domingo, 31 de marzo de 2019

En España ¿qué institución política no es una cloaca?

En pleno siglo XXI algunos se escandalizan por el espionaje policial (del PP) a Podemos. Ya no se acuerdan del mismo espionaje (del PSOE) a Herri Batasuna hace 20 años.

Lo llaman “Watergate” como si fuera la primera vez que ocurre algo parecido. Hablan de cloacas policiales, de cloacas periodísticas, de partidos políticos que son cloacas, de ministerios cloaca... En este país, ¿qué institución pública no es una cloaca?

Dicen que la policía se estaba dedicando a “fabricar pruebas falsas” contra Podemos y se hacen los sorprendidos. ¿Policías falsificando pruebas? Señores: vivimos en un país donde la prueba es la misma policía. Lo que dice la policía va a misa siempre.

Vuelven a 2011 para gritar “¡Lo llaman democracia y no lo es!”.

Desde los tiempos más rancios del franquismo, los periodistas son una extensión de los cuartelillos. Todo tiene que llegar de fuentes oficiales porque, en caso contrario, es una noticia falsa, un bulo al que hay que oponerse.

Los programas electorales son una mentira. Ni se cumplen ni se van a cumplir nunca.

Los partidos políticos crean cuentas falsas en las redes sociales para difundir mentiras, bulos e infundios.

Sus seguidores también son falsos. Más del 40 por ciento de los seguidores de Pedro Sánchez en su cuenta de Twitter son falsos.

Desde el punto de vista contable, todos los partidos políticos están en quiebra. No tienen apenas ingresos y gastan mucho más dinero del que reciben. Hablamos de muchos millones de euros.

Las elecciones son un pucherazo institucionalizado. Los partidos políticos las falsean con dinero negro. Reciben un dinero ilegal y gastan un dinero ilegal.

Las fundaciones, ONG y demás satélites montados por los partidos políticos son un fraude, lo mismo que las empresas paralelas que recaudan dinero a cambio de adjudicaciones de contratos y obras públicas.

En 2012 la ministra de la Vivienda del PSOE, María Antonia Trujillo, declaró en relación a los desahucios que quien tuviera deudas debía pagarlas. “Que no se hubiera endeudado”, añadió.

Pero los partidos políticos deben más de 230 millones de euros a los bancos y no pagan sus deudas porque los bancos se las condonan ilegalmente. ¿A cambio de qué?

Los bancos no informan de los créditos a los partidos políticos y el Banco de España tampoco. Como cualquier otra banda mafiosa, todos ellos mantienen un pacto de silencio.

No es de extrañar que España sea el país europeo en el que los partidos políticos tienen el menor número de afiliados.

En las encuestas, el 88 por ciento de la población española reconoce que no tiene ninguna confianza en ningún partido político.

Por eso no extraña que habitualmente la abstención llegue, como en las últimas elecciones autonómicas en Andalucía, a casi la mitad del censo.

Lo sorprendente es, sin embargo, que aún haya otra mitad que vaya a depositar la papeleta en una urna.

Por más que un elector tenga unas ganas irresistibles de votar, lo cierto es que no hay nadie en quien pueda depositar ni un gramo de su confianza.

Si es cierto eso de “lo llaman democracia y no lo es”, ¿por qué ese empeño en ir a votar?

sábado, 30 de marzo de 2019

Los bombardeos de la aviación estadounidense en Somalia son crímenes de guerra

Los bombardeos de los drones y la aviación estadounidense en Somalia constituyen posibles crímenes de guerra, asegura Amnistía Internacional, ya que están matando a los civiles.

En un informe titulado “La guerra oculta de Estados Unidos en Somalia”, expertos de esta organización realizaron más de 150 entrevistas con testigos, familiares de víctimas, personas desplazadas por los combates y expertos, incluso dentro del ejército estadounidense.

La información recogida fue corroborada con imágenes tomadas vía satélite, fotos de cráteres dejados por las explosiones, así como fragmentos de municiones recogidas en los sitios. Desde abril de 2017 se han llevado a cabo más de 100 bombardeos en el país. Amnistía Internacional se ha centrado específicamente en cinco ataques aéreos en dos años, durante los cuales murieron catorce civiles y ocho resultaron heridos e informa de “pruebas abrumadoras” de ellos.

“El número de civiles muertos que hemos descubierto por este puñado de ataques sugiere que la nube que rodea el papel de Estados Unidos en la guerra de Somalia está ahí para ocultar la impunidad”, dice Brian Castner, uno de los expertos militares de Amnistía Internacional.

Las incursiones estadounidenses en Somalia ya fueron significativas durante la presidencia de Barack Obama. Pero los ataques se intensificaron cuando Trump llegó a la Casa Blanca. Este último ha firmado un decreto que declara el sur de Somalia “zona hostil activa”.

Los bombardeos de Trump en Somalia han matado tres veces más personas desde junio de 2017 que todos los bombardeos de Obama en sus ocho años de gobierno.

Sólo en el período comprendido entre el 1 y el 20 de marzo, Africom emitió siete comunicados de prensa en los que se mencionaban ataques a los “shebabs”(*). Según un general de brigada estadounidense retirado con el que habló Amnistía Internacional, el decreto de Trump amplió la gama de objetivos potenciales para incluir a casi todos los hombres adultos que viven en aldeas favorables a Al-Shebab (*) y que son avistados cerca de combatientes conocidos. Un mandato tan amplio violaría el derecho internacional humanitario y conduciría a la muerte ilegal de civiles.

Para Amnistía Internacional, algunos de estos ataques “podrían constituir crímenes de guerra”. Ante las conclusiones de la ONG, Africom negó una vez más que sus operaciones en Somalia pudieran haber causado la muerte de civiles.

No obstante, la estrategia aérea de Estados Unidos está empezando a ser criticada incluso dentro de los ejércitos occidentales.

Unos 500 soldados de las fuerzas especiales del Pentágono están destinadas en Somalia.

A pesar de los bombardeos, los “shebab”(*) controlan la quinta parte del territorio somalí y sus contraofensivas son cada vez mayores, incluos en la capital Mogadiscio.

(*) En árabe “shebab” significa juventud y la organización Harakat Al-Shabab Al-Muyahidin que opera en Somalia es el “Movimiento de Jóvenes Muyaidines”, asimilada erróneamente a Al-Qaeda.

La mentira de Kosovo en Alemania

Rafael Poch de Feliú

La virtual sucesora de Merkel al frente de la CDU, y quizá más pronto que tarde futura canciller de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer, se ha estrenado en la política europea con una carta aleccionadora de tono inequívocamente teutón dirigida al Presidente francés, Emmanuel Macron.  En ella derriba las ingenuas ilusiones de este acerca de una reforma de la UE de común acuerdo con Alemania. En la futura crónica de la desintegración de la UE esta carta ni siquiera será recordada como prueba de la inexistencia del “eje franco-alemán”, así que no vale la pena detenerse en ella. Sin embargo, contiene un detalle muy significativo del momento en el que vivimos: la nueva líder de la derecha alemana propone, “subrayar el papel de la Unión Europea en el mundo en tanto que potencia de paz y seguridad” construyendo… un portaviones europeo común. ¡Qué gran idea! La tenacidad de la derecha alemana y de sus socios socialdemócratas y verdes en la reanudación del militarismo nacional es encomiable.

Desde su creación en 1955 el actual ejército alemán, Bundeswehr, fue concebido como aparato defensivo. En diciembre de 1989 el programa del SPD consagraba como principios de la política exterior y de seguridad de Alemania, la “seguridad común” y el “desarme”.  “Nuestra meta es disolver los bloques militares mediante un orden de paz europeo”, decía aquel programa. “El hundimiento del bloque del Este reduce el sentido de las alianzas militares e incrementa el de las alianzas políticas (…) se abre la perspectiva para un fin del estacionamiento de las fuerzas armadas americanas y soviéticas fuera de su territorio en Europa”. Ese programa no se cambió hasta 2007. Para entonces hacía tiempo que había caducado. Exactamente hacía ocho años.

El 24 de marzo se cumplirán veinte del inicio del bombardeo de lo que quedaba de Yugoslavia conocido como “guerra de Kosovo”. Para Alemania aquella participación en una operación ilegal de la OTAN fue la primera operación militar exterior desde Hitler. Desde entonces, “la seguridad de Alemania se defiende en el Hindukush”, como dijo en 2009 el ministro de defensa Peter Struck. También en África y allí donde el acceso alemán/europeo a los recursos y vías comerciales lo exijan, según estableció en su día con toda claridad la canciller (saliente) Angela Merkel.

Aquel estreno en Kosovo empezó con una mentira. Igual que Vietnam, igual que Irak y que tantas otras guerras (recordemos el informe de la agencia Efe de septiembre de 1939, dando cuenta del ataque de Polonia contra Alemania). La primera mentira de Kosovo fue la masacre de Rachak.

Rachak y el policía Hensch

Rachak y Rugovo son dos pueblos del noroeste de Kosovo, al sur de la capital de distrito de Pec. Con la frontera albanesa muy cerca, en 1998 la región era zona de acción de la guerrilla albanesa UCK, sostenida y financiada por la OTAN, la CIA y el servicio secreto británico.

Aquel año la UCK cometió tantos desmanes con civiles serbios, gitanos y albaneses “colaboracionistas” que su jefe local, Ramush Haradinaj, luego primer ministro de Kosovo, hasta llegó a ser juzgado en La Haya por crímenes de guerra por un tribunal que era comparsa de la OTAN. Haradinaj fue absuelto, entre otras cosas porque nueve de los diez testigos que debían declarar contra él fueron eliminados antes de que pudieran hacerlo, unos en “accidentes de tráfico”, otros en “peleas de bar”, otros en atentados. Así hasta nueve. En cualquier caso, a principios de 1999 el ejército yugoslavo respondió con gran fuerza a aquella ofensiva de la UCK teledirigida por la OTAN, con una contraofensiva.

Cerca de Rachak y de Rugova varias decenas de guerrilleros albaneses cayeron en emboscadas ante el ejército. Henning Hensch, un policía alemán retirado con carnet del SPD, estuvo allí. Era uno de los seleccionados por el ministerio de exteriores para engrosar los equipos de observadores de la OSCE en Kosovo. En esa calidad actuó como perito en Rachak y Rugovo. Vio a los guerrilleros muertos con sus armas, carnets y emblemas de la UCK cosidos en sus guerreras. En Rugovo, los yugoslavos juntaron los cadáveres en el pueblo y los observadores de la OSCE hicieron fotos.

Esas fotos, convenientemente filtradas de todo rastro de armas y emblemas de la UCK, hicieron pasar lo que fue un enfrentamiento militar con grupos armados, por pruebas de una masacre de civiles”, me explicó Hensch en 2012. “Ambos bandos cometían exactamente los mismos crímenes, pero había que poner toda la responsabilidad sólo sobre uno de ellos”, decía el policía jubilado.

El 27 de abril el entonces ministro socialdemócrata de defensa alemán, Rudolf Scharping, presentó en rueda de prensa aquellas fotos en las que se veía los cadáveres de los guerrilleros amontonados en el papel de civiles inocentes masacrados. Al día siguiente, el diario Bild publicaba una de ellas en portada con el titular: “Por esto hacemos la guerra”.

“Este era un país opuesto a la guerra y consiguieron que, por primera vez en más de cincuenta años, se metiera en una”, explicaba por teléfono Hensch, con sumo pesar. “Antes de esa experiencia, nunca imaginé que en mi país pudiera pasar algo así, es decir que el gobierno y la prensa mintieran al unísono y engañaran a la población”.

Para violentar el consenso básico de la sociedad alemana contra el intervencionismo militar, la OTAN, el gobierno de socialdemócratas y verdes (1998-2005) y los medios de comunicación, se tuvieron que emplear a fondo.

El “Media Operation Center” de la OTAN dirigido por el infame Jamie Shea, subordinado al secretario general, Javier Solana (a su vez subordinado al Pentágono), fue una fábrica de mentiras, que los periodistas retransmitían. Shea, un hombre deshonesto, decía que el truco era, “mantener a los periodistas lo más ocupados posible, alimentándoles constantemente con briefings, de tal manera que no tengan tiempo para buscar información por sí mismos”. Años después Shea explicó que, “si hubiéramos perdido a la opinión pública alemana, la habríamos perdido en toda Europa”.

Fabricar la versión del conflicto

El relato del conjunto de la guerra en los Balcanes se basó en una fenomenal sarta de mentiras, amnesias y omisiones. La opinión pública europea fue intoxicada con una eficacia que hasta entonces, en Occidente, solo se consideraba posible en Estados Unidos.

Como hoy se conoce perfectamente, antes de la intervención de la OTAN no había en el conflicto de Kosovo la “catástrofe humanitaria” que las potencias se inventaron para intervenir, sino una violencia que en 1998 partió de la UCK y a la que el ejército yugoslavo respondió con la misma violencia, explicaron miembros del equipo de la OSCE como el general alemán retirado Heinz Loquai y la diplomática estadounidense Norma Brown en un documental de la cadena de televisión alemana ARD emitido en 2012 (“Es began mit einer Lüge”, Comenzó con una mentira).

Los medios alemanes ignoraron tres datos fundamentales: 1- la tradicional hostilidad de su país hacia Yugoslavia, que diarios como el Frankfurter Allgemeine Zeitung, y Die Welt, así como el semanario Der Spiegel, consideraban una “creación artificial”. 2- El hecho de tanto croatas como bosnios musulmanes, liderados en los noventa por dirigentes de la misma calaña que Milosevic, habían sido aliados de la Alemania nazi en la segunda guerra mundial y partícipes, junto con los alemanes, del genocidio de un millón de serbios desencadenado entonces por los nazis. Y 3- la naturaleza ilegal de las acciones militares de la OTAN desde el punto de vista de la ley internacional. El ministro de exteriores verde Josef Fischer comparó a “los serbios” con los nazis y al conflicto de Kosovo con Auschwitz, comparaciones que el General Loquai califica de monstruosas, “especialmente en boca de un alemán”.

El catálogo de Scharping

El ministro de defensa Rudolf Scharping dijo antes de la intervención que los serbios habían matado a 100.000 albaneses en Kosovo. La realidad es que se contabilizaron entre cinco mil y siete mil, entre muertos y desaparecidos, todos los bandos juntos e incluidas las víctimas de bombas de la OTAN.

Scharping suscribió la leyenda americana del “plan herradura” de Milosevic: rodear a la población albanesa y deportarla antes del inicio de los bombardeos. Mencionó la “expulsión de millones” y “400.000 refugiados” albaneses antes del inicio de la operación de la OTAN. La realidad fue que para verano de 1999, a las pocas semanas de la ocupación de Kosovo por la OTAN, 230.000 serbios, montenegrinos, gitanos y albaneses “colaboracionistas” fueron expulsados de Kosovo mientras en la región había 46.000 soldados de la OTAN, es decir uno por cada cuatro expulsados. Una genuina “limpieza étnica” bajo la ocupación militar de la OTAN.

Pueblos que habían sido destruidos después de iniciada la guerra por la OTAN se presentaron como destruidos antes, como incentivo para iniciarla.

Se ocultó que la miseria de los refugiados albaneses y su estampida también era consecuencia de los ataques de la OTAN.

Scharping informó del inexistente “campo de concentración” de Milosevic en el estadio de Pristina con “varios miles de internados”. Diez años después, el ministro dijo que sólo eran “sospechas”.

Se informó falsamente de “cinco dirigentes albaneses” ejecutados y de “veinte profesores” albaneses fusilados antes sus alumnos.

Todo ello se hizo para justificar más de 6.000 ataques de la OTAN sin mandato de la ONU cuyo sentido era demostrar que la OTAN tenía razón de ser y aprovechar las violencias -agravadas por la intervención de las potencias- para disolver Yugoslavia, un estado anómalo en el nuevo orden europeo posterior al fin de la guerra fría. Ningún político y medio de comunicación se ha disculpado y la misma constelación actúa, y está bien preparada y engrasada para actuar, en los conflictos del presente y el futuro.

Y sin embargo, según una encuesta realizada en febrero para la asociación atlantista Atlantikbrücke, los alemanes siguen rechazando fuertemente las intervenciones militares de su ejército en el extranjero, iniciadas hace 20 años en Yugoslavia: solo el 14% las apoyan, contra un 77% que las rechazan.

No es esta la única derrota del complejo político-mediático local. Pese a que desde hace años se les bombardea con la demonización de la Rusia de Putin, a los alemanes Trump les parece mucho menos fiable (82%) que el presidente ruso (56%), e incluso consideran a China como socio menos dudoso (42%) que Estados Unidos (86%), señala la misma encuesta. Esta opinión contradice directamente las últimas resoluciones del Parlamento Europeo a favor de incrementar las sanciones contra Rusia, país al que ya no puede considerarse “socio estratégico”, señala la resolución votada este mes por 402 diputados, contra 163 (y 89 abstenciones). Al mismo tiempo, la Comisión ha declarado a China “rival sistémico” en una resolución que casi coincidió con la votación en el Parlamento Europeo. La UE califica así, simultáneamente, como casi enemigos a China y Rusia. El propósito es aislar a esas potencias, pero teniendo en cuenta el estado de las relaciones con Estados Unidos, así como el proceso de creciente fragmentación de la UE, es legítimo preguntarse quién es el aislado).

https://rafaelpoch.com/2019/03/20/la-mentira-de-kosovo-en-alemania/

Espías franceses y belgas entregan sustancias químicas a los yihadistas para organizar nuevas provocaciones en Siria

El dirigente del Centro Ruso para la Conciliación en Siria, Víktor Kupchishin, asegura que los yihadistas de la zona de desescalada de Idlib están preparando provocaciones con el uso de sustancias tóxicas para culpar a Rusia y a las fuerzas del gobierno sirio de atacar a civiles.

Espías de los servicios de inteligencia franceses y belgas han participado en la preparación de estas provocaciones.

Productos químicos en una antigua posición rebelde en Duma, Siria, el 23 de abril de 2018. Rusia: La OPAQ teme contradecir a EE.UU. sobre el presunto ataque químico en Duma

Kupchishin aseguró que el 23 de marzo, “bajo el control de los servicios secretos franceses, las sustancias venenosas fueron entregadas desde la ciudad de Serakab” a tres aldeas sirias.
Los provocadores ofrecen remuneraciones de 100 euros por participar en la grabación de escenas de uso de sustancias tóxicas.

“Es posible que los organizadores de la provocación utilicen sustancias venenosas reales para lograr la ‘autenticidad’ de los materiales fotográficos y de vídeo. Las víctimas de este complot criminal pueden ser refugiados y familiares de ciudadanos retenidos por militantes que fueron previamente reprimidos por el grupo terrorista Hayat Tahrir al Sham” (Al-Qaeda, Frente Al-Nosra), añadió.

Entre el 14 y el 27 de marzo los espías belgas grabaron vídeos de ataques aéreos llevados a cabo por las fuerzas aéreas rusas contra almacenes con municiones y sitios de ensamblaje de drones de militantes de grupos terroristas en la zona de desescalada de Idlib, con el fin de utilizarlos posteriormente como pruebas del uso de armas químicas.

La aldea de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, fue uno de los lugares a los que fueron transferidos las sustancias químicas, presuntamente a base de cloro. En esta misma localidad tuvo lugar una provocación similar en abril de 2017, seguida por el primer ataque con misiles por parte de Estados Unidos.

https://actualidad.rt.com/actualidad/310165-inteligencia-frances-belga-planear-provocaciones-siria

3.000 trabajadores despedidos: Walt Disney compra Fox (centralización de capital en Hollywood)

Santiago Gándara

Tras ser anunciada hace dos años, finalmente se concretó la compra de los activos y el catálogo de contenidos de Fox por parte de Disney, que pasa a convertirse en un imperio de dimensiones colosales.

La empresa fundada por Walt Disney hace casi cien años se quedó con la producción audiovisual de Twentieth Century Fox, Fox Searchlight Pictures, el 60 por ciento de la plataforma Hulu (ya tenía el 30 por ciento), los canales FX Networks, National Geographic y otros 300 canales internacionales. Pero sobre todo embolsa las franquicias más taquilleras de la historia del cine y la televisión como Deadpool, X-Men y los Cuatro Fantásticos, Alien, La Jungla de Cristal, Avatar, Padre de Familia y Los Simpson.

