sábado, 14 de abril de 2018

Los imperialistas bombardean de nuevo las ciudades de Siria

Eran las 4:47 horas de la madrugada en Siria cuando Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña han bombardeado tres ciudades de Siria, incluida Damasco, la capital, donde han escuchado más de 20 explosiones.

Hasta el momento se registran tres heridos en la provincia de Homs producto de la agresión bélica, basada en el envío de más de 100 misiles de crucero y misiles aire-tierra.

La defensa antiaérea ha interceptado al menos 13 de los misiles en la localidad Al Kiswah, al sur de Damasco, donde civiles y militares celebraron el fracaso del ataque. No obstante, dos de ellos han alcanzado a un centro de investigación científica y un aeropuerto militar.

La agresión ha provocado la reacción de decenas de ciudadanos sirios, que han salido a las calles de Damasco con banderas de la República Árabe y de Rusia para celebrar el fracaso del ataque. “Hemos resistido el ataque”, declaró un representante del ejército sirio citado por la agencia Reuters.

Estados Unidos ha atacado Siria desde 2014 en reiteradas ocasiones y ha apoyado a los yihadistas para derrocar por la fuerza al gobierno presidido por Bashar Al-Assad.

En días pasado Trump había advertido a Rusia a través de un mensaje en Twitter de que atacaría a Siria con misiles con el pretexto de unos falsos ataques químicos en Duma por parte del ejército de Damasco registrados el pasado sábado en la ciudad siria de Duma.

Entre otros países, Siria y Rusia solicitaron una investigación internacional para aclarar la falsedad del ataque químico. El bombardeo se ha producido antes de la llegada de la delegación de la OPAQ encargada de investigar el supuesto ataque químico, que estaba prevista para hoy mismo.

Sin esperar a los resultados, Trump decidió volver a bombardear el país árabe, apoyado por la Primera Ministra británica Theresa May y el Presidente francés Emmanuel Macron.

Rusia advirtió con antelación al ejército sirio del ataque, que evacuó todas las instalaciones militares hace unos días.

La agresón ordenada por Trump no ha sido aprobada por el Congreso de su país. “Estos ataques son inconstitucionales, ilegales y temerarios”, denunció el parlamentario Justin Amash.

“Es el Congreso, no el presidente (...) quien tiene la competencia para autorizar la acción militar (...) Al bombardear ilegalmente Siria, el presidente ha negado una vez más al pueblo estadounidense, cualquier supervisión o rendición de cuentas en esta guerra interminable”, aseveró la congresista republicana, Barbara Lee.

“Estos ataques son inconstitucionales, ilegales y temerarios”, agregó el parlamentario Justin Amash.

Asimismo, 88 parlamentarios republicanos y demócratas exhortaron a Trump de abstenerse de atacar a Siria, ya que no existe ninguna amenaza directa contra Estados Unidos, además de inventarse un inexistente ataque químico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario