lunes, 9 de julio de 2018

Alemania: la complicidad de la policía con los neonazis asegura la impunidad de los terroristas

La neonazi alemana Beate Zschäpe
El miércoles concluyó en Alemania el juicio contra la terrorista neonazi Beate Zschäpe y cuatro miembros más de la NSU (Clandestinidad Nacionalsocialista), que conmocionó al país por el asesinato de nueve inmigrantes y una policía, pero también por la impunidad con la que actuaron.

El juicio se ha alargado durante más de cinco años, en el que se han celebrado 437 sesiones desde que comenzara el 6 de mayo de 2013.

A lo largo de las sesiones ha quedado en evidencia que la policía alemana encubre los crímenes nazis. Entre 1998 y 2011 les permitió actuar con total impunidad, a pesar de que estaban fichados. Estando Zschäpe ya en la cárcel, las actas policiales relacionadas con los nazis fueron destruidas, lo que provocó una cascada de dimisiones y una reestructuración de los servicios de inteligencia.

Durante 13 años, la policía no investigó nunca la trama neonazi y atribuyó los asesinatos a “ajustes de cuentas entre inmigrantes”
.

La mujer, de 43 años, es considerada la única superviviente de la NSU, cuya existencia salió a relucir en noviembre de 2011 a raíz de la muerte de Böhnhardt y Mundlos, que se suicidaron en una furgoneta al verse acorralados por la policía tras cometer un atraco fallido.

Zschäpe se entregó dos días después de hacer saltar por los aires la casa que compartía con Bönhardt y Mundlos en Zwickau (este del país), donde la policía se incautó de abundantes pruebas inculpatorias.

Entre 1998 y 2011 los nazis asesinaron a nueve pequeños comerciantes -ocho turcos y un griego- y una policía, en distintos puntos de Alemania. Además, cometieron tres atentados con bomba que dejaron 32 heridos y quince atracos a bancos para financiarse.

La fiscalía pide la cadena perpetua para Zschäpe, a la que considera coautora de esos delitos.

La prensa llegó a acuñar el término de “asesinatos del döner“, en referencia a los establecimiento de comida rápida que venden esta especialidad y que están regentados normalmente por ciudadanos de origen turco, para referirse a los nueve ataques mortales antes de que se conociera a los autores de lo mismos.

“Asesinatos del döner” fue elegido “palabro” del año 2011 en Alemania por un jurado de lingüistas de la Universidad Técnica de Darmstad, tras conocerse que las acciones habían sido cometidas por una célula terrorista neonazi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario