miércoles, 7 de marzo de 2018

Un compromiso con el imperialismo para agredir (Libia, Siria) y otro para que no nos agredan (Brest-Litovsk)

El trotskista Gilbert Achcar
Hace poco Gilbert Achcar, que se vende como profesor de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, concedía una entrevista a “International Viewpoint” (1) para defender la intervención militar del imperialismo contra Siria, esta vez de manera abierta, no como hasta ahora.

Aclaremos que, además de profesor universitario, Achcar dirige una de las varias corrientes trotskistas internacionales que proliferan por el mundo, a pesar de lo cual, ostenta el título pretencioso, de Secretariado Unificado, del cual “International Viewpoint” es portavoz.

Tanto él como sus secuaces han defendido públicamente desde un principio al imperialismo en sus agresiones a Libia (2) y Siria (3), naturalmente “desde un punto de vista anti-imperialista”.

Achcar y su Secretariado Unificado han ido mucho más allá de la mera propaganda. Han apoyado activamente a los imperialistas y han mantenido relaciones con el Consejo Nacional Sirio, que no es otra cosa que la quinta columna de la CIA y del espionaje francés en el interior del país y en el exilio.

Pero donde dijo digo... En su entrevista con “International Viewpoint” el “anti-imperialismo” de Achcar se esfuma, e incluso el profesor trotskista rechaza la expresión “anti-imperialismo” (las comillas son de la propia edición) porque no se corresponde con la actual situación en Siria, ya que “Estados Unidos apoya [...] a una fuerza progresista [kurdos] en su lucha contra un enemigo reaccionario”.

Es la misma postura que desde “Kaos en la Red” predican otros trostkistas como Gabriel Huland, firmante del repugnante artículo “Siria: ninguna solución es posible con Assad en el poder” (4) en donde no hay ninguna diferencia con las tesis sostenidas por el imperialismo estadounidense, ni siquiera en ese lenguaje sibilino que reconvierte a una guerra en un “conflicto”.

La desfachatez llega al contorsionismo cuando Achcar lleva a cabo una de esas comparaciones estrafalarias: la “alianza” con los imperialistas en Libia es como el Tratado de Brest-Litovsk que firmaron los bolcheviques. Incluso comienza su artículo defendiendo lo indefendible con una cita de Lenin al respecto.

A Achcar le da lo mismo un compromiso para que los imperialistas no nos agredan (Brest-Litovsk) que un compromiso para agredir (Libia, Siria).

Los kurdos han sido el último clavo ardiendo, tanto de los trotskistas como de los anarquistas, para justificar su alineamiento con el imperialismo. Pero el mito de Rojava y la tontería del confederalismo democrático cada vez engañan menos. Recientemente un sitio libertario español se desmarcaba de su anterior apoyo a los kurdos: “Caen las máscaras kurdas”, titulaba (5).

La argumentación del autor es significativa porque las “máscaras kurdas” no se le han caído por su alianza con el imperialismo sino por la incorporación a las milicias kurdas de 120 yihadistas que alguien había “amnistiado” previamente. Hasta entonces “el pueblo kurdo hablaba a USA de tú a tú”.

Estados Unidos no trata de tú a tú a nadie, ni siquiera para hablar. Nunca ha firmado alianzas ni compromisos que le obligaran a nada. La OTAN, por ejemplo, no es nada de eso. Una alianza supone una cierta igualdad entre las partes o entre los países, una política que el imperialismo desconoce y que le causa muchos problemas en la mayor parte del mundo porque los demás no quieren ser sus vasallos.

(1) https://www.internationalviewpoint.org/
(2) https://mondediplo.com/openpage/libya-a-legitimate-and-necessary-debate-from-an
(3) http://www.zcommunications.org/libya-a-legitimate-and-necessary-debate-from-an-anti-imperialist-perspective-by-gilbert-achcar (eliminado)
(4) http://kaosenlared.net/siria-ninguna-solucion-es-posible-con-assad-en-el-poder/
(5) http://tarcoteca.blogspot.com.es/2018/02/caen-las-mascaras-kurdas-120-lideres-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario