lunes, 30 de julio de 2018

El Parlamento serbio crea una base de datos con los crímenes cometidos por los kosovares


La semana pasada en la aldea de Staro Gracko se recordó que hace 19 años tuvo lugar una brutal masacre contra 14 campesinos, mujeres y niños serbios. Los asesinos aún no han sido encontrados.

El Comité Parlamentario Serbio para Kosovo y Metohija ha creado una base de datos única que contiene toda la información sobre los crímenes cometidos por miembros de UÇK (Ejército de Liberación de Kosovo), independientemente de la filiación nacional de las víctimas.

En cooperación con la Fiscalía Especial, inicialmente se creó un grupo de trabajo del comité Kosovo-Metohija que recogió hechos y pruebas de los crímenes cometidos por UÇK entre 1998 y 2000, durante y después de la guerra de Kosovo. Los documentos confirmaban que habían cometidos crímenes e identificaron a los posibles sospechosos.

El presidente del comité, Milovan Drecun, dijo que por primera vez se había reunido toda la información en poder de los servicios de seguridad y las instituciones públicas de Serbia.

Drecun informó de los resultados de la investigación a Miroslav Jenca, Secretario General Adjunto de Asuntos Políticos de la ONU, que sólo podrá publicar el documento una vez que las acusaciones se hayan notificado a los miembros del UÇK por cometer masacres, limpieza étnica y otros crímenes de guerra.

Entre las acusaciones figuran la masacre de Klecka, donde fueron asesinados 22 civiles serbios, los asesinatos de los sacerdotes ortodoxos Khariton y Stephen en Prizren y el asesinato de campesinos serbios en la aldea de Staro Gracko.


2 comentarios:

  1. Yo hablé con yugoeslavos, tanto serbios como croatas y bosnios, compañeros de trabajo, trabajando en el extranjero. Todos me dijeron que durante el socialismo la vida en Yugoeslavia era muy buena: según uno de ellos podías dormir tranquilo en un parque con la paga del mes en el bolsillo, sabías que nadie te iba a hacer nada. La delincuencia no estaba tolerada, todo lo contrario que en cualquier régimen capitalista, donde un cierto nivel de delincuencia es necesario para que llevemos nuestro dinero...al banco, que son más ladrones que los que van con ganzúa por ahí, si no que se lo pregunten a todos aquellos a quienes se les volatilizaron los ahorros en alguna parte del ciclo D-M-D-M-D-M...También me contaron que si deambulabas por la calle la policía te enviaba a un sitio donde te iban a dar trabajo al día siguiente, cosa también imposible en cualquier régimen capitalista, donde un ejército de parados es necesario para someternos a los obreros a presión y hacernos aceptar casi cualquier tipo de condición en el trabajo.
    Yugoeslavia fue un proyecto maravilloso, en el cual un país era realmente independiente, y usaba sus recursos para desarrollarse sin permitir la explotación de potencias extranjeras, y además cuidaba a sus ciudadanos en un régimen socialista: educación, vivienda, sanidad...Precisamente por ese motivo fue destruida, separada y repartida. Tras la guerra Los burgueses alemanes y franceses compraron las empresas más rentables, y los italianos terminaron por transladar la producción de Fiat a Serbia. Si queremos ver a los auténticos criminales debemos mirar fuera de Yugoeslavia, aunque es cierto que actuaron a través de las debilidades internas, hay que analizar por qué ellos mismos no defendieron su unidad: pero todos ellos me decían que en aquellos tiempos no existían antagonismos nacionales agudos, nadie sabía quién era croata o serbio ni tan siquiera le s importaba saberlo, luego estos antagonismos que surgieron debían ser reflejo, aparte del reparto imperialista de Yugoeslavia, de algún otro fenómeno, como el reparto del país entre una nueva burguesía, o tal vez no tan nueva, pues el socialismo de Tito siempre fue bastante criticado, amén de todas las cosas buenas que trajo para los Yugoeslavos, pero es cierto que algún fallo interno tuvo cuando no se defendió con uñas y dientes en los años 90. En cuanto a los Albaneses de Kosovo a principio del siglo XX eran algo así como el 10% de la población de Kosovo. A finales de los años cuarenta, después de una guerra civil en Albania, abrieron la frontera para dejar pasar a un flujo de refugiados, y después la mayor natalidad de los albaneses hizo el resto, con la puntilla de la guerra de Kosovo donde hubo Serbios que tuvieron que salir de Kosovo.

    ResponderEliminar
  2. En cualquier caso a la burguesía de EEUU le viene muy bien tener un portaaviones en medio de europa. El resto ya lo conocemos: las empresas más rentables en manos extranjeras, un balón de oxígeno para exportar el capital de potencias moribundas, y un país débil y manipulable, sin ninguna posibilidad de tener una política propia.

    ResponderEliminar