jueves, 31 de enero de 2019

El juicio del Chapo no ha expuesto los secretos de la narcocorrupción en México

Alan Feuer

Durante un tiempo, parecía que el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se convertiría en una suerte de comisión para la verdad y la reconciliación que no solo revelaría los detalles de la vida criminal del acusado, sino también los secretos sobre la narcocorrupción en México.

Sin embargo, luego de un torrente de solicitudes de los fiscales y dictámenes por parte del juez durante las primeras tres semanas, ahora parece poco probable que se produzca una extensa revelación de casos de soborno. El jurado ya ha escuchado bastante sobre los pagos a la policía y los políticos mexicanos, pero queda mucho por saber y es probable que eso jamás suceda.

Imponer límites a la evidencia en los juicios penales es una medida común con el fin de enfocarse en los cargos específicos en contra de los acusados. No obstante, las restricciones impuestas en este caso parecen oponerse al deseo profundo que existe en México por exponer públicamente los excesos de su policía y la élite política durante la larga guerra contra el narcotráfico.

“Tenía muchas expectativas”, dijo Daniel Ortiz de Montellano Vásquez, un empleado de una casa de cambio en el aeropuerto de Ciudad de México. Pero, por lo menos hasta ahora, no han cumplido con esas expectativas, comentó.

“Estamos hartos de este juego”, agregó Montellano Vásquez, y dijo que había esperado que el juicio fuera un suceso que “no dejara que la impunidad ganara”.

Quizá la restricción más importante a la evidencia ocurrió la semana pasada, cuando el juez Brian Cogan decidió que un testigo estrella de la fiscalía no podía testificar acerca de haber pagado por lo menos 6 millones de dólares en sobornos a uno de los presidentes de México. Aunque el mandatario nunca fue identificado, el juez decidió que el testimonio avergonzaría innecesariamente a ciertos “individuos y entidades”, y que además sería una distracción del objetivo central del juicio: decidir si Guzmán es inocente o culpable.

La semana pasada, el juez emitió otros dictámenes que restringen testimonios que también involucran evidencia de posible corrupción. La naturaleza exacta de esas pruebas ha sido difícil de discernir porque los dictámenes del juez Cogan se han editado mucho.

Uno de ellos se refiere al “Testigo colaborador 1”, o CW1 en inglés, que trabajó para Guzmán de 2006 a 2014. El juez decidió que, aunque le permitirían a CW1 testificar sobre haber sobornado a funcionarios mexicanos con “cantidades de cocaína”, no le permitirían hablar sobre un soborno de 10.000 dólares que habría entregado para salir de la cárcel después de que lo arrestaron. Esa evidencia se excluyó del juicio, explicó el juez, debido a la “relación del soborno con…”, y se editó esa frase del dictamen.

Una orden aparte hablaba de un testigo identificado como “CW3”, que podrá testificar sobre haberle pagado a la policía federal mexicana para “escoltar un cargamento de drogas” y sobre darle “a un político mexicano de alto nivel un préstamo de 300.000 dólares sin intereses”, dictó el juez. Sin embargo, Cogan no le permitirá testificar sobre haber sobornado a un fiscal para que retirara un cargo criminal que enfrentaba.

Algunas de estas restricciones parecen haberse impuesto, en parte, para limitar la agresiva estrategia de defensa que los abogados de Guzmán pusieron en marcha al comienzo del juicio. En su argumento inicial, los abogados sostuvieron que la verdadera mente maestra del Cártel de Sinaloa era Ismael “el Mayo” Zambada García, exsocio de Guzmán.

En una declaración sorprendente, afirmaron que Zambada urdió durante años una gran conspiración para incriminar a Guzmán con la ayuda de agentes antidrogas “corruptos” de Estados Unidos y funcionarios mexicanos involucrados, entre ellos “el presidente y el expresidente del país”.

Aún no está claro si los abogados de Guzmán intentarán presentar evidencia sobre la corrupción de agentes de la policía estadounidense, o cómo reaccionará Cogan si lo hacen. El juez ya ha frenado esfuerzos por parte de la defensa para cuestionar a los testigos sobre el operativo “Rápido y furioso”, un controvertido programa de la policía federal en el que los funcionarios estadounidenses perdieron la pista de cientos de armas mientras investigaban una red de contrabando de armas vinculada con narcotraficantes mexicanos.

Las continuas batallas sobre la evidencia reflejan la cuestión de a quién está dirigido el juicio en realidad. Estrictamente hablando, la única audiencia que importa son los dieciocho miembros del jurado que escuchan el caso.

No obstante, el juicio ha generado un enorme interés público. Al limitar la evidencia sobre la corrupción, el juez Cogan quizá está ayudando a los fiscales a mantener al jurado enfocado en Guzmán. Sin embargo, también parece estar frustrando a la audiencia afuera de la corte, sobre todo en México.

Es difícil saber cuándo los fiscales estadounidenses tendrán otra oportunidad para analizar tan de cerca el funcionamiento interno de un gran cártel mexicano de la droga.

“Entiendo que el objetivo del juicio del Chapo es juzgar al gran capo mexicano”, dijo Bianca Salces, actriz y comediante de 45 años de Ciudad de México. Pero también es “importante para entender nuestro pasado y la historia actual, además de ofrecerle justicia y paz a un país devastado”, agregó.

Para Carlos Aguirre Ley, un ingeniero veracruzano de 40 años, el juicio es una oportunidad para exponer finalmente los vínculos entre “los narcos, el dinero y el poder” en este país, o, como lo dijo, “para que salga a la luz toda la verdad”.

Aunque el proceso podría ser doloroso, dijo, también es valioso. “Vale la pena adentrarse en las entrañas de la bestia”, comentó.

https://www.nytimes.com/es/2018/11/29/chapo-guzman-juicio-mexico-sobornos-corrupcion/

En China los marxistas se toman muy en serio la unidad de la teoría y la práctica


La esquizofrenia política de China es aún más acusada que la de Rusia, porque se denomina a sí mismo como un país “socialista” y el Partido Comunista sigue en pie a pesar de los achaques propios, que no son los de su edad precisamente.

A ello hay que añadir la esquizofrenia de quienes dicen que este tipo de países han regresado al capitalismo como si dar la vuelta a la historia fuera lo mismo que dar la vuelta a un calcetín. O no saben lo que es la historia o no saben lo que es un calcetín.

Una larga experiencia muestra que la construcción del socialismo es un fenómeno extraordinariamente complejo, mientras que -por el contrario- su destrucción sería “coser y cantar”, según algunos “expertos”.

Algo está fallando aquí y es lo siguiente: el imperialismo es una época de la historia caracterizada por la transición del capitalismo al socialismo, de tal manera que cuando se da el fenómeno contrario -como se ha dado- hay que hilar muy fino porque entonces aparecen muchas paradojas.

Esas paradojas no sólo conciernen a la arena internacional, donde son muy llamativas, sino también en las cuestiones internas.

Por ejemplo, en China a los estudiantes les enseñan marxismo en las escuelas y universidades. Recientemente el Partido Comunista de China ha estrenado una serie de animación de siete capítulos sobre la biografía de Carlos Marx que se difunde a través de Bilibili, el canal más visitado del mundo en películas de animación.

El problema en China es que los estudiantes no sólo aprenden sino que ponen en práctica el marxismo y cuando salen de las aulas se van a las fábricas y a los tajos a conocer las condiciones laborales y vitales de los obreros, van a sus manifestaciones, asisten a sus reuniones, a sus protestas y a sus luchas.

El verano pasado muchos estudiantes viajaron hasta Guangdong para apoyar a los trabajadores de la empresa Jasic Technology, que fabrica de maquinaria de soldadura y tiene su sede en Shenzhen. Los trabajadores intentaban organizarse y unos y otros han encendido las alarmas dentro del Partido Comunista; una cosa es leer “El Capital” y otra tomárselo en serio.

Los estudiantes van a la cafetería de la fábrica, ayudan a los trabajadores a recoger las bandejas sucias y a limpiar las mesas, proyectan películas para los obreros, arreglan sus móviles, charlan, bailan, imparten cursos, pasan el tiempo con ellos en la cafetería o hacen “taichí” conjuntamente en las plazas públicas.

Los estudiantes se califican a sí mismos como “marxistas” y lo que ven en China es lo mismo que Marx vio en Inglaterra hace 150 años, o muy parecido, o lo que vieron sus abuelos en la vieja China, aquella contra se declararon en guerra.

Se han agrupado en torno a la Asociación para el Desarrollo Popular “Nueva Luz” y a través de una perseverante propaganda están consiguiendo que todos pongan el foco de atención sobre las condiciones laborales de la clase obrera, los despidos, los desahucios de las viviendas o la deficiente atención sanitaria.

En China los marxistas son fuertes en determinados aparatos del Partido Comunista, como la propaganda, y del Estado, y su influencia crece, por lo que se les empiezan a cortar las alas, de tal manera que la teoría no tenga nada que ver con la práctica exponer el marxismo de la misma manera que se expone a Wittgenstein en las aulas.

“Como marxistas, lo más importante es tener un vínculo emocional con los trabajadores, y considerar su sufrimiento como nuestro”, dice un estudiante de la Universidad de Nanjing dando en el clavo de lo que está ocurriendo en China ahora mismo.

En internet las publicaciones de estos estudiantes defienden al Partido Comunista de China al mismo tiempo que lo dejan en evidencia, lo mismo que al Estado, a los gobiernos regionales y a los ayuntamientos.

Cuando se la mira de frente, en una sociedad así todo son paradojas. A los universitarios que viajaron a Shenzhen el verano pasado les obligaron a marcharse y algunos fueron puestos en arresto domiciliario durante varias semanas, e incluso detenidos. La universidad les ha advertido de que no deben participar en las manifestaciones de los trabajadores. La propaganda de los marxistas también empieza a ser censurada por el rectorado de la propia universidad.

Es el duro camino del aprendizaje. “La letra con sangre entra”, decía un viejo refrán reaccionario. Los estudiantes están tan perplejos como el propio país. “Creo que lo que estamos haciendo debe ser apoyado por el gobierno”, dice una estudiante. “Crecimos en un país socialista. La Universidad Popular nos ha enseñado a apoyar a los trabajadores”, añade.

Como dirían los buenos marxistas, China es un país de contradicciones más que de contrastes. En 2015 la Asociación “Nueva Luz” fue muy elogiada por el Diario del Pueblo, el más oficial entre los medios oficiales chinos, por su tarea de apoyo a los trabajadores migrantes. Pero han dado un paso más: tratan de acercarse a esos mismos trabajadores, se reúnen con ellos, los atienden gratuitamente en clínicas, bailan en las plazas conjuntamente...

Ha sido como cruzar otra línea roja. Tanta cercanía con la clase obrera no gusta nada.


miércoles, 30 de enero de 2019

Los soldados de Estados Unidos vendieron los vídeos de 54 niñas a las que violaron en Colombia

El portavoz del Comando de Investigaciones Criminales del ejército estadounidense, Chris Grey, señaló recientemente el desarrollo de una investigación en respuesta a las acusaciones de un informe, encargado por el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, que afirma que militares de Estados Unidos violaron a al menos 54 niñas colombianas entre 2003 y 2007 y que “vendieron las cintas como material pornográfico”.

El informe lo ha elaborado la Comisión Histórica para el Conflicto y sus Víctimas, que tiene como objetivo establecer “las causas y los agravantes de la violencia” en el conflicto en Colombia, y se centra en las horribles acciones de los soldados norteamericanos en el país latinoamericano.

En Melgar y en la vecina Girardot 53 menores fueron víctimas de abusos sexuales por parte de mercenarios, que filmaron los abusos y vendieron las cintas como material pornográfico.

También en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en 2007. Tanto sus acciones como su inmunidad contribuyeron a la inseguridad de la población en zonas de conflicto, según el Daily Beast.

“Existen abundantes pruebas de violencia sexual y de total impunidad gracias a los acuerdos bilaterales y la inmunidad diplomática de los funcionarios de Estados Unidos”, continúa el documento.

“Los casos de agresiones sexuales perpetradas por soldados y contratistas militares de Estados Unidos en toda Colombia deben ser investigados y los culpables deben ser castigados”, concluye.

https://actualidad.rt.com/sociedad/173703-soldados-eeuu-vender-videos-54-ninas-violacion-sexual-colombia

El capitalismo vampírico: cuando ya no tengas nada que ofrecer al mercado te sacarán hasta la última gota de tu sangre

Las grandes metrópolis capitalistas son sociedades de viejos, decrépitas, donde los indices de natalidad se han desplomado. Tienen dinero pero no tienen juventud y, por lo tanto, no tienen ningún futuro.

Las del Tercer Mundo son sociedades jóvenes que sólo necesitan sacudirse en encima a las anteriores para prosperar.

Los países imperialistas chupan la sangre del Tercer Mundo y de cualquiera de un barrio pobre que para subsistir no tenga más remedio que vender su sangre.

No es una afirmación retórica, sino capitalismo vampírico: una empresa con sede en Florida “lucha contra el envejecimiento” de la población sacando sangre a los niños para transfundirla a los ancianos. Es el último elixir de la eterna juventud.

La empresa se llama Ambrosia y fue fundada en 2016 por Jesse Karmazin, graduado de la Facultad de Medicina de Stanford. Ha abierto centros de transfusión en cinco ciudades de Estados Unidos: Los Ángeles, Tampa, Omaha, Houston y San Francisco.

Los tratamientos empiezan por 8.000 dólares el primer litro de sangre y 12.000 dólares si se hacen dos transfusiones. Es un negocio tan rentable que ya hay un mercado negro, paralelo al de los transplantes de órganos.

Los vendedores de sangre son jóvenes. Tienen entre 16 y 25 años, mientras que los pacientes son viejos. Los primeros son pobres; los segundos son ricos. Un niño pobre nunca se podrá pagar un tratamiento con su propia sangre.

El capitalismo es una sangría que convierte al cuerpo humano en mercancía, no sólo por efecto de la prostitución, en trance de ser legalizada, sino que también se van a poder alquilar los vientres de las mujeres gracias a la “maternidad subrogada”, como los laboratorios compran y venden células Hela robadas a una paciente hospitalizada en Estados Unidos.

Como del petróleo, de la sangre humana se pueden extraer muchos derivados y si antes la comercialización estaba prohibida, desde 2001 la empresa suiza Octapharma los compra, los recicla y los revende precisamente porque no son exactamente sangre humana sino medicamentos. Se llama “plasma terapéutico”.

Una directiva europea dio el cambiazo: el “plasma terapéutico” se puede comercializar porque se extrae del cuerpo humano por procedimientos industriales.

Si a alguien le suena lo del “banco de sangre”, espere a que no sea una metáfora. El capitalismo ha liquidado todo aquello de la donación solidaria y altruista de sangre; esos valores no tienen cabida en un mercado vampírico. Si puedes vender tu sangre a buen precio, ¿por que se la vas a regalar a nadie?

Es posible que el precio de la sangre baje lo suficiente para que podamos comprarla en el supermercado de la esquina, envasado como la leche, comercializado por distintas distribuidoras y a gusto del consumidor. Venderán plasma rico en proteínas y albúmina, glóbulos rojos con mucho hierro, glóbulos blancos procedentes de Camboya, inmunoglobulinas de tercera generación, plaquetas...

En un futuro cercano no sólo los marqueses serán de “sangre azul” ni los caballos “de pura sangre”.

Los intereses de Washington en Venezuela están vinculados al saqueo del petróleo

En Venezuela los intereses de Washington están vinculados al petróleo y la política golpista de la Casa Blanca hacia su gobierno cambiaría si las petroleras estadounidenses pudieran acceder a los pozos de crudo del país latinoamericano, ha admitido John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Trump en una entrevista con la cadena Fox.

“Estamos conversando con las principales empresas estadounidenses ahora", añadió Bolton, quien confirmó que su objetivo es que esas empresas “produzcan el petróleo en Venezuela” porque “sería bueno para el pueblo de Venezuela y el pueblo de Estados Unidos”.

Una semana después de esas declaraciones, Bolton anunció la imposición de sanciones contra la petrolera pública venezolana PDVSA, medidas restrictivas que comprenden la congelación de unos 7.000 millones de dólares en activos de esa empresa venezolana.

Bolton repitió también los argumentos de la defensa de la democracia y los derechos humanos, e insistió en que si Maduro es derrocado, eso implicaría un “gran avance” para crear “oportunidades de negocio” en la región.

Las declaraciones de Bolton no son una sorpresa. El propio presidente estadounidense ha afirmado anteriormente la importancia de los recursos naturales de otros países para Estados Unidos.

“Estoy interesado en Libia si tomamos el petróleo. Si no tomamos el petróleo, no hay interés”, dijo Trump en 2012, cuando aún no era presidente, un mes después de la intervención de la OTAN que destruyó el país norteafricano. Asimismo, declaró en esa oportunidad que se podría “ayudar” al Estado libio si a cambio entregaba la mitad de su crudo.

Para apoderarse de petróleo, la Casa Blanca ha blindado a los golpistas. Bolton ha amenazado con represalias si el gobierno de Maduro trama algo contra Guaidó, que es intocable por orden de Washington.

“Cualquier acto de violencia e intimidación contra el dirigente democrático de Venezuela, Juan Guaidó, representaría un grave asalto a la legalidad y estará seguido de una respuesta significativa”, ha dicho Bolton.

martes, 29 de enero de 2019

El secretario de la mezquita de Ripoll confirma que el imán estaba controlado por la Policía Nacional

Resultado de imagen de iman de ripoll cniLa Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía de Girona controlaba al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, supuesto responsable de los atentados de agosto de 2017 en la ciudad de Barcelona y en el municipio de Cambrils.

Así lo ha explicado Hamid Barbach, secretario de la Comunidad Islámica Annour, donde trabajaba el imán, en la sesión de la Comisión de Investigación de los atentados del 17 de Agosto celebrada esta mañana en Ripoll. Barbach, a preguntas de la diputada de la CUP, Natalia Sánchez, detalló que la policía española preguntó hasta tres veces por el comportamiento del imán y si tenía los papeles en regla, todo esto en las semanas previas al atentado.

Concretamente, Barbach explicó que la policía visitó el centro dos veces para preguntar sobre Es Satty. En una de estas visitas él fue testigo directo. Y una tercera vez los policías se pusieron en contacto a través "de un número oculto" y avisaron que querían el registro de la entidad.

Según la información del sumario aportada por la investigación de los Mossos D'Esquadra, esta llamada de la Policía Nacional fue para reclamarles los estatutos de la entidad y la documentación de Es Satty. El registro y recogida de la documentación no se pudieron consumar porque el día propuesto por la policía tenían una reunión concertada en la mezquita de Manlleu. 

La comunidad Annour les dejó la documentación en el buzón de la entidad. Así, la primera visita fue en "frío", sin quedar; una segunda con cita y una tercera por teléfono para recoger información.

Llamamiento a la solidaridad para impedir que un luchador ingrese en prisión

Paco es un compañero de Mérida que durante los últimos años ha participado de manera muy activa en los Campamentos Dignidad y todo tipo de luchas sociales en Extremadura.

Como consecuencia de esta actitud rebelde y solidaria ha sufrido todo tipo de encontronazos con una justicia diseñada para la represión de subversivos y pobres. Fue uno de los juzgados y condenados por interrumpir los informativos de TVE en exigencia de una Renta Básica. Y cuenta en su haber con varias detenciones y multas más derivadas de su compromiso.

En 2015, días después de una manifestación en la que unos policías le vigilaron muy de cerca, fue abordado por unos agentes que le pidieron la documentación y comenzaron a tratarle de malos modos para acabar propinándole varios golpes y denunciándole por atentado a la autoridad.

Posteriormente fue sentenciado como culpable por un juzgado de Mérida, quedando a la espera de poder conmutar su pena por trabajos en beneficios de la comunidad, ya que nuestro compañero se encuentra en una situación de paro prolongado.

En los meses posteriores no recibió ni le fueron comunicadas ninguna de las notificaciones del Juzgado mandadas a una dirección que no existía. Sólo cuando estaba a las puertas de la cárcel, le informaron de que o abonaba 1.080 euros de multa en el plazo de diez días o le tendría que entrar en prisión durante 6 meses.

Paco ha sido solidario con todas nosotras, es hora de que seamos solidarios con él. Aportemos cada uno lo que buenamente podamos, intentemos recaudar por otras vías y demos difusión a esta nueva injusticia represora de un régimen que nos niega las más básicas libertades.

Para colaboar a pagar la multa de Paco: La Caixa ES44 2100 4294 4322 0012 8747

La base militar más grande que el Pentágono tiene en el extranjero está en el Sahel


Ha estallado una intensa controversia que se ha prolongado durante varias semanas debido a la entrada en funcionamiento de una base americana situada a 250 kilómetros de las fronteras argelinas. Criticada, con razón o sin ella, esta presencia en el territorio nacional [argelino] no ha dado lugar hasta ahora a ningún comentario oficial en el país.

Todo comenzó a finales del verano de 2018 con el anuncio de la finalización de la construcción de la base americana de Aguellal, en la región de Agadez (Níger), por parte de altos mandos militares estadounidenses. Se enorgullecen de su trabajo y hacen saber al mundo que este es el complejo militar más grande que su país ha construido en el extranjero. El portavoz de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Europa y África, reveló la cantidad gastada en el proyecto: 98,5 millones de dólares, incluyendo los costos de los primeros ejercicios que se llevarán a cabo. Cerca de 700 soldados se desplegarán gradualmente allí, explica la misma fuente.

Desde entonces, los primeros contingentes han tomado posiciones y han comenzado discretamente a realizar un seguimiento de las misiones. Aguellal se convirtió así en el tercer puesto de avanzada americano en el Sahel. Otros dos se han instalado mucho antes en Libia, pero también en Túnez. Debido a la sensibilidad del tema, el gobierno tunecino ha jugado durante mucho tiempo la discreción de limitar el papel de los soldados estadounidenses en su territorio a la formación del ejército tunecino. Sin embargo, las fuentes estadounidenses dejan que la información se filtre rápidamente a través de medios especializados. Con gran detalle, este último reveló que se habían llevado a cabo misiones conjuntas en la frontera argelino-tunecina contra grupos de Aqmi [Al-Qaeda del Magreb Islámico].

Estas mismas fuentes también afirman que el territorio tunecino constituye un terreno estratégico por su proximidad a Libia, donde se concentran las principales misiones americanas. Poco después, el Presidente tunecino decidió cortar la controversia y trató de restablecer la verdad expresando su opinión directamente en una entrevista televisiva. De este modo, Essebci afirma tener “operaciones americanas de UAV [drones] personalmente autorizadas”, afirmando que se llevaron a cabo “en interés de Túnez, que tiene el deber de cooperar con los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo”.

El mismo argumento ha sido desarrollado recientemente por las autoridades nigerinas. En cuanto a la construcción de la base de Agadez, se presentó como “necesaria para hacer frente a los grupos terroristas que amenazan a Níger y a la región”. Hablando sobre el tema, el Ministro de Defensa nigerino también dijo que estos problemas procedían de Libia. Legitimando la presencia norteamericana en Agadez, explicó que el “vasto y despoblado territorio beneficia a los terroristas que se mueven libremente por él”.

La proximidad de esta base a las fronteras argelinas ha suscitado muchos comentarios, pero esta vez en Argelia. De hecho, el lanzamiento de las primeras misiones de soldados estadounidenses desplegados ha intensificado las preocupaciones planteadas desde que un alto funcionario estadounidense dijo al Washington Post que “los soldados desplegados en países como Argelia, Chad, Egipto y Kenia estaban recibiendo una prima de peligro inminente de 225 dólares al mes”. Los funcionarios argelinos negaron inmediatamente la información. La ex embajadora de los Estados Unidos en Argel decidió intervenir a su vez, negando las declaraciones de la prensa estadounidense.

Este último desea señalar que la bonificación en cuestión se refiere al personal responsable de la seguridad en los locales de la embajada. La controversia termina así, pero el debate sobre la presencia estadounidense en el Sahel continúa. El punto de vista argelino sobre el tema parece mixto. Las opiniones se dividen entre las aprensiones y los temores de las consecuencias que pueden derivarse de un despliegue inusual y, por otra parte, la necesidad de moderar, para observar la evolución de una situación que puede ser cíclica. “Africom ha hecho todo lo posible para obtener la autorización de Argelia para establecer una base en su territorio”, comenta una fuente bien informada, “querían construirla en el sur, pero las autoridades siempre se han negado, afirmando que el Estado era capaz de defenderse sólo de las amenazas externas, pero ahora hay una gran disposición a intensificar su cooperación en la lucha contra el terrorismo.

“La situación no debe ser vista como un cerco al territorio nacional, sino como una evaluación de los logros que se deben obtener en la lucha contra el mal que enfrenta el país. El terrorismo y el contrabando son amenazas importantes y constantes. Desafortunadamente, Níger y Malí tienen muy pocos recursos para hacer frente a esta situación, su número es pequeño y las vastas tierras de nadie son zonas de mucho tráfico. Los soldados estadounidenses no están en nuestro territorio, sino que están luchando contra todos estos flagelos que se remontan a Argelia”, prosiguen las mismas fuentes, que ponen el acento sobre las excelentes relaciones que mantienen ambos países.

Las autoridades argelinas han invitado incluso a los norteamericanos a invertir en agricultura, y también hay un cambio notable en la percepción norteamericana de la cuestión del Sáhara Occidental, han reequilibrado su visión y ahora la están observando de forma justa. Al comentar las aprensiones o temores que puedan surgir de una estrategia desconocida, los mismos especialistas afirman que Argelia da “la impresión de no estar involucrada en estos debates ahora”. “El interés de las potencias extranjeras que se despliegan en estas áreas siempre ha sido los recursos. Es una bofetada en la cara que los estadounidenses intenten ahora invertir en un continente en el que tenían muy poca presencia. Pero en lo que respecta a los recursos, Argelia tampoco parece estar preocupada porque los norteamericanos hayan invertido en petróleo y gas”.

Sin embargo, hay otras opiniones divergentes sobre esta cuestión. Se nos dice que Argel sigue muy de cerca la evolución de las actividades militares de las fuerzas extranjeras que operan en sus fronteras. Durante mucho tiempo, ha estado pidiendo a los Estados africanos que asuman una mayor responsabilidad por el terrorismo. Después de haberse opuesto sistemáticamente a toda participación en las acciones del G5 en el Sahel, el país intentó hace algunos meses reactivar el CEMOC (Comité Conjunto de Personal Operativo), que reúne a varios países del Sahel. Rechazadas por gran parte de la población de la zona, las brigadas africanas creadas por los franceses no han logrado hasta ahora los resultados esperados debido a los limitados recursos de que disponen, pero sobre todo debido a la persistencia del conflicto libio, que es la fuente de gran parte del desequilibrio regional.

“El G5 no recibió el apoyo popular que buscaba porque la gente no se deja engañar, en la prensa africana abundan los escritos que denuncian la doble lengua de los europeos. Hoy en día, la generación más joven denuncia en voz alta el saqueo de los recursos africanos por parte de los mismos países que están cerrando la puerta a los migrantes que se ven forzados al éxodo por la pobreza. No entienden que estos mismos europeos que dicen querer luchar contra la inseguridad en el Sahel pueden contradecir las decisiones del Tribunal Europeo relativas al Sáhara Occidental, otro elemento de tensión en la zona.

La Unión Europea ha decidido apoyar el acuerdo comercial con Marruecos, incluidos los territorios del Sáhara Occidental, tras haber sido anulado por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. En nombre de la lucha contra el terrorismo, Trump decidió entonces desplegar tropas estadounidenses en el Sahel para librar una guerra contra grupos terroristas. En la base de Agadez, los drones ya han comenzado su misión. En un comunicado de prensa, el portavoz del Pentágono dijo que “la presencia americana en el continente africano está destinada a promover sus intereses de seguridad”. Sin embargo, desde entonces se han planteado otras vías para advertir de los daños colaterales que pueden resultar de los aviones no tripulados prohibidos bajo la presidencia de Barack Obama.

Actualmente, muchos también temen que “los estadounidenses armen al pueblo del Sahel para ayudarlo oficialmente a defenderse de los terroristas”. Estas armas pueden ser utilizadas por diferentes grupos étnicos rivales, habrá otras guerras, otras tensiones que prolongarán su presencia y la convertirán en colonización en nombre del terrorismo. El modo de funcionamiento es conocido y sus consecuencias también.

https://www.lesoirdalgerie.com/actualites/des-bases-americaines-pour-quoi-faire-17758


Más información:

- El Sáhara tendrá la mayor base aérea de drones de la historia de Estados Unidos
- El Pentágono construye en el Sáhara la mayor base mundial de drones
- ¿A qué se dedican las tropas estadounidenses desplegadas en el Sahel africano?
- La cumbre fue un descenso a los infiernos del Sáhara
- En el país de los ciegos 'El Tuerto' es el rey
- Repsol encuentra petróleo en el Sáhara

Una solución a las pensiones de hambre: convertir a los viejos en okupas de su propia vivienda

Hay financieras, como Almagro Capital, cuyo negocio consiste en que los viejos se mueran muy pronto. Consiste en lo siguiente: pillas a un jubilado que tiene una vivienda propia y se la compras dejando que viva en ella plácidamente hasta su muerte porque va a poder disfrutar del dinero de la venta.

El anciano se convierte en un okupa de su propia casa. ¿Por cuánto tiempo? Él querrá vivir lo suficiente como para gastarse el dinero, mientras que la empresa quiere lo contrario: que se muera cuanto antes para poder revender la casa. Si al morir el viejo el precio de la vivienda ha subido, el negocio es todavía más sustancioso.

El mercado va viento en popa porque en las grandes metrópolis capitalistas hay cada vez más viejos con pensiones cada vez más bajas. En esas condiciones, gastarse el dinero de su casa es una tentación para los ancianos.

El capitalismo no deja tranquilo a nadie, ni siquiera a los viejos. Hay que agobiarles hasta que se mueran, convertir su muerte en mercancía. Este tipo de empresas son un híbrido entre lo peor del ladrillo y la especulación inmobiliaria y lo peor de los fondos buitre y las finanzas. Realmente asqueroso.

El miércoles Almagro Capital entró en el Mercado Alternativo de Inversiones, una bolsa del mercado secundario. Para determinar el valor de sus activos, los especuladores han calculado el tiempo que tardará cada viejo en palmarla.

La estimación de la muerte de los ancianos está entre la documentación que hay que presentar a la bolsa para que sus acciones se puedan cotizar y oscila entre 4,3 años para el okupa de más edad y 15,5 años para el más joven. Para realizar este cálculo, la financiera se basa en las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística sobre la esperanza de vida.

Los ancianos que viven demasiado son una fuente de pérdidas para la financiera. Si tardan en palmarla hay un remedio: revender la vivienda a otro especulador que acepte las mismas condiciones, es decir, con el okupa dentro.

El chollo va viento en popa. Almagro Capital tiene previsto salir Madrid y diversificar sus okupas en función de la edad y el barrio. La empresa se creó en 2017 y  hace tan sólo dos meses se transformó en una Socimi (sociedad de inversión inmobiliaria cotizada). Su principal accionista es Alcor Sociedad Estratégica, que posee cerca del 13 por ciento del capital.

Lo que Venezuela necesita es que alguien de un puñetazo encima de la mesa

El lenguaje del gobierno venezolano no tiene nada que ver ni con el de Estados Unidos ni con el de ese gallinero que ejerce de oposición antichavista.

Si cometiéramos el error de atenernos a las palabras, parecería que la víctima del golpe de la semana pasada es Estados Unidos o el gallinero. Ellos son los únicos que hablan alto y claro.

No se han cortado ni un pelo amenazando a Maduro al más puro estilo chulesco. El senador republicano por Florida, Marco Rubio, ha afirmado que Maduro “tiene que decidir de qué manera va a abandonar el poder, por las buenas o por las malas”.

Lo mismo dicen los matones del Pentágono: “Se va como Noriega o como Marcos”, ha advertido el jefe del Comando Sur, en referencia a Ferdinand Marcos, al que en 1986 destituyeron del gobierno de Filipinas a golpe de disturbios y manifestaciones.

Por parte del gobierno no se ha producido ninguna de las reacciones que cabría esperar de quienes han tratado de ser desalojados por la fuerza. Les han calificado tantas veces de “represores” que no reprimen nada. Es otro golpe que les va a salir gratis a los golpistas.

Maduro ha llamado a Trump a “rectificar” su política hacia Venezuela, que es como decirle a un perro que deje de morder.

El gobierno venezolano capitula frente a los golpistas. “Estoy de acuerdo en una iniciativa diplomática para el diálogo, para el acuerdo”, ha propuesto Maduro, lo cual sólo puede envalentonar a los sicarios de Estados Unidos.

El lenguaje de la oposición en Venezuela es el mismo que utilizan los fascistas en España. Cuando tienen la sartén por el mango, no se puede hablar de violencia; pero cuando van perdiendo no hablan de otra cosa que de violencia precisamente.

En España los fascistas tienen claro que se hicieron con el poder tras una guerra civil y desde hace 80 años les dicen a sus oponentes: “si quieres sacarme de mi sitio tienes que hacer lo mismo”.

Pero una guerra civil es algo muy malo, terrible. Nadie quiere una guerra civil y entonces es mejor que todo quede tal y como está, es decir, aguantando el fascismo, el paro, la falta de vivienda, el artículo 155...

En Venezuela todos (“los unos y los otros”) hablan del mismo plan: convocar nuevas elecciones, un mantra que se repetirá hasta que las gane el bando políticamente correcto, es decir, hasta que Maduro y los suyos salgan del gobierno.

Los chavistas tienen sellado su destino. El imperialismo ya ha expulsado a Correa en Ecuador, a Cristina Fernández en Argentina, a Lula en Brasil... En Latinoamérica el reformismo no tiene la más mínima cabida. Estados Unidos sólo quiere aliados incondicionales en su patio trasero, marionetas dóciles.

Lo que los bolivarianos han construido a lo largo de estos años se va a derribar en cuanto la chusma golpista tome las riendas del Estado y entonces llegará lo realmente interesante: ¿qué harán todos esos que han estado alimentando las esperanzas y las ilusiones de millones de venezolanos?, ¿pedir que se vuelvan a convocar elecciones?

Hace ya bastante tiempo que Venezuela necesita que alguien de un puñetazo encima de la mesa... Bueno, lo de la mesa es negociable; quizá el golpe hay que dirigirlo a otro lugar.

lunes, 28 de enero de 2019

El golpista Guaidó preparó el Golpe de Estado en Venezuela en un viaje secreto a Estados Unidos, Colombia y Brasil

Guaidó, cabeza de la oposición golpista
El golpista Juan Guaidó, Presidente del Parlamento venezolano, preparó el Golpe de Estado en un viaje secreto que realizó en diciembre del año pasado a Estados Unidos, Colombia y Brasil y con el apoyo personal de Trump, asegura la agencia estadounidense de noticias Associated Press en un informe publicado el sábado (*).

Guaidó se autoproclamó el miércoles pasado como “Presidente interino de Venezuela” y el reconocimiento diplomático que le dieron casi de inmediato Estados Unidos y varios de sus sicarios latinoamericanos fue acordado en esa gira y mediante semanas de diálogos secretos.

“Se utilizaron, entre otras cosas, largas sesiones de mensajes de texto cifrados”, ha dicho un diputado opositor venezolano, mientras que un funcionario estadounidense ha agregado que también se emplearon intermediarios para enviar mensajes a Leopoldo López, cabecilla opositor actualmente encarcelado por instigar una ola de violencia en la que murieron decenas de personas.

Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas, actualmente en busca y captura por la policía, ha señalado que la gira de Guaidó tenía como meta informar de la estrategia de la oposición venezolana de organizar protestas coincidiendo con la proclamación presidencial de Nicolás Maduro, prevista para el 10 de enero, quien fue reelegido en los comiscios del año pasado con más de 6 millones de votos, el 68 por ciento del censo, una cifra que constituye un récord histórico.

“Para no atraer la atención de los funcionarios de migración, Guaidó salió de Venezuela por tierra hacia Colombia”, ha confirmado un dirigente de la oposición antichavista.

El intento de llevar a cabo un Golpe de Estado contra Maduro, con la participación de algunos países de la región, ha sido posible debido al apoyo directo que ha brindado el gobierno de Trump a la oposición venezolana, asegura Associated Press.

“Trump personalmente ha desatado buena parte” del Golpe de Estado, admite Fernando Cutz, exasesor de Seguridad Nacional en América Latina tanto en la época de Obama como en la de Trump. Cutz evoca la retórica amenazante empleada por Trump contra Venezuela, que en diferentes ocasiones, ha barajado la posibilidad de recurrir a la opción militar para hacer frente al gobierno de Maduro, como lo hizo en un discurso dado ante la Asamblea General de la ONU en septiembre del año pasado.

Las amenazas de Trump “sobre una eventual invasión militar al país sudamericano, convenció a los dirigentes de la región de que Trump, a diferencia de gobiernos anteriores, estaba dispuesto a actuar”, ha asegurado Cutz.

(*) https://apnews.com/d548c6a958ee4a1fb8479b242ddb82fd

domingo, 27 de enero de 2019

Los hilos que van del Kremlin a Trump pasan por WikiLeaks pero no conducen a ninguna parte

Nancy Pelosi, rematadamente tonta
El viernes, Roger Stone, un asesor político que en 2016 apoyó públicamente la campaña presidencial de Trump, fue detenido y acusado por el fiscal especial Robert Mueller de los delitos de falso testimonio, de presionar a un testigo y de obstruir un procedimiento judicial (1).

Mueller, un antiguo director del FBI, lleva desde 2017 investigando el apoyo de los rusos a Trump en las elecciones de 2016, por lo que este fin de semana los titulares de los medios son contundentes: por fin empiezan a aparecer los hilos que conducen desde Trump hasta el Kremlin. Uno de esos hilos es Stone.

Sin embargo, leyendo la acusación de Mueller nada de eso aparece. O no sabemos inglés, o nos hemos equivocado de texto, o las dos cosas a la vez. Más bien, Mueller ha cogido de la oreja a Stone no para acercar la causa judicial al Kremlin sino a otro sitio bien diferente, WikiLeaks, aunque ¿qué mas da?, ¿acaso no es Assange un espía ruso? Si es así, Mueller lo tiene un poco más complicado. Primero deberá demostrar que quien influyó en la campaña fue WikiLeaks; luego deberá demostrar que quien está detrás de WikiLeaks es el Kremlin.

Deben Ustedes armarse de paciencia: si hasta ahora Muller no ha demostrado nada, esperen a ver su trabajo por duplicado.

Hasta ahora sabemos que Stone cometió una serie de delitos durante su comparecencia ante el HPSCI (Comité permanente de la Cámara de Representantes sobre Inteligencia Investigativa).

En las elecciones de 2016 Stone declaró públicamente que estaba en comunicación directa con WikiLeaks y con Assange. Steve Bannon, que entonces formaba parte de la campaña de Trump, le pidió que le preguntara a WikiLeaks a qué hora publicaría las filtraciones de los correos electrónicos que habían obtenido del Comité Nacional del Partido Demócrata.

Naturalmente Trump quería utilizar la publicación para atacar a Hillary Clinton, su oponente en las elecciones.

Por su parte, WikiLeaks y Assange negaron cualquier relación con Stone. Más tarde se supo que Stone tenía dos personas de contacto, el actor neoyorquino Randy Credico y el escritor Jerome Corsi, con los que podría haber tenido un contacto indirecto con WikiLeaks. Pero la acusación no dice nada sobre su relación con WikiLeaks.

Durante su comparecencia ante el HPSCI, Stone mintió sobre varios detalles relacionados con su tergiversación anterior y le pidió a Randy Credico que hiciera lo mismo. Estas son las únicas cuestiones de las que trata la acusación. Son las mentiras de un mentiroso que repiten a miles en cualquier campaña electoral. La diferencia es que se convierten en delito cuando se dicen durante una investigación judicial.

En ninguna parte de la acusación Mueller dice las mentiras de Stone supongan la existencia de un hilo con WikiLeaks o con el Kremlin. Stone dijo haber estado en contacto con WikiLeaks, Bannon le pidió que le hiciera algunas preguntas a WikiLeaks, Stone no tenía conexión con WikiLeaks, respondió con rumores de segunda mano e información disponible públicamente. Fin de la historia.

Hasta aquí la acusación; ahora veamos cómo vende la moto el New York Times: “Al acusar a Roger Stone, Mueller muestra el vínculo entre la campaña de Trump y WikiLeaks”, titula (2) incurriendo en un bulo manifiesto cuya persecución dejamos para los cazarecompensas.

Luego siguen veintiocho párrafos sobre el arresto y otras preguntas, cinco fotos y el gráfico de arriba, pero ninguna explicación de la supuesta relación que, según la acusación, Stone afirmaba tener pero que nunca existió.

Mueller rebusca y no encuentra nada. Ha acusado a los rusos de lavado de dinero y piratería informática, dos delitos que no tienen nada que ver con la campaña de Trump, que los ha metido con calzador y que nunca llevará ante un tribunal porque no quiere hacer el ridículo ante el mundo entero. Pero hay que seguir con la campaña adelante porque todo esto se hace para las primeras planas de los medios.

Desesperada, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, hace la guerra por su cuenta: “La acusación de Roger Stone muestra claramente que hubo un intento deliberado y coordinado por parte de altos funcionarios de la campaña Trump de influir en las elecciones de 2016 y derrocar la voluntad del pueblo estadounidense” (3).

¿Han leído bien? Por favor vuelvan a hacerlo despacio. Lo que dice Pelosi es de cajón: los miembros de la campaña de Trump intentaron influir en las elecciones de 2016. ¡Querían que ganara Trump y lo lograron! Los partidarios de Trump lograron que fuera elegido, en contra de la voluntad del pueblos estadounidense, que quería que garana Clinton.

Si, en efecto, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos es rematadamente imbécil.

(1) https://int.nyt.com/data/documenthelper/586-roger-stone-indictment/d34c762c3e142f844c2b/optimized/full.pdf
(2) https://www.nytimes.com/2019/01/25/us/politics/roger-stone-trump-mueller.html
(3) https://www.speaker.gov/newsroom/12519-4/

La descolonización de Egipto

Abbas II, kediva de Egipto
Yara El Khoury

A diferencia de sus vecinos del Levante (Líbano, Siria, Palestina, Irak), Egipto es un país perfectamente consciente de su singularidad, y lo ha sido desde los tiempos inmemoriales de los faraones. Está inscrita dentro de unos límites geográficos muy claros trazados por el río Nilo, un río nutriente que vierte su lodo beneficioso cada primavera en un valle verde que corta en medio desierto cuyas relajadas zonas arenosas y rocosas sirven de frontera. Nacido en las misteriosas profundidades de África, el Nilo desemboca en el Mediterráneo después de haber sido dividido en varias ramas que forman el Delta. Los egipcios que viven en sus costas saben que tienen una identidad propia y, a nivel religioso, aparte de la comunidad copta, son de un monolitismo sunita que ni siquiera el largo interludio de los shia fatimíes (969-1171) pudo sacudir.

La campaña egipcia emprendida por el general Bonaparte a finales del siglo XVIII sacó al país de un atropello que lo había mantenido desde que perdió su preeminencia en la época de los mamelucos. En 1517, el sultán otomano Selim I puso fin a esta dinastía de esclavos turcomanos y luego circasianos que habían gobernado el Oriente desde El Cairo desde el final de las Cruzadas. También tomó el título de califa del último descendiente de los abásidas que, cuando los mongoles saquearon Bagdad en 1258, se habían refugiado en El Cairo, elevó entonces a la doble dignidad de sultanato y califato. Desde que fue suplantada por Constantinopla, la capital egipcia ha sido degradada a una ciudad provincial. En 1798, el ejército revolucionario francés trajo a su estela ideas de libertad que imperceptiblemente se deslizarían en los corazones de la población. Un oficial albanés del Imperio Otomano, llamado Mohammed Ali, contribuyó al esfuerzo imperial de expulsar a los franceses de suelo egipcio. En 1805 se elevó a la posición de gobernador al distanciarse del Imperio Otomano. Su política de modernización reintegra definitivamente a Egipto en el curso de la historia. En 1869 la inauguración del Canal de Suez, construido por el francés Ferdinand de Lesseps, hizo del país una parte esencial de la ruta del comercio internacional.

Pero los gastos de los kedivas (*), sucesores de Mohammed Alí, para continuar la obra de modernización, pero también para la ostentación, terminaron endeudando al país que en 1882 quedó bajo control inglés, ya que Londres se había convertido en el propietario del Canal de Suez, una arteria vital para sus intereses porque traza el camino más corto hacia la India, joya de la corona de la Reina Victoria. Los soldados británicos desembarcaron en Alejandría y tomaron El Cairo, donde impidieron el nombramiento del coronel Ahmed Orabi, la primera figura del nacionalismo egipcio, para ocupar el Ministerio de Guerra. El ejército egipcio, caldo de cultivo de este naciente nacionalismo, fue puesto bajo el mando británico.

Sin embargo, nació un embrión de vida política. En 1883, Egipto tuvo una asamblea consultiva elegida por sufragio universal indirecto. En 1907 el país experimentó un sistema multipartidista. El partido Umma (nación) de Saad Zaghlul reivindica la independencia de Egipto del Imperio Otomano y de Gran Bretaña; el partido Watan (patria) de Mustafá Kamel se presenta como una formación tradicionalista y panislámica vinculada a los lazos de Egipto con Estambul; también aparecen liberales-constitucionales muy cercanos al liberalismo europeo.

El país también disfruta de una prensa relativamente libre que beneficia a otras partes del mundo árabe que siguen viviendo bajo el yugo directo de los otomanos. En esta época de Nahda, el renacimiento literario y nacional árabe, la prensa egipcia permite que se expresen las diferentes corrientes de pensamiento.

Tres meses después del comienzo de la Gran Guerra, Inglaterra y el Imperio Otomano se encontraron en campos antagónicos debido a la entrada de este último en la guerra junto a Alemania, los ingleses proclamaron la ley marcial en Egipto y rompieron los últimos vínculos que existían entre El Cairo y Constantinopla. Como señal de esta ruptura, a partir de entonces los kedivas (*) ostentarán el título de sultanes. Egipto se convirtió en un protectorado británico y el Cónsul General británico tomó el título de Alto Comisionado. La Oficina Árabe en El Cairo alentó la revuelta árabe que comenzó en Hijaz y envió al coronel Lawrence a los hijos de Cherif Hussein.

El fin de la guerra en Europa alimentó los sueños de independencia. Fue la principal alegación que una delegación egipcia (wafd) encabezada por el juez Saad Zaghloul del partido Umma presentó al Alto Comisionado Wingate el 13 de noviembre de 1918, dos días después del armisticio de Rethondes. Declarándose incompetente para decidir el asunto, Wingate le aconsejó que se pusiera en contacto directamente con Londres, pero la capital británica se negó a recibirla. Desconsolada, la delegación se convirtió en un partido político y le dio el nombre de Wafd. Su actividad condujo a su dirigente Saad Zaghloul a ser deportado varias veces por los ingleses, pero la fiebre de la independencia se convirtió en una realidad con la que los ingleses y el sultán Fuad, que ascendió al trono en 1917, tuvieron que lidiar. El avance de Wafd fue tal que en 1919 lo tuvieron que autorizar para expresar sus quejas en la apertura de la Conferencia de Paz de París. Saad Zaghloul quedó decepcionado por la aceptación por parte del presidente estadounidense Wilson de un protectorado inglés sobre su país.

Pero la creciente oposición a la que tuvieron que enfrentarse obligó a los británicos a negociar. El 28 de febrero de 1922 el gobierno británico proclamó unilateralmente el fin del protectorado sobre Egipto, pero se reservó cuatro áreas de competencia: la seguridad de las comunicaciones imperiales, la defensa del país contra la agresión extranjera, la protección de los intereses de los extranjeros y las minorías y la administración de Sudán. Estas cuatro cuestiones siguiron pendientes hasta que El Cairo y Londres llegaron a un acuerdo al respecto.

Formulado en 1922, el tratado no se firmó hasta 1936, pero la independencia de Egipto era un hecho real. El descendiente de Muhammad Ali cambia su título una vez más; el sultán Fuad se convierte en rey de Egipto. Se crea una vida política: Constitución, Parlamento bicameral, gobierno nombrado por el rey y responsable ante la Cámara. En las elecciones parlamentarias de enero de 1924, el partido Wafd obtuvo 176 de los 214 escaños. De vuelta del exilio, Saad Zaghlul se convirtió en Primer Ministro. En 1927 surgió una nueva formación en el paisaje político egipcio: la Hermandad Musulmana, fundada por Hassan Al-Banna sobre el rígido modelo de los Ikhwan, la formidable fuerza utilizada por Abdel Aziz Ben Saud para unificar las regiones de la Península Arábiga que iban a convertirse en Arabia saudí.

En abril de 1936, cuando murió el rey Fuad, le sucedió su hijo Faruk, un joven príncipe aclamado por el pueblo. En agosto de ese mismo año, el Primer Ministro Moustapha Nahas, sucesor de Saad Zaghlul, que murió a la cabeza del Wafd, firmó el tratado angloegipcio en Londres. Este acuerdo de 20 años confirma la independencia de Egipto, pero da a Gran Bretaña el derecho a mantener tropas en la zona del Canal de Suez y el Sinaí, a utilizar el espacio aéreo egipcio y el puerto de Alejandría y a reocupar el país en caso de guerra. En 1937, Egipto se unió a la Sociedad de Naciones. Al año siguiente, Nasser cumple 20 años. Está a punto de alistarse en el ejército.

https://www.lesclesdumoyenorient.com/Gamal-Abdel-Nasser-1918-1970-l-homme-le-dirigeant-la-legende-1-3.html

(*) En los tiempos del Imperio Otomano, el kediva era una especie de virrey o pachá que gobernaba en Egipto

El desastre estratégico del imperialismo en Afganistán

Estados Unidos y los talibanes han alcanzado un principio de acuerdo para que el Pentágono retire sus tropas y las de la OTAN en un plazo de 18 meses. El acuerdo está pendiente de la ratificación del gobierno afgano.

Las negociaciones se están celebrando en Doha, Qatar, y los imperialistas se han roto los dientes, mientras los talibanes negocian desde posiciones de fuerza, sin ceder a ninguna de las demandas de Estados Unidos, cuya delegación encabeza Zalmay Khalilzad.

Ni la gigantesca maquinaria bélica estadounidense, ni el ejército que han creado en Kabul, ni las docenas de empresas mercenarias, ni 18 años de sangrienta guerra, ni los presupuestos militares gigantescos, ni las armas de última generación. Todo ha sido inútil. Los talibanes los crearon ellos, el invento se les volvió en su contra y ahora los necesitan para hacer frente a otros dos inventos: Al-Qaeda y el Califato Islámico.

La situación en Afganistán está completamente fuera de control y ha sido el representante de los talibanes en Doha quien puso los dos asuntos encima de la mesa desde el primer minuto. Primero, para empezar a hablar Estados Unidos tiene que sacar sus tropas del país. Segundo, la llegada de los yihadistas procedentes de Irak y Siria a bordo de aviones de carga y helicópteros de transporte estadounidenses y extranjeros que operan bajo la bandera de la ISAF, es decir, de la ONU, es decir fraudulentamente.

La chatarrería de Pentágono y la OTAN no sirve absolutamente para nada porque su invasión militar se basó en uno de los mayores fraudes políticos internacionales, las voladuras del 11 de setiembre de 2001, del que hicieron partícipe a la ONU.

La Guerra de Afganistán no ha ido a menos sino a más con el paso del tiempo. El mayor número de víctimas se produjo en 2017, con más de 10.000 muertos y heridos civiles. El total de víctimas en los 18 años de guerra supera los 100.000.

En el siglo XXI las guerra siguen siendo lo mismo de siempre: la continuación de la política por otros medios y a quien no tiene política, o no tiene más que engaños, no le pueden salvar las armas, ni los drones, ni los aviones, ni los misiles.

El fracaso no es sólo de Estados Unidos, ni de la OTAN, porque en la Guerra de Afganistán han participado nada menos que los 29 ejércitos más poderosos del mundo, entre ellos el español.

Afganistán no ha sido una guerra que “nadie ha podido ganar”, como titulaba El País; es una guerra que ha ganado Afganistán.

sábado, 26 de enero de 2019

Un carnicero asume la dirección del Golpe de Estado contra Maduro en Venezuela

Abrams, un carnicero del imperialismo
El Golpe de Estado contra Venezuela ya tiene un jefe, Elliott Abrams, un veterano de las intervenciones del imperialismo en Centroamérica en los ochenta.

Lejos de rectificar, con el nombramiento de Abrams, Trump intensifica su política golpista hacia el gobierno de Venezuela.

Abrams es un viejo perro de la Guerra Fría que trabajó para el senador demócrata Scoop Jackson contra la URSS, aunque luego cambió de bando; se pasó a los republicanos y tuvo su primer puesto político relevante tras la llegada de Reagan al poder.

Entonces desempeñó un papel central en la política imperialista en Nicaragua, Guatemala y El Salvador, por el cual fue acusado por Human Rights Watch y Amnistía Internacional de encubrir las atrocidades cometidas por los terroristas apoyados por Estados Unidos.

Participó en el escándalo “Iran-Contra”, junto con sus colaboradores Otto Reich, John Negroponte y Oliver North, durante la presidencia de Reagan. Fue condenado por ocultar información al Congreso sobre la ayuda a los contras, pero Bush le indultó.

Abrams presionó a los gobiernos vecino de Nicaragua para que apoyaran la presencia de los contras en su territorio. En 1986 viajó a Costa Rica para amenazar a su presidente, Óscar Arias, con cortarle la ayuda económica si impedía que los contras utilizaran una pista de aterrizaje en la localidad costarricense de Santa Helena.

Nicaragua llevó la injerencia imperialista al Tribunal Internacional de Justicia, que falló a su favor. Washington en un principio rechazó la decisión del Tribunal, pero terminó por aceptarla.

La matanza de El Mozote fue uno de los episodios más dramáticos de la guerra civil salvadoreña. Un batallón del ejército entrenado por militares estadounidenses asesinó a 800 civiles en diciembre de 1981. Semanas después, aparecieron las primeras noticias sobre la masacre en la prensa norteamericana. Abrams afirmó a una Comisión del Senado que se trataba de propaganda comunista y de incidentes manipulados por la guerrilla. Era su respuesta más habitual ante cualquier información sobre crímenes en Centroamérica.

En 2001, durante el gobierno de Bush, fue nombrado Ayudante Especial del Presidente y Director para Democracia, Derechos humanos, y Operaciones Internacionales en el Consejo de Seguridad Nacional.

Junto con Otto Reich, a año siguiente Abrams planificó el Golpe de Estado contra Chávez, quien fue secuestrado mientras el cabecilla de la oposición, Pedro Carmona, ocupaba la presidencia interinamente.

Los árabes se manifestan cerca de Raqqa contra un asesinato cometido por kurdos de las FDS

El miércoles centenares de árabes se manifestaron por las calles de Al-Mansur, cerca de Raqqa, para protestar por el asesinato de Ahmad Al-Zaban, cometido por las FDS porque el joven se negó a unirse a la milicia kurda.

El año pasado las FDS comenzaron a reclutar a la fuerza tropas compuestas por árabes para mantener la ficción de que no son  un duplicado de YPG. Además, el reclutamiento tiene por objeto reforzar la dominación política y militar de los kurdos sobre el noreste de Siria.

Durante las manifestaciones de Al-Mansur, los vecinos y los miembros de la tribu Al-Bujamis se enfrentaron a las FDS y quemaron su cuartel, lo que obligó a los kurdos a retirarse temporalmente de la ciudad.

Los vecinos exigen que las FDS entreguen a los responsables involucrados en el crimen. A principios de esta semana, varias tribus que viven en la orilla oriental del Éufrates también organizaron manifestaciones para pedir a Rusia y al gobierno de Damasco que arreglen los puentes, destruidos por los bombardeos de Estados Unidos.

La destrucción de puentes es una de las herramientas utilizadas para prevenir el movimiento de personas y de mercancías entre las zonas controladas por las FDS y las controladas por el gobierno.

Las FDS mantienen a la región aislada del resto de Siria y sostienen una campaña de propaganda a gran escala afirmando que el gobierno de Damasco impide el regreso de la población a sus casas.

Los kurdos han hecho progresos importantes en la lucha contra el Califato Islámico en concentraciones cercanas a la frontera irakí. Han capturado las aldeas de Al-Baghuzuz Al-Fawqani y Shajlah y avanzan hacia las posiciones del Califato Islámico en Murashida. Cuando esta aldea caiga en manos de las FDS, la concentración del Califato Islámico estará oficialmente eliminada.

Según fuentes kurdas, más de 5.100 personas han huido de las zonas controladas por el Califato Islámico y al menos 500 de ellas, que eran miembros de la milicia terrorista, se rindieron a las FDS.

viernes, 25 de enero de 2019

La insurrección obrera provoca la bancarrota de los sindicatos ‘blancos’ en el norte de México

Fernando Acuña Piñeiro

¿Qué hay atrás de la insurrección obrera en Matamoros, donde los viejos mecanismos del charrismo (*) y los sindicatos blancos favorecedores del amasiato entre empresarios y las cúpulas cetemistas (**) está en plena crisis? Se ha roto el tradicional control. ¿Hay nuevas reglas del juego?

Una ley aprobada, en septiembre del 2018, por la Cámara Alta del senado, parece ser la guillotina que marca el final de la monarquía de la corrupción laboral. Mejor dicho, de los cochupos entre líderes sindicales y empresarios maquiladores, en la frontera tamaulipeca.

Lo que ocurre actualmente en el conflicto obrero-patronal de Matamoros, es apenas la punta del iceberg, de un proceso irreversible, generado desde la propia Organización Internacional del Trabajo, misma que mediante el llamado Convenio 98, abre la puerta a la formación de sindicatos independientes que luchen por mejores salarios, ante la sobre explotación de los trabajadores de la maquila, a nivel global.

La nueva ley que cambia las reglas del juego en el tablero del capitalismo mexicano, fue aprobada por la nueva mayoría morenista de la LXIV legislatura, el pasado 20 de septiembre, apenas poco más de dos semanas de haber iniciado sesiones, provocando de inmediato la airada reacción de los organismos patronales en el país. Especialmente del Consejo Coordinador Empresarial.

Sin embargo, la vuelta de tuerca, mediante la cual, se estaría cerrando la puerta a los arreglos a trasmano, o por abajo del agua entre los lideres sindicales, no es un asunto que surge del obradorismo. Es más bien un instrumento legal de la Organización Internacional del Trabajo, (OIT), que busca poner freno a la competencia económica de países como Vietnam, cuyo alto nivel de desarrollo se da a costa de pagarle, sueldos miserables a sus obreros.

El mencionado Convenio 98, respiraba desde hace casi siete décadas, en la categoría del ya merito, y se traduce como un Convenio de Sindicalización y Negociación colectiva, encaminada a dotar a los trabajadores de protección legal. Todo ello ante los actos injustos y discriminatorios, especialmente por parte de los gremios cetemistas acostumbrados a sacar buenas tajadas económicas, a cambio de defender a las empresas y arrumbar los intereses obreros.

Hablamos ni más ni menos que de un instrumento legal, que liquida a los sindicatos blancos, y prohíbe tajantemente los llamados contratos de protección, mediante los cuales, los liderazgos sindicales firmaban convenios con los empresarios, para favorecer sus intereses, a cambio de sobornos, o como se dice coloquialmente, jugosas “mordidas”.

Otro de los compromisos de los países firmantes del Convenio 98 de la OIT, es el que ordena a sus respectivos gobiernos a garantizar la efectiva aplicación de las leyes laborales. Pero sin intervenir en la vida interna de los sindicatos.

Tal vez por ello, en su conferencia mañanera de ayer miércoles, y ante pregunta expresa, (sobre el caso Matamoros), el Presidente de la república Andrés Manuel López Obrador dijo que no le compete a su administración, meterse en la vida sindical, pero informó que se buscará, en el caso concreto, llegar al acuerdo y a la conciliación.

Suceda lo que suceda en el desenlace del tema obrero patronal de Matamoros, las cosas ya no serán las mismas. El cacicazgo cetemista de Juan Villafuerte Morales, está en declive, y bastaría la más leve intervención de las autoridades federales competentes, para que se destapara la cloaca de los cientos de millones obtenidos por la dirigencia cetemista, en sus pactos de complicidad con las empresas. Las masas obreras han rebasado los viejos esquemas del control sindical, y se han lanzado contra el desgastado cacicazgo de Villafuerte.

Todo lo anterior, a cambio de dejar hacer y dejas pasar, los bajos salarios y demás abusos contra los obreros. El sindicalismo blanco, ha sido colocado en el cadalso, por el movimiento proletario en el norte de Tamaulipas. Habrá que ver como evoluciona y concluye el conflicto, y cuales serán sus repercusiones.

Para concluir, no es ocioso analizar el factor de la Secretaría del Trabajo del gobierno estatal panista, cuya titular María Estela Chavira, llegó a dicho puesto por la vía del amiguismo y de las cuotas de poder, pero sin tener la más mínima noción sobre las relaciones obrero-patronales y su marco normativo correspondiente. Es una improvisada, comentan especialistas en el tema.

Esta es una de las causas, por las cuales la actual Secretaria del Trabajo, no ha intervenido, y se empeña en alegar que dicho conflicto no le corresponde. Se dice que, ella y sus funcionarios, muchos de ellos recomendados reynosenses, que solo llegaron a la Secretaría del Trabajo, para holgazanear, no saben que hacer, pues carecen de preparación en la materia.

Actualmente, la combinación de la inexperiencia e incapacidad de la Secretaría del Trabajo que preside María Estela Chavira, con la soberbia y oídos sordos de la dirigencia cetemista en Matamoros, a cargo de Juan Villafuerte, mantiene en vilo la industria maquiladora matamorense.

Desde ayer circularon versiones en el sentido de que, se le habría caído la candidatura a la diputación local a Arturo Soto, después de que, presuntamente trae un abultado expediente que lo volvería vulnerable ante el gobierno federal y sus adversarios  de MORENA. El plan B de Palacio, se dijo, podría ser el empresario que trabaja en la COMAPA, Miguel Mansur, aunque esto aun no se ha confirmado.

De ser ciertos los rumores, el Subsecretario de Finanzas tendría el hombro de su antigua protectora Margarita Zavala para llorar, y al mismo tiempo alejarse del PAN, para reagruparse en el nuevo partido LIBRE, franquicia política del matrimonio calderonista. A propósito, habrá que ver, si Soto reconoce que fue el matrimonio ex presidencial, quien lo sacó de su pobreza económica, para ponerlo en las aduanas, de donde emergió ya como un nuevo rico.

http://www.hoytamaulipas.net/notas/369780/Matamoros-y-el-derrumbe-de-los-sindicatos-blancos.html

(*) El charrismo es un término que apareció en México a finales de los años cuarenta del siglo pasado para aludir a una especie de corporativismo o connivencia entre el gobierno, las empresas y los sindicatos.

El 21 de julio de 1948 el Secretario de Hacienda, Ramón Beteta canceló la paridad del peso con respecto al dólar, lo que provocó una fuerte devaluación del peso mexicano. Los dirigentes sindicales más importantes convocaron una huelga general, además de movilizaciones y una manifestación de protesta, en el Distrito Federal contra la política económica del gobierno.

Nunca se llevó a cabo. El 28 de septiembre Jesús Díaz de León, alias “El Charro”, con el apoyo del gobierno presentó ante la fiscalía una denuncia contra los dirigentes sindicales acusándolos de desfalco. Fueron inmediatamente detenidos y sometidos a un “juicio” plagado de irregularidades.

Los sindicatos relataron lo que había ocurrido y destituyeron al “Charro”. A su vez, éste asalta con cientos de policías los locales sindicales y el gobierno ordena la detención de los dirigentes sindcales. Así se inició la subordinación de los sindicatos mexicanos al gobierno y al capital.

(**) En México se llama “cetemista” a lo relativo al sindicato CTM (Confederación de Trabajadores de México), una mafia sindical podrida hasta la médula.

Más información:
- Rebelión obrera en las maquildoras de la frontera de México con Estados Unidos
- La mayor mina subterránea de México ha permanecido cerrada 11 años a causa de una huelga

Venezuela: ¿cuándo empezarán los bolivarianos a dar golpes de Estado en lugar de recibirlos?

Juan Manuel Olarieta

Después de 1945 en todo el mundo el imperialismo (Estados Unidos, sus universidades, su prensa) ha reducido el lenguaje político al mínimo: si hay o no hay democracia. Un lenguaje mínimo es expresión de un pensamiento mínimo, es decir, muy fácil de inculcar en amplias masas de la población. Pero además de fácil, también se aprende rápido; no requiere matices engorrosos.

Su efecto es reduccionista: un lenguaje mínimo empobrece absolutamente la capacidad de argumentar y de discutir políticamente.

El minimalismo político es aún mucho más contundente, alcanzando lo cutre, cuando el discurso se polariza en torno al dilema de democracia o dictadura. A partir de que un país o gobierno no es una democracia, como Corea del norte, se producen varios daños colaterales.

El primero es que una dictadura se convierte en un país que no interesa nada a nadie. Aunque todo lo demás lo haga bien, el mundo le desprecia porque no es democrático. En la actualidad eso es lo único fundamental e importante, mucho más que alimentar a la población, que tenga vivienda, educación, sanidad... Es más, muchos de los gobiernos etiquetados como dictaduras se caracterizan por preocuparse de asuntos que no tienen que ver con la democracia.

Segundo, de una dictadura es posible decir cualquier imbecilidad y no quedar mal. Un tertuliano, por ejemplo, no parece gilipollas, sino todo lo contrario, cuado habla mal de dictaduras, como Corea del norte, Siria, Irán o Venezuela. Los que parecen imbéciles son los demás que defienden a países o gobiernos indefendibles.

Tercero, las imbecilidades sobre las dictaduras y los dictadores proliferan, incluso se hacen chistes (“¿Por qué no te callas”) y el país y el gobierno se convierte en un tópico del que todos pueden hablar sin saber nada.

Cuarto, desde 1945 todos presumimos de demócratas, casi nadie propone ni defiende a ninguna dictadura. “¿Dictadura? ¡Ni la del proletariado!”, decía el PCE en la transición.

A partir del simplismo, hay que seguir simplificando todavía más. Para dar o quitar la etiqueta democrática a un país o gobierno es suficiente con un único motivo: tiene que haber más de un partido, los partidos tienen que alternar entre ellos y el alterne depende de elecciones.

La falta de alternancia es sospechosa. Si los que están duran mucho en el cargo lo más probable es que no sea porque lo hagan bien sino porque no hay democracia.

Lo que haga tal o cual partido una vez que ha ganado las elecciones no es culpa del partido sino de que la gente es gilipollas, elige mal, toma decisiones equivocadas. Si en 1982 el PSOE sacó diez millones de votos prometiendo no meter a España en la OTAN, la culpa del ingreso no es del PSOE sino de esos diez millones que les votaron. ¿Acaso no sabían que les iban a engañar?

Pero el PSOE lo hizo todo bien, limpiamente, impecable, con elecciones y reféréndum. Tampoco importa que luego nadie respetara las condiciones del referéndum, es decir, que el PSOE se burlara de los millones de votantes que aceptaron el ingreso (y ya no digamos los que votaron en contra).

Por lo tanto, para evitar engaños, no basta con las elecciones sino que, además, deben ser “limpias”. Por ejemplo, si el gobierno mete a sus oponentes políticos en la cárcel, como hace España, por ejemplo, las elecciones no son “limpias”.

Por lo tanto, ¿por qué España pasa la prueba del algodón y otros países no son democráticos, aunque tengan elecciones? Porque son los demás los que te aprueban o te suspenden, como en el instituto. De ahí que, cuando un gobierno está bajo sospecha, los imperialistas mandan “observadores internacionales”, lo cual es otra diferencia importante: en una dictadura uno se avala a sí mismo; en una democracia quienes te avalan son los demás.

La “comunidad internacional” no envía observadores a España, por ejemplo, para calibrar la calidad de unas elecciones y comprobar si los candidatos pueden hacer campaña libremente (si hay libertad de expresion) o, por el contrario, si los han metido en la cárcel. Cuando en unas elecciones hay observadores hablamos de la segunda división de la democracia; tenemos sospechas, dudas...

Por eso los miran con lupa y no les permiten cosas que son corrientes en la primera división. Eso permite discriminar y normalizar lo anormal: exactamente lo mismo que convierte a España en una democracia, a cualquier otro país sospechoso lo convierte en dictadura.

La gente cutre y gregaria no va más allá; no se preocupa de exquisiteces del tipo: veamos quiénes son esos observadores, ¿serán neutrales?, ¿quién los envía?, ¿con qué propósito?, ¿quién les paga sus gastos?, ¿qué manual de limpieza electoral manejan?

Si alguien observa a los observadores pone en tela de juicio a la “comunidad internacional”, a organismos y personas de los que nadie puede dudar porque son la quintaesencia, la primera división de la democracia, como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, la OEA, la OSCE, Zapatero, Jimmy Carter...

Ahora bien, con Venezuela se puede hacer una excepción que los cutres pasan por alto. El gobierno bolivariano ha ganado más elecciones que muchos otros del mundo y de la historia reciente pero, además, también ha superado más golpes de Estado que ninguno, por lo que yo me pregunto lo siguiente: ¿cuándo veré un golpe de Estado de los bolivarianos?, ¿cuándo meterán a la cárcel a esa chusma de criminales golpistas con una cadena perpetua no revisable?

Los bolivarianos están acomplejados por algo que “los otros”, que son sus enemigos precisamente, no van a hacer nunca, como lo vienen demostrando desde siempre: no les van a conceder la etiqueta de la democracia, como tampoco se la van a conceder a Corea del norte. En este mundo el que reparte las medallas es el general, no la tropa de línea. Los jefes dicen lo que es y lo que no es, y los demás a callarse la boca.