sábado, 13 de enero de 2018

La OTAN estrecha lazos en torno a la base militar en Emiratos Árabes Unidos

El interés de la OTAN por Oriente Medio crece a cada momento. Como si fuera una primicia, el portal Military revela que la alianza imperialista ha construido una base clandestina de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Al-Dhafra, en Emiratos Árabes Unidos, donde tiene su sede el escuadrón 380.

Pero esa base no es nueva en absoluto. Está localizada a 30 kilómetros al sur de Abu Dabi y a poco más de 200 de las costas iraníes. La Wikipedia no alude a la OTAN para nada y se limita a asegurar que es una base compartida por Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos y Francia.

No obstante, en 1991 la base participó en la Segunda Guerra del Golfo, en 2003 en la invasión de Irak y actualmente sirve de enlace para las intervenciones en Afganistán y el Cuerno de África. Desde ella parten las aeronaves que castigando las infraestructuras de Siria.

Al-Dhafra puede ser el relevo de Inçirlik si Turquía abandona la OTAN. Es uno de los más grandes parques de combustible para aviones en el mundo. En ella se asienta un avión cisterna KC-10 y un dron RQ-4 Global, entre otros aparatos estadounidenses de guerra.

Hoy una delegación de la OTAN está en visita oficial en Emiratos Árabes Unidos, aunque los medios no identifican a los miembros que forman parte de la delegación.

La agencia pública emiratí WAM refiere que el subsecretario adjunto de Política y Asuntos Estratégicos del Ministerio de Defensa, el general de división Falah Al Qahtani, les ha recibido oficialmente.

Las notas oficiales dicen que los delegados de la OTAN y sus anfitriones abordaron formas de mejorar la cooperación en los campos de la seguridad y la estabilidad regional, que es tanto como no decir nada porque la OTAN es cada menos una organización “regional” y más “mundial”, lo cual está prohibido por la Carta fundacional de la ONU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario