domingo, 10 de junio de 2018

Los fascistas ucranianos están atacando los campamentos de gitanos con la complicidad de la policía

El 7 de junio, miembros de la milicia fascista Druzhyna destruyeron un campamento gitano en el parque Holosiyivskiy de Kiev.

Druzhyna es una milicia formada en enero por veteranos nazis del Batallón Azov que ejercen labores parapoliciales al amparo del gobierno de Kiev.

El ataque es el cuarto incidente de este tipo provocado por los milicianos fascistas en las últimas seis semanas.

Los fascistas atacaron el campamento a primera hora de la mañana e intimidaron a una mujer que vivía allí. La escena fue filmada por el grupo y publicada en su página de Facebook.

La milicia emitió un ultimátum en su perfil para que los gitanos abandonaran el campamento en 24 horas o, en caso contrario, serían expulsados a la fuerza.

“Cuando la policía no actúa, la Druzhyna Nacional toma el control de la situación”, escribieron los matones.

La milicia no esperó el plazo. Horas más tarde, unas dos docenas de fascistas regresaron al campamento para destruirlo y acosar a las pocas mujeres gitanas que quedaban allí.

El ataque fue retransmitido en directo en la página de Facebook de los matones. La grabación mostraba a los criminales con camisetas adornadas con las insignias del grupo destruyendo las casas improvisadas del campamento con hachas y martillos.

Luego el vídeo fue eliminado de Facebook.

Una versión más completa de 12 minutos del asalto fue subido a YouTube por EuroMaydan, un grupo político nacido del Golpe de Estado de 2014.

En un momento del vídeo aparecen los fascistas burlándose de una gitana y un niño que huían con sus pertenencias, preguntando si planeaban comerse a un perro cercano. “Escucha: ¿comes perros?”, dice uno de los fascistas. Luego, otro menosprecia a una mujer que intenta recoger sus pertenencias de los escombros, afirmando que sus acciones podían ser aceptables “en la India pero no aquí”.

Al final del vídeo aparecen policías ucranianos uniformados que conversan tranquilamente mientras los fascistas terminan su incursión. Con la policía mirando, más de una docena de matones posan juntos con el grito de “¡Gloria a la nación! ¡Muerte a los enemigos!”

La portavoz de la policía de Kiev, Oksana Blyshchik, mintió. Dijo a Hromadske TV que el grupo gitano ya había huido del campamento cuando llegaron los fascistas, lo que el vídeo contradice claramente.

A última hora del jueves la policía ucraniana dijo en un comunicado que había abierto un proceso penal contra lo que calificó como un caso de “gamberrismo”. “Todos los participantes activos en este evento serán identificados y llevados ante la justicia”, prometió la policía.

En mayo los matones fascistas atacaron un campamento gitano en el oeste de Ternopil, que siguió a la quema de otro en el pueblo cercano de Rudne, en la región de Lviv.

En abril miembros del grupo fascista C14 persiguieron a un grupo de gitanos en su campamento en la reserva natural de Lysa Hora, en Kiev. Atacantes enmascarados les lanzaron piedras y rociaron con gas, mientras perseguían a aterrorizados hombres, mujeres y niños gitanos de un asentamiento improvisado.

Como es habitual la policía no hizo nada hasta que un vídeo del ataque se difundió por internet, lo que les obligó a abrir una investigación que no ha conducido a ninguna parte.

https://www.rferl.org/a/ukraine-far-right-vigilantes-destroy-another-romany-camp-in-kyiv/29280336.html

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario