sábado, 24 de febrero de 2018

El Pentágono creó Google para dominar la guerra de la información en el mundo (y 4)

Nafeez Ahmed

En 1994, el mismo año en que el Highlands Forum fuera fundado bajo los cuidados de la Oficina de la Secretaria de Defensa, la ONA y DARPA, dos jóvenes estudiantes de doctorado en Stanford, Sergey Brin y Larry Page, hicieron el estreno de su primer buscador y clasificador automatizado en la web. Esa aplicación sigue siendo el núcleo de lo que se convertiría en el servicio de búsqueda de Google. Brun y Page hicieron este trabajo con la financiación de la Digital Library Initiative (DLI), un programa multi-agencia de la National Science Foundation (NSF), la NASA y la DARPA.

Pero esto es solamente una parte de la historia. A través de todo el desarrollo de ese buscador, Sergey Brin informó de forma regular y directa a dos personas que nada tenían que ver con Stanford: la doctora Bhavani Thuraisingham y el doctor Rock Steinheiser. Ambos representaban a un activo grupo de inteligencia de Estados Unidos que investigaba sobre seguridad de la información y búsqueda de datos.

Thuraisingham es actualmente profesora distinguida con la Cátedra Louis A. Beecherel y directora ejecutiva del Cyber Security Research Institute en la Universidad de Texas en Dallas, y valiosa experta en minería de datos, gestión de datos y seguridad de la información. Pero en los años 90 trabajó para MITE Corp., un destacado contratista del Departamento de Defensa, donde dirigió el proyecto Massive Digital Data Systems, patrocinado por la CIA y por el director de Central Intelligence, para promover investigación innovadora sobre tecnología de la información.

“Financiamos a la Universidad de Stanford a través del científico informático Jeffrey Ullman, que tenía a muchos estudiantes graduados prometedores trabajando en muchas áreas interesantes”, me dijo Thuraisingham. “Uno de ellos era Sergey Brin, fundador de Google. El grupo de inteligencia en el programa MDDS esencialmente realizó la financiación de Brin, quien fue apoyado por muchas otras fuentes, incluyendo el sector privado”.

Este tipo de financiación ciertamente es frecuente, y que Sergey Brin lo recibiera siendo simplemente un graduado en Stanford parece haber sido algo incidental. El Pentágono en aquel entonces estaba pendiente de cualquier investigación sobre informática. Pero ilustra la profundidad a la que está imbricada la cultura de Silicon Valley con la inteligencia de Estados Unidos.

En un extraordinario documento en la web de la Universidad de Texas, Thuraisingham recuerda que desde 1993 a 1999, la Intelligence Community (IC) comenzó “un programa denominado Massive Digital Data Systems (MDDS) que yo dirigía para esa IC cuando estaba en MITRE Corp.” El programa financió 15 líneas de investigación en varias universidades, incluyendo la de Stanford. Su meta era el desarrollo de “tecnologías de gestión de datos que administraran desde bastantes terabytes hasta petabytes de datos”, incluyendo “procesamiento y recuperación, gestión de transacciones, gestión de metadatos, gestión de almacenamiento e integración de datos”.

Por entonces, Thuraisingham era directora científica de datos e información en MITRE, en donde dirigía equipo de investigación y desarrollo de líneas para la NSA, la CIA, el US Air Force Research Laboratory, así como para el US Navy’s Space and Naval Warfare Systems Command (SPAWAR) y Communications and Electronic Command (CECOM). Daba cursos para funcionarios del gobierno de Estados Unidos y contratistas de defensa sobre minería de datos en contraterrorismo.

Ese artículo en la Universidad de Texas tiene un anexo con una copia de un resumen del programa MDDS que fue presentado en el “Annual Intelligence Community Symposium” en 1995. El resumen revela que los principales patrocinadores del programa MDDS eran tres agencias: la NSA, la oficina de la CIA de Investigación y Desarrollo y el Community Management Staff (CMS), que operaba bajo el director de Central Intelligence. Los administradores del programa, que proporcionaron financiación de entre 3 y 4 millones de dólares durante 3 ó 4 años, fueron identificados como Hal Curran (NSA), Rick Steinheiser (de la ORD, Oficina de Investigación y Desarrollo de la CIA) y la propia doctora Thuraisingham.

Thuraisingham continúa su artículo reiterando que este programa conjunto CIA-NSA ayudó parcialmente a Sergey Brin a desarrollar el núcleo de Google, mediante un préstamo a Stanford dirigido por el supervisor de Brin, el profesor Jeffrey Ullman:

“De hecho, el fundador de Google Sergey Brin fue parcialmente financiado por este programa mientras era estudiante de doctorado en Stanford. Junto con su consejero el profesor Jeffrey Ullman y mi colega en MITRE, el doctor Chris Clifton (director científico de MITRE en tecnología de la información) desarrollaron el Query Flocks System, que daba soluciones para buscar en grandes cantidades de información almacenada en bases de datos.

“Recuerdo una visita a Stanford con Steinheiser de la Intelligence Community, y a Brin llegando en patines, dar su presentación, e irse rápidamente. De hecho, la última vez que nos encontramos en 1998, Brin nos demostró su dispositivo de búsqueda que se convirtió en Google poco después”
.

Brin y Page formaron oficialmente la empresa Google en septiembre de 1998, el último mes que informaron a Thuraisingham y a Steinheiser. “Query Flocks” (técnica de consulta masiva) era también parte del sistema patentado de búsqueda “PageRank” (presentación de los resultados de la búsqueda), que Brin desarrolló en Stanford bajo el programa CIA-NSA-MDDS, así como la financiación de NSF, IBM e Hitachi. Aquel año, el Dr. Clifton, que trabajó bajo Thuraisingham para desarrollar el Query Flocks, redactó un informe con el supervisor de Brin, Ullman, y Steinheiser, de la CIA. Con el título de “Knowledge Discovery in Text” el informe fue presentado en una conferencia académica.

“La financiación del MDDS que recibió Brin fue significante en tanto que financiación inicial, pero probablemente fue superada por otras fuentes de financiación”, declaró Thuraisingham. “La duración de esa financiación fue de unos dos años. En ese período, yo y mis colegas del MDDS visitamos Stanford para ver a Brin y comprobar sus progresos cada tres meses más o menos. No era una supervisión exactamente, pero queríamos comprobar el progreso, señalar problemas potenciales y sugerir ideas. En esos encuentros, Brin nos presentó la búsqueda por ‘query flocks’, y también nos demostró distintas versiones del buscador de Google”. Brin informaba así de forma regular a Thuraisingham y a Steinheiser sobre el desarrollo de Google.

[Actualización del artículo al 2 de febrero de 2015]

Desde la publicación de este artículo, Thuraisingham ha rectificado el artículo al que hacemos referencia más arriba. La versión modificada incluye una copia de la versión original de su resumen sobre el MDDS. En esta versión modificada, Thuraisingham rechaza la idea de que la CIA fundara Google, y dice por el contrario:

“En realidad, el profesor Jeffrey Ullman en Stanford y mi colega en MITRE Chris Clifton junto con algunos más desarrollaron el Query Flocks System, como parte del MDDS, que proporcionó soluciones para búsquedas en grandes cantidades de datos almacenados en bases de datos. Igualmente, Sergey Brin, cofundador de Google, formaba parte del grupo de investigación de Ullman por entonces. Recuerdo visitas periódicas a Stamford con Steinheiser de la Intelligence Community, y a Brin llegando en patines, dar su presentación e irse rápidamente. Durante nuestra visita a Stanford en septiembre de 1998, Brin nos enseñó su buscador, que yo creo que se convirtió en Google poco después”.

“Hay también bastantes inexactitudes en el artículo del Dr. Ahmed de 22 de enero de 2015. Por ejemplo, el programa MDDS no era un programa “delicado”, como él afirma; era un programa desclasificado que financiaba a universidades en Estados Unidos. Por otra parte, Sergey Brin nunca nos informaba, ni a mi ni a Rick Steinheiser; sólo nos hizo algunas presentaciones durante nuestras visitas al Departamento de Ciencias de la Computación, en Stanford durante los años 90. Y MDDS nunca financió a Google; financiaba a la Universidad de Stanford”.

Aquí no existen diferencias efectivas entre los relatos de Thuraisingham, aparte de aseverar que su declaración asociando a Sergey Brin con el desarrollo de los “query flocks” es equivocado. Hay que subrayar que este reconocimiento no se deriva de su propio saber, sino de este mismo artículo, citando a un portavoz de Google.

El extravagante intento de disociar a Google del programa MDDS patina. En primer lugar, MDDS nunca financió a Google, porque durante el desarrollo del núcleo del sistema de búsqueda de Google no existía una empresaa con ese nombre. La beca fue por el contrario proporcionada por la Universidad de Stanford mediante el profesor Ullman, a través de quien se empleó algo de financiación del MDDS para apoyar a Brin, que en aquel tiempo estaba desarrollando Google.

En segundo lugar, Thuraisingham añade que Brin nunca la “informó” ni a ella ni a Steinheiser, de la CIA, pero admite que “nos dio presentaciones durante nuestras visitas al Departamento de Ciencia Computacional en Stanford, durante la década de los 90”. Queda poco claro aquí cual es la diferencia entre informar y dar una presentación detallada; de otra forma, Thuraisingham confirma que ella y la CIA se tenían mucho interés en el desarrollo de Google por parte de Brin.

En tercer lugar, Thuraisingham describe el programa de MDDS como “no reservado”, pero ello no contradice su naturaleza “delicada”. Habiendo trabajado durante décadas como contratista y consejera de inteligencia, Thuraisingham debe ser consciente de que hay muchas maneras de clasificar la inteligencia, incluyendo “delicada pero no reservada”. Algunos antiguos funcionarios de la inteligencia con los que hablé comentaron que la práctica total ausencia de información pública sobre esta iniciativa de la CIA y del MDDS sugiere que, pese a que el programa no estaba clasificado, es probable que su contenido fuera considerado muy delicado, lo que explicaría los esfuerzos para minimizar la transparencia sobre el programa y la forma en que trataron de desarrollar herramientas para la inteligencia norteamericana.

En cuarto término y finalmente, es importante señalar que el informe del MDDS que Thuraisingham incluye en su documento de la Universidad de Texas afirma claramente que no solo el Director de Central Intelligence, la CIA y la NSA eran los que controlaban la iniciativa del MDDS, sino que los futuros destinatarios del proyecto eran “el Departamento de Defensa, la IC y otras organizaciones gubernamentales”: el Pentágono, las centrales de inteligencia de Estados Unidos y otras destacadas agencias del gobierno de Estados Unidos.

En otras palabras, la provisión de financiación de MDDS a Brin por mediación de Ullman, bajo la supervisión de Thuraisingham y Steinheiser, se debió en lo fundamental a que éstos reconocieron la potencial utilidad del trabajo de desarrollo de Google por parte de Brin para el Pentágono, y para el gobierno federal y la inteligencia del Estado en su conjunto.

https://medium.com/insurge-intelligence/how-the-cia-made-google-e836451a959e
https://medium.com/insurge-intelligence/why-google-made-the-nsa-2a80584c9c1

No hay comentarios:

Publicar un comentario