lunes, 30 de abril de 2018

China se prepara para recuperar Taiwan por la fuerza de las armas

En marzo Global Times, un periódico oficioso del gobierno chino, escribió en un editorial que “debe quedar claro que la intensificación de los contactos oficiales entre Estados Unidos y Taiwan tendrá graves consecuencias para estos últimos”.

Pekín se opone al acercamiento entre el presidente taiwanés Tsai Ing-wen y Trump y no lo oculta. En caso de mantener la ficción taiwanesa, China está dispuesta a atacar la isla.

El editorial incluso evocaba que China podía enviar aviones y barcos de guerra al estrecho de Taiwán, añadiendo que “debían prepararse para una confrontación militar directa en el estrecho de Taiwán”(1).

A mediados de abril la Armada china reunió a todos sus buques de guerra, aviones y submarinos nucleares más avanzados para una demostración masiva de fuerza en el Mar de China Meridional.

El diario Asia Times estima que 10.000 pilotos y marines del Ejército Popular de Liberación se embarcaron en 48 buques de guerra y 76 aviones para llevar a cabo una demostración de fuerza (2).

China muestra su musculatura: se considera preparada para la guerra. Los periódicos chinos declararon que el número de buques de guerra era “el mayor de su tipo en 600 años”.

Es un mensaje muy claro a Estados Unidos y su vasallo taiwanés que se resume en que Pekín está listo para atacar, como titularon los periódicos chinos.

Poco después, el 18 de abril, la Armada china inició maniobras militarescon fuego real no muy lejos de la costa taiwanesa, las primeras desde hace dos años.

Las maniobras ponen en práctica lo que Xi Jinping repitió el pasado mes de marzo: “China no cederá ni un centímetro de su territorio. La reunificación completa de la patria es la aspiración de todos los chinos. Cualquier intento y táctica de dividir la patria está condenado al fracaso”, dijo el presidente chino.

La promesa de Washington de ayudar a Taiwan a construir sus propios submarinos y una nueva ley que anima a los funcionarios estadounidenses a visitar la isla, no han pasado desapercibidos.

“La necesidad de construir una Armada poderosa nunca ha sido más apremiante que hoy”, dijo Xi Jinping durante el ejercicio naval en el Mar de China Meridional, donde apareció vestido de militar sobre la cubierta del buque de guerra Changsha. “Debemos demostrar innovación y valentía para hacer de la armada del Ejército Popular de Liberación una potencia de nivel mundial”, enfatizó.

Xi Jinping no quiere transmitir la cuestión taiwanesa de generación en generación. Una perspectiva preocupante para Taipei.

(1) http://www.globaltimes.cn/content/1094591.shtml
(2) http://www.atimes.com/article/xi-reviews-chinas-biggest-naval-parade-600-years/

La deuda mundial supera los mayores registros de la historia del capitalismo


En 2016 la deuda mundial alcanzó los 164 billones de dólares, lo que representa el 225 por ciento del PIB mundial, un máximo histórico del capitalismo. Supera ampliamente los niveles de 2009, justo después de la quiebra del banco Lehman Brothers y representa un riesgo para el capitalismo, advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sólo China representa el 43 por ciento del aumento de la deuda mundial desde 2007.

“No hay lugar para la autocomplacencia”, dijo Vitor Gaspar, jefe de asuntos fiscales del FMI, al presentar el informe titulado El Observatorio Fiscal, antes de las reuniones de primavera de la institución financiera y el Banco Mundial.

“El mundo está ahora 12 por ciento más endeudado que en el momento del récord anterior en 2009”, deploró el FMI, que atribuye este aumento de la deuda a China, que por sí sola representa el 43 por ciento del aumento de la deuda desde 2007.

Se espera que la deuda continúe después de que Estados Unidos apruebe una reforma tributaria que aumentará su déficit presupuestario en un billón de dólares en los próximos tres años, elevando la deuda del país al 116,9 por ciento del PIB para 2023.

Para los países desarrollados la deuda representa el 105 por ciento de su PIB, el nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial, y el de los países del Tercer Mundo alcanza el 50 por ciento, algo nunca visto desde la crisis de la deuda de los años ochenta, que golpeó con fuerza a las economías del Tercer Mundo.

“La experiencia demuestra que los gobiernos más exitosos son los que se preparan de antemano cuando las nubes aparecen en el horizonte”, dijo Vitor Gaspar, haciendo un llamamiento a los Estados para que tomen medidas que eviten encontrarse con los pies y los puños atados en caso de crisis.

“Las grandes deudas y los déficits socavan la capacidad de los gobiernos para responder con políticas fiscales que apoyen a la economía durante una recesión”, dijo el FMI.

Los países del Tercer Mundo podrían ser las primeras víctimas: “La deuda está a un nivel muy alto en todo el mundo y a menudo se suscribe en dólares”, recordó el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, durante la presentación el día anterior de las perspectivas económicas de la institución financiera.

En estas condiciones, si Estados Unidos subiera los tipos de interés más rápidamente de lo previsto, los países emergentes podrían sufrir las consecuencias.

¿Ha llegado el dron táctico ruso Korsar a los combates de la Guerra de Siria?


Una nueva foto del dron táctico ruso Korsar, que es la que mostramos aquí, ha desencadenado rumores sobre su uso en combate en la Guerra de Siria.

Dos drones Korsar fueron presentados en Moscú el 26 de abril para el desfile militar del 9 de mayo, conocido como el Día de la Victoria en Rusia.

El Korsar está diseñado por la empresa rusa de investigación y desarrollo Lutch, que forma parte de JSC Vega Radio Engineering Corporation. Tiene un alcance de 200 kilómetros y un peso de 200 kilos y puede realizar misiones de reconocimiento y ataque.

Transporta una gran variedad de misiles guiados y no guiados, incluidos los misiles antitanque Ataka, así como granadas multipropósito propulsadas por cohetes. El misil Ataka puede utilizarse contra objetivos blindados y no blindados, así como contra edificios y búnkeres a una distancia de hasta 6 kilómetros.

El dron marca 10 salidas rojas. Cada una de ellas indica 10 operaciones de combate por avión. Entonces, ese dron habría realizado al menos 100 misiones de combate.

Esto podría explicar los repetidos informes de extraños “ataques con misiles” contra objetivos militantes en las provincias sirias de Latakia, Alepo e Idlib. Estos ataques con misiles “misteriosos” se han atribuido a menudo a aeronaves no identificadas o incluso a la armada rusa, según informes repetidos y no confirmados de ataques con misiles Kalibr contra diversos objetivos.

https://southfront.org/new-photo-of-russias-tactical-combat-uav-korsar-sparks-rumors-about-its-usage-in-syria/

La aviación estadounidense compró la tecnología soviética de última generación

Los cazas furtivos de quinta generación Lockheed Martin F-35 Lightning II de Estados Unidos provienen originalmente de la tecnología aérea usada en los aviones de guerra Yak-141, de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Según indica el analista Brad Howard, en una columna publicada esta semana en el portal estadounidense Task and Purpose, la creación de los aviones furtivos F-35 de Estados Unidos coincide con la era de disolución de la URSS en 1991, cuando la empresa OKB Yakovlev, creadora del Yak-141, tuvo que vender tecnología para poder pagar sus deudas. 

En el aquel entonces, las empresas Lockheed y OKB Yakovlev firmaron un acuerdo de cooperación que, entre otras cosas, autorizaba a la empresa estadounidense alcanzar los datos vitales del Yak-141, incluyendo las informaciones de pruebas que requirieron “años de desarrollo”.

“Esta fue información crítica que ayudó a comenzar el desarrollo del motor, el corazón de los F-35 modernos”, ha resaltado Howard, analista norteamericano en asuntos militares.

Aunque el experto resalta que las dos aeronaves tienen diferentes perfiles aerodinámicos y sistemas de estabilización, ha destacado que la empresa estadounidense Lockheed ha usado la tecnología de Yak-141 para crear las primeras versiones de F-35.   

“Pero casi con certeza los datos obtenidos del proyecto VTOL soviético (despegue y aterrizaje vertical de aeronaves) se utilizaron para desarrollar la versión del Joint Strike Fighter VTOL F-35. Por consiguiente, al menos parte de su existencia del F-35 se debe al programa de armas de la era soviética”, escribe Howard.

Esta afirmación, no obstante, no sorprende a los analistas rusos. Es más, autores de una reciente investigación afirman que en 1995, con el permiso del gobierno ruso, OKB Yakovlev vendió toda la información sobre el Yak-141 a los estadounidenses. Luego la colaboración entre Lockheed y OKB Yakovlev se paralizó.

El caza F-35 es un avión de quinta generación desarrollado en tres modelos diferentes por la gigante estadounidense de la aeronáutica Lockheed Martin. Sin embargo, desde el Pentágono reconocieron que en 2016 el 83 por ciento de estos aviones de combate no ha podido ni siquiera despegar en un test simulado.

https://www.hispantv.com/noticias/rusia/375562/eeuu-lockheed-martin-f35-union-sovietica

La sede del espionaje electrónico español se encuentra en Ciudad Real

Resultado de imagen de Centro de Estudios de Propagación Radioeléctrica
La propuesta fue del BND, el servicio de inteligencia de Alemania, y el espionaje español firmó el acuerdo encantado. Ellos ponían la tecnología y España el terreno. Después, se compartía la información.
 
El centro de escuchas se levantó en Cádiz para interceptar las conversaciones telefónicas y de fax entre varios continentes. Hubo algunas sospechas de vecinos de pueblos cercanos sobre actividades extrañas, pero la discreción fue absoluta y nunca hubo problemas especiales.
 
En 1993 decidieron cerrar lo que había en Cádiz y concentrar las instalaciones, dotarlas de medios tecnológicos mucho más modernos y extender la vigilancia a otros soportes como el informático. Para ello, se instalaron en Castilla-La Mancha, cerca de los pueblos de Manzanares el Real, Bolaños y Daimiel.

