miércoles, 17 de enero de 2018

Los atletas rusos podrían participar en los Juegos Olímpicos de Invierno bajo la bandera soviética

La posibilidad de que la simbología soviética sea utilizada por parte de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Invierno será decidida por una comisión especial del Comité Olímpico Internacional (COI). La idea de usar la bandera y el himno de la Unión Soviética ha sido sugerida por usuarios de las redes sociales, indignados después de que el COI prohibiera a los rusos representar a su país.

Los Juegos Olímpicos de este año tendrán lugar del 9 al 25 de febrero en Pyeongchang, Corea del sur.

El pasado 5 de diciembre el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, anunció que la delegación olímpica rusa no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. En cambio, el COI determinó que los llamados deportistas “limpios” de este país pudieran tomar parte en la competiciones de manera individual.

Esta decisión del organismo olímpico fue un intento de encontrar un equilibrio entre castigar a Moscú por su supuesta “manipulación sistemática de las normas antidopaje” y “proteger los derechos de los atletas limpios”.

Por el momento, a los deportistas de la Federación de Rusia que han obtenido la invitación de participar en las competiciones no les quedará otra que verse obligados a hacerlo bajo bandera olímpica. Igualmente, en las ceremonias de entrega de medallas los rusos no podrán escuchar su himno ni podrán ir vestidos con su uniforme nacional.

Mientras que una parte de los deportistas rusos han optado por boicotear los Juegos Olímpicos de Pyeongchang al considerar que las condiciones son humillantes, otros han decidido competir bajo las circunstancias actuales.

La Asamblea Olímpica del Comité Olímpico de Rusia (COR) votó a favor de la participación de los atletas rusos en los Juegos Olímpicos de Invierno. Putin también apoyó a los deportistas que planean competir bajo bandera “neutra”.

Una comisión especial del COI decidirá si los deportistas rusos pueden utilizar los símbolos soviéticos en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018 después de que se les prohibieran representar a su país.

El dopaje es una excusa, según se deprende de una investigación publicada por el grupo de piratas informáticos Fancy Bears. Hace años que en los deportes mundiales hay una lucha por el poder y, por lo tanto, del dinero (*). La cruzada no es contra Rusia sino contra toda Europa. Se trata de eliminar a los europeos de la dirección del COI, del movimiento olímpico e incluso del fútbol, donde la FIFA tiene abierto un juicio en Nueva York por corrupción.

El antiguo director de asuntos jurídicos del COI, Howard Stupp, manifestó que a Richard McLaren, jefe de la comisión de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), le dieron una orden política clara de expulsar al equipo ruso de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Por eso en el caso de Rusia los casos de dopaje no se tratan de manera individualizada, sino en bloque.

(*) https://fancybear.net/pages/wada-vs-ioc.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario