lunes, 12 de marzo de 2018

Los trabajadores de Amazon llevarán a cabo en Madrid la mayor huelga de la multinacional en Europa

Ya hay fecha para la huelga de Amazon: el 21 y 22 de marzo parará la planta de San Fernando de Henares, en Madrid. La decisión de los sindicatos ha sido respaldada por el 75 por ciento de la plantilla, lo que supone un total de 1.100 de los 2.000 trabajadores.

El día antes de la asamblea la multinacional trató de influir en la decisión de los trabajadores convocando charlas “amistosas” con los trabajadores, pero el efecto de las presiones ha sido nulo.

Es la mayor huelga de la empresa en Europa ya que de San Fernando sale un camión cargado cada 21 minutos. Los efectos de un paro durante 48 horas pueden ser devastadores para una empresa que presume de ser capaz de repartir de manera casi instantánea.

Los trabajadores españoles siguen, pues, la estela de las huelgas en Alemania e Italia por la misma cuestión. De forma unilateral, Amazon prolongó el convenio laboral un mes más. Caducado desde el 31 de diciembre de 2016, la multinacional vio la oportunidad para reducir los derechos de la plantilla.

Por un lado anunció la congelación de los salarios de los contratados indefinidamente, redujeron los precios de las horas extras y, el mayor problema de todos, una reducción de las coberturas por las bajas por enfermedad. Del pago del 100 por ciento de la nómina en las primeras cinco bajas se pasaba a el pago del 50 por ciento.

Las bajas tienen una explicación muy sencilla: el trabajo en el almacén es agotador, con jornadas de hasta 20 kilómetros recorridos al día. Los trabajadores llevan tiempo denunciando dolencias muscoesqueléticas y los riesgos laborales que supone para su salud.

Al aplicar el convenio sectorial, los salarios de varias de las categorías profesionales se verán rebajados entre 2.000 y 4.500 euros anuales.

Debido a las oscilaciones en la demanda, el almacén de San Fernando contrata a muchos trabajadores a través de ETT, que renuevan su contrato cada semana. De los 2.000 trabajadores que hay en total, unos 800 son temporales.

El convenio sectorial pone freno a la temporalidad, porque especifica que la empresa no puede tener más del 25 por ciento de trabajadores temporales. Si más del 25 por ciento de los trabajadores de todo el año son temporales, la empresa tendría que hacer fijos a tantos como necesitara para no sobrepasar esa cifra.

En San Fernado de Henares las trabajadoras no hicieron huelga el 8-M. Ni siquiera se plantaron a las puertas de la entrada, donde sólo se congregaron seis trabajadores, los imprescindibles para sujetar una pancarta testimonial. Los problemas reales estaban en otro sitio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario