jueves, 15 de febrero de 2018

El Golpe de Estado fascista en Ucrania cumple 4 años (Maidan 2)

La Plaza Maidan, en el centro de Kiev, la capital de Ucrania

El teniente Koba Nergadzé es una de las personas de las que habla el general Tsitelashvili. Oficial de carrera del ejército georgiano, en 2003-2004 participó en varias operaciones militares cerca de Ergeneti, entre Georgia y Osetia del sur. “Hemos luchado contra el contrabando. La región estaba dividida entre los comerciantes georgianos y osetios. A veces ha habido conflictos, incluidos enfrentamientos directos con las fuerzas armadas osetias. Nuestra brigada perdió 11 ó 12 hombres, no recuerdo exactamente. El ejército georgiano perdió un total de 45 soldados”, dice Nergadze.

En 2006 Nergadzé renunció a las unidades de combate y comenzó a trabajar en el Servicio de Seguridad del Ministerio de Defensa georgiano con el apoyo de Mamuka Mamukashvili. En la actualidad, Mamukashvili es el comandante de la Legión de Georgia que participa en operaciones armadas en el este de Ucrania en la parte de Kiev. “Lo conocí en el ejército en el cumpleaños de mi amigo Bejo”, añade Koba.

“Oficialmente proporcionamos seguridad, entre otras, durante las concentraciones de Tbilisi para evitar enfrentamientos entre simpatizantes y oponentes de Saakashvili. De hecho, se nos ordenó suprimir las manifestaciones de la oposición y vigilar a los miembros de la oposición”, admite Nergadzé.

Si era necesario, los militares de nuestro servicio atacaban a los dirigentes de la oposición por orden de los comandantes. Normalmente se hacía de manera encubierta. Nos llamaban los “Sonderkommando”(*), dice el teniente. Los oficiales se dividieron en grupos de diez. Nergadzé era uno de los dirigentes. También menciona a Gueorgui Sralidze, Merab Kikabidze, David Makiashvili. Koba especificó ciertas tarifas. Por asesinar a un miembro de la oposición, recibieron 1.000 dólares.

En diciembre de 2013 Mamulashvili reunió a los dirigentes de los grupos de diez y les propuso pasar a Ucrania para ayudar a los manifestantes. Al grupo de Nergadzé le entregaron 10.000 dólares y le prometieron otros 50.000 para después del regreso de la misión. Viajaron con pasaportes falsos. En Kiev el grupo se alojó en la calle Uchinski. Todos los días iban a Maidan, como quien va a la oficina. “Se nos ordenó ejercer de fuerza pública para evitar borracheras, mantener la disciplina y detectar provocadores del lado del gobierno”, dice el oficial.

https://fr.sputniknews.com/international/201802141035136172-snipers-maidan-temoignages/

(*) Durante el III Reich los “Sonderkommando” (comandos especiales, en alemán) eran unidades formadas por presos políticos seleccionados para trabajar en las cámaras de gas y en los crematorios en los campos de concentración nazis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario