viernes, 16 de marzo de 2018

El futuro ya está aquí: la informática es un arma de destrucción masiva

El verano de 2016 un equipo de la Casa Blanca preparó un ataque informático contra los medios de comunicación rusos, hombres de negocios cercanos al Kremlin y el propio Putin. El plan se dejó de lado por orden de Susan Rice, asesora de seguridad nacional de Obama.

El coordinador de ciberseguridad de la Casa Blanca, Michael Daniel, ha relatado de los detalles del proyecto y el debate del equipo de Obama sobre la manera de enfrentarse a Moscú. El plan aparece en un libro de Michael Isikoff y David Corn, jefe de la oficina en Washington de la revista Mother Jones. La traducción de su título es: “La ruleta rusa. La historia interna de la guerra de Putin contra Estados Unidos y la elección de Donald Trump”. El libro, cuyos extractos han sido publicados por Yahoo News, acaba de salir a la venta.

Según Michael Daniel, quien le asistió en esta tarea fue Celeste Wallander, la principal experta de Rusia en el Consejo de Seguridad Nacional.

Según el proyecto, la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos) iba a organizar una serie de ataques cibernéticos a gran escala para desmantelar los sitios web creados en Rusia, Guccifer 2.0 y DCLeaks, que supuestamente piratearon correos electrónicos del equipo electoral de Hillary Clinton y del Comité Nacional Demócrata, y lanzaron un ataque contra agencias de inteligencia rusas para perturbar sus nudos de mando y control.

El plan fue abandonado por Susan Rice y Lisa Monaco, consejera de seguridad interna de Obama, quienes temían que una filtración del proyecto pudiera ponerle contra la pared.

El futuro ya está aquí. La nueva guerra mundial ya no es lo que era, ni lo que la mayor parte de las personas esperaban. En ella lo que hay son drones, sicarios interpuestos, operaciones especiales, satélites espaciales y... ordenadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario