sábado, 6 de enero de 2018

2018 empieza con protestas y movilizaciones en las calles de Argentina

Ayer la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) confirmó la huelga nacional de 24 horas en Argentina contra dos años de despidos cada vez más frecuentes en la función pública.

Una gran movilización comenzó en el obelisco de Buenos Aires y se unió a otras protestas frente al edificio del Ministerio de Modernización, que es el principal organismo gubernamental a cargo de los recortes. La protesta fue abordada por varios dirigentes sindicales.

El secretario general de ATE, Hugo ‘Cachorro’ Godoy, exigió que el gobierno de Macri “deje de vaciar de inmediato la riqueza del Estado nacional”.

Godoy advirtió que las destituciones públicas solo fueron el comienzo y que los despidos masivos seguirían también en el sector privado. “Estamos viendo la destrucción de los recursos del Estado, que es la riqueza del pueblo argentino que el gobierno quiere transferir a las empresas de sus amigos”.

Mario Muñoz, secretario del sindicato, expresó su solidaridad con los sectores afectados y culpó al ministro de Modernización, Andrés Ibarra, por los despidos.

Oscar de Isasi, director de ATE en Buenos Aires, dijo que es su deber luchar y que tienen la intención de transformar el ministerio en “una caja de resonancia de nuestras demandas”.

El Secretario General de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica de Argentina, Ricardo Peidró, dijo: “No hay oportunidad de negociación en la que podamos sentarnos y hablar sobre los despidos”.

En una entrevista anterior con medios locales, Godoy dijo: “En el primer año, 15.000 trabajadores del Estado Nacional, con sueldos de 10.000 pesos (alrededor de 537 dólares) fueron despedidos, mientras que los nuevos funcionarios con salarios superiores a 50.000 pesos (2.685 dólares) fueron designados”.

El gobierno apunta a “deconstruir al Estado en el área de control en beneficio de las corporaciones internacionales y desmantelar las áreas productivas”, concluyó Godoy.

Confirmando 18 nuevos despidos, la Comisión Interna de Educación de Argentina y los Servicios de Televisión, Multimedia, Interactivo y de Datos (SATSAID) también se declaró en huelga hasta que puedan mantener una reunión con el Ministerio de Trabajo.

En los últimos siete días, 1.200 trabajadores fueron despedidos de diferentes empresas públicas. Según el ATE, Military Products registró 340 despidos; el Ministerio de Defensa tenía 70; Entidad Nacional de Comunicaciones (ENACOM), 108. El Ministerio de Energía informó140; el Servicio Nacional de Salud y Calidad de los Alimentos (Senasa), 120, y la Televisión Digital Pública, 180.

Otros afectados fueron los ministerios de modernización, medio ambiente y cultura; la Oficina Central de Gabinete; la Oficina del Presidente; Radio Nacional; el Instituto de Cine y Artes Visuales, y la Administración Nacional de la Seguridad Social.

En un comunicado de prensa, ATE dijo que espera que la huelga sirva como un “útil inicio para organizar la resistencia para la reincorporación de cada trabajador despedido. Necesitamos formar asambleas sin una distinción afiliada y no afiliada, y formar comisiones de trabajadores despedidos. para que asuman el papel principal en las decisiones que se votan.

1 comentario: