miércoles, 28 de febrero de 2018

¿Prepara Rusia un sucesor para Bashar Al-Assad?

El general Hassan en el centro, con  barba
El semanario alemán Der Spiegel publica un venenoso artículo (1) sobre el general sirio Suhail Al-Hassan, alias “Nimr”, El Tigre en árabe, que hay que leer con sumo cuidado. Lo que parece una apología del general esconde varias cargas de profundidad.

Actualmente “El Tigre” dirige las operaciones militares contra los yihadistas en la Guta oriental, donde está aplastando literalmente a las mesnadas de Al-Qaeda, en medio de las consabidas plañideras que lloran a las víctimas civiles inocentes, etc.

Una vez fracasado el intento imperialista de derrocar a Al-Assad mediante la guerra, en Washington preparan una sucesión “desde dentro”. Es un rumor que está corriendo como la pólvora por todas las cadenas de comunicación imperialistas.

El artículo de Der Spiegel considera a “El Tigre” como uno de esos posibles sucesores de Bashar Al-Assad, al que los imperialistas permitirían un salida “digna”.

Como es costumbre, el semanario alemán incluso mete a Putin en el operativo: el Presidente ruso es un rendido admirador de Hassan, dice Der Spiegel.

El general sirio es alauita. Nació en Jabala, junto al Mediterráneo, hacia 1970 y realizó su carrera en el ejército del Aire, como el padre de Bashar Al-Assad.

Tras el inicio de la guerra en 2011, se incorporó a las fuerzas especiales del ejército, la columna vertebral del ejército regular, donde tiene su propia unidad desde 2013: “Quwat Al-Nimr”, las Fuerzas del Tigre, que son famosas por no haber perdido aún ninguna batalla, por haber liberado Alepo de la peste de Al-Qaeda, por liberar la provincia de Hama y capturar el campo de gas de Schaar que estaba en poder del Califato Islámico.

Su unidad combate en coordinación con la aviación rusa, por lo que ha sido condecorado varias veces por el Kremlin. En agosto del año pasado el general Guerasimov le regaló una espada como expresión de gratitud.

Cuando Putin visitó Hmeimim en diciembre, Hassan se sentó junto a él y le transmitió un mensaje de agradecimiento de las tropas rusas que combaten en Siria. De ahí concluye Der Spigel que Putin quiere convertir a Hassan en su “delfín” en Damasco. No el de Bashar Al-Assad sino el suyo propio. El general sirio sería el “hombre de Moscú”.

A partir de este punto el artículo degenera en todo tipo de especulaciones sin ningún interés, para consumo de “analistas” de perogrullo al servicio de la OTAN.

Sin embargo, un medio más solvente, como Middle East Monitor, reincide en las mismas especulaciones, remitiéndose al anterior: “¿Prepara Rusia al sucesor de Al-Assad”, titula (2).

(1) http://www.spiegel.de/politik/ausland/syrien-suhail-al-hassan-ist-des-teufels-general-a-1194892.html
(2) https://www.middleeastmonitor.com/20180226-report-is-russia-preparing-assads-successor-in-syria/

No hay comentarios:

Publicar un comentario