miércoles, 4 de abril de 2018

La hija del espía ruso envenenado en Gran Bretaña tenía una cuenta bancaria secreta

Julia Skripal, la hija del espía doble
La hija del espía ruso envenenado en Gran Bretaña, Julia Skripal, tenía una cuenta bancaria secreta, ha revelado un familiar al diario The Sun, quien también ha relatado la muerte sospechosa de otro familiar cercano (*).

Julia Skripal fue atacada en el ataque del agente nervioso de Salisbury pocos días después de haber obtenido acceso a una cuenta bancaria secreta con un saldo de 200.000 dólares.

El dinero pertenecía a su hermano Alexander, de 33 años, que murió en circunstancias extrañas en San Petersburgo el año pasado a la edad de 43 años cuando estaba de vacaciones con su novia en San Petersburgo. Fue ingresado en el hospital por insuficiencia hepática. Los familiares consideraron que la muerte era sospechosa.

En su típica verborrea de bulos y rumores, la BBC ha dejado caer que la muerte de Alexander quizá se pudo utilizar para localizar dónde vivía su padre en Gran Bretaña, por lo que da a entender que hasta entonces la inteligencia rusa no le tenía localizado.

“Podemos suponer que si los servicios secretos rusos trataran de averiguar exactamente dónde vivía Sergei Skripal, la historia de la repatriación del cuerpo de su hijo podría ayudarles mucho a obtener esta información”.

A finales de febrero, pocos días antes de que fueran envenenados, su padre le concedió un poder general a Julia para administrar la cuenta corriente abierta en un banco ruso.

El dinero procedía de la venta de la casa que Alexander tenía en Gran Bretaña con su ex esposa Natalia, hija de un coronel del GRU, la central de inteligencia militar extranjera rusa.

Natalia, ahora de 45 años, está casada con el galés Wyn Lewis, entrenador de tenis en Chipre. Tras el divorcio vendió la casa y pagó la mitad de la suma a su ex marido.

La sobrina de Serguei, Viktoria Skripal, de 45 años, reveló la existencia de la cuenta bancaria mientras se prepara para reunirse con Julia en el Hospital de Salisbury esta semana.

Las autoridades británicas se disponen a concederle un visado para que se convierta en el primer miembro de la familia que se reúne con Julia y también para que vea a su tío Serguei, que sigue en coma.

Viktoria, que vive en Yaroslavl, en Rusia, ha expresado su preocupación por el misterioso novio sin nombre de Julia, con el que tenía la intención de casarse.

Afirma que Julia era el objetivo deseado y que tuvo una ruptura con la madre de su novio después de que éste anunciara que planeaban formar una familia.

La madre, que es una oficial de seguridad rusa de alto rango, se dice que estaba furiosa por el hecho de que su hijo se casara con la familia de un hombre que traicionó a 300 agentes de inteligencia.

El padre de Natalia es Gennady Grishchenko, un coronel del GRU y uno de los mejores amigos de Serguei Skripal antes de que se descubriera como un traidor que espiaba para el MI6.

Ahora Julia está consciente y mejora rápidamente desde que fue encontrada desplomada en un banco junto a su padre Serguei, de 66 años, en Salisbury el 4 de marzo.

Se espera que Julia ahora sea capaz de arrojar luz sobre cómo ella y su padre Sergei terminaron siendo envenenados.

Hasta ahora, los investigadores no han podido rastrear sus movimientos y el intento de asesinato ha desatado una disputa diplomática entre Gran Bretaña y Rusia, con Rusia negando que estuvieran detrás del ataque.

La policía ha interrogado a una amiga de Julia después de que ella viajara a Gran Bretaña con una bolsa de cereales para el espía Serguei por temor a que la avena pudiera haber sido envenenada.

También se rumorea que se encontraron rastros del veneno en la puerta principal de la casa de Sergei en Salisbury.

(*) https://www.thesun.co.uk/news/5958040/russian-spy-poisoning-sergei-skripal-daughter-Julia-poisoned-secret-bank-account-latest-news/

No hay comentarios:

Publicar un comentario