viernes, 20 de abril de 2018

Libia: el general Haftar se encuentra en estado vegetativo

El comandante militar del este de Libia, Jalifa Haftar, se encuentra en un estado casi vegetativo y “nunca volverá a la normalidad” debido a sus problemas de salud, dijo una fuente al Middle East Eye (*).

Haftar padece un cáncer de pulmón que ha hecho metástasis en su cerebro, según un diplomático europeo.

“Es incapaz de hablar, o incluso de comprender plenamente. Ni siquiera puede sentarse o ponerse de pie”, dijo la fuente.

El médico que lo trata dice que aunque responda parcialmente al tratamiento, sólo será temporal y nunca volverá a su estado normal.

Los asistentes de Haftar habían intentado organizar una comparecencia ante los medios de comunicación para que disipar los rumores sobre su precaria salud, pero se había cancelado debido a su “muy mal estado de salud”.

Según un médico que deseaba permanecer en el anonimato, la condición de Haftar es similar a una apoplejía e irreversible.

Los aliados europeos y emiratíes de Haftar presionaron al enviado especial de la ONU para que confirmara que el comandante libio estaba vivo.

Haftar, de 75 años, ha tomado el control de la mayor parte de Libia oriental que estaba en manos de los yihadistas y participa en la guerra civil interna que ha destruido Libia desde la agresión de la OTAN en 2011.

Sus fuerzas están alineadas con las autoridades del este del país, opuestas al gobierno internacionalmente reconocido con sede en Trípoli.

Desde que se informó a principios de este mes que Haftar estaba recibiendo tratamiento en París por una enfermedad grave ha estado circulando información contradictoria sobre su salud.

Los oficiales del Ejército Nacional Libio (LNA) que dirige han insistido repetidamente en que gozaba de buena salud y sólo se sometía a exámenes médicos rutinarios en Francia.

Varios medios de comunicación libios informaron sobre la muerte de Haftar la semana pasada. No obstante, la Misión de Apoyo de la ONU en Libia negó los rumores al indicar que el enviado especial en Libia, Ghassan Salamé, había hablado por teléfono con el propio mariscal.

Pero Salame había recibido presiones de Italia, Francia y Emiratos Árabes Unidos para confirmar que Haftar estaba vivo.

Los partidarios extranjeros de ANL estaban preocupados por el inicio una “guerra de sucesión” en el este de Libia, donde mucha gente estaría en disputa para heredar el cargo de Haftar, incluyendo a su hijo.

Haftar se presentaba como la única respuesta a los grupos yihadistas y adoptó una posición intransigente contra la Hermandad Musulmana.

Los críticos de Haftar le acusan de ser un intermediario entre Egipto y Emiratos Árabes Unidos que alimenta la guerra civil. Según ellos, Haftar está dirigiendo una contrarrevolución contra el levantamiento respaldado por la OTAN que derrocó a Gadafi en 2011.

El miércoles Abdel-Razeq Nathuri, jefe del estado mayor de Haftar, sobrevivió a un intento de asesinato con coche bomba que mató a una persona en su convoy cerca de Bengasi.

(*) http://www.middleeasteye.net/news/exclusive-haftar-suffering-irreversible-brain-damage-688471036

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario