jueves, 4 de enero de 2018

El responsable de la investigación del caso Diana Quer fue condenado por torturas en 1997

Resultado de imagen de kepa urra
Kepa Urra, tras salir en 2014 de la cárcel
El coronel Manuel Sánchez Corbí, máximo responsable de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, fue condenado en 1997 a cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación por torturas a un detenido en Basauri en 1992. Kepa Urra era acusado de ser miembro de ETA, pero carecían de pruebas solventes y fue tanto en la detención como en el Hospital de Basurto cuando Urra recibió torturas de parte, entre otros, de quien es hoy jefe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

En su declaración en el juicio en 1997, Kepa Urra señaló que estaba dormido cuando la Guardia Civil irumpió en el piso de Basauri donde fue detenido y que se lo llevaron en camiseta y calzoncillos. Aseguró que no fue golpeado hasta que se metió en el coche que se le debía trasladar a La Salve.

Los golpes e insultos arreciaron al llegar a un descampado, donde le desnudaron y esposaron fuertemente para comenzar a arrastrarlo por el suelo tirándole de las esposas y golpearle continuamente por todo el cuerpo. En ese lugar se le aplicó la bolsa en varias ocasiones e incluso le introdujeron una pistola en la boca mientras le interrogaban sobre su identidad. Urra perdió en varias ocasiones el conocimiento y fue vestido con un buzo de trabajo antes de ser trasladado a La Salve, donde le metieron en una habitación en la que le esperaban unos quince guardia civiles encapuchados, que continuaron golpeándole.

Ante el estado que presentaba el forense recomendó su ingreso en el hospital, donde dos tenientes volvieron a “visitarle”. Kepa Urra, que se encontraba entubado y con sonda, relató que llegaron dos personas que se hicieron pasar por un juez y un abogado y que le interrogaron sobre la identidad y familia hasta que “me preguntaron si era de ETA, me mosqueé y me callé”. 

Su reacción fue gritar pidiendo ayuda, mientras los guardias civiles le tapaban la boca y le pellizcaban los hombros y el cuello. Una enfermera logró ahuyentar a los policias.Urra volvió a tener más “visitas” , que poniendole una pistola en la frente, le amenazaban con tirarle por un barranco en su traslado a Madrid.

En 1998, el Tribunal Supremo rebajó el castigo a un año de cárcel y seis años de inhabilitación. En 1999, el Consejo de Ministros -primer Gobierno de José María Aznar-, con Margarita Mariscal de Gante como titular de Justicia, decidió el indulto. Y hoy el Gobierno de Mariano Rajoy lo ha elevado a jefe de una unidad estratégica para las investigaciones más mediáticas. Si bien ninguno de los condenados en aquella ocasión pisó la cárcel, sí lo hizo Kepa Urra, que salió en 2014 tras 22 años a pesar de que su testimonio había sido obtenido bajo tortura.

Otro de los condenados por aquellos hechos y posteriormente indultados también es el hoy "coordinador" de los Mossos D'Esquadra Diego Pérez de los Cobos, quien tras la intervención de la Generalitat tras la aplicación del art. 155 de la Constitución es el jefe de la Policía Autonómica. De los Cobos fue condenado a otros cuatro años de cárcel por las torturas a Urra y recientemente se desveló su respaldo al Golpe de Estado de Antonio Tejero en 1981. También desempeñó como asesor personal del ex Ministro del Interior con el PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba.

1 comentario:

  1. Lo de Diana Quer me huele todo a un gran montaje como Alcasser.

    ResponderEliminar