viernes, 16 de marzo de 2018

Noche de disturbios en el centro de Madrid por la muerte de un mantero senegalés

Mame Mbaye, un mantero senegalés de 35 años, falleció anoche de una parada cardiorrespiratoria. La muerte se produjo en el barrio madrileño de Lavapiés tras una persecución de la Policía Municipal, que iba en moto.

La policía empezó a perseguir a los manteros desde la Puerta del Sol y al llegar al barrio de Lavapiés, el hombre se desplomó frente a la puerta de su casa.

Unos 300 vecinos cortaron las calles para impedir que sacaran el cadáver hasta que no se aclarase la situación. Se desató una oleada de protestas por distintas calles del barrio entre las 21.00 y la 01.30 horas.

La policía inició un amplio despliegue represivo con cargas y pelotas de goma para dispersar a manifestantes que incendiaron contenedores y vehículos estacionados en la zona.

La policía detuvo a seis personas, uno de ellos menor de edad. Al menos 19 personas resultaron heridas y un vehículo de la Policía Municipal destrozado.

También se registraron múltiples destrozos en el mobiliario urbano, en sucursales bancarias con el lanzamiento de piedras y otros objetos contundentes.

Cheikh Ndiaye, de la Asociación de los Inmigrantes Senegaleses en España (AISE), con sede en Lavapiés, ha señalado que la intención de los concentrados es exigir que se esclarezca la muerte. “Hemos llamado a la Embajada de Senegal y el cónsul está llegando para comprobar con sus ojos por qué ha muerto nuestro compañero”, ha dicho.

Gritaban lemas como “Estado social y no policial”, “Policía asesina” o “Fuera la policía de los barrios de Madrid”.

Jesús Guisado, un vecino, dice que los africanos comenzaron a llorar por el fallecido, preguntándose quién va a sostener a su familia ahora. Añade que la policía llevaba muchos días persiguiéndo al fallecido por realizar venta ambulante.

El fallecido no llevaba documentación y ha sido un compañero el que ha indicado a los agentes que era mantero. Llevaba 14 años en España y no tenía permiso de residencia. Era de Pire (Senegal).

El Ayuntamiento de Manuela Carmena, de Podemos, niega que se haya producido ninguna persecución policial. La explicación es romcambolesca: la policía no sólo no le ha matado sino que intentó salvarle la vida.

Tras recibir una llamada de emergencias, dice la versión oficial, los policías que patrullaban la zona se han encontrado a un hombre en el suelo sin respiración, han iniciado las maniobras de reanimación cardiopulmonar del mantero.

Los policías municipales de Madrid han cumplido su amenaza. Recientemente hablaban de matar y de poner bombas en Lavapiés contra los inmigrantes y hacían loas a Hitler.

A pesar de ello, el ayuntamiento les mantiene en activo y el fiscal no les acusa de enaltecimeinto del terrorismo (como a otros).




El Sindicato de Manteros ha convocado manifestaciones en Madrid y Barcelona para denunciar la muerte anoche del senegalés Mame Mbaye

No hay comentarios:

Publicar un comentario