domingo, 15 de julio de 2018

Minority Report(6): cómo detener a los futuros manifestantes antes de que cometan actos violentos

Francia es uno de los países pioneros en tecnologías de vigilancia digital. Lleva varios años legislando para permitir a la policía y el espionaje controlar y capturar los intercambios digitales de los ciudadanos de manera administrativa, sin el control de ningún juez.

La universidades están involucradas a fondo en el perfeccionamiento de los sistemas de control y se han creado varias empresas especializadas en la exportación de esos sistemas a todo tipo de regímenes represivos de los cinco continentes: “cajas negras” para los proveedores de acceso a internet, sondas en los cables submarinos, sistemas silenciosos de interceptación de comunicaciones, programas informáticos inteligentes de análisis morfológico.

La empresa francesa Safran es pionera en biometría y en 2016 vendió a la policía un programa informático de detección de sospechosos llamado “Morpho Video Investigator”. A la policía holandesa le vendió otro parecido, “Morpho argus”, de análisis facial con la capacidad predictiva de la llamada “inteligencia artificial”.

El espionaje y la policía francesesa aplican de manera rutinaria las técnicas de vigilancia digital, identificación y análisis predictivo. Lo que faltaba es el despliegue masivo de las últimas herramientas de reconocimiento facial, pilotadas por la inteligencia artificial.

El Ministro del Interior francés, Gérard Collomb, ha dicho que la inteligencia artificial permite identificar en medio la multitud a las personas con “comportamientos extraños”. El reconocimiento facial “inteligente” es una necesidad para la identificación en tiempo real de las personas a través de la red de cámaras de tráfico. Han dotado a la policía de tabletas y cámaras de vídeo conectadas al nuevo archivo biométrico TES, una base de datos en la que está casi toda la población francesa: 60 millones de personas (*).

El Ministerio quiere explorar vías tecnológicas predictivas para perseguir a los “manifestantes violentos”. La policía han identificado algunos dirigentes y, seguramente, también hay pequeños grupos bastante estructurados detrás de ellos, y la prevención debería ser posible. Se trata de detener a los futuros manifestantes antes de que se cometan actos violentos utilizando cámaras inteligentes para identificar a las personas con comportamientos sospechosos.

Los aparatos represivos del Estado muestran mucho interés por el desarrollo de la inteligencia de reconocimiento artificial de imágenes y las nuevas tecnologías de “inteligencia artificial”. El CNRS, equivalente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha firmado un acuerdo con la Dirección de Inteligencia Militar (DRM) que así lo confirma.

Fabrice Boudjaaba, Subdirector Científico del Instituto de Ciencias Humanas y Sociales del CNRS, lo ha reconocido: “La investigación sobre el reconocimiento automático de imágenes es de particular interés para la inteligencia militar. De hecho, su principal problema de inteligencia hoy en día no es la falta de información, sino la sobrecarga de información que puede abrumar y, en última instancia, paralizar la herramienta de inteligencia”.

Los abogados y defensores de los derechos humanos se echan las manos a cabeza: ¿cómo podemos aceptar, en una democracia, la detención de personas sin que hayan cometido un delito, sino sólo porque las máquinas las han identificado, identificado y analizado de manera predictiva como futuros alborotadores?, ¿Se puede registrar a masivamente a la población y dejar que los policías informáticos procesen los datos biométricos relacionados con ella?, ¿es compatible la vigilancia del Estado mediante el reconocimiento facial y la identificación con el respeto de las libertades públicas y el derecho fundamental a la intimidad?, ¿qué garantías tiene la población de que los datos biométricos específicos de cada uno de ellos no se utilizarán para prevenir o reprimir la expresión política o la protesta social?

Deberían empezar a pensar que todo este tipo de “nuevas técnicas informáticas” no son tales sino uno de los varios rostros del fascismo puro y duro de nuevo cuño.

(*) https://information.tv5monde.com/info/le-gouvernement-officialise-la-constitution-d-un-fichierbiometrique-de-60-millions-de-francais

No hay comentarios:

Publicar un comentario