miércoles, 14 de febrero de 2018

Un francotirador georgiano da los nombres de los que acribillaron a la multitud en la Plaza Maidan

Policía ucraniana en la Plaza Maidan
Podría ser el relato de cualquier Revolución de Colorines o de una de esas Primaveras Árabes que sacudieron al mundo con las montañas de mentiras que repiten -infatigables- los corresponsales de la CNN, la BBC, Telecirco y demás.

Es como si ya lo hubiéramos leído antes: Alexander Revazishvili, un francotirador georgiano de élite que estuvo en febrero de 2014 en la Plaza Maidan, en Kiev, acribillando a la multitud que se manifestaba, confiesa su crimen y da el nombre de los que le acompañaron en la matanza.

Fue un perfecto tiro al blanco, como en las antiguas ferias de los pueblos, pero contra personas reales. Los nombre de los pistoleros no nos dicen nada, pero hay que dejar constancia de sus nombres: el actual jefe del Comité de la Verjovna Rada de Seguridad Nacional y Defensa, Sergei Pachinsky, disparó ráfagas cortas con un fusil automático, el diputado de la Verkhovna Rada, Vladimir Parasyuk junior, disparó con una carabina Saiga y su padre con un rifle SCS.

A través de su abogado, Revazishvili ha afirmado que está dispuesto a declarar ante los tribunales ucranianos.

Según otro mercenario georgiano, Koba Nergadzé, el asesor del antiguo presidente georgiano Mijail Saakashvili, Mamuk Mamulashvili, actual jefe de la Legión Georgiana que luchaba junto a las fuerzas de seguridad ucranianas, le invitó para ir a Ucrania con otros francotiradores. Nergadze dijo que su equipo cobró 10.000 dólares y les prometieron otros 50.000 al regresar de la matanza.

A mediados de diciembre, los abogados del antiguo presidente ucraniano Viktor Yanukovych presentaron pruebas de la presencia de mercenarios georgianos en la sesión judicial de Kiev sobre la acusación de alta traición en la matanza de la Plaza Maidan de 2014.

Alexander Goroshinsky, abogado de los antiguos miembros del Berkut, las fuerzas de élite de la policía ucraniana, relató los detalles del tiroteo de febrero de 2014. Según él, los mercenarios se dividieron en equipos de 10 francotiradores y dispararon indiscriminadamente contra manifestantes y policías. Añadió que para el cumplimiento de la misión, a los mercenarios se les prometió una recompensa de 5.000 dólares.

https://vz.ru/news/2018/2/13/908013.html

Más información:

- Los neonazis ya patrullan las calles de Ucrania en sustitución de la policía
- El Golpe de Estado fascista en Ucrania cumple 4 años
- Los neonazis ucranianos quieren un segundo Maidan

6 comentarios:

  1. Estaría muy bien mencionar la fuente de esta interesante noticia

    ResponderEliminar
  2. La fuente mediata es la Agencia Novosti. La inmediata que la reproduce está al pie de la información, pero la volvemos a consignar: https://vz.ru/news/2018/2/13/908013.html

    ResponderEliminar
  3. Aún recuerdo la mierda, las bases de el desastre ucraniano...

    http://further.blogspot.com.es/2014/02/ucrania-escenario-estrategico.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen artículo el de Further, sorprendente análisis para un desinformado como yo. La ultraderecha está muy fuerte en los países de Europa Central y Este.

      Eliminar
  4. Que pasa que ahora tienen remordiments de conciència? O és que no llegar on a cobrar la recompensa?

    ResponderEliminar
  5. viva la UE y el Imperio del yankee loco

    ResponderEliminar