Allí está el Centro de Estudios de Propagación Radioeléctrica, la Red Echelon española, un nombre perfecto para encubrir una instalación dedicada exclusivamente al espionaje. Mediante el uso de palabras clave (descriptores en su jerga) se busca interceptar información de la máxima utilidad, generada en España y en muchos otros países que ofrecen interés para nuestra política internacional.

En sus inicios hubo que depurar bastante el tema de los descriptores, que resultó no ser tan sencillo como inicialmente parecía. Por ejemplo, la palabra ETA llenaba los discos de almacenamiento, pues era la sigla en inglés que utilizaban miles de pilotos para referirse al «estimado tiempo de llegada».

Como es lógico, las medidas de seguridad son extremas y no se permite a nadie acercarse a ellas. Los vecinos de la zona lo saben bien: cuando paran cerca de las alambradas situadas bastante alejadas de los edificios, siempre acude personal de seguridad para ordenarles que se alejen de inmediato.
 
Esas veinticinco hectáreas, en las que se levantan más de cien antenas de veinte metros de alto, contienen numerosos búnkeres subterráneos en los que trabajan personal alemán y español que no se deja ver en los pueblos de los alrededores.

Ellos reciben la información procedente de sus propias antenas y de los satélites espías en los que España tiene participación.
 
La potencia y supuesta capacidad de estas escuchas, que pueden interceptar comunicaciones intercontinentales, es lo más parecido que existe en España a la red Echelon, que comandada por Estados Unidos e Inglaterra se dedica a grabar no sólo las conversaciones en cualquier lugar del mundo, sino a interceptar cualquier tipo de comunicaciones, incluidas por supuesto, la de los ordenadores.
 
Aunque el CNI nunca confirma ni desmiente estas informaciones, hace unos años caducó el acuerdo con los alemanes y parece ser que este Echelon se encuentra en estos momentos bajo el exclusivo control y explotación del servicio de inteligencia español.

domingo, 29 de abril de 2018

Irak condena a 19 mujeres rusas que se unieron al Califato Islámico a cadena perpetua

Hoy el Tribunal Penal Central de Bagdad, encargado de los casos de terrorismo, ha condenado a 19 mujeres rusas a la pena de cadena perpetua por unirse al grupo yihadista del Califato Islámico en Irak.

Las mujeres, que estaban todas presentes en el juicio, fueron declaradas culpables en primera instancia de “unirse y apoyar al Califato Islámico”, dijo el presidente del tribunal en la sentencia.

Además de las 19 mujeres rusas, seis azerbaianas y cuatro tayikas también fueron condenadas a cadena perpetua por los mismos motivos.

En 2014 el Califato Islámico se apoderó de casi un tercio de Irak en una ofensiva relámpago, tomando el control de la segunda ciudad más grande del país, Mosul, entre otras. Desde entonces, los yihadistas han sido expulsados de las zonas bajo su control por una ofensiva de las fuerzas irakíes.

Varios extranjeros acusados de tener vínculos con el Califato Islámico fueron juzgados recientemente en Irak.

Vestidos con un vestido negro, una bufanda del mismo color y una blusa rosa, las acusadas asistieron a la audiencia con sus hijos.

Se comunicaron con el tribunal a través de un traductor, un profesor ruso de la Universidad de Bagdad.

“No sabía que estábamos en Irak. Fui con mi marido y mis hijos a Turquía a vivir allí y de repente descubrí que en realidad estaba en Irak”, dijo una de las acusadas, una disculpa que fue repetida por las demás mujeres.

El juez explicó que una de ellas, Mariana, era cristiana y se había convertido al islam junto con su marido. Las demás eran originalmente musulmanas.

“Ahora nos pondremos en contacto con los padres para informarles de la sentencia”, dijo un diplomático ruso presente en el tribunal.

La sentencia es apelable.

https://www.lorientlejour.com/article/1112923/irak-prison-a-vie-pour-19-femmes-russes-ayant-rejoint-lei.html

Estados Unidos compra y corrompe las votaciones de los países miembros de la ONU

Nikki Haley, embajadora en la ONU
En Washington el Departamento de Estado está preocupado por el voto de los países miembros de la ONU, ya que no todos se muestran tan leales a sus amos como dicen.

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, se queja de que su gobierno gasta demasiado dinero en la ONU y ha amenazado -una vez más- con recortar la ayuda exterior a los países que se oponen a Estados Unidos en la ONU, según aseguró el 26 de abril la revista The Washington Examiner.

“El pueblo estadounidense paga el 22 por ciento del presupuesto de la ONU, más que los tres países donantes más grandes juntos”, dijo Haley.

“A pesar de la generosidad, el resto de la ONU votó con nosotros sólo el 31 por ciento de las veces, una tasa menor que en 2016. Es porque nos preocupamos más por tener razón que por ser populares y porque una vez más estamos defendiendo nuestros intereses y nuestros valores. De todos modos, no es un retorno aceptable de la inversión”.

En la lista negra de países que “no respetan” a la Casa Blanca se encuentran Zimbabwe, Burundi, Irán, Siria, Venezuela, China, Turkmenistán, Cuba, Bolivia y la República de Sudáfrica (RSA).

Las acusaciones estadounidenses de posiciones “irrespetuosas” en la ONU muestran hasta qué punto Washington ejerce su poder a través de organizaciones internacionales e influye en la política mundial.

Los resultados de las votaciones en la ONU no reflejan los intereses reales de todos los Estados miembros, sino que están influenciados por las preferencias de Estados Unidos. La asignación de ayuda militar de Estados Unidos a los miembros de la ONU refleja los pronósticos de la política de compra de votos de Estados Unidos.

Sin embargo, el informe anual, que tiene lugar desde 1984, muestra la eficacia de esta política corrupta de Estados Unidos, ya que el promedio del 31 por ciento marca “una caída del 10 por ciento a partir de 2016”.

Washington está intentando reconducir esa situación, al menos en lo que respecta a la Guerra de Siria. El gobierno de Trump está buscando “inversores”, que paguen los gastos de la presencia militar estadounidense en Siria.

El 16 de abril, el Wall Street Journal admitió que Washington había pedido a Arabia saudí, Qatar y Emiratos Árabes Unidos que gastaran miles de millones de dólares en esfuerzos de reconstrucción en la parte de Siria ocupada por Estados Unidos.

También ha pedido a los Estados del Golfo que proporcionen tropas a una fuerza árabe para reemplazar a las fuerzas estadounidenses. El 17 de abril, Arabia Saudí declaró su disposición a enviar tropas a Siria como parte de una coalición dirigida por Estados Unidos si se toma la decisión de ampliarla. Sin embargo, según los expertos regionales, el despliegue militar saudí en Siria es casi imposible porque el país ya está envuelto en una larga y complicada guerra en Yemen.

https://www.washingtonexaminer.com/policy/defense-national-security/nikki-haley-us-report-on-un-voting-records-could-lead-to-funding-cuts

El ejército regular sirio inicia los primeros combates con las FDS


Esta mañana el ejército regular sirio ha entrado en combate con las FDS en la orilla oriental del río Éufrates. Seis milicianos de las FDS han muerto.

En un ataque sopresa, el ejército sirio y grupos paramilitares aliados se han apoderado de las ciudades de Junaynah, Jayah, Shamrt Hossan y Huwayjat Maishyah, todas ellas al norte de Deir Ezzor, que estaban bajo el control de los kurdos.

El ataque del ejército sirio se produjo inmediatamente después de que los combatientes kurdos se retiraran de las ciudades mencionadas, entregándolas a unidades árabes de reserva.

Aunque todavía no hay informaciones de ningún ataque aéreo de la aviación de Estados Unidos contra las fuerzas gubernamentales sirias, las milicias apoyadas por Estados Unidos sobre el terreno están lanzando un contraataque para recuperar las ciudades perdidas.

https://www.almasdarnews.com/article/breaking-syrian-army-snatches-4-towns-from-us-backed-forces-in-deir-ezzor-amid-surprise-offensive-syrian-state-media/

Estados Unidos asigna 70.000 millones de dólares para derrocar a Putin

Tania Chetverikova

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha asignado 70.000 millones de dólares para derrocar a Putin (1).

Además de las nuevas sanciones imperialistas destinadas a crear disturbios sociales en Rusia, Estados Unidos ha lanzado una guerra informativa en forma de una vasta ofensiva en internet. El Departamento de Estado estadounidense ha creado un ejército de perfiles falsos para operar en las redes sociales en estrecha colaboración con la “quinta columna” rusa.

La creación de cuentas artificiales de todo tipo de profesiones y nacionalidades, grupos compuestos por cinco personas, incluyendo un psicólogo y un analista, tiene por objeto crear debates con información verdadera en la base y transformándola para dar la impresión de que todo lo que sucede en Rusia es negativo.

La vivienda y los servicios sociales, las pensiones, la medicina, la educación, la policía, la financiación interna de las regiones, la ayuda a los países extranjeros, las cuestiones interétnicas, la inflación, el sistema judicial, la ecología... Todos los temas serán tratados por las cuentas simuladas.

Por ejemplo, los Juegos Olímpicos se presentarán como un evento publicitario que derrocha fondos públicos. Se dirá que fueron organizados para “elevar el prestigio de Putin” en el mundo y que han resultado un desperdicio de fondos para instalaciones olímpicas innecesarias y de mala calidad.

Del mismo modo, todo lo que se hace en el país será denigrado: carreteras, nuevos negocios, extracción y venta de minerales, petróleo, gas, compra de oro, ayuda financiera a Novorossia, etc.

Por regla general, los mensajes terminarán con llamamientos a la consolidación de la sociedad civil rusa, destacando la pobreza de la población frente a la riqueza personal de Putin.

El objetivo es, por supuesto, convencer a los rusos de la corrección de sus argumentos y provocar así su hostilidad hacia las políticas implementadas por el gobierno.

El operativo se complementa con el goteo de informaciones en el sentido contrario, tanto en la prensa generalista, como La Vanguardia (2), como en otras especializadas, como Softpedia (3) para desviar la atención hacia la proliferación de acciones rusas en internet.

(1) http://cont.ws/@chetverikova/920948
(2) http://www.lavanguardia.com/internacional/20180429/443014307399/guerra-desinformacion-hibrida-fria-fake-news-ruisa.html
(3) http://news.softpedia.com/news/Russia-Employs-Army-of-Trolls-to-Spread-False-Rumors-483542.shtml

Desinformación y Guerra No Convencional, Estados Unidos contra el gobierno de Nicaragua

Roberto García Hernández

Con un saldo de unos 30 muertos y varias decenas de heridos, los recientes disturbios en Nicaragua y la correspondiente campaña desinformativa demuestran una vez más la forma en que Estados Unidos impulsa sus planes subversivos en la región.

A partir de la reforma al sistema de seguridad social decretada por el Gobierno, comenzaron algunas protestas de la ciudadanía que llegaron a niveles nunca vistos en muchos años en la nación centroamericana, y que de inmediato fueron aprovechados por la derecha nicaragüense y sus patrocinadores en el exterior para desestabilizar al país.

Bandas delictivas atacaron ambulancias, comercios, autos, instituciones oficiales, viviendas familiares y espacios públicos, lo que creó pánico y provocó una cadena de hechos desestabilizadores en esa nación, una de las menos violentas de la zona.

A pesar de que las autoridades de Managua decidieron echar atrás estas medidas, las manifestaciones continuaron, pero con un nivel de coordinación que reveló una posible “asistencia” externa.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, condenó el 24 de abril lo que denominó “la violencia política repugnante” empleada por la policía, mientras los principales medios de prensa estadounidenses aseguraban que los manifestantes exigían la renuncia del presidente Daniel Ortega.

Las declaraciones de Sanders tuvieron lugar un día después de que el Departamento de Estado ordenara abandonar el país al personal diplomático no imprescindible y sus familiares en Managua.

Con esta medida, la administración del presidente Donald Trump pretende magnificar la gravedad de la situación en Managua y otras ciudades de ese país, y presionar a sus aliados y socios para que adopten medidas similares con el fin de aislar al Gobierno de Ortega.

A juicio del diario The Miami Herald, la evacuación de la mayor parte del personal de la sede estadounidense -algo que la Casa Blanca no hizo ni siquiera durante la guerra de los años 80- es una señal de que Washington considera que la situación allí es “peligrosamente inestable”.

De forma casi simultánea, sectores de la ultraderecha en el Congreso norteamericano, en particular representantes de Florida, reactivaron sus planes contra Ortega y revitalizaron el proyecto de ley Nica Act.

Dicho proyecto condiciona cualquier financiamiento estadounidense al Gobierno nicaragüense a la implementación de “reformas democráticas” en correspondencia con los intereses hegemónicos de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, legisladores pidieron al Departamento de Estado, a la Casa Blanca, al Congreso y a los países aliados “que se mantengan en absoluta solidaridad” con los nicaragüenses y contra las autoridades locales.

A través de las redes sociales, sitios digitales “alternativos” vinculados a las protestas y medios de prensa de la derecha local, los organizadores de este operativo destinado a subvertir el orden interno en Nicaragua, hacen un esfuerzo supremo por exacerbar el descontento popular con el fin de elevar los disturbios a niveles tales que las fuerzas del orden se vean obligadas a contraatacar con mayor intensidad.

Una desestabilización de manual

Expertos señalan que en este operativo contra el Gobierno de Ortega aparece el trabajo sucio mancomunado de los asesores de la Casa Blanca, funcionarios del Departamento de Estado, los servicios de inteligencia y las entidades subordinadas al Pentágono, entre otros factores.

El empleo de las recetas más importantes de los manuales de campaña de las fuerzas armadas norteamericanas, en particular la Circular de Entrenamiento TC-1801 Guerra No Convencional (GNC) publicada en 2010, volvió a salir a la palestra.

En casos como Nicaragua, Estados Unidos emplea múltiples entidades federales en sus misiones de subversión, desde las agencias de espionaje hasta especialistas en manipulación de los medios informativos, tal y como establecen algunos documentos oficiales.

Al respecto la TC-1801 define la GNC como el conjunto de actividades dirigidas a posibilitar el desarrollo de un movimiento de resistencia o la insurgencia, para coaccionar, alterar o derrocar a un gobierno, o a tomar el poder mediante el empleo de una fuerza de guerrilla, auxiliar y clandestina, en un territorio enemigo.

Los esfuerzos de Estados Unidos con la GNC están dirigidos a explotar las vulnerabilidades sicológicas, económicas, militares y políticas de un país adversario, para desarrollar y sostener las fuerzas de la resistencia y cumplir sus propósitos estratégicos.

El texto asegura además que “el objetivo es lograr un enfoque integral y el éxito a largo plazo, pues en varios momentos de un conflicto resulta necesaria la integración de las instituciones multinacionales e intergubernamentales”.

La experiencia en otras naciones latinoamericanas y caribeñas demuestra el papel desestabilizador de organismos como la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), entidad gubernamental subordinada al Departamento de Estado, que sirve de fachada de los servicios de espionaje.

Las llamadas Operaciones de Información (OE) de las fuerzas armadas norteamericanas forman parte del dispositivo de tergiversación de la verdad desplegado en apoyo a actividades subversivas como las que se llevan a cabo contra Nicaragua y otras naciones que no son del agrado de Washington.

Según el manual JP-3-13, aprobado en noviembre de 2012, que regula esa actividad, las OI tienen como fin el empleo coordinado de la propaganda y otros métodos similares.

Su objetivo es “influir, corromper y usurpar el proceso de toma de decisiones del adversario”, todo mediante el uso de rumores, mentiras, acusaciones con argumentos falsos que de forma inmediata invaden los titulares de los principales medios de prensa. También el Buró Federal de Investigaciones (FBI) constituye un elemento clave en estas funciones, en “una alianza poco conocida” -según The Washington Post- entre esa entidad y la jefatura de las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE), unidades élite del Pentágono, factor importante en la GNC. Esta cooperación interagencias tiene como objetivo manipular la información, una de las principales armas de la subversión.

Actualmente Venezuela y Siria son algunas de las naciones víctimas de este ensayo mediático en el cual desempeñan un papel de primer orden los grandes medios de comunicación masiva del mundo, controlados en más del 90 por ciento por los principales centros de poder hegemónico.

Los especialistas estadounidenses, al igual que en otros países occidentales, utilizan además cuentas falsas en las redes sociales, así como clubes de supuestos seguidores de determinadas “causas justas”, que se suman a las campañas contra los países que son blanco de agresiones como esta.

Lo que hoy sucede en Nicaragua y Venezuela puede acontecer mañana en cualquier otra nación “hostil” hacia Estados Unidos y para eso los principales estrategas y asesores presidenciales -ahora reforzados con varios halcones de política exterior y seguridad nacional- esperan la más mínima oportunidad o asomo de descontento.

De todas formas, si no se presentan tales circunstancias las fabrican con el fin de facilitar las operaciones subversivas y si es posible, derrocar a los Gobiernos correspondientes.

La meta principal de todas estas actividades en Nicaragua, al igual que otras similares en Cuba, Venezuela, Bolivia y demás naciones del área, es contribuir al logro de los objetivos estratégicos de la política exterior de Washington, acercarse en la medida de lo posible a su política de “cambio de régimen” cuando sea necesario y transformar las percepciones negativas de la población hacia Estados Unidos y su política exterior.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=174182&SEO=ee.uu.-vs-nicaragua-desinformacion-y-guerra-no-convencional

El gobierno de Londres confiesa su apoyo a los yihadistas libios

Salman Abedi
El secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido para Oriente Medio, Alistair Burt, admitió que “es probable” que Londres se haya puesto en contacto con miembros del LIFG (Grupo de Combate Islámico Libio) y de la Brigada de Mártires del 17 de febrero durante la Guerra de Libia. La revelación aparece en una respuesta escrita a una pregunta parlamentaria del diputado Lloyd Russell-Moyle.

“Durante el conflicto libio de 2011, el gobierno británico se comunicó con una amplia gama de libios implicados en el conflicto contra las fuerzas del régimen de Gaddafi. Es probable que esto incluyera a antiguos miembros del Grupo de Combate Islámico Libio y de la Brigada de los Mártires del 17 de febrero, como parte de nuestro amplio compromiso durante este período”, dijo Alistair Burt.

El diputado que planteó la pregunta, Lloyd Russell-Moyle, dijo que la respuesta plantea “serias dudas” sobre si el gobierno británico facilitó la salida de Libia de Salman Abedi, que cometió un atentado suicida en el estadio de Manchester el 22 de mayo del pasado año. Otro miembro del Parlamento, Fabian Hamilton, dijo que el caso indica que el Reino Unido debería prestar más atención a quiénes apoya en Libia y en otros lugares.

Uno de los yihadistas que viajó desde Libia con “sus hombres del LIFG de la vieja escuela” confesó que lo pudo hacer sin ningún tipo de problemas, a pesar de que el LIFG está incluido en la lista de organizaciones terroristas del Reino Unido desde 2005 por sus vínculos con Al Qaeda.

Sin embargo, en 2011 el Primer Ministro británico David Cameron se dirigió al Parlamento para pedir que se retirara al grupo de la lista, alegando que había roto sus vínculos con Al-Qaeda.

Después de que en la década de 1990 el LIFG saliera de Libia hacia el Reino Unido, la policía británica inició en 2004 una importante campaña represiva contra el grupo, antes de que fuera incluido en la lista de grupos terroristas, durante el período de relaciones “calientes” entre los gobiernos de Reino Unido y Libia.

Según documentos de la agencia de inteligencia libia, los dos principales dirigentes del grupo fueron enviados a Trípoli, donde supuestamente fueron torturados.

Salman Abedi, miembro del LIFG, cometió un atentado suicida en el Manchester Arena el 22 de mayo de 2017, en el que murieron 22 personas y varios centenares resultaron heridas. Es el atentado terrorista más mortífero de Reino Unido desde los atentados de Londres en 2005.

Abedi fue a Siria para luchar con su padre, un espía británico, y el LIFG. Luego se unió a la Brigada de Mártires el 17 de febrero contra Gadafi. Los yihadistas contaban con el apoyo de los países de la OTAN, incluido Reino Unido, que estaba llevando a cabo ataques aéreos, uno de los cuales impactó en el convoy de Gadafi y provocó la muerte de Gadafi a manos de los espías franceses que dirigían a las hordas yihadistas.

https://sputniknews.com/europe/201804091063361877-uk-contacts-terrorists/


Más información:

- La historia del atentado de Manchester comenzó en la Guerra contra Libia iniciada en 2011
- El padre del autor de la matanza de Manchester era un agente doble del espionaje británico
- La Primera Ministra conocía muy de cerca a la familia del autor de la matanza de Manchester
- Un hermano del autor de la matanza de Manchester trató de matar al embajador de la ONU en Libia
- La matanza de Manchester encubre la profunda crisis del imperialismo en Europa

sábado, 28 de abril de 2018

Francia pidió a Estados Unidos que no bombardeara a la empresa que financiaba al yihadismo en Siria

En 2014 Francia pidió a Estados Unidos que no bombardeara la planta de cemento que la multinacional Lafarge tenía en el norte de Siria, una zona que entonces estaba controlada por el Califato Islámico. La petición aparece entre los correos electrónicos incorporados a la investigación abierta en Francia por la fiscalía a causa de la financiación de la cementera al grupo yihadista.

El año pasado la multinacional admitió que había pagado a grupos armados con la excusa de mantener la fábrica en funcionamiento y la fiscalía francesa abrió una investigación por la financiación del terrorismo en Siria.

“Esta inversión francesa debe ser protegida”, dijo Franck Gellet, enviado desde Francia a Siria, en un correo electrónico enviado el 19 de septiembre de 2014 a altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, refiriéndose a la planta que Lafarge tenía a 87 kilómetros de Raqqa.

“Parece legítimo que le pidamos a Washington que no haga nada al respecto sin consultarnos antes”, dijo Gellet en el correo electrónico, que incluía las coordenadas GPS de la fábrica.

El correo electrónico se encuentra en un alijo de correspondencia enviada por Gellet, entonces jefe de seguridad de Lafarge, y otros funcionarios franceses, a los que Reuters ha tenido acceso.

La información llega cuando el presidente francés Macron está negociando con Trump sobre la mejor manera de sacar adelante los proyectos imperialistas contra Siria. Ayer mismo se supo que Macron sigue reforzando sus contingentes tropas en Siria.

Otro correo electrónico de fecha 2 de octubre de 2014, que también forma parte de la investigación judicial, es una petición dirigida a la Casa Blanca para que mantenga a sus tropas estacionadas en las bases militares que tiene repartidas por el territorio de Siria.

“Esto confirma que el sitio mencionado por su interlocutor fue mencionado por nuestros militares a sus colegas norteamericanos y ahora está en la lista apropiada”, dice el correo electrónico enviado a Gellet.

En 2015 Lafarge se fusionó con otra cementera multinacional, la suiza Holcim, para convertirse en Lafarge-Holcim.

https://uk.reuters.com/article/uk-lafargeholcim-syria-france-exclusive/exclusive-france-asked-u-s-not-to-bomb-lafarge-factory-in-syria-in-2014-emails-idUKKBN1HW2E9

Más información:

- La multinacional francesa Lafarge financió al Califato Islámico para continuar su negocio en Siria
- Lafarge trabajaba en Siria para los servicios secretos de Francia
- La multinacional Lafarge-Holcim confiesa que financió al terrorismo en Siria
 

Batalla campal de los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa con la policía mexicana

El martes los familiares de los 43 estudiantes de la escuela rural para formación de maestros de Ayotzinapa se enfrentaron a la policía durante una manifestación en las inmediaciones de Los Pinos, en Ciudad de México, por el caso Iguala.

Los padres de los desaparecidos se encontraban en la zona para exigir una audiencia con el presidente del país, Enrique Peña Nieto, según informó el diario local “El Sol de México”.

La marcha comenzó la mañana del martes en el Centro de Defensa de los Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez para dirigirse a la calzada Chivatito, donde los manifestantes han sido recibidos por funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital.

Los manifestantes, que portaban carteles con eslóganes como “Vivos los Queremos” y “43 meses sin respuesta del Gobierno federal”, han acudido a un mitin cerca de Los Pinos, la residencia del presidente del país.

Poco después, algunos de los asistentes han lanzado objetos contra la policía, lo que ha provocado una serie de disturbios que se han saldado sin heridos por el momento.

El pasado mes de marzo, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, informó de la detención de Erick Uriel “N”, presuntamente relacionado con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Los 43 normalistas desaparecieron durante una protesta después de ser perseguidos a tiros y detenidos por policías, que los entregaron a un grupo criminal por causas no esclarecidas. La hipótesis oficial de que fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula fue refutada por los expertos, que considera que no existen evidencias científicas para sostenerlo.

Forenses argentinos, que han ayudado con la investigación junto a la CIDH y la PGR, han desmentido en diversas ocasiones la versión oficial, alegando pruebas falsas trabas y presiones en la búsqueda de desaparecidos.

http://www.economiahoy.mx/politica-eAm-mx/noticias/9095218/04/18/Mexico-Registrados-disturbios-entre-manifestantes-y-policias-en-Ciudad-de-Mexico-por-el-caso-Iguala.html

El cuerno de África, en el ojo del huracán de las grandes potencias

Moussa Ali

Occidental por error, islámico por contingencias, chino por realismo; las potencias reunidas en la República de Yibuti corren el riesgo de un enfrentamiento entre sistemas de alianzas contra natura, de las cuales es el nudo fundamental.

La crisis siria y sus ramificaciones tienden  rápido hacia una solución militar, duramente alcanzada por el mando sirio, su ejército y sus aliados frente a los terroristas. El fracaso de la doctrina occidental de “cambio de régimen” en Siria suscita un giro sin precedentes desde el fin de la URSS en las relaciones de fuerza y las lógicas de poder internacionales. La derrota militar de “los soldados de la OTAN” y sus cómplices árabes en Siria abre un nuevo episodio en las rivalidades internacionales entre el Oeste, especialmente entre norteamericanos y rusos y los bloques europeos de un lado, y chinos e iraníes de otro. Por consiguiente, en una configuración de relaciones de fuerza entre potencias como fuera el caso de la guerra fría, los puntos de contacto de su poder son a menudo el lugar de los enfrentamientos. El cuerno de África lo es, entre potencias regionales e internacionales repartidas en complejos sistemas de alianzas, en donde esa pequeña república cristaliza el cara a acara de lógicas y orientaciones geopolíticas diametralmente opuestas.

Este pequeño país corre el riesgo de ser epicentro de rivalidades y tensiones geopolíticas en competencia de lo que podría calificarse de “nuevo reparto de África” entre las fuerzas de la OTAN y sus aliados árabes por una parte y China por otra parte. Ha sido un aliado tradicional de los países de la OTAN, desde hace mucho alineado en el campo occidental. Las potencias extranjeras no han estado interesadas, dejando a un lado sus imperativos militares y geoestratégicos, en invertir en infraestructuras geoestratégicas que se adaptaran a las ambiciones de los dirigentes locales de servir como intermediarios en la región. Obtienen solamente derechos por uso de terreno que, a la vista del presupuesto nacional, no supone más del 20 por ciento. Por tanto, para los poderes locales, la elección de acoger a China y a su dispositivo militar obedece más al realismo que a tendencias ideológicas.

La dictadura del punto medio seduce mucho a los dirigentes africanos, que establecen relaciones que les suponen ventajas en cualquier caso. En Yibuti, en contraposición a la presencia de potencias de la OTAN que se resumen en asociaciones estrictamente de intereses militares, China se ha comprometido a acompañar con préstamos sin límites la visión de ser un pivot acariciada por las autoridades de ese país. De esa forma, China, con la vista puesta en los mercados de Etiopía, de Sudán del Sur y de todo África, entra en el baile y acompaña las ambiciones de Yibuti, financiando todos los proyectos de infraestructuras estratégicas que, como el ferrocarril, puertos, aeropuertos y una zona económica especial, servirán a China para posicionarse de forma duradera en África.

De esa manera Yibuti, que comparte una herencia orientada tradicionalmente hacia Occidente y el deseo de hacer de su país un intercambiador regional, que solo los fondos chinos son capaces de satisfacer, se encuentra en el centro del choque de espadas de potencias con tendencias opuestas. La virulentas críticas a los encuentros entre China con los Estados africanos por parte del Secretario para Asuntos Exteriores de Estados Unidos durante su visita en Yibuti en marzo pasado constituye un aperitivo de la rivalidad chino-americana en África. Junto al ministro de Yibuti de Exteriores declaró, haciendo alusión a las relaciones chino-africanas, que “anima la dependencia apoyándose en contratos opacos, préstamos abusivos y acuerdos corruptos que llevan a las naciones a hundirse en el endeudamiento y que dañan su soberanía, no permitiéndoles alcanzar un crecimiento autosuficiente a largo plazo”.

Por otro lado, según el último número del semanario de inteligencia geopolítica francés “Lettre de l’Ocean Indien”, los chinos se han quejado ante las autoridades de Yibuti de actividades de espionaje de la OTAN contra su base militar, así como sobre los menores movimientos del Ejército Popular de Liberación en ese territorio. Según este mismo semanario y en el mismo número, el jefe del Estado Mayor del ejército de Yibuti ha reunido al jefe de la flota china y al jefe del Estado Mayor de las fuerzas francesas estacionadas en Yibuti, ciertamente para calmar la situación. Por el momento las cosas no pasan de simples acusaciones verbales o de acusaciones mutuas de espionaje. En consecuencia, las autoridades, a falta de un Estado potente con buenos cimientos en un dispositivo militar consecuente, y consciente del limitado alcance de su poder de presión sobre estas potencias, son susceptibles de ser desbordadas. Esta incapacidad para situarse como dueños del tablero nacional para contener las veleidades geoestratégicas de sus poderosos invitados, con intereses y objetivos opuestos, les obligan a menudo a adoptar una postura de servilismo y a la voluntad de cada potencia y cada sistema de alianzas, del cual son a la vez nudo y cordón umbilical. Y ello a expensas de su soberanía y de sus intereses nacionales. Y por otra parte, entre Yibuti y Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos ya se han decidido a favor de éstos últimos; son considerados como aliado seguro y rico, en oposición a Yibuti, país pobre y no fiable que ha acogido al Ejército Popular de Liberación en su suelo.

Es por lo que hay que leer los movimientos de Emiratos contra Yibuti, como se revelan en el último número de “Lettre de L’ocean Indien”, sobre todo su implantación económica y militar en Somalia y en Eritrea, sus quejas ante el Tribunal de Arbitraje Internacional de Londres, relativo al contencioso producido por la nacionalización que hizo Yibuti de la participación de DPW en el capital de DCT (Doraleh Conteners Terminal), y, en fin, su lucha sin piedad contra la diplomacia yibutiana en todo el área. En consecuencia, ya sea un simple error de apreciación relacionado con el complejo sistema de alianzas contra natura establecido por las autoridades locales, o sean veleidades maquiavélicas buscadas intencionalmente por el eje Estados Unidos/Emiratos Árabes para desestabilizar Yibuti, todo es susceptible de desequilibrar la región instalando un caos generalizado, que a corto o medio plazo puede ciertamente comprometer a Estados Unidos y a China de una u otra forma. Los dados están lanzados, y también la lógica de las potencias actuantes. El tiempo aclarará el embrollo yibutiano.

https://www.legrandsoir.info/apres-le-moyen-orient-la-corne-d-afrique-sentinelle-de-la-nouvelle-logique-de-puissance-geopolitique.html

miércoles, 25 de abril de 2018

El espionaje británico supervisa la contratación de los periodistas de la BBC

Paul Reynolds, corresponsal de la BBC
Paul Reynolds

“Política a seguir: agachen la cabeza y obstruyan todas las preguntas”. Eso fue lo que escribió un alto funcionario de la BBC en 1985, poco antes de que el diario británico The Observer revelara muchos de los detalles de lo que sucedía en la Sala 105 de Broadcasting House, la sede de la BBC.

Ya no tenía sentido seguir desmintiéndolo, pero para ese entonces la política de negar rotundamente la investigación de nexos políticos —no solo obstruir y, en ocasiones, mentir si fuera necesario— llevaba en efecto cinco décadas.

Desde 1933, un ejecutivo de la BBC, el coronel Alan Dawnay, había empezado a sostener reuniones para intercambiar información con el director del MI5, Vernon Kell, en la residencia de Dawnay, en el lujoso barrio londinense de Chelsea.

Se dio en un época de radicalismo político y ambos consideraban que la BBC necesitaba “asistencia con respecto a actividades comunistas”.

Esos encuentros informales se volvieron formales dos años después, tras un acuerdo entre las dos organizaciones para que todo empleado nuevo fuera investigado con la excepción de “personal como las señoras del aseo”.

El temor era que ingenieros “con tendencias malévolas” pudieran sabotear la emisora en un momento crítico o que conspiradores pudieran desacreditar a la BBC para “abrir el camino a un gobierno de izquierda”.

Así empezó la rutina de escrutinio y aprobación. Desde un comienzo, la BBC se empeñó en no revelar el papel del Servicio de Seguridad Interna (MI5). Desde un punto de vista tenía sentido, teniendo en cuenta que la misma existencia del MI5 se mantuvo en secreto hasta 1989.

A lo largo de los años, algunos ejecutivos de la BBC se preocuparon por las declaraciones “falsas” que tenían que dar, inclusive, en una ocasión, a un parlamentario.

Pero cuando el MI5 sugirió reducir el número de empleos sujetos a investigación, la BBC propuso lo contrario. Aunque había algunos dentro de la corporación que se opusieron a las investigaciones, no tuvieron mucha influencia hasta la distensión de la Guerra Fría en los años 80.

Así es como funcionaba el sistema: el escrutinio se activaba una vez que un candidato, y un par de candidatos alternativos, etiquetados como “también aptos”, eran seleccionados para un empleo.

Los alternativos servían un propósito útil. Si la primera opción no recibía el visto bueno, la junta de selección podía fácilmente optar por la segunda. A los candidatos se les comunicaba que solo había que resolver “formalidades” antes de ofrecerles el puesto.

Sonaba suficientemente inofensivo; permitiría hacer más indagaciones de las referencias, tal vez. Los candidatos no sabían que “formalidades” significaba escrutinio y, de hecho, era una palabra codificada para todo el sistema.

Un memorando de 1984 enumeraba en una lista las organizaciones prohibidas. Las había de izquierda: como el Partido Comunista de Gran Bretaña y el Partido de Trabajadores Socialistas, y de derecha, como el Frente Nacional y el Partido Nacional Británico.

Los candidatos vetados no tenían que necesariamente ser miembros de estas organizaciones, su asociación era suficiente.

Si el MI5 encontraba algo en contra del candidato, presentaba tres “evaluaciones” en una especie de clasificación:

— Categoría “A” declaraba: “El Servicio de Seguridad aconseja que el candidato no debería ser empleado en un cargo que le ofrezca una oportunidad directa de influir en el material de transmisión para propósitos subversivos”.
— Categoría “B” era menos restrictiva: El Servicio de Seguridad “aconsejaba” contra el empleo “a no ser que se antepusieran otras consideraciones”.
— Categoría “C” declaraba que la información negativa no debería “necesariamente vetar” al candidato pero que la BBC “podría preferir hacer otro arreglo” si el cargo ofrecía una “oportunidad excepcional” para actividad subversiva.

En principio, el procedimiento de la BBC fue de nunca emplear a alguien en la Categoría “A”, aunque algunos sí pasaron por el filtro. Eso contradecía la postura pública de que la BBC controlaba todos los empleos. En teoría lo hacía. En la práctica, esa decisión recaía en el MI5 cuando se trataba de los casos en Categoría “A”.

En caso de que el personal cayera bajo sospecha después de ser empleado por la BBC o solicitara una transferencia de empleo que necesitara escrutinio, se le dibujaba una figura que parecía un árbol de navidad en su expediente personal.

Este “árbol” era parte importante del proceso. La BBC mantenía una “Lista de Transferencia de Personal” con los nombres de aquellos que debían ser investigados antes de ser promovidos.

Un árbol añadido a su expediente alertaba a la gerencia de que este era un caso de seguridad. En el archivo también estaba escrito “Aviso Permanente” que decía: “No promover o transferir (o dar contrato extenso) sin previa referencia a (Director de Personal)”.

La BBC estaba tan ansiosa de mantener el sistema oculto que retiraba el “Aviso Permanente” del expediente de alguien que los demandara por asuntos laborales.

También se pusieron de acuerdo para explicar (engañosamente) el sello en el expediente que decía “Formalidades Normales de Ofrecimiento de Empleo Completas”, dando a entender que se refería a “procesos rutinarios como, familiar más cercano, pensiones, etc.”.

El árbol de navidad se abolió en 1984 porque supuestamente atraía demasiada atención. Ciertamente, eso fue lo que hizo cuando el diario The Observer los describió en 1985.

Un día después de la publicación, alguien colgó decoraciones navideñas en el pomo de la puerta de la Sala 105, en Broadcasting House, donde el sistema se administraba.

Una entrevista concedida en 1968 por el entonces director general de la BBC, Hugh Greene, delata la política de la corporación para desmentir y confundir.

En tono despreocupado pero con engaño, Greene le dijo a un reportero de The Sunday Times: “Tenemos una nómina de 23.000 y en esa comunidad tenemos personas de todas las descripciones, incluyendo lo que ustedes llaman ‘afeminados’ —una palabra aparentemente seleccionada por el periodista— “y también comunistas. Pero eso no es asunto mío. Nosotros no sometemos a inquisición a las personas que entran a la BBC”.

Es cierto que ni la BBC ni el MI5 utilizaron la homosexualidad como motivo para vetar a alguien, pero el evitar el empleo de comunistas era un asunto muy de Greene y, si la BBC no lo hacía, entonces el Servicio de Seguridad sí conducía las inquisiciones.

Los archivos revelan que las tácticas que la BBC aplicaba en una entrevista habían sido diseñadas por el MI5, conocido delicadamente como el “Colegio” en los memorandos de la BBC.

Antes de la entrevista, y desviándose inusualmente de la política establecida, un funcionario de la BBC sugirió al “Colegio” que “la necesidad de escrutinio en tiempos de paz ya no existía”. La BBC indicó que estaba dispuesta a reconocer públicamente que el personal involucrado en planes de difusión en tiempos de guerra —llamados “trabajo de emergencia de defensa”— y todo empleado extranjero serían investigados. Sin embargo, un memorando de la BBC registra: “El Colegio no está de acuerdo con hacer ningún tipo de referencia al escrutinio”.

Para subrayar esta postura, un funcionario del MI5 llamó a decir que “no se debería hacer un reconocimiento directo del escrutinio”. Si hay presión, la BBC podría admitir que “algo parecido” se realizó “en relación a los objetivos de los Planes de Guerra” y “en relación a los extranjeros”.

Sin embargo, el Servicio de Seguridad “preferiría que no se hiciera la más mínima referencia posible a este tema”.

El MI5 sugirió que las preguntas a Greene podrían ser desviadas a alguien en “el área de personal”. Y que “tal vez se podría enfatizar el firme proceso de reclutamiento y la seriedad con que se toman las referencias personales”. La BBC se adhirió a esta última sugerencia y aparece un muchas de sus respuestas en años subsiguientes. Sagazmente ambigua, implica que las referencias recibidas son las suministradas por el solicitante. En realidad, la fuente de las referencias era el Servicio de Seguridad.

Greene siguió la línea del MI5. Le dijo al Sunday Times que no contestaría ninguna pregunta sobre el sistema de escrutinio y las cedería a un subordinado. El diario parece haber aceptado esto. No citó nada al respecto cuando publicó la entrevista.

Sin embargo, el portavoz elegido por Greene, el director de administración, John Arkell, no siguió el guión que se le había dado.

Al comienzo repitió el desmentido: “No hacemos preguntas sobre religión ni política”. Pero, luego, titubeó. “Si alguien es un comunista no es relevante, aunque, por supuesto, está trabajando en un área particularmente sensible”. Pero luego dijo: “En este mundo imperfecto alguien siempre sufre”, una implicación clara que el diario no continuó indagando.

Arkell rápidamente repitió el desmentido: “Debo indicar que el escrutinio de seguridad no es un prerrequisito para lograr un empleo en la BBC”.

No obstante, sí lo era para unos 6.000 empleos en la BBC, durante esa época. Los comentarios de Arkell llamaron la atención de algunos. Un funcionario de la BBC lo acusó de “admitir abiertamente” el sistema de escrutinio. Sin embargo, Arkell había quedado satisfecho con su desempeño y el Servicio de Seguridad lo felicitó por “mantener su credibilidad durante el interrogatorio”.

El rechazo de Greene a contestar esas preguntas no sorprendió a los entendidos. Aunque él había sido una influencia liberadora en la BBC desde su designación como director general en 1960, estaba firmemente a favor del escrutinio.

Cuando hubo preocupaciones de que el MI5 podría ser demandado y se propuso limitar el escrutinio, Greene se opuso al cambio.

En realidad, la BBC abogó por más investigaciones para evitar la penetración de “subversivos” pero sintió que podría públicamente reconocer haber investigado a algunos empleados clave. El MI5 quería aliviarse de la carga del escrutinio pero insistía en casi total secreto.

Pasó algún tiempo antes de que se resolviera el debate. El Servicio de Seguridad logró arreglar sus actividades con sus directivas y la BBC retiró a 528 empleados de su sistema de escrutinio. Entre estos se encontraban 81 empleados del Departamento de Vestuario y Maquillaje, 20 en el Departamento de Discos y Grabaciones, y 21 en la biblioteca. Otros 16 excluidos del sistema estaban en el área de transmisiones religiosas, aunque la BBC podría solicitar que cualquier individuo allí fuera investigado.

Y así, ese personal ya no era considerado un peligro para el Estado.

Los candidatos a empleo nunca supieron por qué fueron rechazados, aunque lo hubieran podido adivinar.

Un caso destacado involucró a una periodista y presentadora, Isabel Hilton (que luego recibió una condecoración de la monarquía por sus reportajes). Ella cree que le fue negado un empleo en la BBC en Escocia, en 1976, por su asociación con un miembro del Partido Comunista en la Universidad de Edimburgo, un estudiante que, con ella, participaba en la organización China-Escocia de esa institución.

Después de una protesta sin precedentes del ejecutivo de la BBC que quería emplearla, finalmente le ofrecieron el puesto. Pero llegó demasiado tarde, ya se había ido a otra parte.

Un tiempo después, el último funcionario de la BBC en actuar como intermediario con el Servicio de Seguridad le ofreció disculpas afirmando que había sido un “error”. No obstante, el episodio todavía la enfurece.

“Todavía me siento indignada. Es el no asumir responsabilidades lo que me molesta y el hecho que nadie en la BBC se disculpara, explicara públicamente o emitiera algún comunicado en mi defensa o para admitir su error”, comentó Hilton.

“Se agruparon detrás de un parapeto institucional defensivo sin importarles lo que sus acciones hubieran podido causar a mi reputación, mi carrera, etc. Nadie en la BBC asumió la responsabilidad o aparentó sentir que debiera hacer algo para arreglar el daño. Pensé que fue una manera escuálida de comportarse y todavía me siento así”, continuó.

“Más serio aún, más allá de mi caso en particular, sentí que la BBC había violado la confianza del público al promover un sistema en Reino Unido con el cual la policía secreta daba licencia a los periodistas o lo ponía en la lista negra. Cada vez que escucho a la BBC jactarse de su excelente tradición periodística, siento una punzada de ira”.

Hilton finalmente terminó trabajando para la BBC, presentando un importante programa noticioso de radio en los años 90 y luego un programa de arte.

Otro candidato que fue rechazado siguiendo la pauta del MI5 fue Tom Archer, que trabajó como contratista independiente en los años 70, pero le negaron un puesto cuando solicitó empleo permanente a partir de 1979.

Archer dice que había sido un “socialista activo en la universidad”, pero eso era algo a lo que la BBC generalmente le prestaba poca atención al considerarlo como entusiasmo juvenil. Tenía que haber otra razón y fue Robin Hicks, un editor en Bristol que quería emplearlo, quien lo descubrió: Archer estaba vetado porque un pariente cercano supuestamente se había integrado al Partido Socialista de Trabajadores. Hicks protestó inútilmente.

La carrera de Archer prosperó fuera de la BBC —en Channel 4 y la productora Granada— pero él también encontró una manera de regresar. En 2008, alcanzó el cargo de controlador de programas documentales de la BBC, con base en Bristol.

“Tenía rabia y hasta miedo en esa época”, dice, recordando 1979. “Temí que estaría vetado de todo. Era joven y estaba casado. Devolví un grabador de video que había comprado y vendí el auto. Lo habían hecho de una manera muy torpe”, señaló. “Naturalmente, mi regreso fue un absoluto triunfo”.

Al mismo tiempo que las solicitudes de empleo de Tom Archer eran rechazadas, un alto funcionario de la BBC encargado de seleccionar personal abogaba por el fin del escrutinio.

En diciembre de 1979, Hugh Pierce señaló que en un período de dos años, solo 22 personas habían sido excluidas del proceso y miles habían sido investigadas.

Pidió, entonces, que “el proceso de escrutinio se reduzca”, sin embargo, recomendó que se mantuviera para aquellos con acceso a secretos oficiales y para los que trabajaran en el Servicio Mundial de la BBC, donde muchos extranjeros trabajaban. Más allá de eso indicó que “deberíamos abandonar inmediatamente la actual orden de investigar a categorías enteras de solicitantes. Deberíamos reemplazar una maquinaria aplastante con un servicio más flexible”.

La última frase de este reporte de 10 páginas fue profética. Advirtió que si la extensión del sistema de escrutinio fuera conocido por el público, sería “fuente de ridiculización y vilipendio”. Su recomendación no fue escuchada y su profecía se volvió realidad cuando The Observer publicó su historia en agosto de 1985.

A pesar de que la propuesta de Pierce fue rechazada, se tomaron medidas para recortar el número de personal afectado por el sistema. Una revisión en 1983 resultó en el retiro de 2.000 cargos de la lista de investigados.

El hombre que dirigió esta revisión, un funcionario de la BBC encargado de mediar con el MI5, fue Ronnie Stonham quien, no obstante, había producido un “documento defensivo”, cuya primera frase era un desmentido generalizado y categórico que la BBC sometía a sus potenciales empleados a investigaciones.

En la dirección de la BBC, el apoyo al sistema estaba claramente desapareciendo. El vicepresidente de la Junta de Gobernadores, William Rees-Mogg, ya lo había cuestionado antes del revelador artículo en The Observer.

“Opera ignorado por casi todo el personal de la BBC, desde la Sala 105, en un corredor fuera del paso en el primer piso de Broadcasting House —parte de un laberinto en el que George Orwell se inspiró para crear su Ministerio de la Verdad en su novela 1984“—, escribieron los periodistas David Leigh y Paul Lashmar.

“El letrero en la puerta —“Funciones Especiales-Gerencia“— lo delata”, continuó el artículo. “Detrás de la puerta se encuentra Ronnie Stonham”.

Para entonces, había hechos y casos que hacían inútiles cualquier desmentido.

Algunos se sorprendieron de cómo la BBC había logrado mantener el secreto durante tanto tiempo. En los archivos de la corporación hay evidencia de que les hubiera quedado muy difícil continuar con el engaño si la prensa los hubiera presionado más. “Esta historia tiene 50 años y le ha tomado a la prensa todo ese tiempo en descubrirla”, dijo el entonces director general, Alasdair Milne.

Las revelaciones del Observer produjeron un gran cambio. Casi inmediatamente, Stonham recomendó limitar la investigaciones de subversión a altos funcionarios de la BBC, pero la gerencia de la corporación fue más lejos. En octubre de 1985 anunció que cualquier escrutinio futuro sería aplicado a unos cuantos operativos en los puestos más altos, aquellos encargados del servicio de difusión de emergencias (como en el evento de una guerra nuclear) y aquellos empleados del Servicio Mundial de la BBC que se pensaba serían vulnerables a infiltración hostil. Todas las otras investigaciones cesarían.

Corresponsales como Paul Reynolds, continuaron siendo sometidos a investigación inclusive después de 1985. Pero, entre bambalinas, hubo resistencia en algunos sectores. Una reacción planteó para mantener a corresponsales extranjeros y especialistas en temas nacionales en la lista de investigados, en base a que “la credibilidad de la BBC dependía de su integridad”. Tuvieron que idearse una excusa, así que esos corresponsales fueron rápidamente reasignados a una lista de aquellos que tenían acceso a información restringida del gobierno, un acceso que ninguno de ellos tenía.

El resultado es que el personal bajo escrutinio se redujo a 1.400 en el servicio interno y a 793 en el Servicio Mundial. El sistema se depuró más en 1990 y todo el escrutinio terminó en la BBC, salvo para aquellos involucrados en difusión en tiempos de guerra y los que tenían acceso a información secreta del gobierno.

Don años más tarde, se eliminó de la lista a los de difusión en tiempos de guerra.

La BBC se niega a confirmar si hay personal que es investigado actualmente. “No comentamos acerca de temas de seguridad”, dijo un portavoz. Sin embargo, cualquier investigación residual de personal que necesita acceso a información clasificada para planes de emergencia, por si acaso, sería un proceso abierto y bajo el conocimiento del individuo. Ya no es un secreto como antes lo era.

Un funcionario de la división de noticias de MI5 que reemplazó a Stonham, Michael Hodder, supervisó los últimos casos de investigación del Servicio Mundial. Fue Hodder el que rescató los archivos para la historia. Ignoró las instrucciones de destruirlos y los embaló en unas cajas para enviarlos al centro de archivos escritos de la BBC.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-43863777

Arabia saudí recluta soldados en África para llevarlos a combatir en la Guerra de Yemen

Arabia saudí ha firmado un acuerdo secreto con el gobierno de Chad para reclutar soldados del país africano que combatan a los hutíes en la Guerra de Yemen, según el periódico Al-Quds Al-Arabi Newspaper (1).

El acuerdo se firmó durante la visita del Presidente Idriss Déby a Riad a mediados de abril. La cadena de televisión yemení Al-Masirah informó de que Emiratos Árabes Unidos tienen previsto hacer lo mismo. Planean reclutar unos 10.000 mercenarios en Uganda.

La misión de las tropas africanas será apoyar al ejército saudí en las operaciones terrestres. Un vídeo difundido en Twitter muestra a soldados chadianos desfilando en una base militar saudí (2).

Paradógicamente Chad recibe la visita del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la contratación de mercenarios del 16 al 23 de abril. La delegación, integrada por Patricia Arias y Saeed Mokbil, se encontraba en el país para evaluar las actividades de los mercenarios y combatientes extranjeros y su impacto en los derechos humanos. ¿Tomará nota la ONU en sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos en septiembre de este año de los compromisos que ha mantenido Chad durante más de 28 años?

La coalición dirigida por Arabia saudí en Yemen no ha tenido mucho éxito en estos tres años y el número creciente de bajas en los combates está empezando a mostrar sus limitaciones.

Los hutíes advirtieron al general Idriss Déby contra el envío de sus tropas al lado de los invasores saudíes y amenazaron con lanzar misiles contra la capital chadiana.

Las imperialistas habían propuesto a Arabia saudí que firmara acuerdos de cooperación militar con Chad para acercar Riad a las naciones africanas que a su vez mantienen buenas relaciones con Israel.

La coalición dirigida por Arabia saudí en Yemen ha sido acusada repetidamente de causar masacres entre la población civil como consecuencia de sus ataques aéreos. En diciembre de 2017, un portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos informó de que 143 civiles habían muerto en un período de seis días como resultado de los ataques aéreos de dicha coalición.

(1) https://www.tchadpages.com/au-yemen-des-milliers-de-mercenaires-tchadiens-deployes-pour-remplacer-les-militaires-saoudiens/
(2) https://twitter.com/keymiftah79/status/986899619610267648/video/1

Irán sustituye al dólar por el euro en medio de una tensión creciente con Estados Unidos

La tensión entre Irán y Estados Unidos se ha intensificado después de que el sábado Teherán anunciara que comenzará a formar en euros sus reservas de divisas de moneda extranjera, en lugar de dólares, lo que forma parte de los esfuerzos del país por reducir su dependencia del imperialismo estadounidense.

La semana pasada el director del Banco Central, Valiollah Seif, dijo que el ayatolah Ali Jamenei, apoyaba su sugerencia de reemplazar el dólar por el euro en el comercio exterior, porque “el dólar no tiene cabida en nuestras transacciones de hoy”.

Prácticamente Irán no tiene comercio con Estados Unidos debido a décadas de sanciones económicas. Su principal socio comercial es Emiratos Árabes Unidos, que representa alrededor del 24 por ciento de todas las importaciones y exportaciones iraníes. China no está muy por detrás, con un 22 por ciento, seguida de Turquía, India y la Unión Europea, que representan alrededor del 6 por ciento del comercio de Irán.

Durante algún tiempo los dirigentes iraníes han amenazado con abandonar el dólar por otra moneda. La transición al euro cobró mayor urgencia tras el nombramiento de Trump y su decisión de incluir a Irán en una lista de países predominantemente musulmanes a los que se prohíbe la entrada en Estados Unidos.

Trump también amenazó con poner fin al acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Irán y varias potencias mundiales. La siguiente prueba importante es el 12 de mayo, que es cuando Trump tiene que ratificar un acuerdo que ha calificado como “el peor de la historia”.

Los dirigentes iraníes consideran que esta decisión es una medida lógica y necesaris. La amenaza de nuevas sanciones estadounidenses ha desestabilizado el mercado iraní de divisas en los últimos meses. Las transacciones bancarias que involucran al dólar ya son difíciles para Irán. Las sanciones han hecho que los bancos estadounidenses se muestren reacios a hacer negocios con Teherán; las empresas extranjeras se exponen a sanciones si realizan transacciones iraníes en dólares, incluso si las transacciones involucran sucursales no estadounidenses.

Según Reuters, Ali Jamenei culpa a “los enemigos extranjeros” de los recientes problemas en el mercado de divisas y pidió a los servicios de inteligencia iraníes que desactiven la conspiración contra la República Islámica.

https://www.middleeastmonitor.com/20180419-iran-switches-from-dollar-to-euro/

Un nuevo libro documenta el papel del imperialismo francés en el genocidio de Ruanda

El capitán Guillaume Ancel
Guillaume Ancel era capitán del ejército francés cuando intervino en Ruanda en junio de 1994, al final del genocidio tutsi (Operación Turquesa). En marzo publicó un libro que precisa todos los testimonios al respecto, completados por su experiencia personal. Muy fáctico, relata lo que él mismo observó o aprendió en su momento; luego, en retrospectiva, lo compara con lo que escuchó de los dirigentes políticos y militares franceses.

El libro está causando mucho ruido en Francia. El punto más destacado es el aspecto agresivo de la Operación Turquesa. Los soldados franceses que en 1994 partieron hacia Ruanda recibieron una orden escrita de reconquistar la capital ruandesa, Kigali, aunque a su llegada al lugar un oficial les quitó el papel, con precauciones inusuales para que no quedara ningún rastro documental.

A Ancel le enviaron a Ruanda para guiar a los cazas y, a diferencia de sus misiones anteriores, nunca recibió una explicación clara y precisa del contexto político y los objetivos de la operación. A finales de junio, no tenía ningún indicio de que su misión fuera humanitaria o de otro tipo. Descubrieron a los fugados tutsis que eran el blanco de la masacre en Bisesero. Sin embargo, la unidad a la que pertenece Ancel, estacionada a pocos kilómetros de distancia, no recibió la orden de intervenir, aunque la unidad era numerosa, estaba bien equipada, desocupada y preparada para la acción.

En la noche del 30 de junio les enviaron a detener al Frente Patriótico Ruandés, cuyas tropas se opusieron al gobierno genocida y lo pusieron fin. Sin embargo, la operación se interrumpió in extremis a primera hora de la mañana del 1 de julio. Ancel interpreta que esta decisión reflejaba una polémica entre los responsables franceses: la operación había sido decidida sin duda por el Estado Mayor Conjunto, mientras que finalmente el Elíseo la había puesto fin. A partir de ese momento la operación adquiere, al menos en parte, un carácter humanitario, que se dará a conocer ampliamente.

Así, en los últimos días de junio, el campo de refugiados de Nyarushishi estuvo protegido por unos pocos hombres de las fuerzas especiales que estaban más preocupados por organizar una misa que por acabar con las matanzas. Según Ancel, hasta principios de julio las fuerzas especiales no fueron relevadas por una gran unidad organizada de manera efectiva, que prohibió explícitamente a sus soldados las relaciones sexuales con las mujeres ruandesas.

También a principios de julio comenzaron las primeras operaciones de rescate para los supervivientes ocultos de los tutsis. Fue también a principios de julio cuando se celebraron los primeros debates en el ejército sobre la necesidad de desarmar a los milicianos. Ancel participó en ellos. Subraya la ausencia de una distinción clara entre los milicianos genocidas, por un lado, y las fuerzas armadas del gobierno que apoya el ejército francés, por otro. Incluso en la zona controlada por el ejército francés, los milicianos siguen dominando sobre vastos territorios, incluso intentando intimidar a los soldados franceses.

A los soldados franceses se les ordenó colaborar con las autoridades civiles ruandesas y gradualmente se dieron cuenta, cada uno a su propio ritmo, de que sus interlocutores tenían las manos manchadas de sangre. Nadie les advirtió del hecho de que habían sido esas autoridades las que habían organizado el genocidio tutsi, hasta el punto de que Ancel descubre asombrado que un teniente francés de las fuerzas especiales había autorizado a un alcalde genocida a conservar sus armas.

Las autoridades civiles y militares ruandesas provocaron el éxodo de la población hacia el vecino Zaire (actualmente la República Democrática del Congo) porque vaciando el país practicaban una táctica de tierra quemada. Al mismo tiempo, disimulaban entre la masa de refugiados a los ejecutores del genocidio y les permitían escapar de las sanciones para reorganizarse en el Zaire para intentar reconquistar Ruanda.

Ancel observa que este éxodo lo provocan las autoridades ruandesas sin que los franceses lo impidan, aunque tenían medios para ello. Las consecuencias humanitarias del éxodo fueron deplorables, con una epidemia de cólera que recibirá más cobertura mediática que el genocidio tutsi.

Ancel recoge los sentimientos del teniente coronel Hogard el día en que tuvo que recibir a los miembros del gobierno ruandés. Acompañó amablemente al Zaire a los responsables de las masacres. Podría haberlos detenido, podría incluso haberlos neutralizado, pero sus órdenes no le dejaron otra opción.

La parte del libro de Ancel que atrae la atención de los medios de comunicación franceses se refiere al movimiento de armas en la zona controlada por el ejército francés. El oficial explica que se le ordenó que desviara la atención de los periodistas para que no vieran un convoy de camiones entregando armas a los militares ruandeses en la ruta hacia el Zaire. Se enteró de que Francia estaba financiando a las tropas genocidas del gobierno y que las rearmó, para convertir los campos de refugiados en una base de retaguardia para futuros combates.

En ocasiones, en lugar de proteger a la población amenazada, las tropas francesas escoltaban a los religiosos e incluso a un obispo que quería salvar sus coches de lujo.

Otra anécdota significativa del ardor guerrero de los colonialistas: para que sus superiores le condecoraran, un oficial se provocó un choque mortal con militantes del Frente Patriótico.

Una noche un suboficial en jefe le pidió que se quedara con él para lograr que los detenidos confesaran bajo tortura. Nadie se opuso, excepto el autor del libro, quien les amenazó a los verdugos con que a su regreso a Francia denunciaría cualquier acto de tortura. Finalmente, el teniente coronel prohibió el interrogatorio.

En una ocasión, el oficial encontró un cadáver en el suelo que parecía enigmáticamente caído del cielo. Tres años más tarde, mientras hablaba con un piloto de helicóptero que quería tranquilizar su conciencia, se enteró de que miembros de las fuerzas especiales habían lanzado al hombre desde un helicóptero, desde una gran altitud.

No es un invento argentino propio de la Operación Cóndor. Hay numerosos testimonios de ruandeses sobre el lanzamiento de personas desde helicópteros, a veces desde altitudes bajas, para asustar más que para matar.

¿Por qué los franceses apoyamos a un gobierno genocida?, se pregunta finalmente el autor del libro. La respuesta es que, además de racista, el imperialismo es sinónimo de crimen y tortura practicado por estas potencias european que tanto presumen de respetar los derechos humanos.

Luego sólo hace falta asegurar el silencio y la impunidad de los criminales. El diputado socialista Paul Quilès, que dirigió la comisión parlamentaria de 1998 sobre el genocidio, le dijo al oficial que no testificara “para no perturbar la visión francesa del papel que desempeñamos en Ruanda”. O sea, para preservar el engaño propagado a través de los medios de comunicación.



Más información:

- El imperialismo francés desató el genocidio de Ruanda en 1994
- El jefe del Estado Mayor del ejército francés fue uno de los defensores de los genocidas ruandeses
- Ruanda abre un investigación sobre la intervención de los imperialistas franceses en el genocidio
- 22 oficiales del ejército francés están acusados del genocidio cometido en Ruanda en 1994
- Acusan al banco BNP de participar en el genocidio de Ruanda
- Ruanda según la Audiencia Nacional: el mundo al revés
- Historia secreta del teléfono rojo en pleno genocidio ruandés

Lo que los imperialistas ofrecen a Putin para que traicione a Bashar Al-Assad

Las principales capitales occidentales mantienen en estos momentos negociaciones secretas con Moscú para que Putin abandone a Bashar Al-Assad, según el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (*).

Las conversaciones comenzaron tras los bombardeos aéreos del 14 de abril sobre Siria, aunque Merkel ya había iniciado los contactos por adelantado.

Los occidentales han realizado tres ofertas a los rusos. La primera es la de garantizar la seguridad de las dos bases militares rusas en Tartus y Latakia. Los imperialistas creen que estas dos bases tienen una importancia estratégica para el ejército ruso, ya que le dan acceso al Mediterráneo.

La segunda propuesta es una financiación inmediata de la reconstrucción de Siria, de la que los rusos podrían beneficiarse en gran medida. Los occidentales han asegurado a sus interlocutores rusos que las potencias occidentales, así como las monarquías del Golfo, ya están dispuestas a inyectar miles de millones de dólares en este gigantesco proyecto si aceptan renunciar a su apoyo al gobierno de Damasco. Basándose en las necesidades actuales de la economía rusa, que lucharía por encontrar salidas fuera de las fronteras, los emisarios occidentales quieren atraer a los rusos ofreciéndoles, también allí, garantías sobre su parte del pastel.

La tercera propuesta parece la más sustanciosa: las potencias occidentales se comprometen a reconocer a Rusia como una superpotencia mundial y a tratarla como tal a todos los niveles, con todo lo que ello implica en términos de eliminación de las sanciones que Washington y la Unión Europea han impuesto.

Las fuentes diplomáticas citadas por el diario alemán creen que la oferta de los imperialistas no es una “rendición”, sino la admisión de un fracaso impuesto por la falta de alternativas para poner fin a la guerra siria. La socialdemocracia alemana lo explica así: la negociación con Rusia no es una opción sino una necesidad.

Hasta aquí llega la información del Frankfurter Allgemeine Zeitung, respecto de la cual hemos de decir que es la consagración del fracaso que todo el mundo conoce y admite, salvo los propios vencidos, que no lo pueden hacer porque son fuerzas hegemónicas. “Nos guste o no, no hay manera de solucionar el conflicto de Siria sin Rusia”, añadió el lunes Heiko Maas, el ministro alemán de Asuntos Exteriores

La oferta deja claro que los imperialistas tratan a Moscú de la única manera que saben: como tales imperialistas. De ahí que ofrezcan a Rusia (pero no a Siria) una parte del “pastel”. Necesitan aclararles que si lo que quieren es eso, en Siria hay un “pastel” muy grande, del que se podían llevar un pedazo. Se trata de los 500.000 cadáveres, según el diario alemán, muchos de los cuales están aún sin enterrar.

Es imposible que Rusia acepte una propuesta que no les concede nada que no tengan y se hayan ganado. Rusia ya es una gran potencia mundial y todo los intentos de los imperalistas por omitir ese dato están condenados al ridículo.

Rusia ya tenía una base naval en Tartus desde los tiempos soviéticos y ahora tiene otra más, aérea, en Hmeimim que los imperialistas no tienen que garantizar porque está protegida por Siria y por la propia Rusia.

Los imperialistas y los sátrapas del Golfo tienen que pagar los cuantiosos daños causados por la guerra porque ellos los han causado. Aquí tampoco hay ninguna oferta interesante, ni siquiera como “salida” a los problemas del capitalismo ruso, que son de otro orden.

No es necesario acabar diciendo que, al más puro estilo mafioso, los imperialistas quieren llevar a Putin por el camino de la traición a su aliado Bashar Al-Assad, lo que complementa su conocido estilo diplomático.

(*) http://www.faz.net/aktuell/politik/ausland/angela-merkel-und-wladimir-putin-sprechen-ueber-lage-und-entwicklungen-in-syrien-15553725.html

martes, 24 de abril de 2018

La agresiones contra musulmanes crecieron un 15 por ciento el año pasado en Estados Unidos


El grupo Consejo de Relaciones Américano-Islámicas (CAIR) ha denunciado que en 2017 se produjeron 300 crímenes de odio contra musulmanes, lo que supone un incremento del 15 por ciento con respecto al año anterior, cuando se registraron 260 delitos de este tipo, según un informe presentado ayer.

"Nunca se ha visto nada parecido. La comunidad musulmana se ha convertido en el saco de boxeo del presidente de Estados Unidos", ha afirmado un abogado del CAIR, Gadeir Abbas.

Entre los casos recogidos está la paliza que sufrió un musulmán en junio el Bronx, Nueva York, tras ser acusado por un tumulto de ser un "terrorista". En noviembre fue incendiado un restaurante de una familia musulmana en Kansas.

El año 2017 supone así el segundo año consecutivo de incremento de este tipo de agresiones. CAIR ha atribuido este aumento en parte la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y en particular a las restricciones a la entrada en el país de ciudadanos de países de mayoría musulmana.

El CAIC ha contabilizado un total de 2.599 incidentes antimusulmanes en 2017, un 17 por ciento más que en 2016. Esta cifra incluye casos de acoso, discriminación laboral y casos de discriminación contra musulmanes por parte de organismos públicos.

Más de un tercio de los incidentes han sido con organismos federales. "Esto supone un nivel sin precedentes de hostilidad contra una minoría religiosa dentro de Estados Unidos", según el CAIR. El informe del CAIR revela que ha investigado 5.650 casos, por lo que reconoce que menos de la mitad eran auténticos.

Estas cifras son más bajas que las divulgadas por el FBI, que registró 307 crímenes de odio contra musulmanes en 2016, último año del que hay datos, lo que supone un 44 por ciento de incremento con respecto al año anterior.

Durante la campaña que le aupó a la Presidencia, Trump prometió "prohibir completamente la entrada de musulmanes en Estados Unidos" y poco después de tomar posesión firmó una orden ejecutiva que prohibía la entrada de las personas procedentes de varios países de mayoría musulmana. Una versión modificada de esta orden que incluye a Corea del Norte entró finalmente en vigor a finales de 2017.

http://www.economiahoy.mx/internacional-eAm-mexico/noticias/9091475/04/18/Aumentan-un-15-los-crimenes-de-odio-contra-musulmanes-en-Estados-Unidos.html