lunes, 26 de febrero de 2018

Negociaciones secretas entre Siria y Turquía en medio de la batalla de Afrin

Milicianos del ‘ejército libre de Siria’ en Afrin
Los gobiernos de Siria y Turquía han abierto canales reservados de comunicación para evitar una escalada de la guerra entre ambos países en Afrin.

Un mediador se ha establecido en ambas capitales para mantener abierto un canal de comunicación que evite la guerra entre los ejércitos de ambos países, una probabilidad muy elevada desde que el ejército regular sirio ha entrado en Afrin a petición de los kurdos.

No obstante, algunas fuentes indican que no son exactamente las tropas regulares sirias las que el gobierno de Damasco ha enviado a Afrin, sino a milicianos de apoyo, expertos de guerra de guerrillas y comandos.

Aunque los términos del acuerdo no se han revelado, el ejército regular sirio se encargará de desalojar a las milicias kurdas de la frontera, que serán sustituidas por sus propias tropas.

Además el ejército se encargará de ocupar Manbij, otra de las grandes preocupaciones de Turquía. Para ello deberá expulsar de la ciudad al ejército de Estados Unidos.

Algunos medios han comenzado a difundir que la Operación Rama de Olivo empendida por Turquía en Afrin contó con el aval de Estados Unidos, cuyas espectativas son que el ejército turco se estrelle en Afrin, lo cual supondría la caída de Erdogan, o al menos su descrédito político.

Pero una derrota turca en Afrin no esposible mientras la batalla esté entablada sólo con los kurdos. Para ello necesita que Siria entre en acción.

Al margen de las cábalas, los delegados turcos que participan en la negociación con Siria han manifestado que son plenamente conscientes de que Washington busca una guerra con Siria a causa de los kurdos y han manifestado que no tienen intención de caer en esa trampa, ni siquiera si fuera consecuencia de los compromisos militares adquiridos por su pertenencia a la OTAN.

El gobierno de Damasco exige que Turquía cese el apoyo al denominado “ejército libre de Siria” antes de discutir el estatuto de las administraciones autónomas que los kurdos hgan establecido en el norte de Siria.

El gobierno de Ankara se ha comprometido a exigir la salida de las tropas que Estados Unidos mantiene en dicha región, que se han convertido en el mayor obstáculo para la estabilidad de la frontera y el conjunto de Oriente Medio.

Turquía parece dispuesta a abandonar la OTAN si Estados Unidos no cesa de armar y adiestrar a las milicias kurdas de Rojava.

1 comentario:

  1. Está bien pensado, Estados Unidos no puede incrementar el número de enemigos en la región. Entre Turquía y Siria pueden expulsar a Estados unidos de sus bases en Siria.

    ResponderEliminar