viernes, 1 de junio de 2018

Turquía amenaza a la OTAN con el cierre de la base aérea de Inçirlik

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, asegura que su gobierno tiene derecho a impedir que Estados Unidos acceda a la base aérea de Incirlik, debido a la política hostil de Washington.

“Estamos tratando de normalizar las relaciones con Estados Unidos. Para que mejoren, Estados Unidos debe tomar medidas contra Manbij, extraditar a Gulen y otros sospechosos, y como no han hecho nada de esto, nuestro pueblo dice que cerremos las bases de Incirlik y Kurecik”, dijo Cavusoglu en una entrevista a la cadena A Haber TV.

Sin embargo, destacó que Turquía tiene una hoja de ruta coordinada con Estados Unidos para resolver el problema de Manbij. “Pero si no hay esperanza, al final Turquía demostrará su fuerza. Somos un país independiente y, de una manera u otra, tomaremos medidas a nuestra discreción”, dice.

Turquía ha acusado repetidamente a Estados Unidos de violar su promesa de retirar a los combatientes kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG) en la ciudad de Manbij, en el norte de Siria. Las milicias de YPG arrebataron la ciudad a los terroristas del Califato Islámico en junio de 2016.

YPG es la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que no sólo Ankara sino también Washington, reconocen como una organización terrorista. Aunque Washington reconoce al PKK como una organización terrorista, apoya y coopera directamente con YPG en Siria. Ha sido una de las razones fundamentales por las que las relaciones entre Washington y Ankara han colapsado en los últimos años, a pesar de ser no sólo aliados de la OTAN, sino también dos de sus miembros más importantes.

Las tensiones también alcanzaron su punto máximo en octubre, cuando Turquía detuvo a un funcionario del consulado estadounidense por sus vínculos con el religioso exiliado Fethullah Gulen, a quien Ankara culpa del intento de golpe de Estado de 2016. Turquía criticó a Estados Unidos por negarse a extraditar a Gulen. Otros gobiernos occidentales han criticado a Turquía por la represión posterior al golpe.

Extraoficialmente el gobierno turco también responsabiliza a Estados Unidos por el intento de golpe y vincula a Gulen con la protección de que disfruta en Estados Unidos.

Durante mucho tiempo Estados Unidos ha utilizado a Turquía como barrera, contra primero contra la URSS y luego contra Rusia. Sin embargo, a partir de 2016, tras el fracaso del golpe, Turquía inició un cambio que expresa su poder y su papel como potencia regional. Ankara ha dado un giro y salir de la esfera directa de la manipulación estadounidense. Desde entonces, hay una mayor cooperación entre Turquía y Rusia en una serie de cuestiones, desde los mercados energéticos hasta la resolución final del conflicto en Siria, con la que Turquía se comprometió inicialmente por el lado proamericano.

https://www.fort-russ.com/2018/05/will-turkey-shut-down-natos-incirlik-air-base/

No hay comentarios:

Publicar un comentario