miércoles, 18 de abril de 2018

Las instalaciones sirias bombardeadas estaban bajo el control de la OPAQ


Los ataques aéreos del sábado se dirigieron contra instalaciones militares sirias que estaban sometidas a inspección y vigilancia regulares y permanentes de la OPAQ, la organización de la ONU que controla el armamento químico.

Ni era un arsenal químico ni era tampoco clandestino, como falsamente están afirmando los portavoces del imperialismo y sus medios de intoxicación.

La aviación imperialista destruyó dos centros de almacenamiento, así como el Centro de Estudios e Investigación Científica en Barzeh (CERS o SSRC, Centro Sirio de Estudios e Investigación Científica), cerca de Damasco, que ha sido destruido.

Lo que trataban era de reducir la capacidad del ejército regular para defenderse de las agresiones exteriores de las que viene siendo objeto, especialmente por parte de Israel, que ayer volvió a bombardear las posiciones el ejército sirio en Homs.

El 11 de noviembre de 2016 la OPAQ decidió que el referido centro SSRC estaría controlado por sus inspectores dos veces al año. Se trata de una resolución que lleva el número EC-83/DEC.5.

El 2 de junio del año pasado, el Director General de la OPAQ indicó que la primera visita al SSRC no indicaba la existencia de ninguna ilegalidad:


La segunda visita de los inspectores de la OPAQ al centro tuvo lugar en noviembre de 2017.

El 23 de marzo de este mismo año, el Director General de la OPAQ indicó que esa visita al SSRC tampoco había mostrado nada ilegal:

A pesar de los pesares, los imperialistas siguieron mareando la perdiz. Querían saber el papel exacto del laboratorio y decían que las explicaciones del gobierno de Damasco no era exactas.

Sin embargo, a pesar de la insuficiencia alegada, las inspecciones siempre se pudieron llevar a cabo normalmente.

Es más: la propia prensa de Estados Unidos ha admitido que las instalaciones militares ya no se utilizaban y permanecían vacías (*).

Los imperialistas lo sabían. Estaban perfectamente informados sobre la situación de los centros bombardeados y si sospechaban otra cosa, podían haber exigido a la OIPC una inspección más exhaustiva.

Pero no se trataba de eso, sino todo lo contrario, porque los imperialistas son lo mismo que hace cien años: primero disparan y luego preguntan.

Luego siempre pueden decir: en Siria no hay armas químicos porque nuestros bombardeos “quirúrgicos” las destruyeron. Argumentos nunca les faltan.

(*) https://southfront.org/us-led-strike-on-syria-most-of-missiles-spent-on-empty-target-opcw-report-says-no-chemical-weapons-there/

No hay comentarios:

Publicar un comentario