viernes, 15 de junio de 2018

Estados Unidos suspende todos los vuelos de sus aviones estratégicos tras el accidente de uno de ellos

Tras el reciente incidente con el bombardero B-1B Lancer, la Fuerza Aérea de Estados Unidos ha decidido suspender temporalmente todos los vuelos de sus aviones estratégicos por razones de seguridad.

El 1 de mayo la tripulación de un B-1B Lancer tuvo una emergencia y decidió abandonar la aeronave, pero no lo pudo hacer debido a un fallo del sistema de eyección, por lo que la aeronave hizo un aterrizaje de emergencia en Midland, Texas.

Dado el peligro potencial para los pilotos, se decidió suspender todos los vuelos del B-1B Lancer a partir del 7 de junio. Sin embargo, no se especificó cuándo volverían los bombarderos estadounidenses al cielo.

Vladimir Scherbakov, columnista de Nezavisimoe Voennoe Obozrenie, asegura que la aviación estratégica en Estados Unidos atraviesa una crisis general. Estados Unidos también tiene B-52H y B-2A, pero “los primeros son demasiado viejos y lentos, mientras que los segundos son demasiado caros para ser utilizados en operaciones en las que la existencia de Estados Unidos como estado independiente no está en peligro”.

En definitiva, Estados Unidos debe adaptar sus operaciones y obligaciones a su situación presupuestaria real. Scherbakov también señala que el B-2A corre el riesgo de sufrir un accidente como el de 2008, cuando el avión fue consumido por un gran incendio poco después del despegue.

Es una tendencia alarmante de la Fuerza Aérea. En los últimos cinco años el número de accidentes ha aumentado en un 39 por ciento y supera los 5.500. Los vuelos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos no son seguros, lo que influye en la preparación psicológica de los pilotos.

Fuentes de la Fuerza Aérea estadounidense han asegurado a la CNN que la suspensión de vuelos no afectará las operaciones militares en Irak, Siria y Afganistán.

Los bombarderos estratégicos B-1B Lancer fueron encargados en 1986 y son capaces de llevar una carga mayor que cualquier otro avión militar estadounidense.

Es el principal avión de la flota de bombarderos de largo alcance de la Fuerza Aérea estadounidense y en abril de este año participó en ataques contra instalaciones militares y científicas en Siria, junto con el Reino Unido y Francia.

https://www.fort-russ.com/2018/06/pentagon-loses-half-of-its-strategic-planes-in-1-day-whats-up/

No hay comentarios:

Publicar un comentario