lunes, 24 de septiembre de 2018

Rusia suministrará a Siria misiles antiaéreos SS-300 para defender de los ataques aéreos israelíes


Es algo que nos preguntábamos en nuestra entrada de ayer y esta misma mañana hemos obtenido la respuesta que cabía esperar: en un plazo de dos semanas Rusia suministrará misiles antiaéreos SS-300 a Siria para que pueda defenderse de los ataques aéreos israelíes, como el que lanzó la semana pasada contra el noroeste del país árabe.

”Las fuerzas armadas sirias recibirán en un plazo de dos semanas un sistema de misiles antiaéreos SS-300, capaz de interceptar medios de ataques aéreos a una distancia superior a 250 kilómetros y atacar simultáneamente varios objetivos”, dijo el ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, en una declaración.

Shoigu dejó claro que la decisión de dotar a Siria con los SS-300 se toma en represalia por el ataque aéreo israelí contra instalaciones sirias que hace una semana derribó un avión militar ruso con 15 ocupantes a bordo.

Pero lo interesante de la declaración llega cuando Shoigu precisa: “Quiero subrayar que en 2013 habíamos suspendido el suministro de los SS-300 a Siria a petición de la parte israelí. Ahora la situación ha cambiado, y no por nuestra culpa”.

Un año antes del inicio de la guerra, en 2010 Rusia se había comprometido a entregar las baterías SS-300, lo que suspendió en 2013, en plena guerra.

Actualmente, Rusia tiene desplegados los SS-300 alrededor de la base naval de Tartous y los SS-400 en la base aérea de Hmeimimim, en el oeste.

Además, el ejército ruso ha suprimido los radares y los sistemas de comunicación de la aviación militar que opera en las zonas del Mediterráneo próximas a las costas sirias, es decir, en el este.

Es una advertencia claramente dirigida contra Israel porque la aviación estadounidense, británica y francesa opera principalmente en el este.

Rusia espera que la llegada de los SS-300 a Siria “enfríe las ‘cabezas calientes’ contra actuaciones que ponen en peligro a nuestros militares”, afirmó Shoigu, en otra clara advertencia a Israel. ”De lo contrario nos veremos obligados a reaccionar según la situación”, recalcó.

Nada más conocerse la declaración, Netanyahu ha llamado por teléfono a Putin para prevenirle contra la transferencia a Siria de “armas sofisticadas”, al tiempo que amenaza con que Israel “seguirá defendiendo sus intereses en la región”.

Los misiles SS-300, muy superiores a los Patriot estadounidenses, permitirán a Siria hacer frente a un ataque aéreo israelí o estadounidense con cazas de la clase Stealth, helicópteros, bombarderos y misiles balísticos.

Las baterías, que tienen un alcance de hasta 250 kilómetros, pueden permitir a Siria desplegar un invulnerable escudo antimisiles para defender sus infraestructuras vitales ante cualquier ataque exterior.

Más información:
- Es la OTAN quien ha derribado en Siria al avión de reconocimiento ruso Il-20
- Rusia niega oficialmente que el derribo de su avión sea obra de la OTAN 

1 comentario:

  1. Es incomprensible que,estando en guerra contra la OTAN en Siria,Rusia no administrase los SS-300 en 2013,cuando estaba previsto.Si lo hubiese hecho entonces, la situación seria otra,la guerra quizá ya habria acabado, y el prestigio de Rusia en el mundo seria mayor.

    ResponderEliminar