domingo, 30 de diciembre de 2018

No se puede ‘limitar’ el poder de los monopolios sin reducirlo a cero

Fernando Luengo, que se presenta como “economista y miembro de la secretaría de Europa de Podemos” escribe un penoso artículo en “La Marea” (*) que resume muy bien el cúmulo de tópicos y absurdos de la posmodernidad, aprendidos en alguno de esos másters por correspondencia que imparte la Universidad Rey Juan Carlos.

Como era de esperar, el autor lleva la conclusión al terreno de las próximas elecciones europeas porque algunos grupos, como Podemos, carecen de actividad política fuera de los periodos electorales, una actividad que -por cierto- es sólo retórica ya que luego “donde dije digo...”

La retórica se vierte, como también es normal, en lenguaje anglosajón, que habla de “corporaciones” y no de monopolios. No hay más que leer el lenguaje que utiliza un autor, como Luengo en este caso, para saber la doctrina que se trata de inculcar.

Hay palabras que aparecen mucho y otras que no aparecen para nada, como centralización, concentración de capital o capitalismo monopolista de Estado, por lo que es posible afirmar que las “corporaciones” influyen sobre el mercado, dice Luengo, ya que son su “mano visible”, que es una manera de ocultar que en el capitalismo actual la competencia es de tipo de monopolista.

Por supuesto, las “corporaciones” son tan grandes que incluso “influyen” sobre el Estado, por lo que parece que ambos, Estado y monopolios, son cosas distintas y lo mismo cabe decir de la Unión Europea. A causa de ello la legislación laboral es “favorable a los intereses del capital”, lo mismo que la desregulación de los mercados, la tributación, los paraísos fiscales, las puertas giratorias y un rosario de cuestiones que podría alargarse hasta el infinito.

En un Estado monopolista, ¿qué regulación no es “favorable” a los intereses de los monopolios?, o mejor dicho aún, ¿qué regulación no viene impuesta por ellos?

La propuesta de Luengo es imponer resticciones en Bruselas para “limitar” el poder de esos monopolios o, como se suele decir también, de lo privado, para promover un potente “polo público” de manera que “la ciudadanía” recupere soberanía.

El lenguaje del artículo de Luengo está saturado de una posmodernidad rancia para disimular lo esencial: la Unión Europea la crearon los grandes monopolios y desde su surgimiento es una palanca cuya única tarea es promover sus intereses. Las elecciones europeas y los partidos que concurren a ellas, como Podemos, tampoco son nada distinto del monopolismo. Están para edulcorar y perfumar el hedor repugnante de los grandes monopolios europeos.

El señuelo de “limitar” el poder de los monopolios es un camelo, sobre todo si se pretende llevar a cabo en la guarida de los propios monopolios. La lucha contra la Unión Europea debe estar enfilada contra el capitalismo mismo, que en cada país reviste la forma de capitalismo monopolista de Estado, es decir, que es una batalla contra todos y cada uno de los Estados europeos; no contra uno u otro gobierno, no por unas u otras elecciones, sino por la creación de un Estado nuevo: socialista.

(*) https://www.lamarea.com/2018/12/28/soberania-y-poder-corporativo/

Rusia mantendrá a Turquía fuera de Siria


Rusia ha advertido a Turquía que se mantenga fuera de Siria y permita que el presidente sirio, Bashar Al-Assad, retome el país entero, según la agencia Associated Press. Aunque todavía no ha emitido una declaración oficial, Moscú asume la defensa tanto de los sirios como de los kurdos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ha reiterado que trabajan estrechamente con Turquía en Siria, y agregó que todas las actividades se discuten y coordinan con ambos países antes de llevarse a cabo.

El ejército turco no puede expandirse hacia la orilla oriental del río Éufrates sin el visto bueno de Rusia o Estados Unidos. No puede permitirse los enormes costos humanos y materiales de entrar en Siria.

En caso de ataque turco, los kurdos llevarían a cabo una resistencia total que buscaría implicar en el combate contra los turcos al ejército sirio, así como atentados suicidas por toda la península de Anatolia.

Por su parte, Erdogan no quiere provocar a los rusos o los iraníes en Siria debido a los vínculos políticos, económicos y militares con ambos países. No puede poner en peligro esas relaciones.

Lo más probable es que Erdogan busque asegurar el norte de Siria a través de acuerdos con los rusos y los iraníes, e indirectamente con el gobierno sirio, para impedir la influencia kurda, y en especial el establecimiento de cualquier entidad autónoma kurda. Otros objetivos de Erdogan son el facilitar el retorno de los refugiados sirios a Siria y la implicación de empresas turcas en la reconstrucción de Siria, aunque para lograrlo deberá establecer buenas relaciones con Damasco.

El gobierno de Bashar Al-Assad ya ha salido beneficiado de la situación actual al lograr obtener el control de las ciudades de Al-Almireh y Manbij de manos de los kurdos y la aproximación de las Fuerzas Democráticas Sirias a Damasco con el fin de buscar protección frente a una posible intervención turca.

http://spanish.almanar.com.lb/273363

sábado, 29 de diciembre de 2018

Los kurdos aseguran ahora que el ejército sirio no entrará en Manbij

A cada minuto los kurdos emiten declaraciones totalmente contradictorias. Por un lado, el portavoz de YPG, Nuri Mahmud, acaba de asegurar a la agencia de noticias kurda Rudaw News esta misma tarde que el ejército regular sirio no entrará en Manbij.

“Acabamos de hacer un llamamiento al ejército sirio para que venga a proteger la integridad territorial del suelo sirio y nuestras conversaciones tuvieron lugar en este contexto, para no permitir que entraran en la ciudad de Manbij”, ha dicho.

“El ejército sirio no entrará en la ciudad de Manbij ni en las aldeas vecinas. En estos momentos no hay tropas sirias dentro de la ciudad de Manbij”, continuó Mahmud.

“Estarán estacionadas fuera de las ciudades para proteger la integridad de Siria”, añadió.

En cuanto a la retirada del ejército estadounidense de Manbij, Mahmud ha dicho que las tropas no habían recibido ninguna orden de salida. “Hasta ahora los estadounidenses no han tomado ninguna medida concreta para retirarse del norte de Siria, es sólo una decisión”, precisó el portavoz.

“Los estadounidenses ni siquiera han recibido consejos sobre cómo deben retirarse y de dónde deben hacerlo”, añadió Mahmud, lo que entra en contradicción con lo que dice el periódico turco Yeni Safak: los estadounidenses están abandonando Siria.

El periódico turco afirma que un convoy con 50 soldados estadounidenses ha salido de Siria por Al-Malkiyah en blindados y vehículos Hummer en dirección hacia Irak.

Las paradógicas declaraciones de Mahmud siguen a otras inmediatamente anteriores de Jeyhan Ahmed, portavoz de la administración autónoma kurda, según las cuales el acuerdo para transferir unidades del ejército sirio a los territorios ocupados por los kurdos en el norte de Siria se extendería a la orilla oriental del Eufrates.

Este portavoz añadió que las FDS apoyaban la idea de poner la ciudad de Manbij bajo el control de las tropas gubernamentales sirias. “Hemos trabajado con Damasco para bloquear el camino de Turquía”, dijo Ahmed.

Tras la decisión de Estados Unidos de retirar sus tropas de Siria, Ankara esperaba tomar el control de Manbij y anexionarlo a la zona de seguridad en la zona fronteriza entre Azaz y Jarablus. El 21 de diciembre Erdogan dijo que el ejército turco liberaría a la ciudad de las fuerzas kurdas.

En medio de estas declaraciones contradictorias, Turquía sigue concentrando tropas y material de guerra en la frontera con Siria, mientras en Moscú una delegación discute con los rusos la situación en la orilla oriental del río Éufrates.

Los vecinos de Jarablus han informado de que tropas turcas habían entrado en la ciudad siria, que es fronteriza entre ambos países, mientras helicópteros estadounidenses sobrevolaban por encima.


Tanques turcos aguardan para atravesar la frontera siria a la altura de Jarablus

Las tropas de Estados Unidos siguen presentes en la ciudad de Manbij rodeadas por fuerzas gubernamentales

Las tropas de Estados Unidos siguen presentes en la ciudad de Manbij, en el noreste de Siria, a pesar del acuerdo entre el ejército regular sirio y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Vecinos de la localidad han publicado la foto de la localidad que acompañamos para confirmar que las tropas del Pentágono siguen activas dentro de la ciudad.

La situación en Manbij no está clara, a pesar de que ya hay un acuerdo de transpaso de poderes entre el ejército regular sirio y las FDS y de que el primero anunció ayer la entrada en la localidad.

El Pentágono lo desmintió a través de un mensaje de Twitter. “A pesar de la información incorrecta sobre los cambios en las fuerzas militares en la ciudad de Manbij, Siria, #CJTFOIR no ha visto nada que indique que estas acusaciones sean ciertas. Hacemos un llamamiento a todos para que respeten la integridad de Manbij y la seguridad de sus ciudadanos”, decía el mensaje.

En un comunicado, el ejército regular sirio anunció que había izado la bandera siria en la ciudad y que se comprometía a garantizar “la plena seguridad de todos los ciudadanos sirios y demás presentes en la zona”. Sin embargo, sus tropas sólo se han desplegado en las afueras de la ciudad, donde permanecerán hasta nueva orden.

El movimiento se produjo poco después de que las milicias kurdas de YPG instaran al gobierno de Damasco a proteger a la población de los ataques turcos. “Invitamos al gobierno sirio al que pertenecemos [...] a que envíe a sus fuerzas armadas para que protejan Manbij ante las amenazas turcas”, decían.

Las YPG, a las que Turquía considera como un grupo terrorista y a las que ha prometido aplastar, informaron de que sus milicianos se habían retirado de Manbij para combatir al Califato Islámico en el este de Siria.

Por su parte, anoche el ejército turco y sus sicarios anunciaron el comienzo de la Batalla de Manbij “para deslojar de la localidad a las fuerzas kurdas”, lo que se produjo horas después de que el ejército sirio y las FDS anunciaran la entrega de la localidad.

El denominado “ejército libre de Siria”, apoyado por Turquía, y Jaysh Al-Islam también han acumulado un gran número de efectivos con intención aparente de capturar Manbij.

Rusia celebró la toma de Manbij por Damasco. “Desde luego, es un paso positivo hacia la estabilización de la situación” en Siria, ha valorado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Moscú y Ankara discutirán sobre Manbij así como los planes de Turquía para llevar a cabo una operación militar en la región en el encuentro que mantendrán hoy en Moscú los ministros de Exteriores y Defensa de los dos países.

El objetivo del encuentro, según Peskov, es “aclarar las cosas y sincronizar las acciones y la comprensión sobre el desarrollo de la situación en Siria”.

Con el apoyo de las Fuerzas Democráticas Sirias, en 2016 Estados Unidos arrebató Manbij al Califato Islámico.

viernes, 28 de diciembre de 2018

Los dirigentes kurdos de Rojava negocian para que Moscú impida el ataque de Turquía

Los dirigentes kurdos del norte de Siria, que visitaron Moscú la semana pasada, van a regresar a Rusia con la esperanza de que el Kremlin anime a Damasco a “asumir su deber de soberanía”, dijo a la agencia Reuters el dirigente kurdo Aldar Xelil.

“Nuestros contactos con Rusia, así como con el régimen [de Damasco], tienen por objeto encontrar mecanismos claros para garantizar la protección de la frontera septentrional”, dijo Xelil, que redactó el proyecto de estatuto de autonomía para Rojava. “Queremos que Rusia desempeñe un papel importante en la promoción de la estabilidad”, añadió.

“Estamos discutiendo diferentes posibilidades, para evitar un ataque turco [...] Hemos establecido contactos con Rusia, Francia y otros países de la Unión Europea para obtener ayuda", dice Badran Jia Kurd, un alto funcionario kurdo que viajó a Moscú la semana pasada para negociar con representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

“Es responsabilidad del gobierno sirio proteger las fronteras de la región y esto es lo que se está discutiendo”, dijo a Reuters.

El dirigente kurdo sirio Ilham Ahmed, que este año ha mantenido las negociaciones con Damasco, asegura que los contactos con el régimen sirio nunca han cesado. “Actualmente estamos lanzando una nueva iniciativa”, dijo el miércoles en Raqqa, en una reunión con dirigentes tribales. “Estamos pasando por todas las maneras de tratar de presionar al régimen para que encuentre una solución política, de manera que podamos preservar nuestra dignidad como ciudadanos sirios”, añadió.

Alarmados por la decisión de Washington de retirar a los 2.000 soldados estadounidenses presentes en Siria, los dirigentes kurdos piden a Rusia y a su aliado, el gobierno de Damasco, que envíe fuerzas a la frontera para eliminar la amenaza de una ofensiva turca.

El llamamiento para el despliegue de tropas del ejŕcito regular en la frontera, que los combatientes kurdos han estado reteniendo durante años, refleja la magnitud de la preocupación kurda tras la anunciada retirada de Estados Unidos.

Una cuarta parte de Siria, principalmente al este del Éufrates, está bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de milicias árabo-kurdas que incluye a YPG (Unidades de Protección Popular) que, según el gobierno de Ankara, es una extensión siria del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), activo en el sudeste de Turquía, donde dirige una insurrección desde 1984.

El peor temor de los dirigentes kurdos de Siria es la repetición de una ofensiva turca como la que este año expulsó a los habitantes kurdos y a los milicianos de YPG de la ciudad de Afrin, en el noroeste de Siria.

jueves, 27 de diciembre de 2018

Estados Unidos ha creado dos nuevas bases militares en Irak cercanas a la frontera con Siria

Estados Unidos ha establecido dos nuevas bases militares en la provincia irakí de Al-Anbar, cerca de la frontera con Siria, reveló el martes Farhan Al-Duleimi, miembro del consejo de la provincia en declaraciones a la agencia turca Anadolu.

Esta medida se produce menos de una semana después de que Trump anunciara su intención de retirar todas las fuerzas estadounidenses de Siria.

“El ejército de Estados Unidos ha establecido dos nuevas instalaciones militares en zonas deshabitadas de la provincia”, dijo Al-Duleimi.

La primera base está situada en la zona de Rumana, cerca de la frontera con Siria, a unos 360 kilómetros al oeste de Ramadi, la capital de la provincia de Al-Anbar.

La segunda base está al este de la ciudad de Al-Rutbah, a unos 310 kilómetros al oeste de Ramadi y a menos de 100 kilómetros de la frontera siria.

Según el dirigente irakí, estas bases están destinadas a ayudar a las fuerzas irakíes a “asegurar las fronteras del país e impedir la infiltración del grupo terrorista Califato Islámico”.

“Docenas de soldados estadounidenses, así como aviones teledirigidos y otros equipos, se encuentran actualmente estacionados en ambas bases”, añadió Al-Duleimi.

De confirmarse, el establecimiento de estas dos nuevas bases elevará a cuatro el número total de bases militares estadounidenses en la provincia irakí de Al-Anbar.

Alrededor de 5.000 soldados estadounidenses quedan aún desplegados en Irak desde que Estados Unidos invadió el país en 2003.

Ayer Trump pasó unas horas en una de estas bases, la de Al-Assad, a 180 kilómetros al oeste de Bagdad, donde hizo unas declaraciones en las que aseguró que no tiene “ninguna intención” de retirar las tropas estadounidenses de Irak y que las utilizaría para intervenir, si fuera necesario, en Siria.

En varias ocasiones el parlamento irakí ha propuesto a Estados Unidos un calendario para que retire sus tropas del país, siempre sin ningún efecto.

https://www.aa.com.tr/fr/politique/irak-deux-nouvelles-bases-am%C3%A9ricaines-%C3%A0-Al-Anbar/1348581

En un ataque a Siria los cazas israelíes ponen en peligro a dos aviones de pasajeros que sobrevolaban Líbano


En la madrugada de ayer seis cazas F-16 de la aviación israelí volvieron a atacar a Siria, ocultos tras dos aviones civiles que sobrevolaban el espacio aéreo de Líbano, poniendo en riesgo la vida de los pasajeros que transportaban.

El ministro libanés de Transportes, Yussef Fenianos, ha clarado que los dos aviones estuvieron al borde la catástrofe a causa de la agresión israelí, que se pudo evitar “milagrosamente”, dijo.

Fenianos añadió que su gobierno tenía intención de protestar de manera formal ante el Consejo de Seguridad de la ONU ya que Israel ha vuelto a violar la Resolución 1701 sobre el conflicto israelo-libanés.

Según Newsweek, el objetivo del ataque aéreo israelí era una delegación de dirigentes de Hezbollah que llegaba a Damasco en visita oficial (*). El sitio libanés NewLebanon.info había informado de que una delegacion de Hezbollah viajaba a Teherán con escala en Damasco para intervenir en el funeral del ayatollah Mahmoud Hashemi Shahroudi, fallecido el 24 de diciembre.

Se prolongó durante una hora y media. Los cazas israelíes disparon sus misiles desde el espacio aéreo libanés, como tienen por costumbre, aprovechado que el ejército de este país carece de defensa antiaérea.

Los israelíes lanzaron 16 misiles GBU-39, de los que 14 pudieron ser interceptados por la defensa antiaérea siria. Los otros dos alcanzaron a un arsenal de armas, hiriendo a tres soldados.

Netanyahu ha prometido continuar los ataques contra Siria después de la retirada de las tropas estadounidenses de aquel país, con la excusa de la presencia militar iraní sobre su suelo.

“La decisión de retirar 2.000 soldados americanos de Siria no cambiará nuestra política. Continuaremos reaccionando contra la tentativa de Irán de poner pie militarmente en Siria e incluso, si es necesario, extenderemos nuestras operaciones”, declaró el Primer Ministro israelí tras una reunión de su gobierno.

Por su parte, el gobierno iraní ha declarado en repetidas ocasiones que sus fuerzas sólo desempeñan un papel consultivo en Siria y niegan ninguna intención de establecerse militarmente en Siria.

(*) https://www.newsweek.com/hezbollah-leaders-targeted-reportedly-hit-israeli-airstrike-us-official-says-1271274

El ejército sirio se prepara para entrar en la estratégica ciudad de Manbij


En las últimas horas el ejército sirio ha concentrado cientos de soldados fuertemente armados al oeste de Manbij. Se trata de fuerzas especiales de la Primera División y de la Guardia Republicana que serán las primeras en entrar en la estratégica ciudad del norte de Siria.

Varios medios de comunicación progubernamentales sirios han declarado que el ejército regular entrará pronto en Manbij en virtud de un acuerdo con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) que controlan la ciudad.

La captura de la ciudad es fundamental para impedir el avance del ejército turco hacia la orilla oriental del río Éufrates.

El martes los soldados sirios, apoyados por los rusos, entraron en la localidad de Al-Arimeh, al suroeste de Manbij, donde establecieron una posición militar. El Consejo Militar de Manbij, dirigido por las FDS, ha declarado que las fuerzas rusas “han creado un centro de coordinación en Al-Arimeh” y que la presencia del ejército sirio no es nueva.

Las fuentes de las FDS niegan haber entregado Al-Arimeh al ejército sirio. Dicen que hay un “control conjunto” entre ambas partes. Su estatuto político no está claro porque la entrada en Manbij tampoco lo está o, mejor dicho, está sometido a discusión.

La presencia de tropas sirias y rusas en Al-Arimeh no es más que la primera etapa de un acuerdo más general que se anunciará próximamente.

Durante su viaje por sorpresa a Irak, Trump ha confirmado que su retirada de Siria no significa que deje de intervenir en lso asuntos del país, ya que estacionará las tropas en el país vecino, como ya anunciamos en otra entrada.

Por lo demás, esta misma semana se espera que una delegación estadounidense acuda a Ankara a fin de coordinar el repliegue de sus tropas con el gobierno turco.

“Tenemos una cuestión de principios: ¿quién controlará el territorio ocupado por Estados Unidos? Está claro que el gobierno sirio debe controlar esta parte de su territorio”, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zajarova.

El ejército turco y sus secuaces se preparan para lanzar un ataque contra las fuerzas kurdas en Manbij. En los últimos días, unidades de Al-Jaich Al-Watani y otras del denominado “ejército libre sirio” han desplegado miles de tropas al norte y al oeste de la ciudad de Manbij.

A pesar de esta escalada, Manbij probablemente permanecerá en manos de las FDS hasta la retirada de las fuerzas estadounidenses y francesas que están presentes en ella.

Más información:
- ¿Se va Estados Unidos de Siria?, ¿y quién se queda?
- Los kurdos de Rojava vuelven a negociar con el gobierno sirio
- ¿Se ha firmado un acuerdo secreto sobre Rojava entre Estados Unidos y Turquía?
- Las tropas del Pentágono que abandonan Siria seguirán operando desde el otro lado de la frontera con Irak
- Pánico entre los sicarios de Estados Unidos en la base miitar de Al-Tanf
- Los kurdos entregan al ejército sirio una localidad próxima a Manbij
- ¿Saldrán las tropas estadounidenses del Kurdistán sirio para trasladarse al Kurdistán irakí?
- El ejército israelí se prepara para una guerra contra Irán sobre territorio sirio



Las tropas kurdas y rusas patrullan conjuntamente en  Al-Arimeh, cerca de Manbij

miércoles, 26 de diciembre de 2018

A la caída de Wall Street le sigue la de la bolsa de Tokio

El hundimiento de Wall Street se extendió ayer a la Bolsa de Tokio, que cayó más de un 5 por ciento al cierre después de un largo fin de semana, ya que los inversores temían las múltiples incertidumbres políticas y económicas en Estados Unidos.

El índice de referencia Nikkei terminó con una caída del 5 por ciento, llegando hasta los 19.155.74 puntos, la más baja en 20 meses. Perdió más de 1.000 puntos, su peor caída desde el 6 de febrero, en un contexto de fuerte fortalecimiento del yen, un refugio seguro para las empresas exportadoras.

A principios de octubre, el Nikkei subió a casi 25.000 puntos, por lo que ha perdido más del 20 por ciento desde entonces. Este descenso sitúa al índice en la categoría de “mercado deprimido” o “mercado bajista”, en referencia al símbolo de un mercado deprimido, como el Nasdaq del viernes en Nueva York.

Los mercados bursátiles chinos también se pusieron en números rojos, aunque limitaron su caída por la tarde. Los índices compuestos de Shangai y Shenzhen cayeron casi un 1 por ciento.

Debido a la Navidad, Hong Kong estaba cerrado, así como las bolsas de Australia, India, Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur y Corea del sur.

Según los corredores, hay muchas razones para la caída del mercado de valores: la desaceleración de la economía mundial, las consecuencias de la disputa comercial entre Pekín y Washington, el bloqueo presupuestario o cierre (“shutdown”) en Estados Unidos, que paraliza una parte del gobierno estadounidense.

Los temores cristalizan sobre todo en Washington, hasta el punto de que los dirigentes demócratas acusan a Trump de causar “caos” en el país.

El mercado de valores se hunde mientras el presidente está librando una guerra personal contra la Reserva Federal y destituye a su ministro de Defensa, el general Jim Mattis.

Trump no admite la política de la Reserva Federal de subir los tipos de interés y en un mensaje escribió: “El único el problema de nuestra economía es la Reserva Federal”. Por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, no se entiende con los directores de los seis principales bancos de Estados Unidos.

Además, los precios del petróleo se derriten más rápido que la nieve al sol. Los especuladores no se fían de las promesas de OPEP.

La burbuja de Trump, que había beneficiado a los mercados de valores estadounidenses y al dólar, está estallando, concluyó Mitsushige Akino, de la agencia de Bloomberg.

martes, 25 de diciembre de 2018

Los kurdos entregan al ejército sirio una localidad próxima a Manbij

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han cedido el control de Al-Arimeh, una ciudad al suroeste de Manbij, al ejército regular sirio, según acaba de informar el diario Al-Masdar.

El ejército sirio has comenzado a adoptar medidas de seguridad antes de que el ejército turco trate de entrar en Manbij.

Aunque el ejército regular está en contacto con los dirigentes kurdos de las FDS de Manbij, aún no han llegado a un acuerdo para permitirles la entrada en la ciudad.

No obstante, la llegada a Al-Arimeh es un paso previo a la entrada del ejército regular en Manbij y pone de manifiesto un acuerdo entre ambas partes, kurdos y sirios, frente al posible ataque de Turquía sobre la orilla oriental del Éufrates.

Estratégica y militarmente para el ejército sirio la presencia en Manbij es importante por su proximidad a la ciudad de Alepo y al Éufrates.

Manbij está situada a lo largo de la carretera principal Alepo-Raqqa. En caso de pérdida, el ejército sirio y las fuerzas que dirigen los kurdos ya no tendrían una ruta directa hacia Raqqa.

50 años de la muerte del gran novelista estadounidense John Steinbeck

El 20 de diciembre se cumplieron 50 años de la muerte del gran novelista estadounidense John Steinbeck (1902-1968), un autor de la llamada “generación perdida” que había salido desengañada de los ideales que Estados Unidos había vendido en la Primera Guerra Mundial.

William Faulkner, John Dos Passos, Ernest Hemingway, Scott Fitzgerald y John Steinbeck son los miembros más destacados de aquella “generación perdida”. Algunos se entregaron a una vida disipada y fuera del compromiso político, en el marco de sus trabajos literarios... Steinbeck no lo hizo así. Tuvo una visión crítica de la guerra y de una sociedad americana miserable.

Es la principal figura del nuevo realismo social americano. Nació en Salinas (Monterrey, California, Estados Unidos) en 1902, hijo del tesorero del condado y de la maestra, en un ambiente de campesinos ricos. Pero Steinbeck se negó a ver las cosas como las veían sus familiares. En lugar de percibir la prosperidad verde de la agricultura en una tierra ubérrima y la riqueza de sus fábricas de conserva, se obstinó en fijarse en los trabajadores agrarios, mexicanos y okies (los blancos que habían abandonado el Medio Oeste por la sequía y la depresión) y en la explotación sobre la que se construía la feliz riqueza de los terratenientes.

De joven pasó sus veranos trabajando en ranchos cercanos y más tarde con trabajadores migrantes en las granjas de remolacha de la azucarera Spreckels. En el valle agrícola de Salinas ambientó total o parcialmente varios de sus relatos. Es el caso, por ejemplo, de las novelas “Tortilla Flat” (1935), “De ratones y hombres” (1937) y el libro de cuentos “El poni rojo” (1933), escritos, más o menos, en la misma época, su primera etapa, en la que dio a la imprenta “Los crisantemos”, una obra maestra de la narrativa breve.

Experimentó los aspectos más duros de la vida de los inmigrantes y el lado más oscuro de la naturaleza humana, que le proporcionó material para escribir algunas de sus mejores obras, como las citadas y “Las uvas de la ira” (1939), que sirvió de inspiración para una gran película.

Estudió en la Universidad de Stanford, pero desde muy temprano tuvo que trabajar duramente como albañil, jornalero rural, agrimensor o empleado de tienda, y no llegó a graduarse. En los años treinta describió la pobreza que acompañó a la gran depresión económica y tuvo su primer reconocimiento crítico con la novela Tortilla Flat (1935), por la que recibió la Medalla de Oro literaria concedida por el Commonwealth Club of California a la mejor novela escrita por un californiano. Con este compendio de historias humorísticas, Steinbeck obtuvo cierto éxito. Retrata las aventuras de un grupo de jóvenes sin ocupación y generalmente sin hogar en Monterrey después de la Primera Guerra Mundial.

Otra novela de Steinbeck que tuvo un gran éxito fue “La perla” (1948). El relato cuenta la desventura de un humilde pescador, Kino, y su familia, y pone de manifiesto cómo la hermosa perla que encuentran viene a trastocar su existencia y los aboca a un destino fatal. La obra contiene una amarga crítica a la codicia y la rapacidad, conductas que llevan a la destrucción.

La lectura de las obras de este gran autor, nos sumergen en las realidades de la sociedad capitalista de aquel tiempo, llena de convulsiones sociales, con grandes poderes explotando a migrantes y con la segregación racial de por medio, es decir, exactamente igual que ahora.


Fotograma de la película ‘Las uvas de la ira’ basada en la novela homónima de Steinbeck

La integración de los robots militares en el combate de infantería en la Guerra de Siria

Minitanque ruso Uran 9
La Guerra de Siria ha sido la puerta de entrada de la modernidad en el arte de matar y morir. La Batalla de Alepo fue la primera en la que los robots de combate se distinguieron junto a los soldados de infantería, hasta el punto de obligar a los planificadores militares rusos a introducir reformas que hasta entonces se habían considerado como una herejía en la ciencia militar: el desarrollo de nuevas tácticas y nuevas reglas de combate para la infantería.

Por primera vez los robots operaron en coordinación con soldados de infantería en movimiento. El uso de drones terrestres en operaciones de combate se remonta a la contrainsurgencia de Estados Unidos en Irak, pero una serie de incidentes con fuego amigo llevaron al mando militar estadounidense a posponer la integración de los sistemas de armas autónomos y móviles en las unidades de infantería.

Ha sido la naturaleza de la guerra en Siria la que ha llevado al mando ruso a utilizar nuevas tácticas, incluyendo la inserción de robots de combate en unidades especiales que operan en zonas urbanas densas y hostiles.

Este cambio sutil, que ha pasado casi desapercibido en un mundo en el que cada soldado tiene su propio microprocesador y cámara, integrados en un móvil, todavía no ha sido entendido en lo que vale. Sin embargo, supone una verdadera revolución en los asuntos militares ya que, a partir de ahora, el soldado de infantería se moverá trás un robot cibernético.

Sin embargo, la posición y el papel táctico del cibercombatiente está destinado a evolucionar. Hasta ahora es sólo un elemento biológico dentro de una guerra en la que participan cada vez más autómatas de aleaciones y materiales especiales equipados con una “inteligencia artificial” rudimentaria, pero que pronto serán capaces de aprender como lo hacen los sistemas expertos a partir de datos de entrada en un entorno de combate.

Durante los combates de Siria, los Uran 9 lograron contener los ataques de flanco de yihadistas equipados con fusiles PKM y lanzagranadas RPG en un entorno urbano muy propicio para las emboscadas y trampas.

En 1916 los británicos intentaron romper el bloqueo de la guerra de trincheras estática utilizando tanques por primera vez. Su primer uso tuvo un impacto más psicológico que táctico, pero habían nacido los ejércitos de blindados.

En 2018 los robots de combate acompañan a soldados humanos en los combates en Siria. Los planes militares de los sirios y rusos para tomar el control de la provincia de Idlib verán un mayor uso de robots de combate cuyo comportamiento e impacto determinarán el futuro del soldado cibernético.

Lo que avanza en Andalucía no es el fascismo sino la lucha antifascista

Juan Manuel Olarieta

Por razones muy comprensibles, muchos izquierdistas convencidos no entienden -ni admiten- que los trabajadores voten “a la derecha” y, como es natural, mucho menos aceptan que voten “a la ultraderecha”. Lo más “natural” es que un obrero vote, y que vote, además, “a los suyos” que son los partidos “de izquierda”, es decir, esas bandas de papanatas que llevan las siglas del PSOE o de Podemos.

No hay más que leer las montañas de artículos que han escrito los “expertos” sobre las elecciones en Andalucía para darse cuenta del cúmulo de niebla que muchos acumulan en sus cabezas. Se trata de saber si los trabajadores han votado o no a Vox, para lo cual hay que analizar cada pueblo y cada barrio y comprobar los resultados electorales.

Luego hay que despotricar de la chusma ignorante que tiene “la culpa” del auge de “la ultraderecha” porque votan a quien no deben, porque no tienen “conciencia”... A diferencia de los que votan a “la izquierda”, que lo hacen -según parece- por una elevada conciencia política... A veces no es extraño despreciar a toda una clase social explotada diciendo que “eres más tonto que un obrero de derechas” y otras estupideces parecidas.

El pensamiento burgués, que es esencialmente cutre en estos tiempos que corren, supone que los votos son representativos de la sociedad, es decir, que la reflejan. Cuando los votos se inclinan hacia “la ultraderecha” es porque la sociedad se inclina hacia ese costado. En la medida en que, a su vez, la sociedad es mayoritariamente obrera, quienes deberían ganar todas las elecciones son esos izquierdistas del tipo PSOE o del tipo Podemos.

Si no es así es porque algo falla o, mejor dicho, es porque todo falla, es decir, porque ese tipo de planteamientos con los que la burguesía se enreda la cabeza son absoluta y rotundamente falsos, como se ha demostrado cientos de veces desde que se celebran elecciones.

En fin, el cretinismo político burgués es incapaz de ir más allá de los sondeos y los recuentos, sin que jamás se detenga ni por un momento en reflexionar acerca de quienes no votan, por más que los porcentajes, como en Andalucía, se acerquen casi a la mitad del censo. De la abstención no habla nadie nunca, por elevada que sea... No vaya a ser que el tarro de las esencias salga al descubierto, como el genio de la lámpara de Aladino.

En todo este tipo de concepciones subyace también un cierto mecanicismo entre la condición social (real) y su reflejo (ideal) en la conciencia, de tal manera que el obrero (el ser social) “debe ser” o inclinarse hacia su propia clase, hacer causa común con ella. ¿No es la conciencia un reflejo de la condición de clase?, o mejor dicho ¿no debería ser así?, ¿se equivocan acaso los materialistas?

Si la sociedad burguesa funcionara de una forma mecánica, la dominación no sería posible. La minoría no podría someter a la mayoría. Para ello es necesario que una parte de la mayoría, es decir, de los trabajadores, renieguen de su clase y, en definitiva, de sí mismos, de su condición social.

En todas las sociedades que ha conocido la historia, una parte de los oprimidos juega a favor de los opresores. Una parte de los esclavos está a favor de la esclavitud. En África una minoría negra, autóctona, es la correa de transmisión del imperialismo. En las cárceles, los “cabos de vara” son presos que sostienen el régimen de los carceleros.

No es posible quebrar un sistema de dominación sin acabar con los cómplices que nos rodean y que se hacen pasar por “uno de nosotros”. El Estado burgués necesita imperiosamente traidores, renegados, vendidos... Por ejemplo, los sindicatos “amarillos” son casi tan viejos como los “rojos”. Si ese tipo de organizaciones no aparecen en el escaparate, la propia burguesía tiene la necesidad de crearlos y promocionarlos porque son imprescindibles.

No es posible emprender ninguna batalla seria contra el capitalismo sin denunciar a las garrapatas y parásitos adheridos a las luchas populares, por más que juren y perjuren que también quieren cambiar una sociedad que es injusta y que son casi como nosotros mismos: progresistas, antifascistas e incluso revolucionarios.

Es algo que el movimiento obrero conoce desde su mismo origen. No es tan complicado y tiene, además, nombres y apellidos de partidos políticos, sindicatos y personajillos de la farándula que viven del cuento, de las subvenciones y las tertulias de los medios de comunicación. Si la clase obrera no les vota, y mucho más si deja de votar, como en Andalucía, no sólo no es síntoma de un “auge de la ultraderecha” sino todo lo contrario: de que vamos avanzando.

El ejército colombiano mata a un comandante disidente de las FARC cerca de la frontera con Ecuador

Walter Arizala, ‘Guacho’
El viernes el ejército colombiano mató a Walter Arizala, conocido por “Guacho”, un comandante disidente de las FARC en una operación cerca de la frontera con Ecuador. Arizala era miembro de la unidad Oliver Sinisterra, una facción de las FARC que no aceptó el acuerdo de claudicación de 2016.

El gobierno de Colombia desplegó más de 3.000 soldados para buscar a Guacho “vivo o muerto”. Tanto Colombia como Ecuador ofrecieron cada uno 100.000 dólares por suministrar información que pudiera conducir a la captura de Guacho, que es originario de Ecuador. Murió junto a uno de sus hombres de confianza.

En 2016 más de mil combatientes de las FARC se negaron a desmovilizarse en virtud del acuerdo de claudicación con el gobierno de Bogotá y continuaron la lucha armada. Actualmente la disidencia crece y hay 1.800 guerrilleros en 30 unidades en todo el país.

Fuente oficiales que ejecutaron la Operación David manifestaron que venían siguiéndole el rastro a tal punto de obtener los datos necesarios de los entornos en que se movía. De esta manera, explicaron, agruparon 15 fuentes humanas que lograron llegar hasta los principales escondites de Guacho y lograron, además, detectar sus rutas de escape en zonas rurales de Tumaco y poblaciones fronterizas.

Para dar con el paradero exacto del dirigente de las FARC, el ejército vigiló durante seis meses al anillo de seguridad de Guacho por medios electrónicos para tratar de establecer los lugares que visitaba, las personas con las que se comunicaba y la forma en que actuaba.

El equipo técnico del ejército interceptó más de 120 líneas telefónicas y se vigilaron 16 puntos que frecuentaba. Uno de esos puntos era la vereda Peña Cataño, sector de Llorente, en cercanías a Tumaco (Nariño), donde cayó finalmente en un operación ejecutada por el ejército, la policía y la fiscalía.

El ejército ha explicado que en el operativo se utilizaron fusiles de largo alcance MSR y munición 338, un arma de alta precisión que puede dar en el blanco a una distancia de hasta dos kilómetros.

El gobierno se tomó su tiempo para dar a conocer la noticia. La información sobre la muerte de Guacho empezó a circular en horas de la tarde del viernes, sin embargo, solo fue hasta altas horas de la noche, que el propio presidente Iván Duque confirmó la noticia.

Aunque oficialmente el gobierno colombiano no ha publicado fotos del cuerpo sin vida de Guacho, una imagen de quien sería el disidente de las FARC se ha difundido en las últimas horas. En la foto se ve a un hombre de tez morena, sin camisa, con un pantalón de sudadera y unas botas de campaña color azul oscuro, tirado sobre un césped. Al lado de la cabeza del hombre se ve lo que parece ser un charco de sangre.

La publicación de la foto se ha hecho polémica por la crudeza de la misma, aunque en las redes sociales hay quienes dudan de que el hombre que se ve en ella sea el jefe del frente Oliver Sinisterra.

Señalan, por ejemplo, que en la foto no se ve un lunar en la mejilla derecha que sí aparece en fotografías que se conocen de Guacho con vida. También se dice que la forma de la nariz del hombre de la foto, compartida después del anuncio del presidente Duque, no coincide con la morfología de la nariz que se ve en las imágenes de "Guacho" que se han conocido en los últimos años.

Hay más dudas. En redes preguntan por qué el pantalón de sudadera y las botas, que viste el hombre de la imagen cuestionada, están prácticamente nuevas si Guacho, como sostiene la información oficial, fue muerto en el desarrollo de fuertes combates en el departamento de Nariño.

El ejército israelí se prepara para una guerra contra Irán sobre territorio sirio

Tras el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, preguntamos si se haría realidad y quién las sustituiría porque lo único seguro es que el imperialismo no puede aceptar su derrota y la guerra debe continuar a toda costa.

Los candidatos para sustituir la labor de Estados Unidos en Siria se han buscado, sobre todo, en los kurdos y en los turcos, pero falta el matón principal de la región: Israel. El periódico ruso Nezavisimaya Gazeta dice que es Israel quien se está preparando para una guerra general contra Siria tras la retirada de Estados Unidos.

El periódico apunta que la decisión de Trump obliga a Israel a enfrentarse a la presencia iraní en Siria en solitario con sus propias tropas.

En apoyo de su afirmación, el periódico cita al antiguo ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, quien ha dicho que “la retirada de Estados Unidos de Siria aumenta enormemente la probabilidad de un conflicto a gran escala en el norte, ya sea en Líbano o en Siria”.

Lieberman añadió que “la salida de los estadounidenses elevará la moral del presidente sirio Bashar Al-Assad y de sus aliados, Irán y el Hezbolah libanés”.

El diario ruso también menciona al experto militar ruso Yuri Liamin, quien asegura que “Irán no puede interpretar esta decisión como un cheque en blanco”.

“No debemos olvidar que Turquía amenaza ahora con lanzar una nueva operación militar contra los kurdos sirios. Esta operación podría dar lugar a un verdadero control turco sobre una parte significativa del norte de Siria. Es poco probable que a las autoridades sirias y a su aliado iraní les guste este escenario”, añadió.

Los medios de comunicación estadounidenses han informado de que la decisión de Trump de retirar a las tropas se tomó tras una conversación telefónica con Erdogan, a pesar de que Ankara había anunciado una ofensiva contra los kurdos en la orilla oriental del Éufrates.

https://www.middleeastmonitor.com/20181224-report-israel-preparing-for-comprehensive-war-in-syria/


Más información:
- ¿Se va Estados Unidos de Siria?, ¿y quién se queda?

- Los kurdos de Rojava vuelven a negociar con el gobierno sirio
- ¿Se ha firmado un acuerdo secreto sobre Rojava entre Estados Unidos y Turquía?
- Las tropas del Pentágono que abandonan Siria seguirán operando desde el otro lado de la frontera con Irak
- Pánico entre los sicarios de Estados Unidos en la base miitar de Al-Tanf
- ¿Saldrán las tropas estadounidenses del Kurdistán sirio para trasladarse al Kurdistán irakí?
 

lunes, 24 de diciembre de 2018

La conquista del pan (2): equilibrios presupuestarios a costa del hambre de la población

Mauriac Ahouangansi

Desde comienzos de enero de este año, el gobierno sudanés se enfrenta a fuertes protestas. Cientos de personas están irrumpiendo en las calles de Darfur y otras grandes ciudades para protestar contra el aumento de los precios de los alimentos, incluido el trigo, cuyo subsidio se redujo en el presupuesto de 2018, y las importaciones del sector privado. Esta decisión ha tenido un impacto en el precio del pan, que ahora se ha duplicado y está en constante aumento. ¿Quién es el responsable de esta crisis del pan?

Privado de las tres cuartas partes de sus recursos petrolíferos, cuyos precios también han caído en el mercado internacional, Sudán se enfrenta a mayores dificultades para cerrar sus presupuestos desde la secesión del sur en 2011. Por ejemplo, de 2011 a 2016, el crecimiento medio del PIB real fue del 3,3 por ciento, frente al 7,1 por ciento de 2000-2010. A pesar de la caída libre de estos ingresos que procedían principalmente de la explotación del petróleo, el país mantuvo una política expansiva de gasto público, renovando el subsidio para necesidades básicas como el trigo, pero también el gasto militar, que se situó en el 2,8 por ciento del PIB en 2016, según el Banco Mundial.

El gasto, alentado por las ganancias inesperadas del petróleo, empujó al Estado rentista a ignorar los imperativos del rigor presupuestario, siempre con la esperanza de que el dinero del petróleo ocultara el despilfarro y la mala gestión. Como resultado, el déficit presupuestario se convirtió en estructural en los últimos años, con un máximo en 2017 del 7,7 por ciento, según el FMI.

Ante el deterioro de los equilibrios macroeconómicos asociado a ese déficit público (deuda, inflación, caída de las reservas de divisas, etc.), Sudán fue condenado a una austeridad brutal que se tradujo, entre otras medidas, en la supresión de determinadas subvenciones, en particular la del trigo, lo que provocó un aumento de su precio.

La decisión de privatizar el sector de importación de trigo se tomó abruptamente sin condiciones previas ni medidas de acompañamiento. Así pues, los procedimientos de contratación pública para las importaciones privadas de trigo en Sudán todavía no se han hecho públicas. La reforma del sector, que está experimentando graves disfunciones, nunca se ha mencionado. Durante y después del anuncio del cese de las subvenciones, hay motivos para temer un acuerdo tácito sobre los precios de venta gracias al probable retorno del oligopolio que existía hasta 2015 con Sayga, que poseía alrededor del 60 por ciento del mercado de importación, Wheata y Sin (un grupo cuasi gubernamental).

Esto se hace a expensas de una competencia sana que podría haber ofrecido una relación calidad/precio favorable a la población, especialmente a los más desfavorecidos. Con el aumento del precio de una bolsa de 50 kilos de harina de trigo de 167 a 450 libras sudanesas y el correspondiente aumento del precio del pan de 70 gramos de 0,5 a 1 libra sudanesa, la población se vio sometida a una presión repentina. Es evidente que las autoridades sudanesas, bajo presión, no han elegido el momento oportuno, ya que la situación económica es completamente desfavorable, con una elevada tasa de inflación del 35,1 por ciento registrada en el último semestre de 2017 y la depreciación de la libra sudanesa frente al dólar, que debilita aún más el poder adquisitivo ya erosionado por una inflación casi permanente. En estas condiciones, cabe esperar que muchas panaderías y pastelerías cierren en los próximos días, lo que no hará sino exacerbar las tensiones.

Sudán consume más de 2,4 millones de toneladas de trigo al año, mientras que la producción nacional sólo cubre el 15 por ciento de este consumo. Esta situación se explica por varias malas decisiones, entre ellas la de la subvención a expensas de una política eficaz de aumento de la productividad de los campos de trigo, estimada en 583 kilos por hectárea, una de las más bajas y clasificadas en el puesto 170 de 175 de los resultados medidos por el Banco Mundial desde 2013. Incluso el ambicioso proyecto "Gezira", previsto en 840.000 hectáreas irrigadas por el Nilo para reducir las importaciones de productos agrícolas, tiene dificultades para despegar. Una de las razones del fracaso del proyecto es la excesiva centralización de la gestión de la infraestructura de abastecimiento de agua por parte del Estado. De hecho, la falta de mantenimiento de los sistemas de riego por parte del Estado conduce a una reducción de la superficie cultivada.

Además, a pesar de la existencia en Sudán de más de 30 minerales útiles para la fabricación de fertilizantes y que sólo necesitan ser extraídos, el país los importa a precios elevados debido a la devaluación de la libra sudanesa. Con la introducción de una ley en 2005 para la nacionalización de la propiedad de las tierras de Gezira, el Estado que acoge el proyecto con la promesa de compensar a los campesinos, la situación de insolvencia de los agricultores ha empeorado. Estas diversas perturbaciones, lejos de facilitar la explotación de los agricultores, los ha desmotivado y fomentado el éxodo rural hacia zonas productoras de petróleo donde los salarios son atractivos.

A pesar de la existencia de un Ministerio de Inversiones desde 2002, para atraer a inversores locales y extranjeros a Sudán, la inversión local lucha por despegar. Más aún, la construcción de infraestructuras viarias y la mejora del entorno empresarial siguen siendo retos importantes que aún no se han superado y que hacen dudar a los inversores. El Sudán ocupa el puesto 170 de 190 países incluidos en el informe Doing Business 2018 del Banco Mundial, debido a importantes deficiencias en la protección de los inversores, acceso al crédito y al comercio transfronterizo. Por estas razones y la migración relacionada con las tensiones políticas, la inversión extranjera directa ha caído a 4.800 millones de dólares en la primera mitad de 2017, frente a los 5.800 millones de dólares del año anterior, según el informe Perspectivas Económicas de África 2018. Por lo tanto, los resultados de la recuperación económica se ven comprometidos.

Al eliminar las subvenciones a la importación, el Gobierno sudanés está tomando una medida contable para reequilibrar estas cuentas, pero todavía no se trata de una verdadera liberalización del sector. De hecho, aún no se han establecido los requisitos previos para una operación de este tipo. Sería beneficioso que el Gobierno pusiera en marcha las reformas estructurales necesarias para la liberalización efectiva del sector lo antes posible y que utilizara medidas paliativas para aliviar las tensiones actuales.

http://www.libreafrique.org/Mauriac-AHOUANGANSI-crise-du-pain-soudan-140218

¿Saldrán las tropas estadounidenses del Kurdistán sirio para trasladarse al Kurdistán irakí?


Mientras los medios de comunicación árabes, especialmente irakíes, comentan que las tropas del Pentágono actualmente presentes en Siria van a ser desplegadas en Erbil, la capital de la región irakí del Kurdistán, los kurdos guardan silencio.

Las fuentes irakíes precisan, además, que el ejército estadounidense se instalará en una base militar cercana al aeropuerto de Erbil.

El diario Bagdad Al-Yum asegura que los estadounidenses también estudian la creación de un centro de operaciones conjunto en la frontera sirio-irakí con la presencia tanto de peshmergas kurdo-irakíes como de kurdos sirios.

A finales de este mes los estadounidenses decidirán si mantienen o no su apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en caso de que no puedan protegerse y garantizar la seguridad de la región al este del río Éufrates.

Pero lo que llama la atención es el mutismo total de los medios de comunicación kurdos, lo que es una muestra de división interna y, posiblemente, de parálisis.

El Consejo Democrático Sirio, brazo político de las FDS, ha pedido a los franceses algo tardío e imposible de ejecutar: que establezcan una zona de exclusión aérea en el norte de Siria, como ya hicieron en Libia en 2011.

Por el contrario, otros grupos kurdos negocian con Damasco.

Algunos dirigentes kurdos han tirado la toalla y exigen a Estados Unidos que les conceda la tarjeta verde para poder instalarse en aquel país, así como una indemnización por “los servicios prestados”... al imperialismo, naturalmente, no a su país.

El viernes el periódico Al-Arab, con sede en Londres, negó que las tropas estadounidenses se fueran a estacionar en el norte de Irak. Según este periódico, el Gobierno Regional del Kurdistán no han recibido ninguna información de Estados Unidos sobre el traslado de las tropas de Siria al Kurdistán irakí, señalando que el número de soldados estadounidenses en Kurdistán en los últimos días no ha cambiado.

El silencio desata todo tipo de especulaciones. Hay quien cree que es una campaña dirigida por Estados Unidos, que pretende que los peshmergas kurdos recuperen Kirkuk y con la ciudad, se apoderen también de los pozos de petróleo. En tal caso, en Washington dan por perdidos sus apoyos en el nuevo gobierno de Bagdad y esperan que sean los kurdos quienes se enfrenten a las milicias Hashd Al-Shaabi, el brazo de Irán al otro lado de la frontera.

El Secretario General del Ministerio de Peshmerga, Jabbar Yawar, recordó que el Gobierno Autónomo irakí es el único autorizado para decidir sobre la presencia de fuerzas extranjeras en su territorio. También negó toda la información sobre el despliegue de tropas estadounidenses en Erbil tras su retirada de Siria, indicando que hasta ahora no se ha llegado a un acuerdo sobre este tema entre Bagdad y Washington.

Pero el canal por satélite estadounidense en árabe Al-Hurra dice lo contrario: los 2.130 miembros de las fuerzas especiales del ejército estadounidense vann a ser evacuados de Siria y estacionados en Erbil.

Portavoces del Pentágono han asegurado que la retirada de las tropas estadounidenses comenzará con la base de Al-Tanf, en la provincia occidental de Homs, y luego con el perímetro de 55 kilómetros que los Estados Unidos habían establecido a su alrededor.

En los últimos tres años el ejército estadounidense ha suministrado armas y refuerzos desde el norte del Irak a las regiones septentrionales y al este de Siria.

Actualmente, las tropas estadounidenses están desplegadas en una zona que se extiende desde la aldea de Al-Mabrukeh, en la provincia occidental de Hassakah, hasta Al-Tayaha, en la ciudad de Manbij, en la provincia oriental de Alepo, y Homs.

En cuanto al número de efectivos del ejército estadounidense desplegados en Siria, las cifras oscilan entre los 2.000 oficialmente reconocidos, hasta los 5.000.

Pánico entre los sicarios de Estados Unidos en la base militar de Al-Tanf


Las fuerzas auxiliares de Estados Unidos en la base militar de Al-Tanf y los 55 kilómetros de la zona de desescalada que la rodea, están buscando un acuerdo de evacuación que les permita retirarse a los zonas controladas por los yihadistas en el norte de Siria una vez que las tropas estadounidenses hayan abandonado el país.

El dirigente del denominado “Comando Revolucionario del Ejército”, Muhannad Tala, confía en que sus padrinos del Pentágono ayuden a su grupo a llegar a un acuerdo con Damasco antes de que se retiren de la base de Al-Tanf.

“La retirada de la coalición internacional de Al-Tanf y de la zona de 55 kilómetros pondrá a las facciones del Ejército Libre Sirio (ASL) den esas zonas en una confrontación directa con las fuerzas del régimen y las milicias iraníes”, advirtió Tala.

El responsable del “Comando” confirmó que Estados Unidos le había confirmado que se retirará de Al-Tanf tan pronto como Trump decida retirar todas las tropas estadounidenses de Siria.

La decisión de Estados Unidos ha causado pánico entre sus sicarios en Al-Tanf, que saben que no durarán más de unos pocos días sin sus padrinos. En respuesta a esta situación, los blogs anti-Assad, como el Justice News de Hammurabi, han comenzado a difundir propaganda para elevar la moral de las tropas.

https://southfront.org/panic-continues-in-al-tanaf-u-s-proxies-beg-for-deal-with-damascus/
https://southfront.org/us-starts-withdrawal-from-syria-sdf-calls-it-stab-in-the-back/

domingo, 23 de diciembre de 2018

En África se oponen a los manejos de las multinacionales de los transgénicos

Gates quiere imponer los transgénicos
Los cultivos modificados genéticamente suponen una gran fuente de ingresos para las multinacionales que los desarrollan y controlan. Por eso, estas utilizan todo tipo de argucias para imponerlos en los países africanos.

Con la excusa -demostrada falsa- de que ayudan en la lucha contra la pobreza, las multinacionales no escatiman medios para intentar modificar las leyes que son un obstáculo a su expansión. Sin embargo, cada vez son más los campesinos que se organizan contra esta tiranía que solo beneficia a los accionistas de las empresas, y plantan cara a sus pretensiones.

A finales de noviembre, el secretario del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Tanzania, Mathew Mtigumwe, dio la orden de detener de inmediato todos los ensayos que se realizaban en el país con cultivos genéticamente modificados. La resolución ha obtenido el apoyo de las organizaciones de la sociedad civil tanzana y el respaldo del recién nombrado ministro de Agricultura, Jefet Hasunga.

Los ensayos en cuestión pertenecen al proyecto WEMA (Water Efficient Maize for Africa, Maíz eficiente en el uso del agua para África) en el que participan la miltinacional estadounidense Monsanto, la Fundación Bill y Melinda Gates y varios centros de investigación. Esta iniciativa se remonta a 2008 y se ha puesto en marcha en 2010 en Kenia, Mozambique, Sudáfrica, Tanzania y Uganda.

Además de la paralización del proyecto, el secretario ordenó, también, la destrucción de todos los restos de los experimentos que quedaban en el Centro Makutupora en Dodoma, la capital del país, donde se realizaban las pruebas. Esta decisión se tomó después de que el Instituto de Investigación Agrícola de Tanzania (TARI) publicará los resultados de los ensayos sin autorización, tras invitar a varias personas a observar lo bien que funcionan los cultivos transgénicos.

Entre los asistentes se encontraba Mark Lynas, periodista conocido por su intoxicación a favor de los organismos genéticamente modificados. El TARI también organizó una visita a uno de los sitios donde se prueban estos cultivos, tampoco autorizada. El ACB acusa a Lynas de falta de ética al utilizar a los pequeños agricultores para justificar la introducción de los cultivos transgénicos en el país, al afirmar que los tanzanos son pobres y están hambrientos. Mientras, las conclusiones de los científicos pro-OGM, pagados por la Fundación Gates y otros, no han sido corroboradas por el Ministerio de Agricultura y otras instituciones tanzanas.

Este incidente pone de manifiesto el poder de las empresas biotecnológicas que financian poderosas campañas mediáticas y tienen sus propios “influencers” que bajo la apariencia de luchar contra el cambio climático, por ejemplo, difunden propaganda a favor de los cultivos transgénicos, a pesar de que los beneficios que estos puedan aportar a los pequeños agricultores estén cuestionados desde hace tiempo.

Recientemente, las autoridades sudafricanas rechazaron la solicitud de Monsanto para poner a la venta varias modalidades de maíz modificado genéticamente para resistir a las sequías. Se basaron en que los ensayos de campo no han logrado demostrar su resistencia frente a las sequías y los insectos, como la multinacional aseguraba. Para paliar el efecto negativo de esta decisión, Monsanto lanzó una campaña que alababa los beneficios de sus productos y afirmaba que las pruebas realizadas lo confirmaban, todo esto recogido en un dossier enviado a la prensa con el nombre de “New push in pipeline for acceptance of GNO seed” en el que se afirma que “el TARI se une a la petición de los agricultores tanzanos que por todo el país piden un cambio de las caducas leyes de agricultura para permitir el uso de semillas modificadas genéticamente que sean resistentes a las sequías y a las plagas de insectos”.

Dentro de esta campaña, Monsanto ha regalado maíz de las variedades cuestionadas en Sudáfrica, y ahora en Tanzania, a los otros países que participan en el proyecto WEMA.

Varias organizaciones de agricultores, entre ellas la Organización Nacional de Pequeños Agricultores (MVIWATA), académicos de la Universidad de Dar es-Salam y  miembros de la comunidad científica han criticado abiertamente el proyecto WEMA y los ensayos de cultivos transgénicos que tienen lugar en Tanzania. En una carta enviada a los periódicos, MVIWATA contradice lo afirmado en el dossier de Monsanto al decir que “los agricultores han pedido a nuestro gobierno que no permita que se usen los cultivos GM [modificados genéticamente] en el país por la razón obvia de que ni los agricultores ni el país se benefician de ellos”.

Estas organizaciones también han condenado las amenazas sobre futuros desastres que lanzan los científicos locales pagados por el WEMA para impulsar la liberación de los cultivos transgénicos y cambiar las leyes de responsabilidad jurídica para que en un futuro no se puedan emprender acciones contra las empresas que modifican estos cultivos, sino que cualquier daño en el medioambiente causado por la introducción de estas semillas sería responsabilidad de quien las plante. De ahí, que estas organizaciones apoyen la decisión tomada por el Gobierno tanzano.

Poco a poco, la lucha de los campesinos por librarse del yugo que les impone el uso de cultivos que cualquier daño en el medioambiente causado por la introducción de estas semillas sería responsabilidad de quien las plante. De ahí, que estas organizaciones apoyen la decisión tomada por el Gobierno tanzano.

Poco a poco, la lucha de los campesinos por librarse del yugo que les impone el uso de cultivos modificados genéticamente se extiende por todo el continente. A Sudáfrica o Tanzania hay que sumar otros muchos casos, como puede ser el de Burkina Faso que el año pasado dio un paso muy importante. Tras ser el principal productor de algodón de toda África, sus cosechas empezaron a declinar cuando en 2008 se introdujo una variedad de algodón genéticamente modificado de Monsanto. La multinacional había prometido que con este paso las cosechas aumentarían.

Desde un principio, la Asociación Interprofesional del Algodón de Burkina (AICAB) se quejó de que la calidad del producto de Monsanto era inferior al que tenían anteriormente. Se refería en particular a que la longitud de las fibras, una de las principales medidas de calidad, se redujo lo que tuvo como resultado que el precio del producto bajase considerablemente en el mercado mundial.

En 2016 la AICAB decidió demandar a la multinacional y reclamar una compensación de más de 48.000 millones de francos CFA (unos 73 millones de euros). Al mismo tiempo, resolvió retener las regalías, por valor de alrededor de 15.000 millones de francos CFA, que debía pagar a Monsanto por las cosechas de 2014/15 y 2015/16. Al final las dos partes llegaron a un acuerdo que ponía fin a la colaboración con la multinacional estadounidense.

Tras la salida de Monsanto del país y el regreso al algodón tradicional, la cosecha ha vuelto a aumentar y el precio de este producto ha subido en el mercado internacional.

Monsanto había prometido que su algodón genéticamente modificado ayudaría a luchar contra la pobreza en el país, lo que se ha demostrado estar muy lejos de la realidad. No solo descendió la producción, sino que los precios cayeron en picado, lo que llevó a muchos campesinos a endeudarse fuertemente. La rebelión de los agricultores burkineses contra la multinacional supone, sin duda, una muy buena noticia porque les libera de un compromiso del que solo salía ganando Monsanto y, posiblemente, miembros del Gobierno que se llevarían comisiones por imponer las semillas genéticamente modificadas.

Esta pequeña revolución coincidió con el cambio de régimen político en Burkina Faso tras la expulsión del poder de Blaise Compaoré, en octubre de 2014, y el fortalecimiento de la sociedad civil que este hecho supuso. La lucha campesina es el arma con que cuentan los agricultores para luchar contra la tiranía de las multinacionales y la imposición de los cultivos transgénicos.

https://solidaridad.net/agricultores-africanos-se-rebelan-por-la-imposicion-de-cultivos-geneticamente-modificados/

Un Estado organizado para el crimen: Israel

El régimen israelí día a día comete nuevas y más atroces acciones contra Palestina y su pueblo, comprobando, que en materia de violar los derechos de los hombres y mujeres que habitan esta tierra, de infringir el derecho internacional y en ello ser apoyado por países cómplices de la ocupación y colonización, es una entidad que se supera, cínicamente, en forma permanente.

Al menos que exista un reconocimiento para aquel que se destaca en ocupar, colonizar, asesinar y generar un sistema de apartheid en Palestina, esa superación sionista sólo visualiza la necesidad de derrotar a quien hace de la muerte de otros seres humanos su forma de concretar una identidad nacida en oscuras maniobras entre las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial. Sometidas a una especie de “crisis de conciencia” frente a los crímenes cometidos por el nacionalsocialismo en los años de esa guerra. Lo sintomático es, que el sentimiento de culpabilidad sólo favoreció a las víctimas judías pero no a millones de soviéticos, gitanos, presos políticos alemanes, deficientes mentales entre otros. Una realidad que muestra la habilidad del lobby sionista en masificar su “esclarecimiento” su hasbara que ha inundado al mundo con sus historias y mitos históricos y religiosos.

Comenzó a desarrollarse así lo que intelectual estadounidense de religión judía, Norman Finkelstein denomina “La Industria del Holocausto” cuyos efectos los ha tenido que pagar el pueblo palestino convertido hoy en la víctima del que antaño lo era y hoy devenido en victimario. “Finkelstein descubre la doble extorsión a la que los grupos de presión judíos han sometido a Suiza y Alemania y a los legítimos reclamantes judíos del Holocausto y denuncia que los fondos de indemnización no han sido utilizados en su mayor parte para ayudar a los supervivientes del Holocausto, sino para mantener en funcionamiento la industria del Holocausto”.

En los últimos setenta años —desde el nacimiento de la entidad sionista— el 14 mayo de 1948, Palestina ha sufrido un proceso de ocupación y colonización de su territorio a manos de todos los gobiernos israelíes, sin excepción. Un régimen surgido tras la puesta en práctica de la recomendación establecida en la Resolución Nº 181 de la Organización de las Naciones Unidas –la ONU– del 29 noviembre del año 1947, que dio la basa para definir la partición de una tierra, que en un 56,47% este organismo exhortó fuese asignada a colonos judíos de origen europeo, en desmedro de una población palestina, que sin derecho a apelación vio fragmentada su tierra a un 43,53%. Al-Quds (Jerusalén), con 100.000 judíos y 105.000 árabes, fue declarada corpus separátum.

La partición fue aceptada, con toda lógica por los sionistas, toda vez que los judíos eran propietarios de sólo el 6% del territorio, no sin antes constatar que las presiones del lobby sionista y los intereses de las superpotencias surgidas tras la Segunda Guerra Mundial tuvieron un papel trascendental. Una división del territorio palestino, concretada en el marco del nacimiento de Israel, el mismo día que el mandato británico sobre Palestina llegaba a su fin –mayo del año 1948–. Pero, ese porcentaje adjudicado en forma inconsulta y a contrapelo de los derechos palestinos, era insuficiente para el sionismo, que con apetito desmedido ansiaba conquistar todo el territorio palestino mediante un proceso de judaización, donde la violencia y la agresión crónica han ido en apoyo de esta tarea de conquista y que ha dejado reducida a Palestina, en la actualidad, a menos del 10% de su superficie original.

La ocupación de Palestina, la alianza tejida entre el imperialismo estadounidense, el sionismo israelí y el wahabismo saudí han marcado parte importante de un contencioso que signa el desarrollo de los acontecimientos en el Levante Mediterráneo y por extensión a Oriente Medio. Sobre todo con un sionismo que se destaca en su papel de entidad perversa, criminal, que desde su entrada en Palestina desde fines del Siglo XIX sirvió, primero, de lanza del imperialismo británico a inicios del siglo XX y del imperialismo estadounidense desde fines de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad, con un papel añadido: centrar sus ataques contra la comunidad del Islam y generar procesos de desestabilización contra la República Islámica de Irán.

Consigno, igualmente, las herramientas utilizadas por el sionismo para limpiar su imagen y de la necesidad de poner fin a esta ideología como alternativa para alcanzar la paz en la región y entre ello la autodeterminación del pueblo palestino.

La instalación del régimen sionista en Palestina ha significado, por ejemplo, el mismo año de su nacimiento, la expulsión de 700 mil palestinos de sus tierras históricas en lo que se conoce como la Nakba –catástrofe en árabe– acompañada de la destrucción de aldeas, pueblos y ciudades palestinas en un proceso de limpieza étnica, que ha continuado hasta el día de hoy.

Todo ello con la acción contínua de tres delitos mayores en el plano del derecho internacional y que no prescriben: crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio equiparables en su gravedad y que han sido establecidos en el llamado Estatuto de Roma de la Corte penal Internacional (CPI). En Palestina, cualquier tribunal internacional que investigara la conducta de Israel en estos 70 años encontraría abundantes pruebas de los dos primeros delitos y argumentos más que suficientes para sostener el tercero de ellos.

Tras la proclamación de Israel el año 1948, todas sus administraciones políticas, sin distinción entre laboristas, Likud o partidos ultranacionalistas y religiosos, han tenido como centro de su accionar, en el plano político interno y externo, el impedir la autodeterminación del pueblo palestino.  Los procesos de paz en los cuales Israel ha contado con la ayuda incondicional y complicidad de Estados Unidos y sus socios europeos,  han significado, simplemente, dilatar el cumplimiento de las resoluciones internacionales respecto a: abandonar los territorios ocupados, permitir el retorno de los refugiados, desmantelar el muro que divide Cisjordania y dejar de construir asentamientos poblados con colonos extranjeros. Hoy incluso aliados del sionismo como el gobierno australiano, presidido por Scott Morrison del Partido Liberal –reconocido cristiano evangélico pro sionista– que ha decidido reconocer a Al-Quds Oeste como Capital de Israel, violando con ello el estatus legal y todas las resoluciones de la ONU con relación a esta ciudad. Una medida en correspondencia con la política pro-sionista de Washington que en diciembre de 2017 anunció el traslado de su embajada, un aviso que generó duras críticas tanto de los palestinos como de líderes internacionales.

Con su conducta violatoria del derecho internacional, los regímenes israelíes han convertido en letra muerta, cada negociación que se ha llevado  a cabo, destacando en ello cada uno de los puntos de los denominados Acuerdos de Oslo, prueba irrefutable que Israel jamás estuvo dispuesta a cumplir sus compromisos internacionales y prueba, igualmente, que la autodenominada “mayor democracia de Oriente Medio” es simplemente una entidad falsaria, que basa ese mito en el trabajo multimillonario de su estrategia de hasbara, destinada a higienizar una sociedad mayoritariamente amoral, violenta y desquiciada.

Este año 2018 ha sido especialmente violento en las acciones llevadas a cabo por el régimen de Tel Aviv contra la población palestina, sobre todo contra aquella situada en la bloqueada Franja de Gaza, que desde el 30 de marzo de este año 2018 se manifiesta cada viernes en la denominada “Marchas por el Retorno” en las inmediaciones de la valla que separa este enclave costero de la Palestina Histórica. Una Campaña de protesta cuyo objetivo estratégico es denunciar la ocupación de los territorios palestinos por parte del sionismo y el bloqueo al cual está sometida la Franja de Gaza desde el año 2006. El mensaje es claro: los palestinos se aferran y se aferrarán a su suelo y al legítimo retorno avalado por gran parte de las resoluciones de la ONU respecto a la ocupación ilegítima de Israel sobre palestina.

Después de cada acción militar, saldada con innumerables muertos palestinos: niños, mujeres, hombres, destrucción de su escasa infraestructura. Miles de heridos, encarcelados, bloqueos, castigos colectivos, cierre de escuelas, corte de agua y energía. Tras cada acción calificada abrumadoramente como criminal, algún personaje de cierta relevancia suele decir “¡Necesitamos reactivar el proceso de paz entre Palestina e Israel!” y con ello cree haber descubierto la rueda o algún proceso político de nueva hornada, que traerá la paz a Palestina, desconociendo la conducta llevada a cabo por Israel, en forma crónica desde su nacimiento.

¿A qué proceso de paz o negociación nos referimos cuando salta a la palestra este llamado? ¡A ninguno! No existe tal desarrollo de conversaciones, no existe tal posibilidad de paz, pues todo murió desde el momento que se firmaron los Acuerdos de Oslo, cuyo incumplimiento consolidó la sospecha que la autodeterminación del pueblo palestino era sólo una charada, un   anzuelo para pescar incautos. Un señuelo destinado a ganar tiempo, para que el sionismo comenzara a concretar su obra exterminadora con objetivos evidentes: Servir como punta de lanza de los intereses globales del imperialismo. Dominar Palestina, sus recursos acuíferos y de hidrocarburos en la costa gazetí. Controlar la frontera con El Líbano, Siria, Jordania y Egipto respondiendo a los intereses de la triada conformada por el imperialismo, el wahabismo saudí y el sionismo, haciendo así inviable la posibilidad de un Estado Palestino manteniendo una hegemonía occidental con lacayos regionales.

Para Norman Finkelstein, Profesor de Teoría Política y un especialista en el conflicto palestino-israelí “Los ataques de Israel a Palestina han sido diseñados para sabotear un posible compromiso de paz con los palestinos, aun cuando los términos de este le favorezcan ampliamente”. Es, en este marco, donde los ataques contra el pueblo palestino se han incrementado aunque ello signifique involucrar otros países y movimientos de resistencia. Ya sea con el estallido de la primera Intifada el año 1987 y su desarrollo hasta el año 1995. La segunda Intifada con punto de inicio contemporánea con el comienzo de la llamada Guerra contra el terror por parte de Estados Unidos y sus aliados tras los atentados de septiembre del 2001 en territorio estadounidense.

Una segunda Intifada que tendrá su corolario con la Operación “Días de Penitencia” llevada a cabo por Israel contra Gaza en septiembre del año 2004 y el inicio del bloqueo a ese enclave a partir del año 2006 tras el triunfo del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (Hamas) en las elecciones generales palestinas llevadas a cabo ara elegir el Consejo Legislativo palestino (poder legislativo de la Autoridad Nacional Palestina) que debía elegir al primer ministro. Una elección que causó la división entre Hamas y Al-Fatah y la intervención occidental e Israelí en el proceso para impedir que HAMAS tomara el control político de Palestina tras su triunfo con el 44% de los votos y 74 de los 132 asientos legislativos, con sanciones y apoyos a la facción derrotada que llevó a la llamada Guerra de los Hermanos, generándose la Wakseh –la humillación en árabe– determinándose además, por parte de Israel un bloqueo que se mantiene hasta el día de hoy.

La situación de bloqueo contra la Franja de Gaza se ha visto incrementada con las operaciones de agresión y destrucción llevadas a cabo por Israel contra ese enclave y sus habitantes el año 2008 bajo los nombres hollywoodenses de “Plomo Fundido”. El año 2012 con el nombre de “Pilar Defensivo”, y las operaciones del 2014 signadas con la denominación de  “Margen Protector”.

A lo mencionado hay que adicionar los asesinatos iniciados el 30 de marzo del año 2018 mediante el uso de francotiradores apostados en la valla que separa los territorios de la Palestina Histórica ocupada y la Franja de Gaza. Día a día nuevos mártires se suman a la larga lista de muertos en el pueblo palestino, mientras la entidad sionista afianza sus lazos con Washington, la Monarquía wahabí y apoya todo proceso de desestabilización de países y movimientos que tarde o temprano vencerán al sionismo y todo aquello que representa esta ideología califica en su oportunidad por la propia ONU como “una forma de racismo y discriminación racial”.

Considerando el tiempo transcurrido de este siglo XXI, desde el inicio de la Intifada Al-Aqsa el año 2000, hasta el cierre de este artículo, que incluye a los últimos asesinados en Ramalá y los centenares de asesinados en las denominadas Marchas Por el Retorno a manos de francotiradores israelíes apostados en la valla que separa la Franja de Gaza de la Palestina Histórica, la cifra de muertos a manos del ejército invasor, con apoyo de los colonos armados instalados en los asentamientos en Cisjordania, es de 9.550 palestinos. El número d heridos se eleva sobre los 120.000. Esto, según datos recopilados por el B’TSELEM —el Centro de Información Israelí por los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados— y según los cuales también han muerto durante este período de tiempo y a causa del conflicto1.246 israelíes.

El poeta nacional palestino Mahmud Darwish nos refiere, que el combate de su pueblo tiene un componente esencial a la hora de entender el campo de batalla en que se libra esa lucha contra el opresor: el campo de la memoria. En el sentido que uno de los actores, el sionismo, pretende borrar, eliminar, invisibilizar la memoria de un pueblo milenario, su historia, su lengua, comida, el vestuario, su arqueología, en esencia su cultura, mediante un proceso de judaización. El otro actor, el pueblo palestino, a pesar de una política de exterminio puesta en práctica desde el momento mismo que nace la entidad sionista, lucha día a día para que esa memoria permanezca, porque esté presente aún en las condiciones más adversas.

Una Palestina indomable, que haciendo uso de todas las formas de lucha resiste, para gloria de sus hijos e hijas y para la admiración de todos aquellos que creemos que más temprano que tarde Palestina será capaz de alcanzar su plena libertad. Objetivo que se compruebe al conocerlos en Ramalá, Beit Lahm (Belén), en Ariha, Beit Jala, Beit Sahour, en Al-Quds y al observar su resistencia empecinada en la Franja de Gaza. Al hablar con sus hombres y mujeres, al verlos orgullosos exhibir su identidad como palestinos, a pesar de la ocupación, colonialismo y apartheid que ha soportado por siete décadas. El sionismo podrá superarse en materia de buscar nuevos mecanismo de muerte, en seguir ocupando y colonizando palestina. Ofreciendo declaraciones desquiciadas como la del hijo del primer ministro Benjamín Netanyahu, que ha llamado expulsar a todos los musulmanes de los territorios ocupados. Pero, esa conducta homicida, intrínseca al sionismo, no podrá superar nunca la dignidad de un pueblo que día a día se alza con más orgullo y generando más y más admiración en aquellos que apoyan la autodeterminación de palestina y condena la ocupación, el racismo y una colonización sionista, sedienta de sangre, pero cuyo final está cada día más cercano.

http://prensaislamica.com/sitio/el-sionismo-se-supera-dia-a-dia-en-su-sed-de-crimenes/

¿Mantuvo el espionaje francés a la multinacional Lafarge en Siria para financiar a los yihadistas?

¿Son los servicios secretos franceses co-responsables de mantener a la multinacional cementera Lafarge en Siria hasta 2014 para financiar a los grupos yihadistas? Frente a los jueces, un oficial de inteligencia ha admitido que llevaron a cabo una recogida de información “oportunista” y “cínica”, pero aseguró que no había dado “ninguna instrucción” a la empresa.

“Operamos de manera totalmente oportunista, aprovechando su presencia continuada, pero nadie les pidió que se quedaran”, dijo un policía de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), entrevistado el 4 de octubre por la jueza de instrucción Charlotte Bilger, en una audiencia.

“Mi trabajo consistía únicamente en recopilar información para detectar a las personas”, en particular a los franceses que partieron a la yihad en Siria, “no dimos instrucciones”, explicó el espía de contacto de Lafarge, que inicialmente se encargó de asesorar a las empresas sobre la protección de sus activos.

“Operamos de una manera totalmente cínica, es cierto. Hay que darse cuenta de que es un trabajo enorme, un trabajo de hormiga, pero es esencial”, justificó el oficial, que ya en abril de 2012 organizó una conferencia para el Comité Ejecutivo de Lafarge.

En ese momento, era la persona de contacto de Jean-Claude Veillard, entonces Director de Seguridad de Lafarge. Este último, un antiguo militar, dijo a los jueces que había transmitido regularmente información sobre la situación en la región a los distintos servicios de inteligencia franceses sin “clasificarla”.

Contactos estrechos, en particular a través de los correos electrónicos archivados, que continuaron durante toda la guerra en Siria. En mayo de 2016 Veillard comió con los sucesores de su contacto en la DGSI.

Pero para el juez encargado de la investigación, “la demostración de que los servicios de inteligencia tenían un conocimiento detallado de las acciones” de Lafarge y sus directivos, “no tiene relación” con la posible responsabilidad penal de la multinacional, por lo que se niega a llevar a cabo audiencias adicionales de espías.

Todas estas audiencias fueron solicitadas por los abogados defensores, en particular porque ponen en duda la imparcialidad de la DGSI, uno de los tres servicios de investigación del caso.

El agente entrevistado el 4 de octubre aseguró que existe una “compartimentación” entre la esfera judicial de la DGSI y la de inteligencia, al tiempo que admitió que su información podría remontar al “más alto nivel”, a su director, “e incluso más allá".

“Eso no cambia el hecho de que Lafarge haya decidido quedarse y negociar con organizaciones terroristas”, ha dicho Marie Dosé, abogada de la ONG Sherpa, acusación particular en este caso. Lafarge “no escapará a su juicio multiplicando el número de juicios de intenciones”.

La multinacional fue procesada en junio por “financiación de una organización terrorista” y “complicidad en crímenes contra la humanidad”. Se calcula que pagó casi 13 millones de euros a través de su filial LCS entre 2011 y 2015 a los grupos yihadistas, incluido el Califato Islámico, para mantener la producción en su planta de Jalabiya mientras el país se hundía en la guerra.

Ocho ejecutivos y gerentes, incluyendo al Presidente Bruno Lafont, han sido acusados de “financiar una organización terrorista” y “poner en peligro la vida” de sus trabajadores. Dos de los intermediarios locales que están en el centro de la investigación, Amro Taleb y Firas Tlass, también tienen una orden de detención.

La investigación plantea interrogantes sobre lo que las autoridades francesas sabían o no de las acciones de Lafarge y sobre si la diplomacia permitió o incluso alentó a la empresa cementera. En la audiencia de este verano, el antiguo ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, aseguró que “nunca se había ocupado” de esta cuestión.

Lafarge, que se fusionó con Holcim de Suiza en 2015, finalmente abandonó su planta de cemento en septiembre de 2014, cuando el Califato Islámico se apoderó de ella.

https://www.romandie.com/news/Scandale-Lafarge-en-Syrie-une-gestion-cynique-et-opportuniste-des-services-secrets/982482.rom


Más información:
- La multinacional francesa Lafarge financió al Califato Islámico para continuar su negocio en Siria
- Lafarge trabajaba en Siria para los servicios secretos de Francia
- La multinacional Lafarge-Holcim confiesa que financió al terrorismo en Siria
- Francia pidió a Estados Unidos que no bombardeara a la empresa que financiaba al yihadismo en Siria