miércoles, 11 de abril de 2018

Un grupo de ataque naval de la Marina de Guerra de Estados Unidos zarpa hacia el Mediterráneo

Un grupo de ataque naval de la Marina de Guerra de Estados Unidos, capitaneado por el portaviones Harry Truman, se dirige hacia el Mar Mediterráneo, informa el periódico Stars and Stripes.

La agrupación naval incluye el crucero Normandy, así como los destructores Arleigh Burke, Bulkeley, Forrest Sherman y Farragut. Más tarde, se les unirán los destructores Jason Dunham y The Sullivans.

De momento, se desconoce el objetivo de esa misión norteamericana.

El 9 de abril, ciertos medios estadounidenses informaron que cerca de las costas de Siria ya se encontraba el destructor Donald Cook.

Fiel a su repugnante estilo, Washington había amenazado con una acción militar en Siria, con o sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ayer Trump canceló su primera visita a América Latina para seguir la respuesta de su país al último ataque químico que han inventado en la Guerra de Siria.

Trump afirmó que decidirá sobre la respuesta de Estados Unidos al ataque químico ficticio en las próximas 24 ó 48 horas. “Todos pagarán un precio”, expresó el truhán de la Casa Blanca. “No se descarta ninguna acción”, añadió.

Los farsantes denominados “Cascos Blancos”, una de las marcas de Al-Qaeda en Siria, acusaron el sábado 7 de abril al ejército regular de arrojar una bomba de barril que contenía gases tóxicos sobre civiles en la ciudad de Duma, último reducto yihadista en la región de Guta Oriental.

El gobierno de Damasco negó que las fuerzas gubernamentales hubieran lanzado un ataque químico y calificó estas informaciones de “intento descarado de obstaculizar el avance del ejército” regular en la Guta oriental.

La Cancillería rusa, por su parte, tildó de “fabricadas” las informaciones sobre el uso de armas químicas, porque citan “a la destacada ONG Cascos Blancos”, una organización “acusada en varias ocasiones de tener vínculos con terroristas”.

Ayer el ejército regular sirio y sus aliados movilizaron a sus tropas para repeler un posible ataque estadounidense. La comandancia envió telegramas a sus unidades para poner en alerta durante 72 horas en todas las bases y aeropuertos castrenses de Damasco y su periferia.

Los aliados extranjeros del ejército sirio, entre los que hay rusos, iraníes y libaneses, también recibieron instrucciones de permanecer alerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario