondo de capital privado fundado y administrado por la CIA. Esta incubadora de empresas financió empresas emergentes como Keyhole (Google Earth), Facebook y Palantir, empresas que, en la década de 2000, se convirtieron rápidamente en más que sustitutos de las agencias de inteligencia en el campo de la lucha contra el terrorismo y la guerra asimétrica.

Ante las ambiciones chinas y el retorno de Rusia al círculo de las grandes potencias, el Pentágono lanzó en 2014 una Tercera Estrategia de Compensación (TOS), cuyo objetivo principal era, y sigue siendo, seguir explotando las tecnologías desarrolladas por el sector privado (principalmente la inteligencia artificial, la robótica y la informática cuántica) para transferirlas al aparato militar, pero esta vez con vistas a un conflicto simétrico.

Cerca de la RMA, la TOS difiere contextualmente de ella: el mito de la hiperpotencia estadounidense ha caído en desuso; Rusia y, sobre todo, China son serios competidores, dado su poderío militar convencional; la preponderancia técnico-militar estadounidense ya no está garantizada. El propio James Mattis, Primer Secretario de Defensa de la Presidencia de Trump, dijo que la “ventaja competitiva” de Estados Unidos se había “erosionado en todas las áreas de la guerra”.

Además, tras un largo período de fuertes inversiones en I+D pública y apoyo a las empresas nacionales de tecnología, el Gobierno -en particular el Pentágono- tenía claramente otras prioridades desde que Barack Obama llegó al poder, lo que llevó a un estancamiento e incluso a una ligera reducción del presupuesto de defensa.

A partir de ahora, el complejo tecno-militar estadounidense está subordinado a las capacidades innovadoras de las empresas multinacionales digitales, como Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft (GAFAM), que se han convertido en cabeceras mundiales en sus campos. La TOS es, por tanto, una solución adecuada para hacer frente a la acumulación militar china y, en menor medida, rusa, en un período de escasez de innovación militar pública y de aumento del poder financiero y tecnológico de las empresas digitales.

https://www.areion24.news/2019/05/27/vers-la-fin-de-la-superiorite-technologique-des-etats-unis/


Más información:
- Empresas informáticas creadas y subcontratadas por la CIA: el Caso Palantir
- ‘Minority Report’(3): la policía predictiva de Los Ángeles ya está en marcha
- Airbus: un cadáver de la guerra económica desatada por Estados Unidos contra la Unión Europea
- La CIA quiere manipular las redes sociales
 

En estado crítico un preso político palestino en huelga de hambre en las cárceles israelíes desde hace 56 días


El preso político palestino Hasán Awawi, en huelga de hambre desde el pasado 2 de abril, se encuentra hospitalizado y su pronóstico es crítico, según ha alertado este lunes la Asociación de Presos Palestinos (APP).

Awawi y otros tres presos se encuentran en huelga de hambre para exigir a las autoridades israelíes mejoras en sus condiciones de internamiento y protestar por la detención administrativa.

Otros tres presos palestinos están en huelga de hambre indefinida por los mismos motivos.

Los presos exigen la retirada del sistema de interferencia para teléfonos por suponer un riesgo para su salud, la instalación de teléfonos públicos en las cárceles, el fin de la política de aislamiento como castigo y mejoras en la atención sanitaria, entre otras cuestiones.

Awawi, de 35 años, es residente en Hebrón y padre de tres hijos. Lleva preso desde el 15 de enero, pero ha cumplido otras penas de cárcel anteriores, según informa la agencia de noticias palestina WAFA.

La APP ha denunciado que Awawi se encuentra encarcelado sin cargos bajo la figura de la prisión administrativa, que permite a las autoridades encarcelar a sospechosos de “terrorismo” de forma indefinida. Awawi se encuentra hospitalizado en el Hospital Kaplan de Rejovot, en el centro de Israel.

https://www.europapress.es/internacional/noticia-preso-palestino-huelga-hambre-hace-56-dias-encuentra-estado-critico-20190527184026.html

lunes, 27 de mayo de 2019

Manifestación contra las bases militares extranjeras en Níger

Un millar de personas se manifestaron el sábado en Niamey contra la presencia en Níger de bases militares francesas y estadounidenses, acusadas de pasividad ante los mortales ataques yihadistas.

Al ritmo de la música local dedicada al ejército nigerino, los manifestantes marcharon por las calles gritando “Viva Níger, viva el ejército nigerino” antes de reunirse frente al Parlamento.

“Abajo las bases militares extranjeras”, “Abajo el ejército francés”, “Abajo el ejército estadounidense”, “Abajo los yihadistas y Boko Haram”, gritaron los manifestantes, principalmente estudiantes, que respondieron al llamamiento de la Unión de Estudiante Nigerinos.

Las pancartas también decían “No a la subcontratación de nuestra soberanía nacional”, “Nuestro territorio es independiente desde el 3 de agosto de 1960”.

“No vemos el valor agregado de la presencia de estas bases militares extranjeras porque cada día que Dios hace, nuestro país es víctima de ataques", dijo Idder Algabid, dirigente de los estudiantes. Los ataques terroristas podrían evitarse si hubiera “colaboración franca y apoyo externo” de ejércitos extranjeros.

La manifestación según Algabid, pretende “apoyar a nuestras Fuerzas de Defensa y Seguridad víctimas de repetidos ataques, que han causado muertos y heridos”.

El dirigente estudiantil exigió “que el gobierno proporcione a las Fuerzas de Autodefensa recursos suficientes y adecuados para garantizar la seguridad y la soberanía nacional del país”.

El viernes pidió “la salida total de estas bases militares, que sólo están aquí para obstruir nuestra soberanía nacional”.

El 17 de mayo el Califato Islámico reivindicó un ataque en el que murieron 28 soldados y un asalto infructuoso a una prisión de alta seguridad cerca de la capital, donde están detenidos muchos yihadistas.

Niamey, que también lucha en el sur contra el grupo yihadista Boko Haram, siempre ha justificado la presencia de fuerzas estadounidenses y francesas en su territorio por la necesidad de “asegurar las fronteras” contra la infiltración de grupos yihadistas de la vecina Malí.

“Sin la información proporcionada por países como Francia, estamos un poco ciegos”, dijo el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, en 2014.

“Los terroristas están tratando de recuperar su posición en Níger, lo cual no aceptaremos. Lucharemos para evitar que se instalen en Níger”, dijo la semana pasada el ministro de Defensa, Kalla Moutari.

El viernes Moutari visitó la base aérea francesa de Barkhane en Niamey. “Hablamos de las formas de reforzar esta cooperación operativa entre Níger y Francia”, comentó el embajador francés en Níger, Alexandre García.

Francia tiene en Níger una base en el aeropuerto de Niamey desde la que operan aviones de combate y drones no armados. Como parte de la Operación Barjan, las fuerzas francesas también tienen una base en Madama, en el norte.

Níger también ha hecho posible la construcción de una importante base de drones estadounidenses en Agadez (norte), estimada en unos 100 millones de dólares, lo que confiere a los Estados Unidos una inmejorable plataforma de vigilancia.

Recientemente, Níger permitió a los estadounidenses armar sus aviones teledirigidos.

Alemania tiene una base logística en Niamey para abastecer a sus tropas que participan en la vecina Mali.

Sky News: de la apología del terrorismo a la propaganda de guerra

La intoxicadora de Sky News: Alex Crawford
El jueves por la noche la cadena de televisión Sky News publicó un artículo titulado “Sky News es testigo del horrores del último puesto de avanzada rebelde de Siria”, en el que la periodista Alex Crawford afirma haber sido objeto de un bombardeo de tanques rusos durante un reportaje en la provincia siria de Idlib.

El relato llegó a los titulares y fue objeto de boletines de noticias en todo el Reino Unido e incluso en todo el mundo. El problema, sin embargo, es que los reportajes televisivos románticos, como la desvergonzada propaganda bélica que son, caen de bruces cuando se someten al escrutinio y al sentido común más básico.

El vídeo retrata a una periodista valiente e intrépida, luchando para que se conozca la verdad sobre el régimen de Assad, pero para los que conocen la Guerra de Siria, no sólo les da suficiente cuerda para colgarse a sí mismo, sino quizás a todo su equipo.

Crawford admite estar presente dentro de la zona de desmilitarización, entre el último puesto de control “rebelde” y el gobierno sirio. Esta zona es un cordón de desescalada tras el acuerdo de alto el fuego negociado entre Turquía y Rusia de septiembre de 2018.

Crawford afirma que la zona está siendo violada constantemente, lo que es obviamente cierto, aunque está presente allí con militantes afiliados a Al Qaeda, carros de combate y peleles bien conocidos por los grupos terroristas de propaganda, lo que dibuja una mala imagen si quiere demonizar al gobierno sirio y a sus aliados.

Crawford también admite que todos los civiles han abandonado la zona, lo que indica que está rodeada de terroristas, que son obviamente los únicos objetivos a los que se puede llegar en la región, con la excepción de su equipo o quizás de otros que han venido con un propósito similar. No sólo es este el caso, sino que decidieron entrar en la zona durante un enfrentamiento armado entre las dos partes, empezando el vídeo con un tanque que había sido destruido por las fuerzas sirias y sus aliados.

La periodista está en Idlib del lado de los terroristas en tiempo de guerra, lo que significa que ha entrado ilegalmente en Siria y que ni el gobierno sirio ni las fuerzas rusas saben que es una periodista occidental que trabaja para Sky News. Es bien sabido por los observadores de guerra sirios que casi todos los grupos terroristas tienen sus propias agencias de propaganda, que consisten en militantes y periodistas que también actúan como combatientes a tiempo parcial y pertenecen a organizaciones terroristas.

Luego escuchamos su conversación con una conocida figura de la propaganda terrorista, Bilal Abdul Kareem, que ha aparecido en toda Siria con una serie de grupos vinculados a Al Qaeda, y que también se sintió cómodo presentando a los combatientes de Al-Nosra con chaquetas suicidas a su audiencia en línea.

Además de eso, tenemos quizás la parte más ridícula de esta historia, la entrevista con Abu Khalid Al-Shami, descrito por Sky News como un “comandante de HTS”. La palabra “comandante” muestra claramente, incluso al espectador más incauto, que ese hombre es un militante activo.

HTS son las siglas de Hayat Tahrir Al-Sham, antes conocido como Frente Al-Nosra, la rama de Al-Qaeda en Siria. Hayat Tahrir Al-Sham se separó oficialmente de Al Qaeda en 2016, pero siempre han trabajado con Al Qaeda e incluso con militantes del Califato Islámico en sus filas, muchos de los cuales han desertado y se han unido a este nuevo y moderno HTS.

Los periodistas occidentales que trabajan para Sky News, casi con toda seguridad, entraron ilegalmente en Siria con la intención de demonizar al gobierno sirio y estaban en compañía de una rama de Al-Qaeda que se ha alzado y entrevistaron a un comandante terrorista. Luego se hacen los sorprendidos cuando una zona evacuada de civiles -según la propia Crawford- es atacada durante una batalla en la que los terroristas estaban en acción contra el gobierno sirio.

https://21stcenturywire.com/2019/05/24/sky-news-collaborates-with-idlib-terrorists-to-create-syria-war-propaganda/


Más información:
- El falso reportaje de la cadena Sky sobre los mercenarios rusos en Siria
- Los ‘crímenes de guerra’ de Rusia en Siria han llevado la paz
 

La industria farmacéutica ha tomado al asalto las instituciones europeas poniendo en riesgo la salud pública

Simon Gouin

Medicamentos a precios excesivos que ponen en peligro los sistemas de seguridad social: es la contatación que llevó al Consejo Europeo en 2016 a pedir una revisión de la regulación del mercado europeo de medicamentos. Pero, como ocurre con demasiada frecuencia con las instituciones europeas, estos intentos de reforma se encontraron rápidamente con los poderosos grupos de presión de la industria farmacéutica. Un nuevo informe de la ONG de Bruselas CEO describe meticulosamente las estrategias de influencia de los grandes laboratorios para defender sus beneficios.

Reuniones con los Comisarios europeos, envío de cartas a los responsables de la toma de decisiones, una campaña para el público en general, científicos vinculados a las empresas... Un informe del Director General de las ONG de Bruselas CEO, publicado el pasado 10 de mayo (1), documenta meticulosamente el cabildeo de la industria farmacéutica ante las instituciones europeas. No busque grandes revelaciones: los métodos son clásicos, multisectoriales, a veces complejos... y eficaces.

A nivel de los recursos desplegados por las empresas farmacéuticas para garantizar sus enormes beneficios: las 10 mayores empresas farmacéuticas han gastado más de dos millones de euros más desde 2015, en comparación con su presupuesto anterior. 16,3 millones de euros al año para intentar defender sus intereses a escala europea (2), además de los medios de influencia desarrollados a escala nacional (3).

La industria farmacéutica está bajo el fuego de las críticas. Con la llegada de nuevos medicamentos muy caros, especialmente contra el cáncer (4), muchos países ricos están cuestionando su capacidad para proporcionar tratamientos eficaces al mayor número posible de personas; hasta ahora, los países del sur han sido las principales víctimas del costo de ciertos medicamentos. Ante esta situación, la Unión Europea se preguntó finalmente si no habría que revisar las reglas del juego. En particular, se hace hincapié en la concesión abusiva de patentes y otros mecanismos de protección de la propiedad intelectual a las empresas farmacéuticas. Pero también los procedimientos nacionales de evaluación de nuevos fármacos, que permiten a los laboratorios comercializar tratamientos nuevos y cada vez más caros que no aportan necesariamente beneficios terapéuticos reales en comparación con los existentes.

Esto fue reconocido oficialmente por el Consejo Europeo en 2016. La institución ha pedido formalmente a la Comisión Europea que revise el reglamento del sector farmacéutico para garantizar que todo el mundo tenga acceso a medicamentos eficaces. Las conclusiones del Consejo Europeo no fueron del agrado de la industria farmacéutica, que desencadenó un “ataque de los grupos de presión”. Bajo la presión de las empresas farmacéuticas, por ejemplo, los miembros del Consejo Europeo rechazaron una enmienda que pedía la salvaguardia de los ensayos clínicos. Éstos permiten probar la seguridad y eficacia de los nuevos medicamentos, pero los laboratorios quieren acelerar los procedimientos de comercialización de sus medicamentos y buscan prescindir de estas pruebas. La movilización de los grupos de presión aumentó especialmente en los meses siguientes a esta declaración del Consejo Europeo.

La industria farmacéutica luchó primero en una batalla de comunicación”, dice CEO. Así pues, puso en marcha una gran campaña de comunicación, realizada en Francia, para dotarse de un “rostro humano”. “Al centrarse en lo emocional, [la industria farmacéutica] trata de desviar la atención del modelo de beneficio para los accionistas, lo que de hecho impide que muchos pacientes obtengan medicamentos prohibitivamente caros”, analizan los autores del informe de CEO. La EFPIA, el principal cabildo de las empresas farmacéuticas, también organizó una exposición en el Parlamento Europeo titulada “Desbloquear la cura del mañana“ (5) en mayo de 2018. Este evento fue patrocinado por la diputada europea de los republicanos, Françoise Grossetête. El evento incluyó una reunión “con empresas como Novartis y Pfizer sobre temas como asegurar que la industria farmacéutica cuente con el marco regulatorio necesario”. En octubre de 2017, la EFPIA también pagó por anuncios en el periódico europeo Euractiv (6), que está dirigido principalmente a los responsables de la toma de decisiones en Europa.

Pero el cabildeo de la industria farmacéutica también se hace por debajo de la mesa. La EFPIA ha incrementado sus reuniones con los miembros de la Comisión Europea. Este grupo de presión está formado por ocho grupos consultivos de la Comisión, que se encargan de producir conocimientos especializados sobre cuestiones políticas específicas. De hecho, los representantes de la industria están muy presentes en los distintos niveles europeos en los que se preparan y adoptan las decisiones, desde la Comisión hasta el Parlamento. Las 10 mayores empresas farmacéuticas celebraron 112 reuniones importantes con la Comisión Juncker y 60 tuvieron acceso al Parlamento durante el último mandato.

¿Explica esta proximidad por qué la Comisión Europea eligió a la consultora Copenhagen Economics para realizar el estudio sobre el funcionamiento europeo del mercado de las drogas, exigido por el Consejo Europeo? Copenhagen Economics trabaja regularmente con la industria farmacéutica. En particular, ha sido contratado por la EFPIA y empresas farmacéuticas como Novo Nordisk, Lundbeck y Leo Pharma para elaborar informes sobre los beneficios del acuerdo de libre comercio TTIP (entre la Unión Europea y Estados Unidos) para la industria farmacéutica. “Para decirlo sin rodeos, Copenhagen Economics trabaja regularmente para los clientes de las grandes farmacéuticas, produce materiales abiertamente en consonancia con los intereses económicos de la industria y las estrategias de cabildeo y están destinados a ser utilizados directamente en el cabildeo de los gobiernos de sus clientes farmacéuticos”, dice CEO.

Por lo tanto, no es sorprendente que este estudio sea fuertemente criticado por las organizaciones de la sociedad civil. No hay transparencia en la lista de entrevistados, citas no asignadas y vagas, una presencia muy fuerte de la industria entre los entrevistados y un comité de expertos para supervisar el estudio con muchos vínculos con organizaciones responsables de la defensa de los intereses de la industria farmacéutica. Consecuencias sobre el contenido del informe: recomienda que no se modifique el período de protección de las patentes europeas de medicamentos, “una reducción del período de protección efectiva afectará negativamente a las inversiones europeas en investigación y desarrollo”.

Es este argumento de un riesgo de pérdida de competitividad en comparación con otras partes del mundo el que se ha presentado para defender las extensiones de patentes llamadas SPC (certificados complementarios de protección). Este mecanismo, que permite ampliar la duración de una patente de un medicamento, se ha concedido, por ejemplo, a Truvada, un medicamento contra el sida, lo que supondría un coste adicional de 815 millones de euros para el sistema de seguridad social francés, según la organización Aides. Médicos Sin Fronteras (MSF), por su parte, destaca que “al ampliar los monopolios, las SPC conducen a precios inasequibles de los medicamentos que siguen siendo inasequibles durante largos períodos de tiempo, lo que amenaza la sostenibilidad de los sistemas sanitarios nacionales y retrasa el acceso de los pacientes”.

A este respecto, la batalla de los grupos de presión es feroz. Por ejemplo, la EFPIA envió una carta a la Comisaria Europea Elzbieta Beinkowska en febrero de 2018. Según el cabildo farmacéutico, el fin de estas extensiones de patentes conduciría a “una balanza comercial negativa de la UE”. Para apoyar sus afirmaciones, la EFPIA está avanzando varios estudios financiados o comisionados, “sin excepción”, por la industria farmacéutica.

Por último, el informe CEO señala otra batalla que se está librando en torno a la evaluación de la tecnología sanitaria (HTA), una forma de evaluar el valor añadido de un nuevo medicamento que está saliendo al mercado. Sobre la base de este asesoramiento científico, los sistemas nacionales de salud pueden tomar decisiones sobre el precio y la tasa de reembolso de un medicamento. En enero de 2018 la Comisión Europea propuso un reglamento europeo de HTA. Esto impediría que cada país llevara a cabo revisiones separadas de los nuevos tratamientos y negociaciones de precios con los laboratorios. Y también contrarrestaría la complacencia de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM), que es responsable de autorizar la comercialización de medicamentos y a la que se critica regularmente por sus estrechos vínculos con la industria.

Pero las empresas farmacéuticas han logrado desafiar esta revisión del proceso de evaluación científica de los aportes de los nuevos tratamientos e interferir en este proceso para jugar un papel más importante. La batalla continúa y los futuros miembros del Parlamento Europeo y de la Comisión tendrán la capacidad de influir en las políticas de drogas de una forma u otra.

“Ha llegado el momento de centrarse en las alternativas”, afirma el director ejecutivo. Y la oportunidad de hacerlo no debe perderse simplemente porque la Comisión no se tome en serio los conflictos de intereses o la influencia de la industria. El proceso iniciado por las conclusiones del Consejo de 2016 no debe dejarse de lado por los esfuerzos de los grupos de presión y de relaciones públicas de las grandes empresas farmacéuticas; los procesos de desarrollo de políticas deben preservarse para garantizar que sirven al interés público. “Desde limitar la expansión de las patentes a la de la influencia de la industria farmacéutica, hasta desarrollar un verdadero mecanismo europeo e independiente para evaluar nuevos medicamentos, la ONG enumera cinco propuestas concretas de nuevos parlamentarios y comisarios europeos.

(1) https://corporateeurope.org/en/2019/05/high-prices-poor-access-eu-medicines-market-and-big-pharma
(2) https://www.bastamag.net/webdocs/pharmapapers/l-argent-de-l-influence/lobbying-a-paris-bruxelles-et-washington-l-enorme-puissance-de-feu-des-labos/
(3) https://www.bastamag.net/webdocs/pharmapapers/les-strategies-de-persuasion/
(4) https://www.bastamag.net/webdocs/pharmapapers/le-cout-pour-la-societe/le-prix-exorbitant-de-certains-traitements-menace-l-universalite-de-notre-modele-de-sante/
(5) https://www.efpia.eu/news-events/events/efpia-event/unlocking-tomorrows-cures/
(6) https://www.euractiv.com/section/health-consumers/interview/efpia-president-next-eu-commission-should-prioritise-competitiveness-in-pharma-innovation/

https://www.bastamag.net/Lobbying-comment-l-industrie-pharmaceutique-prend-d-assaut-les-institutions

La represión contra los mineros de Río Tinto que desafiaron al general Queipo de Llano


En la noche del 25 de agosto de 1936, el Comité provisional del ayuntamiento republicano de Nerva firmaba su redención ante las tropas militares. El historiador onubense Miguel Ángel Collado cuenta cómo "el alcalde José Rodríguez González, huyó del pueblo junto a otras 200 personas. Eran alrededor de las dos de la madrugada del 26 de agosto".

Con la llegada de los enviados de Queipo de Llano a la Cuenca Minera de Riotinto se inició la huida de muchos de los habitantes de Nerva, hasta dejar un pueblo minero lleno de viudas, huérfanos y mujeres víctimas del terror que se avecinaba en pocas horas. Collado prosigue que la intención del alcalde "era solo que se dejara de derramar sangre" Pero Queipo de Llano no tenía esos planes para la cuenca minera de Río Tinto que dejó más de 1.500 desaparecidos, en aquellos primeros meses de guerra.

Andrés Fernández es el arqueólogo encargado de iniciar la exhumación de la fosa de Nerva, conocida como la fosa de los mineros. Este municipio de la Cuenca Minera mermó drásticamente su población en 1940. "Las evidencias de los cuerpos de la fosa (de los que se encuentran contabilizados 221 víctimas) están bastante en superficie". A menos de 20 centímetros ya hay restos.

Y la cifra que se baraja puede ir incrementándose. Fernández que ya exhumaría en 2009 la fosa más grande (por número de víctimas en Málaga capital) con 2.800 cuerpos, sabe que en Nerva se encuentra la fosa con mayor número de víctimas en un entorno rural, fuera de las capitales de provincia. "Conocemos los nombres y apellidos de estos 221 víctimas pero podría haber más de 500" en las cuatro fosas que se reparten en el cementerio del municipio.

El recuerdo de aquella entrada de cientos de falangistas, organizados en columnas resultó dantesca para muchos de los vecinos de Nerva. Collado recoge varios testimonios orales en su tesis, “La Guerra Civil y la represión franquista en la Cuenca Minera de Riotinto”, publicada en la Universidad de Huelva. "El día 26 de agosto, que era cuando entraron estos señores, veíamos a los tíos bajar por los cerros; se veían bajar abajo con unos cruces… con unos crucifijos así de grandes. Nada más entrar en Nerva y a la media hora había camiones para el cementerio".

Matías Romero Marín, recuerda los registros en cada una de las viviendas. "¿Tú no has visto las películas? Lo mismo que en las películas corriendo en esta casa, ahora a otra, saboteando las casas viendo si alguien pasaba para matarlo… todas esas cosas… ".

Miguel Ángel Collado relata las conversaciones de aquellos huérfanos con los falangistas establecidos en Nerva, creando entre los vecinos un verdadero clima de miedo. "Niño ¿tu padre es de derechas o de izquierdas?" No entendía de eso, pero le espeté inocentemente sin saber, "mi padre es minero-agricultor y trabaja para La Compañía (…) luego le solté "mi tío Benito y mi primo Antonio están en la cárcel". Los soldados replicarían en voz alta: "Los mineros están equivocados y lo van a pagar. ¡Aquí no va a quedar ni uno!". Iban por cada calle de Nerva gritando "¿Dónde están los comunistas?, ¿Dónde se esconden los republicanos?", amenazando con matarlos a todos y disparando al aire.

Inmediatamente después de quedar constituida el primer ayuntamiento de la Nerva "reconquistada", se vivió uno de los momentos más macabros que se recuerda de aquellos días. Collado cuenta cómo "mientras la cárcel se volvía a llenar", uno de aquellos falangistas dio con un músico local y le instó a "presentarse con todos los intérpretes que consiguiese encontrar bajo amenaza de fusilamiento". Fueron obligados a festejar, a tocar partituras patrióticas ante el recuerdo imborrable de tantos familiares huidos o asesinados aquellos mismos días.

La desaparecida Dirección General de Memoria Democrática del gobierno andaluz no ha pospuesto el acuerdo de intervención en la fosa de Nerva, con fondos de la Diputación de Huelva y el ayuntamiento del municipio minero. El 2 de agosto de 2018 se firmaría el acuerdo con el entonces consejero de Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, y el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo.

El arqueólogo Fernández ya está al pie de la fosa y desvela que las actuaciones se podrán alargar hasta "después de verano". Los trabajos de delimitación se han concretado cuatro fosas dentro del cementerio de Nerva. "Tres se ubican en la zona izquierda del camposanto. La primera está en la zona derecha donde podrían albergarse entre 30 y 50 cuerpos".

La tierra roja de la cuenca y su fuerte acidez podrían evidenciar restos muy deteriorados para unas futuras pruebas de ADN. "Ya nos ha ocurrido en otros municipios cercanos en Zalamea la Real o el Madroño, donde están descompuestos por la geología de la cuenca minera que hacer aún más difícil la identificación.

Las actuaciones de indagación, localización y delimitación se desarrollarán en una superficie de cien metros cuadrados, donde las fosas se presentan con una media de dos metros de anchura y con longitudes diversas que van desde los cuatro a los veinte metros.

Los familiares se van poco a poco personando y dando señas del paradero de los suyos, como le ha ocurrido desde Barcelona a Flor Calzada. Hasta el pasado año, no logró dar con el acta de defunción de su tío Ramón Herrada Domínguez, donde se evidencia su enterramiento "en el cementerio de Nerva". Su madre Antonia estuvo toda la vida pensando que su hermano había desaparecido, sin dejar rastro.

Ramón es el único tío que Flor tiene enterrado en la fosa de Nerva, del único que no conserva fotografías. "Era el más mayor de todos y lo quitaron de en medio por error". Con esa frialdad lo comunicó a su familia uno de aquellos falangistas. Y así lo testimonia Flor en el acta notarial que le entregaron tras prestar declaración en la querella argentina en el año 2013. "En los primeros días de las entrada de las tropas nacionales, mi tío Ramón fue sacado de su casa y nunca más se supo de él". Tenía tan solo 41 años y no pertenecía a ningún partido político. "Lo confundieron con mi tío Enrique" que estaba escondida en la casa de su madre esperando y había sido un militar afiliado a la CNT "Dijeron, este es un Herrada y se llevaron por equivocación al hermano mayor".

El hermano de Ramón, Enrique Herrada Domínguez también fue fusilado. Según cuenta Flor "fue detenido el 28 de agosto de 1938". Acusado de "rebelión saqueo y asesinato" fue condenado a muerte y fusilado el 17 de abril de 1939 en el cementerio de la soledad de Huelva capital.

Flor nunca dejó atrás el fuerte legado que su madre le había dejado. Y se presentó a la petición de la querella argentina para tomar declaración sobre su historia familiar. "Lo más duro para mi madre fue ver cómo cada noche iban a buscar a mi tío Enrique, que estuvo meses escondido bajo la amenaza diaria de aquellos falangistas". Día y noche. "Mi madre me hablaba siempre de cómo Enrique decidió salir de la casa, donde estaba escondido en el tejado para no poner en peligro a los suyos".

Flor logró dar con el acta de defunción de su tío Ramón en 2018 . Ya había encontrado el nombre de su tío en un registro, elaborado por el historiador Francisco Espinosa. "Gracias a las peticiones hechas con la diputación pude tener este documento". En él reza como Ramón Herrada y fue registrado el 29 de noviembre de 1939. Su fallecimiento se produciría pocas semanas después de la entrada de los militares, el 20 de septiembre de 1936. "Se testimonia que la profesión de Ramón es jornalero pero mi tío era trabajador de la mina, como tantos otros". La certificación habla de que, tras su muerte, había dejado dos hijos, Modesta de 15 años y Ramón de 10, además de su viuda.

La realidad de aquellas mujeres sin recursos y huérfanos fue tan evidente que incluso las autoridades locales de la Nerva franquista pidieron ayuda para su supervivencia el 14 de febrero de 1937. El acta del ayuntamiento contabiliza "como consecuencia de los últimos sucesos" (haciendo referencia a los fusilamientos), a doscientas cuarenta y seis viudas pobres, con quinientos setenta niños huérfanos de padre. Se documentaban un total bastante superior a "dos mil personas", sin recursos para su subsistencia.

Flor recuerda a sus primas, las hijas de Ramón, aquellas huérfanas que tuvieron que salir adelante apenas con lo puesto y cómo su madre hizo todo lo posible para no perder el contacto con aquellas sobrinas. "Ojala mi tío Ramón esté en esa fosa. Se lo debemos a mi madre, a todas las víctimas y a la memoria", concluye Flor. "Solo espera que ni los partidos de ultraderecha en Andalucía ni la paralización de los últimos gobiernos de izquierda entorpezcan más las actuaciones en fosas comunes de la represión franquista. "Ya basta de frenar la recuperación de los nuestros. Esto es por dignidad", finaliza.

https://www.publico.es/politica/durisima-represion-mineros-rio-tinto-desafiaron-queipo-llano.html

Imperialismo y terrorismo: 48 horas para denunciar a una pareja incestuosa

El mes pasado varios sindicatos y colectivos populares de Burkina Faso organizaron durante un fin de semana en la capital, Uagadugu, unas jornadas tituladas “Imperialismo y terrorismo: 48 horas para denunciar a una pareja incestuosa”.

Los actos se celebraron en un barrio popular de Uagadugu con charlas, reuniones, conciertos y un torneo de fútbol entre varios equipos para luchar contra el terrorismo, el cual, según los organizadores, es un producto exclusivo de las antiguas potencias coloniales para continuar la explotación y esclavitud de sus antiguas colonias.

Las charlas y reuniones se hicieron en la lengua nacional moré, lo mismo que los conciertos de música popular africana. El torneo de fútbol fue “un entrenamiento para la revolución contra el imperialismo”, dijeron los organizadores.

Burkina Faso es uno de los países africanos más hostigados por el terrorismo. Para luchar contra él hay que conocer las causas, fue el mensaje de las jornadas, donde lo definieron como “un medio de opresión y explotación de los pueblos por el imperialismo”.

El recinto que albergó las jornadas estaba profusamente decorado con pancartas contra las bases militares extranjeras en Burkina Faso, contra el terrorismo y el imperialismo.

Según Tewende Laurent Ouedraogo, militante de los Comités de Defensa y Profundización de la Insurrección Popular, “es necesario llegar al pueblo para compartir con él el análisis del terrorismo, sus vínculos con la dominación y explotación de nuestro pueblo por el imperialismo”.

En su exposición Ouedraogo recordó que el terrorismo moderno comenzó en la década de los setenta en Afganistán, cuando Estados Unidos lo utilizó para contrarrestar a los soviicos. Desde entonces, dijo, para los países imperialistas (Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña) se ha convertido en una estrategia y un medio de presión.

Por lo tanto, el terrorismo es sólo un producto del imperialismo y un medio de oprimir a los pueblos con fines económicos y geoestratégicos, concluyó Ouedraogo. El terrorismo se ha fabricado para facilitar “el saqueo de los recursos de nuestros Estados por parte de las multinacionales”.

Las bases militares extranjeras en Burkina Faso no están para proteger a las masas trabajadoras, sino a las grandes empresas internacionales, a las multinacionales imperialistas para una explotación continua de los recursos de África.

“En todo el mundo, desde Afganistán hasta Malí y Burkina Faso, nos damos cuenta de que son los movimientos imperialistas los que han generado el terrorismo y lo están utilizando como medio de enfretamiento entre rivales”, denunció Ouedraogo.

Para combatir un fenómeno es necesario conocer la causa y estas jornadas de denuncia nos permiten dar a la gente las claves de la comprensión, para que ellos puedan entender. Se trata de actividades para sensibilizar a la población sobre el hecho de que el terrorismo es reacción y barbarie. No para liberar a la gente.

El único camino hacia la liberación, sentenciaron los organizadores, es la revolución.