lunes, 12 de noviembre de 2018

‘La ultraderecha’ y el gobierno se manifiestan juntos en Polonia para celebrar la independencia

Ayer el presidente polaco, Andrzej Duda, encabezó la manifestación que recorrió las calles de Varsovia para conmemorar el centenario de la independencia de Polonia, una movilización en la que los ministros fueron de la mano de los neonazis.

Se vieron emblemas del partido “Campamento Radical”, una formación polaca que tiene sus orígenes en un movimiento fascista que nació en los años treinta, y del partido italiano Fuerza Nueva.

También hubo algunos grupos que corearon mensajes racistas a favor de una Europa blanca o contra los refugiados, e incluso se quemaron algunas banderas de la Unión Europea.

Hasta ahora sólo los nazis convocaban la manifestación, hasta que finalmente el gobierno se ha sumado a ella y la ha encabezado, con la excusa de que el acto fuera inclusivo, es decir, transversal y abierto a “todos”.

En el discurso con el que arrancó la marcha, Duda insistió en que era “un acto abierto a todos y en el que todos pueden encontrar un acomodo”. Sin excepciones. Hasta el punto de que se organizó de manera conjunta con los nazis.

La manifestación del año pasado fue criticada por el Parlamento Europeo en una resolución donde se instaba a los Estados miembros a actuar de manera decisiva contra el fascismo (perdón: “la ultraderecha”).

En 2012 y 2013 la monifestación acabó en enfrentamientos con la policía y decenas de nazis detenidos, lo que llevó al Ayuntamiento de Varsovia a prohibirla por su carácter político.

Ahora los nazis han ganado la partida. Se han salido con la suya y la convocatoria cuenta con todos los avales del gobierno y el partido Ley y Justicia (PiS), que les dan cobertura.

La oposición ha cargado contra ellos, acusándoles de legitimar a los grupos fascistas. Para la dirigente del partido liberal Nowoczesna, Katarzyna Lubnaue, es lamentable que el presidente polaco marche junto a los fascistas.

Rafal Pankowski, uno de los responsables de la organización antirracista Nigdy Wiecej, explicó que el simple hecho de que gobierno y los grupos nazis hayan podido sentarse a negociar una manifestación conjunta es, de por sí, muy preocupante, y refleja un acuerdo “peligroso”.

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, estuvo presente en los actos organizados en Varsovia, algo que podría entenderse en clave electoral, ya que el político liberal suena como candidato de la oposición a la presidencia de Polonia en las elecciones de 2020.

domingo, 11 de noviembre de 2018

‘Yemen será un cementerio para los agresores saudíes’


El viernes un alto dirigente huthi, Mohammed Abdulsalam, dijo que Yemen será un “cementerio” para los agresores saudíes a medida que prosigan su avance sobre la ciudad portuaria de Al-Hodeida.

“Nuestro pueblo, con su defensa a ultranza de Hodeida, ha demostrado una vez más que Yemen será un cementerio para los agresores”, anunció Abdulsalam a través de Twitter.

Abdulsalam también afirmó que los agresores no habían logrado ninguno de sus objetivos debido a la “firmeza ejemplar” del pueblo yemení. También acusó a la coalición dirigida por Arabia Saudí de cooperar con el Califato Islámico y Al Qaeda.

“La coalición británico-estadounidense-israelí, así como mercenarios y grupos terroristas nacionales y extranjeros, entre ellos el Califato Islámico y Al Qaeda [...] no han logrado ninguno de sus objetivos tras cuatro años de agresión, debido a la determinación ejemplar de la nación”, manifestó.

A primeras horas del viernes, las fuerzas capitaneadas por los saudíes hicieron otro intento de avanzar en Hodeida. Fuentes cercanas a los agresores afirmaron que más de 100 combatientes huthíes habían muerto y que las fuerzas de la coalición habían avanzado hacia los lados norte y oeste de la ciudad portuaria.

Los huthíes lo niegan. Según su versión, las fuerzas respaldadas por Riad ya habían perdido más de 500 combatientes desde el comienzo de su nueva ofensiva en Hodeida.

No obstante, las fuentes sobre el terreno y los vídeos muestran que las fuerzas atacantes saudíes han hecho algunos progresos. Si los huthíes no son capaces de romper el cerco de Hodeida por las fuerzas de la coalición, corren el riesgo de perder la batalla.

También es cierto que las posiciones saudíes al este de la ciudad están muy agobiadas y los huthíes podrían aprovecharlo para contraatacar.

https://southfront.org/houthis-al-hudaydah-battle-shows-yemen-is-graveyard-for-saudi-led-forces/

Fascismo e imperialismo: de Estados Unidos al Batallón Azov con billete de vuelta


Los neonazis ucranianos del Batallón Azov, financiados por los gobiernos de Ucrania y de Estados Unidos, adiestraron a los grupos racistas estadounidenses, según un reciente atestado del FBI. A su vez, unos y otros recibieron armas del gobierno israelí, lo cual cierra el círculo de las potencias imperialistas involucradas en el llamado “auge de la ultraderecha” (por más que los oportunistas lo mantengan en silencio).

El FBI presentó el atestado el mes pasado en Los Ángeles. Según la investigación, cuatro fascistas estadounidenses de RAM (Rise Above Movement), el fundador Robert Rundo así como Robert Boman, Tyler Laube y Aaron Eason, atacaron y agredieron violentamente a manifestantes que participaban en marchas contra el racismo en Estados Unidos, incluyenda la de Charlottesville del año pasado.

Los fascistas, dice el FBI, utilizaban internet para coordinar el entrenamiento de combate en preparación de agresiones y para reclutar miembros para eventos futuros.

Los informes judicial del tribunal describen a RAM como un “grupo extremista de supremacía blanca”, mientras que a sí mismos se definían como “un grupo activista, dispuesto a luchar, de un nuevo movimiento nacionalista de supremacía blanca y de identidad blanca”.

La investigación presta especial atención a los viajes más recientes de Rundo, en particular a Europa a principios de este año, cuando estuvo en Alemania, Ucrania e Italia “para reunirse con miembros de grupos extremistas europeos de la supremacía blanca”, como Olena Semenyaka, jefa del Departamento Internacional del Cuerpo Nacional, un partido político ucraniano que se formó en 2016 como una rama del Batallón Azov.

El FBI detalla en el atestado la reunión de Rundo con Semenyaka y afirma que “el Batallón Azov es una unidad paramilitar de la Guardia Nacional ucraniana conocida por su asociación con la ideología neonazi y su uso del simbolismo nazi”. Luego añade que dicho Batallón “participó en la formación y radicalización de organizaciones de la supremacía blanca con sede en Estados Unidos”, como RAM.

En otras palabras, el gobierno de Estados Unidos está diciendo a los tribunales que el Batallón neonazi Azov está adiestrando grupos racistas violentos en Estados Unidos, lo que devuelve la pelota al tejado porque el gobierno de Estados Unidos ha fomentado directamente el crecimiento del Batallón Azov, es decir, que Estados Unidos está padeciendo las consecuencias de su propia política de apoyo a Ucrania y al fascismo internacional, un fenómeno que corre paralelo al del yihadismo.

La capacidad del Batallón Azov para formar grupos racistas en Estados Unidos atestigua su importancia en los círculos fascistas que están proliferando por todo el mundo.

Originalmente el Batallón Azov surge como un grupo paramilitar de nazis ucranianos vinculados al Partido Nacional Socialista y luego se incorpora al Ministerio del Interior como parte de la Guardia Nacional.

El fundador del grupo, Andrey Bilitsky, es actualmente miembro del Parlamento ucraniano. Bilitsky dijo una vez que “la misión histórica de nuestra nación en este momento crítico es dirigir a las razas blancas del mundo en una cruzada final para su supervivencia”.

A través del gobierno ucraniano, Estados Unidos ha entregado cientos de millones de dólares al Batallón Azov en “asistencia técnica, programática y de seguridad”, con la excusa de la “agresión rusa”. Al menos desde 2015 se ha documentado varias veces la cooperación entre el ejército estadounidense y el Batallón Azov.

En 2015 un miembro del Batallón Azov habló al Daily Beast sobre la experiencia de su batallón con entrenadores y voluntarios estadounidenses, incluso mencionando a los ingenieros y médicos estadounidenses que les seguían ayudando.

La cooperación con los neonazis ucranianos desató una protesta en Estados Unidos. Obama rechazó los esfuerzos del Congreso para limitar las armas, el entrenamiento y la asistencia al Batallón Azov, que no fue prohibida hasta principios de este año.

Tras la prohibición, Estados Unidos ha encargado a Israel que siga entregando armas al Batallón.

https://www.mintpressnews.com/251687-2/251687/


El racista estadounidense Robert Boman durante una manifestación de RAM

sábado, 10 de noviembre de 2018

El fascismo, el catolicismo y la ‘izquierda’ babosilla van cogidos de la mano en ‘Santa Alianza’

El fascismo condecora a los curas
Antes y ahora, el fascismo no se puede entender sin la religión, sin ciertas religiones, como los evangelistas en Brasil, o los católicos en España o en Italia, bien entendido (por si no lo sabían) que para el materialismo histórico las religiones no son sólo creencias personales maś o menos extendidas, sino capital, empresas y grandes grupos de intereses económicos, e incluso Estados, como el Vaticano.

El “auge de la ultraderecha” tampoco se puede entender sin el de otros fenómenos paralelos, como los decididos apoyos que reciben (y prestan) las múltiples organizaciones católicas, desde las cofradías de Semana Santa hasta los colegios concertados, pasando por los movimientos contra el aborto. Esos apoyos proceden de bancos, de grandes empresas, fundaciones e incluso de las instituciones públicas de los Estados “laicos”.

Veamos algunos ejemplos que tampoco mencionan nunca los expertos en el “auge de la ultraderecha”:

1. Mussolini firmó el Tratado de Letrán que les dio a los católicos lo que ninguna otra organización tiene, un Estado, en agradecimiento al apoyo prestado por la jerarquía católica al fascismo.

2. Hitler llegó al poder gracias a un partido católico, el Zentrum, cuyas instrucciones políticas procedían del Vaticano y en agradecimiento ambas partes, nazis y católicos, firmaron un Concordato.

3. Franco recibió del Vaticano el único apoyo de masas que tuvo durante la Guerra Civil, que fue calificada como una “Santa Cruzada” por la jerarquía católica, un préstamo cuyos intereses sigue devolviendo el Estado fascista desde 1939 hasta el día de hoy.

Esto no ha cambiado absolutamente nada. Las recientes declaraciones del papa Francisco sobre el aborto (“pagar a un sicario para resolver un problema”) no han pasado inadvertidas en Verona, una ciudad del nordeste de Italia de 250.000 habitantes, que siempre ha sido un baluarte del fascismo.

En 1943 Mussolini escogió Verona para refundar el partido fascista tras haber sido restablecido por la Alemania nazi como dirigente del Estado títere que gobernó en el norte de Italia hasta 1945.

En los setenta y ochenta la ciudad se convirtió en un nido de grupos terroristas como el movimiento neonazi Ludwig y el club de fútbol local Hellas, muchos de cuyos seguidores son fascistas.

Ahora Verona sigue a la cabeza del fascismo y ha iniciado una “Santa Cruzada” contra el aborto. El mes pasado se convirtió en la primera ciudad en autoproclamarse “pro-vida” y ha prometido apoyo económico a los proyectos antiabortistas de la Iglesia Católica y sus grupos paralelos.

La propuesta procede del partido fascista Liga y fue aprobada por el gobierno municipal, pero no se lo pierdan Ustedes: la “izquierda”, el Partido Demócrata, votó a favor. Las consignas básicas que identifican al reformismo, entre ellas el feminismo, se han ido al garete. Luego se lamentan de las consecuencias, pero nunca de las causas...

En contra del aborto se ha formado, pues, una gran coalición entre los fascistas, los católicos y la “izquierda” babosilla y ya no hay quien les pare los pies: el año que viene Verona acogerá el Congreso Mundial de Familias, una coalición mundial antiabortista.

Pero prosigamos porque esto tiene mucha miga: una vez comprobado su éxito y que hasta la “izquierda” les sigue el juego, la reacción no se detiene ante nada y el ejemplo de Verona cunde en otras ciudades italianas, incluyendo Roma, Milán y Ferrara, que se han pasado al movimiento antiabortista.

Los fascistas se están muriendo de éxito. El aborto ya no les basta y de ahí pasan a la emigración: un grupo veronés con vínculos con el partido fascista Forza Nuova, Christus Rex Traditio (tomen buena nota del nombre), inicia una campaña por el regreso de la familia tradicional y, de paso, contra la emigración (por si cuela).

Socialfascistas: cuando ‘la izquierda’ condecora a ‘la ultraderecha’

Elizabeth Cabezas, la ‘izquierda’
Para quienes no la conozcan les presentaremos a Elizabeth Cabezas, Presidenta del Parlamento ecuatoriano elegida por esa llamada “izquierda” latinoamericana al estilo de Lenin Moreno, es decir, ni fu ni fa. Puro baboseo.

El jueves tuvo un acto oficial, ya que visitaba Quito su colega Laszlo Kover, presidente del Parlamento de la República de Hungría, posicionado en el fascismo puro y duro de su partido, Fidesz, la Unión Cívica Húngara.

A Cabezas, la “izquierda”, no se le ocurrió otro cosa que condecorar al fascista Kover. En el pecho le puso la medalla José Joaquín de Olmedo.

Alguien pensará que se trataba un acto formal, de protocolo... Pues no es así. Hace poco estuvo Martín Vizcarra Cornejo, el nuevo Presidente del Perú y pasó completamente desapercibido; casi en secreto.

A la “izquierda” ecuatoriana no le bastó con condecorar a Kover sino que le agasajaron. Cabezas convocó un pleno parlamentario para que Cabezas pudiera soltarse un discurso insulso y estúpido como pocos (de esos que alguien escribe de encargo por unas pocas monedas).

Laszlo Kover, la ‘ultraderecha’
Como sólo apareció un tercio de los diputados, rellenaron los escaños con los trabajadores del Parlamento y trajeron a otros figurantes de los edificios oficiales cercanos para no sentirse solos en medio de aquella patraña.

El circo subió de tono cuando algunos diputados llegaron, no se pudieron sentar en sus escaños y empezaron a deambular sin saber exactamente cuál era su papel en aquel esperpento.

Es más: a partir de tan histórica visita, la Presidenta anunció la constitución de un grupo parlamentario de amistad con Hungría, que es posible que se rellene también con los ujieres y elservicio de limpieza de la Cámara.

Pero nosotros no podemos asegurar que la “izquierda” ecuatoriana (y por extensión el resto de la “izquierda” del mundo) quiera la amistad de Hungría y no la de los fascistas húngaros.

Existe el blanqueo de dinero negro y el blanqueo de la política negra. El papel que el reformismo tiene reservado es ese: lavar la cara al fascismo. No son nada distinto del fascismo; como denunció hace décadas la Internacional Comunista, son socialfascistas.

Luego, esa “izquierda”, tanto en Latinoamérica como en Europa, se lamenta de que antes que a ellos, una burda copia, los votantes elijan a los fascistas en su más puro estado. ¿Qué esperan?


La ‘izquierda’ y la ‘ultraderecha’ en pleno circo parlamentario

viernes, 9 de noviembre de 2018

Venezuela se perfila como la segunda reserva de oro más grande del mundo

Venezuela ha certificado 32 campos de oro y va rumbo a constituirse como el segundo país que cuenta con las mayores reservas del metal dorado del mundo.

“Estamos certificando 32 campos de oro y todo apunta a que van establecer a Venezuela como la segunda reserva de oro más grande del mundo”, dijo Maduro la semana pasada.

Maduro destacó que con la puesta en marcha del Plan Oro, la nación avanzará en materia económica para garantizarle a la población venezolana la mayor suma de felicidad posible, a través de las misiones y grandes misiones socialistas, como son la educación gratuita y de calidad, viviendas dignas, pensiones, cultura, recreación y seguridad social, “reforzando el vivir viviendo”.

También informó sobre la instalación de 54 plantas procesadoras de oro a lo largo y ancho del Arco Minero del Orinoco, con nueva tecnología.

En la misma tónica, inauguró la planta de oro de Sarrapia en Finca Moriche del municipio Piar, estado Bolívar, cuya meta es de 45 kilos de producción aurífera al mes para ser certificado y legalizado nacional e internacionalmente y de esta forma promover la inversión del capital privado, especialmente extranjero.

La meta para mediados del año próximo es llegar a extraer 90 kilos de oro mensuales a través de un plan “ecosustentable y ecosocialista para avanzar en el desarrollo”, apuntó Maduro. “Todo ese oro pertenece a Venezuela [...] Nos pertenece como patria”, concluyó.

http://vicepresidencia.gob.ve/index.php/2018/11/02/venezuela-se-perfila-como-la-segunda-reserva-mas-grande-de-oro-del-mundo/

Las campañas electorales ‘transversales’ de Hitler

Desde el punto de vista electoral, 1932 fue un año febril en Alemania, algo típico de las envejecidas democracias burguesas europeas. No había nada para comer pero podías votar continuamente: elecciones presidenciales a doble vuelta, otras dos elecciones legislativas...

La crisis del capitalismo se lo puso en bandeja a Hitler y los suyos. Si las papeletas electorales se pudieran comer, los alemanes se habrían empachado en 1932, o quizá se empacharon tanto que no les importó cuando los nazis acabaron de un plumazo con tantas votaciones. ¿Votar?, ¿para qué?, ¿a quién?

Cuando quemaron el Parlamento, nadie levantó la voz tampoco.

En la República de Weimar todo era viejo, todo estaba apolillado. Durante la campaña presidencial de 1932, los partidos de siempre, incluida la socialdemocracia, apoyaron a Paul von Hindenburg, que tenía 84 años y había ocupado el cargo desde 1925.

Su oponente fue Hitler, que entonces tenía 43 años, casi la mitad. El 13 de marzo ningún candidato obtuvo la mayoría absoluta, lo que desencadenó una segunda vuelta el 10 de abril, en la que Hindenburg ganó con el 53 por ciento de los votos, que le permitieron seguir en el cargo de Presidente de la República.

Luego hubo elecciones el 24 de abril en varios Länder (comunidades autónomas), el 31 de julio se convocaron más elecciones al Reichstag, seguidas de otras iguales el 6 de noviembre...

En aquella época los partidos políticos burgueses no eran como hoy. Se reducían a un puñado de notables, personalidades y caciques en torno a un grupo parlamentario.

Pero, lo mismo que en Italia, el partido nazi era otra cosa: era un partido burgués construido a imagen de los partidos obreros, de tal manera que pudiera agrupar y movilizar a las masas. Por eso entre sus siglas aparecía la definición de “socialista”.

Naturalmente que se diferenciaba de los partidos obreros por su componente de clase: no se dirigía a una u otra clase social sino a todos los alemanes, sin distinciones de clase social. Como también decían sus siglas, el partido era igualmente “nacional” o, como diríamos hoy, “transversal”.

Aunque hoy eso parece anodino, hace un siglo era absolutamente novedoso, incluso en el lenguaje. Como tanto otros cretinos, antes y ahora, los nazis se creían por encima de las clases sociales y hacían campaña prometiendo promover el “bien común” y diciendo que “todos navegamos en el mismo barco”.

Las campañas electorales de Hitler también fueron totalmente novedosas. Por ejemplo, durante 1932 pronunció 209 discursos públicos, lo que era algo absolutamente impensable para los transportes de la época. Por eso los nazis fueron los primeros en llevar a su jefe en avión de un mitin a otro, de manera que el mismo día podía hablar hasta en tres lugares a la vez.

El 27 de julio Hitler asistió a un mitin con 60.000 fieles en Brandenburgo, luego tuvo casi el mismo número de seguidores en Potsdam, hasta que por la noche se dirigió a una audiencia de 120.000 personas reunidas en el estadio de Berlín, donde apareció otra novedad: desde el exterior 100.000 más siguieron su discurso gracias a la megafonía.

A veces se relaciona el éxito de Hitler con la radio, pero no fue el caso de las elecciones porque la red de radiodifusión estaba bajo el control del gobierno, que tenía vetado a Hitler.

A los nazis se les ocurrió una idea mejor: dos semanas antes de las elecciones de julio difundieron una grabación fonográfica de Hitler con un discurso de ocho minutos titulado “Llamamiento a la nación”, otra gran novedad publicitaria que ellos introdujeron en el panorama electoral.

Distribuyeron nada menos que 50.000 discos de aquel “Llamamiento”, lo cual no era nada sencillo entonces desde el punto de vista técnico y, sobre todo, no era barato. Las innovaciones nazis en materia de técnica electoral ponían de manifiesto que, a diferencia de los viejos partidos burgueses, deseaban dirigirse directamente a “todos y cada uno”, sin intermediarios, con un leguaje que calificaríamos de “populista”, que no era otra cosa que demagogia pura y dura.

Como ya hemos expuesto en otra entrada, todas esas innovaciones exigían cuantiosas fuentes de financiación que los demás partidos no tenían (ni necesitaban). En Hitler y el nazismo, más que en ningún otro movimiento, hay que poner en primer plano aquello de que “quien paga manda” porque quien sacó a aquella marioneta al escenario político alemán fue el capital monopolista y financiero. Por eso el fascismo es la propia dominación política del monopolismo.