El magnate Rupert Murdoch, por su parte, mantendrá una participación accionaria en Disney y se reservó los canales Fox Sports y Fox News, por lo cual Donald Trump podrá seguir despertándose con programas de noticias a su medida.

Disney había alcanzado un acuerdo en 2017 para adquirir Fox por 52.400 millones de dólares, “pero debió subir su oferta a 71.300 millones en junio de 2018 luego de que Comcast ofertara 65.000 millones”. Como revelan las cifras, se trata de una lucha de titanes que disputan por una audiencia mundial en un mercado saturado por una superproducción de contenidos.

Los medios hablan de “guerra por el streaming”, las plataformas de descargas de contenidos que, hasta el momento, domina Netflix con sus 140 millones de usuarios, pero en las que ya desembarcaron Amazon y Apple. Ahora se suma la división de Disney, una plataforma donde dispondrá, como en góndola, un catálogo interminable.

Pero poco a poco empiezan a caracterizar a estos movimientos de compras y fusiones en términos de “burbuja de contenidos” y cada vez dan señales de mayor preocupación frente a una “fiesta que sigue” pero “cuyas costuras pueden asomar en cualquier momento”. Antes que la guerra por el streaming es la más pedestre guerra comercial y crisis económica internacional la que motoriza la “fiesta”, esta profunda reorganización del mercado de contenidos audiovisuales.

Dos ejemplos. Netflix logró apaciguar la inquietud de sus accionistas ante un modelo de negocios que no le cierra a nadie (más invierte en producción de contenidos, más se endeuda) cuando resolvió cambiar su política y aumentar sus suscripciones entre un 13 y un 15 por ciento en Estados Unidos.

Disney, por su parte, tomó deuda por 36.000 millones de dólares para financiar la compra de Fox a través de acciones y en efectivo, una cifra que lleva todas sus deudas “a un nivel más alto de lo normal”. En este cuadro, los inversionistas vienen expresando su creciente alarma por la pérdida de suscriptores de ESPN. Desde por lo menos 2013, se asiste al “cord-cutting” (cortar el cable), la cancelación de suscripciones al cable para reemplazarlo por el consumo de otras plataformas, algo que afectó a Comcast –el operador de cable más grande de los Estados Unidos- y a la división de deportes de Disney.

Tampoco parecen cumplirse las expectativas cifradas en la venta de los 22 canales regionales de deportes de Fox –la única condición impuesta por el Departamento de Justicia para convalidar la concentración monopólica-, por la cual la compañía esperaba recaudar 20 mil millones de dólares. La avalancha de ofertas no se produjo todavía. El próximo 11 de abril se llevará a cabo la reunión del CEO de Disney, Bob Iger, con los inversionistas que esperan conocer los detalles de la nueva estrategia del servicio Disney, incluido el precio de la suscripción, “antes de decidir si continúan manteniendo las acciones”.

En un mail de bienvenida a los empleados de Fox, Bob Iger escribió: “Desearía poder decirles que la parte más difícil está detrás de nosotros”. Efectivamente, la “parte más difícil” está delante de los trabajadores y se confirmó con el primer anuncio del CEO: un recorte de 2.000 millones de dólares de gastos que se aplicará fundamentalmente en la planta de personal, contra cientos de puestos que ahora aparecen duplicados en los estudios de cine y televisión, en los canales de cable, en los sectores administrativos de venta y distribución.

Murdoch habría dicho a sus empleados: “Todos ustedes son dueños” para referirse a las pocas acciones que recibirán quienes sobrevivan en Fox Corporation. Se habla de más de 3.000 trabajadores que quedarán en la calle en las próximas semanas. Una imagen salvaje que no reproducirá la megapantalla de la corporación de Mickey Mouse.

https://banderaroja.blogspot.com/2019/03/bajo-la-gelida-sonrisa-de-walt.html

viernes, 29 de marzo de 2019

La guerra contra el fascismo no acabó hace 80 años

Granada García, una mujer de La Algaba (Sevilla), estaba pintando en la puerta de la calle con un pañuelo rojo en su cabeza cuando entró el comandante Corrales con su columna. “Ya te lo estás quitando y lo estás quemando”. Un pañuelo rojo. Podía haber sido verde, o azul, o negro. Pero era rojo, qué delito.

La anécdota es un ejemplo gráfico de que en muchas zonas de España, como en Andalucía, no hubo ninguna guerra. Fueron víctimas de la represión fascista. Allí no hubo ninguna guerra, por lo que no es necesario desmontar la excusa de que “las guerras son muy malas”, de que lo mismo hicieron unos y otros.

El historiador Francisco Espinosa ha podido contabilizar 130.199 víctimas de la represión franquista en España, una cifra que aumentará si se sigue investigando. Los cálculos aproximados en Andalucía indican unas 49.000 víctimas de la represión fascista, una cifra aún abierta.

En Andalucía hay más personas desaparecidas que en Chile, Argentina y Guatemala juntos. En Córdoba la represión franquista fue especialmente cruel: 4.000 personas fueron asesinadas y arrojadas a fosas comunes. Córdoba fue el Auschwitz de Franco.

En Écija mataron a 278 personas y los únicos tiros que hubo los dieron los sublevados. Lo mismo ocurrió en Fuentes de Andalucía, donde asesinaron a más de 100.

La historia desmonta que hubiera una cruzada contra la religión católica. De los 12 sacerdotes y decenas de monjas que había en Morón, dos salesianos murieron, ambos beatificados. Pero no fueron fusilados; murieron en un tiroteo provocado por el teniente de la Guardia Civil. Además, uno de los curas, José Blanco, disparó ardorosamente contra los obreros desde el cuartel.

El gobernador militar de Sevilla prohibió que se cortara el tráfico en la carretera que va desde La Algaba al cementerio de Sevilla. Los arrieros que iban con las mulas a abastecer los mercados de la capital tenían que escuchar los gritos y los culatazos. Es la crónica del horror que empiezan a documentar los libros de historia con 80 años de retraso.

En La Rinconada asesinaron a las diez de la mañana en la plaza a dos personas acusadas de asaltar a un terrateniente. Sabían que no habían sido ellos y aun así los ejecutaron. Luego mataron a los culpables.

Las mujeres padecieron todo tipo de barbaridades. Los franquistas consideraron a las mujeres republicanas como botín de guerra, cosificándolas, deshumanizándolas; convirtieron el cuerpo de las mujeres en un campo de batalla más, usándolo como medio y como mensaje. Para los varones vencidos, era el medio por el cual se les humillaba nuevamente tras la derrota. ”A La Trunfa le dieron una paliza y, sin dejar de maltratarla, la introdujeron en un cuarto del cortijo, donde la intimidaron” tendiéndola en el suelo, “obligándola a remangarse” y exhibir “sus partes genitales; hecho esto, el sargento, esgrimiendo unas tijeras, las ofreció al falangista Joaquín Barragán Díaz para que pelara con ellas el vello de las partes genitales de la detenida, a lo que este se negó; entonces el sargento, malhumorado, ordenó lo antes dicho al guardia civil Cristóbal del Río, del puesto de El Real de la Jara. Este obedeció y, efectuándolo con repugnancia, no pudo terminar, y entregó la tijera al jefe de Falange de Brenes, que terminó la operación. Y entre este y el sargento terminaron pelándole la cabeza”.

Tras la guerra llegaron las incautaciones de bienes, que no fueron palacios, ni grandes casas. Se llevaron lo poco que tenían: las gallinas, los aperos, las mantas, el colchón...

Llegó, por supuesto, el hambre, la otra matanza con la que el franquismo doblegó aún más a una población aterrorizada.

Llegaron también los campos de concentración, y los trabajos forzados, y la censura, y las torturas, y los estados de excepción, y las redadas, y las cárceles, y el Tribunal de Orden Público...

La guerra contra el fascismo no acabó el 1 de abril de 1939. No ha acabado. El franquismo nunca dejó de matar, de reprimir, de encarcelar... Lo hará hasta el último aliento que le quede.

https://www.lamarea.com/2019/03/29/la-guerra-que-guerra-no-acabo-el-1-de-abril-de-1939/

Los aviones F-35 de quinta generación son inservibles para el combate aéreo

Los aviones F-35 de quinta generación tienen 941 deficiencias y fallas relacionadas con la precisión de tiro, durabilidad o seguridad de sus sistemas informáticos, según un informe del grupo de investigación POGO, con sede en Washington.

Los aviones de caza F-35 sufren de muchos defectos técnicos que los hacen no aptos para el combate y ponen en riesgo la vida de sus tripulaciones. De los 941 fallos, unos 100 están clasificados como de Categoría I, es decir, ponen en peligro la vida del personal.

POGO ha realizado un informe preparado por el Director de Pruebas y Evaluación Operacional (DOT&E), que depende directamente del jefe del Pentágono, según el cual la aeronave tiene 941 deficiencias y fallas relacionadas con la precisión de tiro, durabilidad o seguridad de sus sistemas informáticos.

“El esqueleto estructural del F-35 muestra grietas y roturas. Como resultado, el avión no puede alcanzar las 8.000 horas de vuelo prometidas”, dice Jan Grazier, periodista de investigación de POGO, citado por el diario belga Le Vif.

Al mismo tiempo, el F-35 es fácil de piratear, mientras que los datos recogidos y registrados por el sistema no son fiables, dice el informe. El arma a bordo del avión también deja mucho que desear. Así, si el piloto se basa en los datos proyectados en la mira de su casco, el arma dispara a menudo junto al blanco, lo que aumenta el riesgo de golpear a sus propias tropas en situaciones de combate.

En marzo de 2017 Bélgica publicó una licitación de 34 aviones de combate para sustituir sus antiguos F-16. El 25 de agosto de 2018, Bruselas anunció oficialmente su intención de adquirir F-35 fabricados por Lockheed Martin. Los aviones competidores, el Eurofighter Typhoon y el Rafale de Dassault (no propuestos formalmente), no fueron seleccionados.

Los fallos en el F-35 se suman a los que se han advertido en los nuevos vehículos destinados a sustituir a los Humvee, el JLTV, que también presentan numerosos fallos de dieño que los hacen inutilizables. Una inversión de 6.700 millones de dólares arrojados a la basura.

La complejidad del armamento moderno es de tal envergadura que la mayor parte del mismo no es otra cosa que chatarra.

jueves, 28 de marzo de 2019

La Universidad de Cambridge colabora con el Ministerio de Defensa en un programa de manipulación sicológica de multitudes

Hace dos años el ejército británico contrató con la Universidad de Cambridge un programa para la manipulación sicológica de multitudes. Aunque el acuerdo se ha suspendido, revela el interés de los militares por el control sicológico.

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, una empresa acusada de haber utilizado datos de millones de cuentas de Facebook para influir en los votantes en las elecciones presidenciales estadounidenses, así como en el referéndum sobre Brexit, el diario estudiantil en línea “Varsity” ha revelado (1) el programa británico de influencia militar, lo que confirma un fenómeno preocupante: el creciente interés de los Estados burgueses por el uso de las ciencias sociales y la cognición, combinado con herramientas digitales de manipulación sicológica.

La guerra cibernética del futuro podría centrarse menos en piratear las redes eléctricas que en piratear las mentes al crear el entorno en el que tiene lugar el debate político, según Tim Stevens, investigador del Kings College London, especialista en guerra cibernética.

La investigación en ciencias humanas, sobre el funcionamiento del cerebro, para desarrollar herramientas para la manipulación sicológica masiva no es del todo nueva, pero el desarrollo de las redes sociales, la inteligencia artificial y el procesamiento masivo de datos, combinados con la neurociencia, dan a estas herramientas una eficiencia insospechada.

Los laboratorios militares, como el del Ministerio de Defensa británico, le dan prioridad e incluso intentan establecer asociaciones con empresas privadas e institutos públicos de investigación

Un artículo del periódico estudiantil “Varsity” puso a la Universidad de Cambridge en el centro de atención el mes pasado, presentando el programa “Humanities and Social Sciences Research Capacity” (HSSRC), en colaboración con el Ministerio de Defensa, cuyo objetivo era “la manipulación selectiva de la información en los ámbitos físico y virtual para moldear actitudes y creencias en el ámbito cognitivo”.

El “Defence Science and Technology Laboratory” (DSTL) del Ministerio de Defensa de Gran Bretaña ha trabajado durante al menos un año en la Universidad de Cambridge en una instalación llamada “Centre for Future Strategies”. Más de una docena de investigadores han sido seleccionados en campos tan variados como la arquitectura, la siquiatría, la siquiatría, la salud y las ciencias sociales.

El enfoque integral del documento indica como objetivos “la manipulación selectiva de la información y el uso coordinado de toda la gama de capacidades nacionales, incluidas las militares, no militares, declaradas y secretas”.

Tras la revelación del programa HSSRC, un grupo de 41 académicos publicó una carta abierta al decano de la Universidad de Cambridge en la que afirmaban: “No creemos que la función de una universidad pública sea la de implicar al personal en conflictos armados, actuando como proveedor de investigación con un contrato con el Ministerio de Defensa”.

La universidad dijo que había paralizado el programa hace varios meses, pero el daño parece haberse producido, con documentos que declaran explícitamente, por ejemplo, que “el ejército desea desarrollar actividades de información y concienciación, compromiso en defensa y comunicaciones estratégicas” paralelamente a las campañas militares, así como “comunicaciones y mensajes a los públicos británicos de defensa nacional e interna que promuevan la atracción, la salud, el bienestar y la resistencia de nuestros ciudadanos (militares y civiles)”.

¿Cómo definir lo que el ejército británico se comprometió en 2017 en el “Centro de Estrategia Futura” de la Universidad de Cambridge? La expresión más apropiada parece ser “laboratorio de propaganda”, pero de un tipo particular, ya que utiliza las últimas técnicas de influencia en las ciencias cognitivas, y una vez más, en relación con el escándalo de Cambridge Analytica.

Los académicos que firmaron la carta abierta destacan los riesgos particularmente graves, dado el debate público sobre el trabajo de Aleksandr Kogan, un neurocientífico de Cambridge implicado en el escándalo de Cambridge Analytica, que incluye métodos de “manipulación de la información”. Más allá de este ya de por sí dudoso vínculo entre la investigación universitaria y las empresas de influencia electoral, el problema de la manipulación de la opinión pública, tal como lo ha llevado a cabo Cambridge Analytica con la ayuda de Kogan, sigue siendo un tema al que no se le da mucha importancia, especialmente cuando se trata de la administración pública.

Sin embargo, en marzo de 2014 The Guardian reveló un “programa de influencia sobre la mente” desarrollado por el Ministerio de Defensa británico, sin cuestionar posteriormente la legalidad de tales prácticas: “El Ministerio de Defensa está desarrollando actualmente un programa de investigación secreto por valor de varios millones de libras esterlinas sobre el futuro de la guerra cibernética, que incluye la forma en que las tecnologías emergentes, como los medios de comunicación social y las técnicas psicológicas, pueden ser utilizadas por las fuerzas armadas para influir en las creencias de la gente”(2).

Cinco años después, las tecnologías emergentes están maduras y las técnicas psicológicas denunciadas por The Guardian en 2014 han sido probadas a gran escala. Las ciencias cognitivas están en el centro de la actividad de influencia sicológica a través de las tecnologías digitales y están siendo estructuradas e incluso industrializadas, tanto por grupos privados como por instituciones públicas, como el ejército.

Las elecciones kenianas de 2017 fueron un campo de operaciones para estas prácticas.

El programa de influencia del ejército británico revela el deseo de crear nuevas formas de gobierno basadas en técnicas de propaganda silenciosas e insidiosas, calculadas científicamente para orientar a la población. La capacidad de “gobierno algorítmico de la influencia” aparce en la constelación esos nuevos movimientos, calificados de “populistas”, que cada vez tienen más éxito en el mundo. ¿Qué puede suceder cuando se acusa oficialmente a los populistas de ganar elecciones y de gobernar a través de noticias falsas, desinformación y manipulación de la opinión, cuando los Estados están atrapados tratando de hacer lo mismo: manipular la opinión de una manera masiva y científica?

(1) https://information.tv5monde.com/info/manipulations-democratiques-20-revelations-sur-les-profils-d-electeurs-de-l-entreprise-de-steve
(2) Revealed: the MoD's secret cyberwarfare programme, The Guardian, marzo de 2014, https://www.theguardian.com/uk-news/2014/mar/16/mod-secret-cyberwarfare-programme

Estados Unidos suministra tecnología nuclear a los sátrapas saudíes


Trump ha firmado seis autorizaciones que permiten a las empresas estadounidenses proporcionar secretamente a Arabia Saudita tecnología nuclear o asistencia técnica, según un documento publicado por el Ministerio de Energía. Las empresas habían pedido al gobierno de Estados Unidos que mantuviera en secreto la aprobación.

“En este caso, cada una de las empresas que recibieron una autorización específica para (Arabia Saudita) nos proporcionó una solicitud por escrito para que no se hiciera pública su autorización”, dice el documento de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear del Ministerio.

Un funcionario del Departamento de Energía señaló que las solicitudes contenían información confidencial y que las autorizaciones habían sido objeto de un proceso de aprobación interinstitucional.

Según Reuters, las autorizaciones permiten a las empresas realizar trabajos preliminares sobre energía nuclear antes de cualquier transacción, pero no enviar equipos que entren en una planta.

El miércoles durante una audiencia en el Congreso, el diputado Brad Sherman instó al secretario de Estado Mike Pompeo a revelar los nombres de las empresas que han recibido las autorizaciones, acusando al gobierno de Trump de intentar escapar del Congreso compartiendo energía nuclear con Riad.

“Una cosa que nos interesa es impedir que Arabia saudí adquiera un arma nuclear”, dijo. “Lo que he visto en este gobierno recientemente... es un esfuerzo por escapar del Congreso y, hasta cierto punto, escapar de su departamento y proporcionar tecnología nuclear sustancial y ayuda a Arabia Saudita, mientras que [el gobierno de Riad] se niega a someterse a cualquiera de los controles que nos gustaría ver con respecto al reprocesamiento y enriquecimiento” de uranio.

Muchos miembros del Congreso de Estados Unidos están preocupados por el suministro de tecnología nuclear a Arabia saudí, una fuerza desestabilizadora del clan Salman.

El mes pasado un informe de un comité del Congreso reveló que la administración Trump estaba tratando de sortear al Congreso para transferir tecnología nuclear sensible a Arabia saudí.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif, denunció en su momento la hipocresía de Estados Unidos con respecto al proyecto de venta de armas nucleares al régimen saudí.

El pasado mes de marzo el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman dijo que el reino desarrollaría rápidamente armas nucleares si Irán -que Riad considera su principal rival en la región- lo hiciera.

En virtud de un acuerdo internacional celebrado en 2015, Irán ha puesto todo su programa nuclear bajo una supervisión reforzada 24 horas al día, 7 días a la semana, del organismo de supervisión nuclear de la ONU. Esta organización, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), ha confirmado en repetidas ocasiones el carácter pacífico del programa nuclear de Irán.

Con el apoyo nuclear secreto del gobierno de Trump, que se opone fuertemente a Irán, es poco probable que Arabia Saudita permita una supervisión internacional significativa de sus actividades nucleares, una vez que tenga la tecnología, lo que aumentará la preocupación sobre la proliferación de armas nucleares.

El régimen israelí, otro opositor de Irán, también tiene un programa de armas nucleares que no está sujeto a supervisión internacional, principalmente gracias al apoyo de Washington. Bajo el reinado del rey Salman y su hijo Mohammed, Arabia saudí se ha acercado recientemente a Tel Aviv.

Según el informe de Reuters, Rusia y Corea del sur compiten con Estados Unidos por un contrato nuclear con Arabia Saudí.

https://www.presstv.com/Detail/2019/03/28/592040/Saudi-Arabia-nuclear-technology-Donald-Trump-Iran

Turismo sexual, capitalismo macarra

 Mesloub Khider

El turismo contemporáneo, al igual que el Occidente moralmente pervertido, se ha sexualizado hoy en día. El turista depredador vuela a tierras exóticas para degustar los encantos de los sensuales cuerpos “nativos”, preferiblemente impúberes, dotados de una voluptuosidad virginal. Este nuevo consumo de turismo sexual es la última forma de explotación capitalista (occidental, oriental, meridional, septentrional).

Occidente ya no coloniza las tierras fértiles y fértiles de los países del sur, sino que monopoliza los cuerpos lascivos de los pueblos indígenas para satisfacer su codicia libidinosa. Estos nuevos servicios sexuales forman parte de la nueva industria turística internacional que se ofrece a los occidentales lascivos en busca de una exótica trascendencia sensual, los libertinajes turísticos orgiásticos forman parte de la nueva forma de dominación del modo de producción capitalista internacional.

En este lucrativo y lascivo sector del turismo sexual, además de Tailandia, Marruecos se ha convertido en uno de los destinos favoritos y, en particular, de los pedófilos franceses y europeos. Las condiciones son ideales para ello: la monarquía les garantiza la impunidad real, la ley del silencio, el silencio de la ley.

El turismo sexual se ha desarrollado considerablemente en el reino de Cherif, que aprecia a sus turistas libidinosos. Sólo en la ciudad de Marrakech, dos tercios de los niños prostituidos se dedican exclusivamente a los turistas, mimados pero no rescatados, mimados pero nunca golpeados, mimados pero no esposados, por una población marroquí predispuesta. Feliz con la atracción turística de su país, sexualmente exótica, agradable, relajante.

El turismo es a la aventura lo que la prostituta es a la amante. Es venal y cronometrado y, sobre todo, multiplica los clientes para enriquecer a sus macarras financieros. Es una empresa de solicitudes. Las campañas publicitarias para atraer clientes son invasivas. En cuanto a las estancias, las rutas turísticas están marcadas, sesgadas y trivializadas. Sujetos a conformidad. En lugar de aventura, el turismo prefiere una visita guiada y teledirigida con una atmósfera de guirnaldas. Noches en habitaciones asépticas y noches bajo las estrellas. Salvajismo del espíritu para un cuerpo asalvajado. Viaje al País de las Maravillas, aventuras en las maravillas de la tierra. En una palabra, un turismo en formato de centro de ocio, como Disneylandia. Un turismo bajo celofán. Un turismo cloroformado.

En el pasado nuestros antepasados, sin operadores turísticos ni transportistas, viajaban por el mundo con un espíritu más aventurero que nuestros turistas contemporáneos deprimidos. Llevaban en sus interminables viajes de excursión, o a lomo de burro, o a caballo para los más acomodados, sólo para su equipaje de viático. Y para la única búsqueda: la espiritualidad y el apaciguamiento del alma. En sus itinerarios, a veces motivados por la peregrinación, encontraron refugio y comida por todas partes, ofrecida por los habitantes de los pueblos por los que pasaron. Este espíritu de hospitalidad era la regla, la costumbre milenaria en todas las sociedades tradicionales antiguas.

Hoy en día, en el camino hacia el camino, un viajero tentado por la aventura sólo encuentra puertas cerradas y terrenos vallados. Qué indiferencia y desconfianza. ¿Está buscando un lugar para pasar la noche? No hay espacio sin vallas para el aventurero impecable: ninguna alma caritativa le dará cobijo y comida, ni una porción del jardín para pasar la noche. Por otro lado, la zona atravesada ofrece una multitud de señales en las que se indican los nombres de los numerosos hoteles y posadas. Esta oferta comercial de nuestra sociedad capitalista moderna marca la diferencia fundamental con la libre invitación de las sociedades tradicionales. La diferencia entre una cama y un desayuno y la hospitalidad. Entre la sociedad mercantil y la sociedad del obsequio.

http://www.les7duquebec.com/7-au-front/du-tourisme-exotique-au-tourisme-lubrique/

Suecia se subleva contra la desaparición del dinero en efectivo


Suecia es pionera en Europa en el campo de las operaciones de pago sin efectivo. La legislación permite a los comerciantes, restauradores y demás empresas rechazar el pago en efectivo. Y a lo largo de la última década, numerosas sucursales bancarias han dejado de dispensar billetes y han eliminado una elevada cantidad de cajeros, al tiempo que avanzan con gran rapidez nuevos y sofisticados métodos de pago virtual.

Pero ahora la marea parece estar cambiando: vuelve el dinero contante y sonante.

Poco antes de la abolición total, los principales economistas e incluso el jefe del Banco de Suecia aplicaron el freno de emergencia y advirtieron enfáticamente de las consecuencias de la abolición del efectivo. Según ellos, las ventajas de transferir dinero con sólo pulsar un botón se compensan con desventajas que amenazan la existencia misma de la empresa.

El Riksbank, el Banco Central de Suecia, está estudiando la posibilidad de lanzar al mercado una moneda nacional digital, la e-corona, para evitar que, el día que desaparezca el efectivo, la ciudadanía quede demasiado expuesta a los intereses de la banca.

Sin la posibilidad de retirar dinero en efectivo, los ahorradores se verían impotentes ante una política bancaria con tipos de interés negativos y serían considerados responsables solidarios en caso de quiebra bancaria.

En el futuro, las personas mayores serán excluidas del comercio porque no están familiarizadas con los teléfonos móviles e internet.

Los hackers criminales también pueden hacer jaque mate a nivel nacional, simple y fácilmente con sólo tocar un botón. Mientras que alrededor de las tres cuartas partes de los suecos prefieren el dinero digital, las encuestas han demostrado que el 70% de la población se opone ahora a la abolición total del dinero en efectivo.

A ello se suma el peligro de un fallo informático general, el cibercrimen o la falta de liquidez a la que quedarían expuestas las familias en caso de graves turbulencias políticas o
financieras.

El propio gobernador del Riksbank, Stefan Ingves, argumenta que la eliminación total de billetes y monedas podía poner en riesgo al país en caso de guerra o una crisis seria.

La desaparición total del metálico dejaría a los ciudadanos a expensas del sector privado a la hora de tener acceso al dinero y los métodos de pago, advierte la vicegobernadora del Riksbank, Cecilia Skingsley, en un reciente artículo publicado por el Foro Económico Mundial.

http://www.finanzen.net/nachricht/devisen/zu-weit-gegangen-34-bargeld-aufstand-34-in-schweden-waechst-der-widerstand-gegen-eine-bargeldlose-zukunft-6084863
http://www.pravda-tv.com/2018/02/bargeld-abschaffung-widerstand-in-schweden
http://brd-schwindel.ru/bargeld-aufstand-in-schweden-zeigt-sich-was-die-abschaffung-ausloesen-kann/

Tropas rusas desembarcan en Venezuela para combatir a las ‘brigadas de la muerte’


Rusia ha trasladado soldados en dos aviones a Caracas, la capital de Venezuela, para evacuar consultas con sus homólogos venezolanos. Los aviones rusos aterrizaron el sábado en el aeropuerto internacional de Maiquetía.

A su llegada, los rusos se reunieron con la jefa de cooperación internacional para la integración de Venezuela, Marianne Mata, el jefe de policía de la SWATT del país, Edgar Colin Reyes, así como con representantes de la embajada rusa en Caracas.

La llegada de los militares rusos a Venezuela es consecuencia de los informes de que Estados Unidos está a punto de formar “brigadas de la muerte” en territorio venezolano.

Según la agencia France Press, un avión con los colores de Rusia aterrizó, bajo la supervisión de la Guardia Militar Nacional del aeropuerto, en una pista del aeropuerto internacional de la capital, anunciando la llegada de unos 100 soldados rusos acompañados por un oficial superior.

Los medios de comunicación locales informaron que 99 soldados rusos habían llegado a Caracas en dos aviones que también transportaban 35 toneladas de carga.

La agencia rusa Sputnik anunció que los soldados rusos llegaron a Caracas a bordo de dos aviones que aterrizaron en el aeropuerto internacional de Maiquetía. Al frente de la delegación está el general Vasily Tonkoshkurov, Jefe Adjunto de Estado Mayor del Ejército ruso.

Ni las autoridades venezolanas ni la embajada rusa han querido comentar la información. Sin embargo, Sputnik asegura que los militares han llegado para participar en consultas bilaterales con sus colegas sudamericanos.

Entre Rusia y Venezuela hay varios acuerdos firmados y pendientes de implementación, incluyendo acuerdos de cooperación técnico-militar.

miércoles, 27 de marzo de 2019

PreS.O.S. políticos enfermos: ¡libertad inmediata!

Isabel Aparicio Sánchez
El 1 de abril se cumple el quinto aniversario de la muerte en prisión por falta total de asistencia sanitaria y médica de la presa política comunista Isabel Aparicio Sánchez.

Esta militante del PCE(r) llevaba años gravemente enferma y denunciando su grave desatención médica. En la calle, entre 2011 y el 2014 hubo campaña de solidaridad. Pero todo fue inútil. El exterminio fue en Zuera”...

El también preso político del PCE(r) Manuel Arango Riego, lleva numerosos años con graves enfermedades, de numerosa afección, que le impiden llevar una vida mínima saludable para el afrontamiento y la recuperación en prisión. La campaña en su solidaridad se está extendiendo, pero hace poco hemos sabido que la cárcel de Herrera de la Mancha lleva más de tres meses reteniendo los informes de salud del preso político comunista Manuel Arango. Tanto, que hasta el juez titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, Jose Luís Castro, ha tenido que dictar una providencia notificada también a la defensa del preso del PCE(r) Manuel Arango, por la cual se afea a la dirección de la prisión de Herrera de la Mancha la falta de remisión de varios informes sanitarios imprescindibles para ventilar la solicitud de tercer grado por motivos de enfermedad grave. Según Castro, que contesta así a una solicitud de la defensa por la que se exigía impulso a las actuaciones por las dilaciones que estaba sufriendo, “ha sido incesante la comunicación entre el Centro Penitenciario y este Juzgado”.

El 12 de diciembre fue requerida a la prisión diversa documentación “recibiendo informes del Centro Penitenciario el 9 de enero de 2019, los cuales, al resultar incompletos para la pronunciación en relación al recurso, se reitera requerimiento al día siguiente, 10 de enero de 2019, recibiendo despacho del CP el 15 de enero, haciendo una nueva reiteración el día 24 de enero y posteriormente otra con fecha 6 de febrero de 2019”.

Las pruebas médicas realizadas, que no han sido trasladadas a la defensa, se han podido conocer por las comunicaciones de Arango, han evidenciado que padece de hepatología crónica, úlcera duodenal, escoliosis y artrosis, entre otras varias dolencias más, en su última carta de marzo señala que “cada vez tengo muchas más dificultades para andar, tengo una movilidad del 60% y si la mantengo ya me conformo, pero dudo mucho que la pueda mantener (en estas circunstancias)”.

Manuel Arango, además de preso político, es viudo de Isabel Aparicio, la presa política comunista militante del PCE(r) que falleció el 1 de abril de 2014 víctima de la desatención sanitaria y que Arango lleva denunciando desde entonces.

Parece evidente que el Estado quiere obtener un resultado parecido. Y labor de todo solidario el evitarlo.

Son 21 las y los presos políticos vascos gravemente enfermos. 32 los fallecidos en la cárcel, o en consecuencias de su enfermedad o desatención penitenciaria. El caso cercano de Oier Gómez ha sido tildado de ‘crueldad política española hasta el último segundo’.

Son Manuel Arango y M.ª José Baños Andujar los presos del Colectivo de presos comunistas y antifascistas gravemente enfermos. Son 5 los comunistas y antifascistas muertos en prisión. 3 los muertos a consecuencia directa de la desatención en prisión. Y hemos venido informando las graves desatenciones que han venido sufriendo últimamente Juan García Martín, Lucio García Blanco, M.P.M. Arenas...

¡A las presas y presos los sacamos a la calle ahora, o mañana puede ser tarde!
¡Presas y presos políticos enfermos libertad inmediata!
¡Amnistía total!


Socorro Rojo Internacional

La ‘hirak’ argelina: otro levantamiento árabe por encargo de las grandes potencias



Hay que agradecer al general Dominique Delawarde, un especialista en inteligencia militar, el artículo esclarecedor que ha publicado en la prensa argelina (1) sobre la reciente “hirak”(2) que ha llenado las calles del país norteafricano. Muchas veces los colonialistas muestran una lucidez que no aparece en los “alternativos”, alucinados en cuanto una protesta se sostiene en el tiempo, como es el caso de Argelia.

El general no se anda con remilgos. Confiesa que no cree en la espontaneidad de esta nueva “hirak” y busca sus motivos no en las legítimas aspiraciones populares de los argelinos sino en los manejos del imperialismo, del que también da una descripción precisa.

“El mundo se divide ahora en dos campos opuestos”, dice Delawarde al comienzo de su explicación. Hay quien quiere sostener una organización internacional tal como fue construida al final de la Segunda Guerra Mundial, con “la preeminencia casi absoluta de Estados Unidos”.

Este campo, continúa, es una minoría en número de Estados y población pero tiene el poder económico y superioridad militar: Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Israel. La mayor influencia la ejerce, de hecho, un dúo, Estados Unidos e Israel y, a menudo se proclama a sí misma como la “comunidad internacional”.

Al otro lado se ha organizado gradualmente otro campamento bajo la dirección de Rusia y China. Con las organizaciones internacionales creadas a principios del siglo XXI (Brics, OCS), este grupo desafía las reglas establecidas en 1945 con el fin de avanzar hacia un mundo multipolar. Reúne a grandes países como India o Pakistán y es mayoritario, tanto en número de Estados como en población (unos 100 Estados y más de 4.000 millones de habitantes), pero sigue estando rezagado en términos de poder económico.

Tras dibujar el contexto internacional, el general entra a ubicar el papel de Argelia en el escenario internacional. El país norteafricano, dice, es el más grande del Continente Negro, el mundo árabe y la cuenca mediterránea. Bajo el gobierno de Bouteflika, sigue siendo un país independiente, a diferencia de otros países árabes. A los ojos del imperialismo, el gobierno de Bouteflika ha cometido cinco errores imperdonables:

1. Mantiene demasiadas buenas relaciones con Rusia, un país en el que ha estado entrenando a sus oficiales del ejército durante mucho tiempo y en el que compra muchos equipos militares importantes (incluido los famosos SS-400).

2. Mantiene una relación demasiado buena con Irán, el enemigo jurado de Estados Unidos e Israel.

3. Contrariamente a varios países árabes, la Argelia de Bouteflika no se ha unido a la gran coalición saudí, apoyada por el imperialismo, en su agresión a Yemen para aplastar la revolución popular. La invasión de Yemen está destinada a contener la influencia iraní en Oriente Medio, en beneficio de Israel.

4. Desde el comienzo de la Guerra de Siria, el gobierno de Bouteflika ha mantenido buenas relaciones con el de Bashar Al-Assad y se ha negado a participar en el desmembramiento planeado por el imperalismo y sus aliados árabes, también en beneficio de Israel.

5. La Argelia de Bouteflika sigue siendo uno de los últimos baluartes árabes en la defensa de la causa palestina. Israel no admite esta posición y Estados Unidos tampoco.

La crisis argelina es una operación típica de cambio de régimen inducida por los imperialistas, al estilo de las “revoluciones de colores” en Ucrania, Libia, Siria, Venezuela y Brasil. “Leer el New York Time y el Washington Post en Estados Unidos, el periódico Le Monde y los reportajes de la BFMTV en Francia, los periódicos israelíes, Haaretz y Jerusalem post, es edificante y fácil de entender para un buen especialista en inteligencia”, dice el general.

Hay un método, técnicas y medios que los imperialistas han venido utilizando para organizar el caos en los países en los que quieren cambiar de régimen. Su éxito depende del cumplimiento de varias normas y de unos recursos financieros considerables:

1. Hay que elegir el momento adecuado para iniciar la operación. El momento oportuno es cuando el régimen atacado se debilita: crisis económica o social, gobierno débil, población dividida). Una convocatoria electoral es siempre una excelente oportunidad para evitar demasiados daños colaterales, que podrían conducir a una guerra civil. En marzo de 2019 se dan todas las condiciones para poner en marcha este tipo de operación en Argelia con alguna esperanza de éxito.

2. Hay que demonizar a un bando y luego promover al que quieres que triunfe. Son las técnicas básicas utilizadas con gran éxito por Cambridge Analytica en más de 200 campañas electorales entre septiembre de 2013 y marzo de 2018. En el caso de Argelia, destaca la incapacidad física de Bouteflika para gobernar el país. Se denuncian los resultados de su gobernanza, obviamente descritos como desastrosos (desempleo, desigualdad). Luego hay que criticar a su entorno y la corrupción. Contamos con una gran diáspora argelina fuertemente influenciada por los medios de comunicación occidentales para calentar a la opinión pública y a la calle.

3. Hay que manejar los modernos medios de comunicación e intercambio entre las personas (Facebook y Twitter), herramientas que están bajo control del imperialismo y que se utilizan para calentar a la multitud y organizar grandes concentraciones de protesta. Son métodos que Cambridge Analytica ha probado con éxito, particularmente en Latinoamérica.

Ni siquiera es necesario controlar la manipulación digital desde el país atacado. Se puede hacer directamente desde Estados Unidos. Es suficiente con tener un grupo de individuos de buen nivel con un perfecto dominio de la jerga local. En la diáspora argelina hay muchos individuos así.

Las operaciones digitales son un complemento de la acción de las cadenas de intoxicación tradicionales, como la televisión o los periódicos, que actúan con una sorprendente unanimidad.

4. Corromper al mayor número de políticos, militares y funcionarios posible y luego apoyar al candidato a promover. Es otro método probado de Cambridge Analytica que requiere mucho dinero y promesas de promoción futura en el nuevo régimen.

Para saber quién ha ganado en Argelia hay que observar las primeras medidas tomadas por el nuevo régimen. Argelia no puede llegar hasta el punto de normalizar sus relaciones con Israel, hacer una visita oficial a Tel Aviv o establecer una embajada argelina en Jerusalén. Una mejora de las relaciones con Marruecos y un acercamiento a los países del Golfo serían indicadores suficientes.

Los dos grandes campos opuestos del mundo actual no son indiferente a lo que está ocurriendo en Argelia, dice Delawarde. Por lo tanto, la injererencia extranjera es más que probable. Lo contrario sería sorprendente. Los que interfieren, dice el general, son los que tienen un interés y los medios para hacerlo. Confían muy hábilmente en la triple oportunidad que se les ofrece: el desgaste del actual gobierno y de su dirigente Bouteflika, la innegable crisis económica y social atribuida al gobierno y el plazo electoral previsto en la Constitución. También dependen de los medios técnicos (redes sociales) y de los recursos financieros y humanos de que disponen.

Por supuesto, los partidarios del imperialismo gritarán “¡conspiración!” cuando lean este análisis, concluye Delawarde. Es una técnica conocida para desacreditar a los individuos cuyos puntos de vista se desvían de las posiciones oficiales. Pero esto no impedirá que aquellos que todavía están pensando por sí mismos se hagan las preguntas correctas.

(1) https://www.algerie1.com/face-b/le-hirak-en-algerie-entre-spontaneite-et-manip-l-analyse-glacante-du-general-francais-dominique-delawarde?
(2) En árabe la palabra “hirak” significa sublevación, levantamiento o movilización popular


Más información:
- El turno de Argelia
- ¿Preparan Estados Unidos e Israel una ‘primavera árabe’ de última generación en Argelia?
 

martes, 26 de marzo de 2019

El ejército colombiano mata a un dirigente del ELN y captura a otros tres guerrilleros

En el marco de la Campaña Militar y Policial Esparta, tropas del ejército en una operación conjunta con la Fuerza Aérea y en coordinación con la policía, golpearon contundentemente al grupo guerrillero ELN, al matar a “Nazario”, uno de sus dirigentes durante 15 años y capturar de tres guerrilleros más pertenecientes al Frente de Guerra Oriental.

Después de meses de investigación por parte de las fuerzas represivas y una vez ubicado el objetivo, se realizó la inserción de las tropas que de manera oportuna realizaron la operación que se desarrolló en la vereda La Chona, jurisdicción del municipio Labateca. El dirigente conocido con los alias de Manuel o Nazario, encabezaba la autodenominada comisión Martha Cecilia Pabón Pabón del Frente Efraín Pabón Pabón, con más de 15 años de lucha guerrillera.

La policía acusa a “Nazario” de participar en el atentado cometido contra la Policía Nacional el 3 de julio del año 2014, donde perdieron la vida cuatro policías y dos más resultaron lesionados. También dicen que atacó el oleoducto caño limón Coveñas, dejando derrames de crudo que desembocaron daños ambientales.

El ejército también detuvo a tres personas que componían el anillo de seguridad del dirigente, identificados como José Vicente Ramírez Contreras conocido como Toreto y segundo cabecilla de la comisión Martha Cecilia Pabón; Edna Vanesa Forero alias La Mona y compañera sentimental de Manuel o Nazario, y una tercera capturada de nacionalidad venezolana.

Durante esta operación fueron incautadas dos pistolas y un equipo para comunicaciones, por lo que el material y las personas capturadas fueron dejadas a disposición de la autoridad competente.

En Colombia los intoxicadores de la prensa aseguran que Nazario recibía órdenes “desde Venezuela”(*).

(*) https://www.laopinion.com.co/judicial/nazario-recibia-ordenes-desde-venezuela-ejercito-173724

Rusia culpable

Dario Herchhoren

El franquismo realmente fue precursor. Acuñó la expresión "Rusia culpable" y acusó a Rusia de todos los males que aquejaban a la humanidad y adyacencias.

Ahora muchos años después se vuelve a utilizar esa expresión para intentar sembrar en las mentes la sensación de que Rusia es la personaficación de Lucifer. Primero se acusó a Rusia de haber participado en las elecciones  norteamericanas, para que ganara Trump.

Además de que esto es en sí mismo un disparante total, sirvió para que durante dos años largos, un fiscal investigara hasta las entretelas si esto era verdad. La conclusión fue que todo era un invento pergeñado por la prensa "seria" de los EEUU y del resto del mundo libre. Todos los medios de comunicación vomitaban todos los días su porción de estiércol.

Dentro de esa operación se tejió una tupida red de falsedades como los espías rusos Skripal que fueron envenenados por el producto Novichok, sin ninguna duda por otros espías rusos. Se tomaron fotografías de dos ciudadanos rusos que eran los agentes envenenadores de los Skripal.

Se hizo correr la noticia de que Rusia había intervenido en el referéndum catalán sobre la independencia, se acusó a Rusia de haber intervenido en las elecciones mejicanas que llevaron al triunfo de López Obrador.

Esta campaña de descrédito también caló en España, donde se produjo una situación hilarante, que llevó a que la UDIF, una dependencia de la Policía Nacional española, presentara un informe sobre la intención de un presunto magnate ruso, de comprar las tiendas de la cadena Dia en España que estaba en situación de concurso de acreedores, y se inventaron que ese ciudadano ruso era en realidad un individuo cruel y despiadado que maltrataba a los trabajadores, que pagaba salarios de hambre y otras lindezas.

Resulta que ahora la UDEF, se dedica a denuciar la explotación de la clase trabajadora en España. Resultó que dicho magnate ruso compró la cadena Dia, y la sacó de su situación de cesación de pagos. No tenemos noticias de que el nuevo patrón haya despedido a alguien, ni que haya maltratado a algún trabajador de la cadena Dia.

Parece que los empresarios rusos no son mejores ni tampoco peores que los de otras nacionalidades, pero no lo olvidemos: si algo malo pasa en la empresa Dia, seguro que es culpa de Rusia. Ya lo dijo la UDEF.

2 años y un día de prisión por hacer música revolucionaria

En 2016, el compañero Iván Leszno, junto a 11 trabajadores y estudiantes con los que formaba el colectivo La Insurgencia, fue abordado por la policía en plena calle. Les robaron los móviles y los aparatos electrónicos que llevaban encima y les entregaron una citación para declarar en la Audiencia Nacional 9 días después. Les imputaron tres cargos: enaltecimiento del “terrorismo”, incitación al odio contra las instituciones del Estado y asociación ilícita.

¿Su delito? Organizarse para hacer música revolucionaria, por denunciar la explotación laboral, el desempleo, el imperialismo, la monarquía, la falta de derechos sociales, libertades políticas y la existencia de presos políticos, llamando a las clases populares a levantarse contra esta situación de injusticia. Para el Ministerio Fiscal lo que es motivo de persecución es la denuncia de esta violencia, pero no las causas que la provocan.

Todos ellos fueron juzgados en la Audiencia Nacional en Noviembre de 2017 mediante un montaje político en el que quedó de manifiesto que defender ideas contrarias al sistema capitalista es la peor de las delincuencias. Un mes después fueron condenados a 2 años y un día de prisión, 4800 euros de multa, 9 años de inhabilitación para ejercer trabajos públicos, el pago de las costas del juicio y la eliminación de su trabajo. Todo esto a cada uno de los 12 miembros procesados.

Desde entonces, Iván empezó a cumplir la condena, ya que recientemente le prohibieron celebrar un acto por la libertad de expresión en Málaga cuyo objetivo era denunciar esta ausencia de libertades e intentaron prohibirle otro acto más por el mismo motivo, además de estar recibiendo una constante vigilancia y persecución policial por el mero hecho de seguir denunciando su situación.

Recientemente, la Audiencia Nacional les redujo la pena de prisión a 6 meses y un día de prisión y la multa a 1200 euros. Actualmente, nuestro compañero se encuentra a la espera del resultado de un recurso en el Tribunal Supremo.

Nos parece oportuno indicar que este cambio en su situación no ha sido producto del cambio de gobierno. Esto ha sido consecuencia de la lucha organizada por el compañero y el resto de los procesados de La Insurgencia a lo largo y ancho de todo el Estado para denunciar esta situación de represión desmedida, en conjunto con el resto de represaliados.

Ante este panorama, nosotros queremos señalar que la solución no vendrá traída ni por un cambio de gobierno ni de leyes y que tampoco dependerá de la decisión de ninguna institución política, sino que lo hará a través de la lucha en la calle, organizando la solidaridad con los compañeros represaliados. Esta no es una cuestión individual. Esta es una lucha por los derechos y las libertades de todos nosotros. Esa lucha es el único camino.

¡Por la derogación de las leyes represivas!
¡Sin libertades políticas no hay democracia!
¡Amnistía total!

lunes, 25 de marzo de 2019

Dos años de noticias falsas: se acaba la intoxicación periodística contra el ‘candidato manchú’

“El Fiscal Especial Robert Mueller concluyó después de una investigación de dos años que no hay evidencias de acuerdo o coordinación entre el equipo de campaña de Donald Trump y Moscú durante las elecciones presidenciales de 2016.

“Las investigaciones de la Fiscalía Especial no determinaron que el equipo de la campaña de Trump o cualquier otra persona asociada con ella estuviera de acuerdo o coordinara con Rusia en sus esfuerzos por influir en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos”, dijo el Ministro de Justicia Bill Barr en una carta enviada al Congreso.

Es el escueto despacho de la agencia France Press que destapa dos años de falsedades, día tras día, de todas y cada una de las grades cadenas de intoxicación del mundo, una de las mayores campañas desde los tiempos de Watergate (otro caso de espionaje al Partido Demócrata de Estados Unidos que todos han callado).

Pero los farsantes no se pueden quedar de brazos cruzados y siguen a lo suyo. “¿Se ha librado Trump?”, dice ElDiario.es (1). No se cansan del montaje que han alimentado pieza a pieza y deslizan que aún quedan flecos. “¿Trump se va de rositas?”, sigue preguntando el repugnante periódico de Ignacio Escolar.

Este tipo de prensa no rectifica, no admiten que han quedado en evidencia. Luego acusan de conspiranoicos a los demás.

Desde el primer momento el objetivo de esta campaña era político. Como en el caso de Nixon, un sujeto tan execrable como Trump, los demócratas trataban de ganar en los despachos lo que habían perdido en las urnas, es decir, el “impeachment”, un juicio farsa que le obligara a dimitir.

No hay nada de nada, como ya sabíamos, pero las conclusiones, dice El Mundo, “no exoneran a Trump de obstrucción a la Justicia”(2). Si siguen buscando es posible que también le busquen multas de tráfico porque es evidente que “algo malo” ha hecho para que la campaña siga, aunque sea en voz baja. Cualquier cosa antes de decir que todo ha sido una patraña, una de las mayores de los últimos tiempos.

Pero El Mundo no se puede quedar con el culo al aire, así que sigue a lo suyo: las conclusiones de la investigación mencionan “la conspiración rusa para influir en las elecciones”, algo que el espionaje de Estados Unidos ha confirmado. “Hubo injerencia rusa pero el equipo de Trump no tomó parte en ella”, dice este periódico para no dar su brazo a torcer.

Veamos esta tontería. Primero tenemos que hacer un esfuerzo para imaginar que los espías dicen la verdad, lo cual es mucho pedir en un caso así. Segundo, si eso fuera verdad, el juicio de destitución estaría garantizado porque los espías llevarían sus pruebas ante los estrados del tribunal. Tercero, en este asunto los espías no son peritos imparciales sino parte de la trama para destituir a Trump, es decir, juez y parte.

Este periódico sólo dice la verdad cuando reconoce que el informe “es un golpe a la credibilidad de muchos medios de comunicación de Estados Unidos”. ¿Sólo de Estados Unidos?

Lo que ha quedado en evidencia es la verdadera naturaleza de esos medios, que han dejado de ser “medios” para unirse a la campaña política contra el “candidato manchú”, de la que han formado parte en las filas del Partido Demócrata, exactamente igual que el asunto Watergate hace casi 50 años, por más que en aquella chapuza, a diferencia de ahora, los hechos eran ciertos. Ahora todo ha sido una pura mentira.

Por eso hay quien prefiere otras comparaciones, por ejemplo con el fraude de las armas de destrucción masiva en Irak. “Estamos ante un nuevo desastre de la prensa similar al de las armas de destrucción masiva en 2003”, dice Matt Taibbi, columnista de la revista Rolling Stone.

Esta comparación es peor. En 2003 las cadenas cumplían su papel, que consiste en ser los altavoces de sus amos, o sea, de Bush. Pero ahora la prensa no ha seguido al Presidente sino que se ha enfrentado a él por razones muy turbias.

Ahora la prensa sigue jugando el mismo papel que al principio. Al igual que la ridícula de Nancy Pelosi, Presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, se agarra a un clavo ardiendo. Lee la letra pequeña, busca alguna rendija en el informe, una pizca de esperanza... Aquí diríamos “sostenella y no enmendalla”.

(1) https://www.eldiario.es/trumplandia/Finaliza-investigacion-Trump-Putin-librado-Trump_6_880921900.html
(2) https://www.elmundo.es/internacional/2019/03/24/5c97e1c7fdddff60698b45d8.html

La Gran Mezquita de París protegió a los judíos perseguidos por el fascismo en la Segunda Guerra Mundial

Si Kaddour Benghabrit
El saber sí ocupa lugar. Las taras ideológicas, los prejuicios inculcados o la pura desinformación periodística no sólo confunden la memoria sino que no dejan espacio para que se desarrolle un pensamiento realmente libre.

Es el caso del “choque de civilizaciones” o las guerras “de religión” que corrompen profundamente la conciencia de millones de personas hasta el día de hoy. A veces esa deformación se arrastra del pasado hasta la actualidad; otras veces es la actualidad la que proyecta sus prejuicios sobre el pasado.

Así la lucha entre los judíos y los musulmanes parece que trasciende la historia: siempre ha sido así y así seguirá siendo siempre. Pero la ciencia demuestra no hay nada que trascienda la historia, aunque a veces es preferible recurrir al cine mejor que a un grueso libro de historia.

Por ejemplo, en 1991 el cineasta y escritor argelino Derri Berkani dirigió el documental “La mezquita de París, una resistencia olvidada” sobre la lucha de los musulmanes franceses contra la ocupación nazi de Francia y el apoyo que prestaron a los judíos perseguidos por el fascismo (1).

En 2011 el documental “Los hombre Libres”, de Ismael Ferroukhi, volvió sobre el tema: el papel de los argelinos en las filas de Francotiradores y Partisanos (FTP), la guerrilla antifascista francesa, donde comunistas, judíos y musulmanes coincidieron en una misma lucha (2).

“Ayer, al amanecer, los judíos de París fueron detenidos, ancianos, mujeres y niños en el exilio como nosotros, trabajadores como nosotros, son nuestros hermanos y sus hijos son nuestros hijos. Si uno de ustedes conoce a uno de estos niños, debe darle asilo y protección hasta que pase la desgracia. Hijo de Cabila, tu corazón es grande”, decía durante la ocupación un mensaje de los musulmanes de FTP que recoge un libro del historiador Ethan Katz.

En una entrevista que concedió en 2011 a Le Nouvel Observateur, el historiador Benjamin Stora recordó que en 1939 vivían en Francia cerca de 100.000 argelinos en condiciones miserables. La lucha sindical y política era “su principal medio de expresión”. Algunos de ellos se unieron a la Estrella del Norte de África, que hizo campaña a favor de la independencia de Argelia, mientras que otros se unieron a la resistencia contra la ocupación alemana (3).

Los militantes argelinos de FTP rescataron a niños judíos llevándolos a la Gran Mezquita de París para protegerlos de las redadas. Algunos que escaparon de los campos de concentración nazis, como el doctor Albert Assouline, también se escondieron allí, según confesó. Fueron actos “sin motivaciones religiosas”, dice Berkani, que utiliza el término “Cabila FTP” para referirse a los argelinos, en su mayoría cabileños, que utilizaban la jerga tribal para evitar las infiltraciones de confidentes.

Pascal Le Pautremat, asesor histórico de la película de Feroukhi, confirma que “la historia oral sugiere que la mezquita protegió a los civiles judíos”. En aquel momento, añade, “había un hermoso entendimiento entre judíos y musulmanes en el Mediterráneo”, un entendimiento que “se puede encontrar en la ayuda de la mezquita de París”.

Si Kaddour Benghabrit fundó la mezquita en 1922 y la dirigió hasta 1954. Su objetivo no era sólo el de rezar sino también expresar el vínculo entre Francia y el islam. Pero Benghabrit no es Schindler y su actividad durante la resistencia sigue siendo desconocida. El testimonio de su bisnieto, Merwane Daouzli, un profesor jubilado así lo atestigua. Daouzli explica que la lucha de su bisabuelo ni siquiera se mencionó dentro de su familia, hasta que en 1991 la población descubrió que había protegido a los judíos.

“Estaba en casa de un amigo que tenía un CD del cantante argelino Salim Halali. En este CD, hay una biografía del cantante que explica que fue ayudado por Si Kaddour Benghabrit. Me sorprendió, le dije a mi amigo: ‘¿Te lo puedes creer? ¡Es mi bisabuelo!’”.

Halali es un famoso cantante judío argelino. Su verdadero nombre es Simón y en 1940 “se salvó de los campos de concentración gracias a la intervención de Si Kaddour Benghabrit, que le expidió un certificado de conversión al islam en nombre y que, para corroborarlo, hizo grabar el nombre de su padre en una tumba abandonada del cementerio musulmán de Bobigny”.

La historia la relata el documental “Les Hommes Libres”, donde el artista, interpretado por el actor Mahmoud Shalaby, actúa en la mezquita de París. “Mi familia y yo estamos muy apenados por el olvido de las autoridades francesas. No hay trabajo de memoria cuando mi abuelo permitió que esta mezquita existiera y salvó judíos, un acto del que estoy muy orgulloso”, dice Daouzli.

La expedición de documentos falsos a judíos de origen norteafricano no significa, sin embargo, que la Gran Mezquita de París creara un sistema organizado de resistencia y rescate de judíos. Lo que había eran personas, dice Berkani, quien señala que en el lugar de culto había subterráneos, tal y como aparece en su página web. La mezquita tenía bodegas que daban acceso al río Bièvre, un pequeño río parisino que desempeñó un papel activo en el rescate de muchos judíos y combatientes de la resistencia.

Un imán en la resistencia antifascista
En la resistencia antifascista de la mezquita hay que contar con Abdelkader Mesli, un imán al que nombraron representante de la Gran Mezquita en Burdeos que sí trabajó de manera organizada y proporcionó documentos falsos a los prófugos, entre ellos a los judíos. Detenido por la Gestapo en julio de 1944, fue enviado a los campos de concentración hasta 5 de mayo de 1945, aunque la presencia de musulmanes en los campos de concentración es absolutamente desconocida, a diferencia de los judíos.

Al igual que el bisnieto de Benghabrit, el hijo de Mesli, Mohamed, también se enteró tarde de la lucha de su padre. “No sabía nada excepto que había sido deportado. Fue en 2010, mientras revisábamos las cosas en la casa de mi madre, cuando descubrimos todos los papeles”, dice.

Si hoy en día los libros, las películas y los testimonios dan cuenta de este episodio de la historia sin mostrar datos consistentes, el trabajo de memoria que emanan de las autoridades francesas y argelinas y de las instituciones judías y musulmanas es casi inexistente. Afortunadamente hay excepciones que confirman la regla. Annie-Paule Derczansky, presidenta y fundadora de la Asociación de Constructores de la Paz, ha estado haciendo campaña desde 2002 a favor de “la identidad, la ciudadanía y la reconciliación republicana entre las comunidades judía y musulmana”.

Al descubrir el documental de Berkani, pidió para que se pusiera una placa conmemorativa frente a la Mezquita Mayor de París que, hasta la fecha, nadie ha colocado aún y que, con los tiempos que corren nadie colocará jamás.

En 2005 Derczansky obtuvo del actual rector, Dalil Boubakeur, una nota interna del Ministerio de Asuntos Exteriores fechada el 24 de septiembre de 1940, en pleno régimen vichysta, en la que decía que “para las autoridades de ocupación” la mezquita de París era “sospechosa entregar fraudulentamente a individuos de raza judía certificados que atestiguaban que los interesados eran de confesión musulmana”.

Tras la creación del Estado de Israel en 1948, las cosas han cambiado mucho. Para el sionismo esta historia resulta inquietante. “El CRIF [Consejo Representativo de las Institutions Judías de Francia] no quiere saber nada de la resistencia musulmana”, lamenta Derczansky, que se dedica a proyectar el documental de Berkani en las escuelas, a pesar de la falta de apoyo.

En un artículo publicado en la página web del CRIF en 2013, Jean Corcos, vicepresidente de la comisión CRIF para las relaciones con los musulmanes, habla de “leyendas, desgraciadamente demasiado buenas para ser verdad, incluso delirantes”. Corcos cuestiona el número de judíos salvados por la Gran Mezquita de París -propuesto por Albert Assouline en el documental de Berkani- y la historia del cantante Salim Halali. Sin embargo, considera que “sin duda ha habido, y dentro de la propia mezquita, personas anónimas que han ayudado a que los judíos parezcan musulmanes en sus relaciones, dentro de sus posibilidades y sin que el rector haya intentado impedirlo”(4).

También en la mezquita, el trabajo de memoria histórica es tímido. Sin embargo, un artículo del New York Times recuerda que en su libro “Entre los Justos”, Robert Satloff dedica un capítulo a la Gran Mezquita de París, en el que Boubakeur confirma que unos cien judíos fueron ayudados por los musulmanes (5). A pesar de ello, las cifras no son verificables, ya que el acceso a los archivos sigue siendo difícil, incluso hoy en día, a causa de la posición de la mezquita durante la Guerra de Argelia por la independencia a favor del  colonialismo.

Al bisnieto de Benghabrit le hubiera gustado que su abuelo fuera reconocido como “hombre justo”, un estatus concedido por el Yad Vashem Memorial israelí a quienes arriesgaron sus vidas para ayudar a los judíos durante la guerra.

Por el contrario, el hijo de Mesli no lo quiere para su padre porque “no era alguien que buscara títulos”. Tras la guerra, dice, “siguió ayudando a la gente, independientemente de sus orígenes. Estaba en su naturaleza. Era parte de su vida”.

La lucha contra el fascismo cabe concluir, no es patrimonio de nadie. Ni antes ni ahora. Las pretensiones de identificarla o reducirla a una ideología o una religión son otras tantas manipulaciones de la historia.

(1) https://www.bm-lyon.fr/spip.php?page=agenda_date_id&source=326&date_id=6396
(2) https://www.youtube.com/watch?v=VOrzCbNumC8
(3) https://bibliobs.nouvelobs.com/actualites/20110927.OBS1193/quand-la-mosquee-de-paris-sauvait-des-juifs.html
(4) http://www.crif.org/fr/tribune/la-grande-mosqu%C3%A9e-de-paris-sous-loccupation-entre-v%C3%A9rit%C3%A9s-et-l%C3%A9gendes/37248
(5) https://www.nytimes.com/2011/10/04/movies/how-a-paris-mosque-sheltered-jews-in-the-holocaust.html


https://www.middleeasteye.net/fr/news/une-resistance-oubliee-quand-la-grande-mosquee-de-paris-venait-en-aide-aux-juifs