Londongrado: en la capital británica viven 75.000 espías rusos

Lo de la Guerra Fría fue una bobada. Con lo de Skripal dieron un pequeño salto. Pero a los británicos aún no les han lavado el cerebro lo suficiente con el “peligro ruso”, que ya no es tal porque los rusos tomaron Londres hace tiempo, aunque muy pocos se dieron cuenta.

Así lo asegura un informe aprobado por Richard Dearlov, el antiguo director del MI6, el servicio secreto exterior de Gran Bretaña. Los términos no pueden más terroríficos: son numerosos, están decididos y sus intenciones hacia la sociedad británica son siniestras, dicen.

El informe lo ha elaborado un grupo de cretinos (perdón, queremos decir “expertos”) de la Henry Jackson Society (*), que incluye a Andrew Foxall, y ha sido ampliamente difundido en varios medios de intoxicación británicos.

Para quienes no estén  al corriente: Henry Jackson fue el autor de las sanciones antisoviéticas de 1974 y su busto se encuentra junto al edificio en el que el MI5 tiene su sede.

Ha sido recomendado por el parlamentario británico Malcolm Rifkind a aquellos que “están relajados o satisfechos con las actividades de la inteligencia rusa en el Reino Unido”.

Parece copiado del cuento de Caperucita Roja: los espías rusos son feroces y están implicados en muchos asesinatos, asegura. Se han infiltrado entre los inmigrantes rusos y están acosando a los británicos.

La magnitud de la amenaza del nido espías nos devuelve a las edades más oscuras de la Guerra Fría, que son términos literales del propio autor del informe, por más que la pesadilla nunca se concreta, lo que es mucho peor porque dejan a los británicos sobre ascuas.

Al mundo occidental y civilizado lo llevan del pánico yihadista al ruso: “Durante demasiado tiempo, la política de seguridad británica se ha basado en la ingenua suposición de que Rusia ha abandonado su mentalidad de Guerra Fría. Este informe muestra que el espionaje ruso está más decidido que nunca”.

Es imposible que te des un paseo por una calle de Londres y no te tropieces con un espía ruso, pero las comparaciones son aún peores: el entramado de espías rusos en Londres es 52 veces mayor que el del Reino Unido, dice la Henry Jackson Society y se quedan tan anchos.

Según sus cálculos, uno de cada dos inmigrantes rusos en Londres es un espía ruso. Para no asumir la plena responsabilidad de estas absurdas cifras, el autor del informe se refiere a “16 conversaciones oficiales y no oficiales con "personas que ocupan o han ocupado posiciones de influencia y poder, especialmente las de asuntos rusos”, que viven en Londres.

“Aunque aparecen en los titulares por el envenenamiento de Skripal, estos agentes no sólo están involucrados en asesinatos. Proporcionan todas las ‘medidas activas’ tomadas por Rusia como parte de un vasto y malicioso esfuerzo para socavar nuestra sociedad”, aseguran.

Es evidente que la paranoia se ha apoderado del escasísimo intelecto de aquellos que nunca se cansan de descubrir nuevos detalles del todopoderoso Kremlin.

(*) https://henryjacksonsociety.org/publications/as-many-as-200-russian-case-officers-in-london-handling-up-to-500-agents-and-75000-informants-report-finds/

jueves, 8 de noviembre de 2018

El Banco de Inglaterra quiere apoderarse de las reservas de oro de Venezuela


El gobierno de Maduro está tratando de repatriar unas 14 toneladas de oro (valoradas en unos 550 millones de dólares) que tiene depositadas en el Banco de Inglaterra, temiendo que los británicos aprovechen las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Venezuela para quedarse con el oro.

El Banco de Inglaterra se niega a entregar el oro, ya que el gobierno de Londres invoca los acuerdos internacionales contra el lavado de dinero, según informa The Times (*).

“Existe la preocupación de que el Sr. Maduro pueda confiscar el oro de propiedad estatal y venderlo para uso personal”, dice el periódico.

El martes Reuters dijo que el gobierno venezolano había estado tratando de transferir su oro de las arcas del Banco de Inglaterra a Venezuela durante casi dos meses, con el cargamento bloqueado con la excusa de las dificultades encontradas para contratar un seguro.

La semana pasada Washington impuso nuevas restricciones a las exportaciones de oro de Venezuela, acusando al gobierno de Maduro de “saquear” las acciones de metales preciosos venezolanos durante la crisis económica.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, amenazó sanciones contra personas y empresas estadounidenses que comercien oro en Venezuela. También afirmó que Caracas pertenecía a la “troika de la tiranía”, junto a Cuba y Nicaragua.

Venezuela ha hecho esfuerzos concertados para exportador oro y está trabajando para certificar unos 32 yacimientos de oro y construir 54 plantas procesadoras con el objetivo de convertirse, según Maduro, en “la segunda reserva de oro más grande del mundo”.

El gobierno venezolano ha hecho esfuerzos para reducir su dependencia de instituciones e instrumentos financieros controlados por Estados Unidos, incluyendo el dólar, y el mes pasado se comprometió a comerciar en euros, yuanes y otras monedas convertibles a pesar de las restricciones impuestas por Estados Unidos.

En los últimos años, Venezuela ha enfrentado una aguda crisis económica acompañada por la hiperinflación, la devaluación de su moneda, el bolívar y la escasez de mercancías en las tiendas, con la crisis causada por las restricciones impuestas por Estados Unidos y la corrupción de la empresa petrolera estatal PDSVA.

Al ganar un segundo mandato en las elecciones de mayo de este año, Maduro prometió hacer de la recuperación económica una de las principales prioridades del gobierno.

(*) https://www.thetimes.co.uk/article/maduro-scrambles-to-bring-venezuela-s-gold-back-from-the-uk-0p29xp99w

Fuerzas rusas de operaciones especiales se despliegan en el sur de Siria


Esta semana las fuerzas rusas de operaciones especiales se han trasladado al sur de Siria para asesorar a las tropas del ejército regular sirio que actualmente luchan contra el Califato Islámico.

Las fuerzas especiales se han desplegado en el frente de Al-Safa, donde se integrarán en las tropas sirias actualmente en ofensiva contra los terroristas del Califato Islámico.

Una parte del personal militar ruso ya se encontraba en la región de Al-Safa antes de la llegada de las fuerzas especiales, aunque la mayoría de ellos estaban desplegados en el norte de Siria antes de su traslado a la provincia de Al-Sweida.

Al igual que con las ofensivas del ejército regular en Deir Ezzor y Palmyra, las fuerzas especiales rusas asesorarán a las tropas gubernamentales sobre el terreno, al tiempo que proporcionarán los datos de contacto del Califato Islámico a la aviación rusa.

Las fuerzas especiales rusas llegaron con la 42 brigada de élite del ejército regular (Fuerzas Ghiath) de la 4 División; ambos estaban en el norte de Siria antes de este despliegue.

Acuerdo de alto el fuego entre Hamas e Israel en la Franja de Gaza

Israel y la organizacion palestina Hamás han llegado a un acuerdo de alto el fuego, según el diario libanés Al Ajbar. El acuerdo podría cambiar ciertos aspectos en la organización territorial de la Franja de Gaza, bajo control del grupo palestino y objeto de un bloqueo por el Estado sionista.

Hamás se comprometería a frenar las violentas protestas durante los disturbios semanales de la “Marcha de retorno”, castigando a quienes violen sus órdenes, e Israel otorgará 5.000 permisos de trabajo a los palestinos y aliviaría parte del bloqueo, en especial en las aguas de pesca y el energético.

El periódico señala que cada una de las diez disposiciones que relata a continuación tiene que cumplirse antes de abordar la siguiente:

1. Hamás frenará los disturbios a lo largo de la valla fronteriza de Gaza, castigando a los manifestantes que violean las órdenes de la organización.

2. Se ordena el cese de las manifestaciones semanales, incluidas las flotillas que se embarcan desde Gaza hacia la frontera naval de la Franja con Israel, en el norte de Gaza cerca del Kibbutz Zikim.

3. Se permitirá la continuación de la campaña “Marcha de Retorno” hasta finales de año siempre que se ejecute de manera pacífica.

4. Como país mediador y fronterizo con Gaza, Egipto trabajará para levantar el 70 por ciento del sitio impuesto al enclave hasta la finalización completa de los disturbios.

5. La zona de pesca de Gaza aumentará hasta 14 millas náuticas, desde las seis actuales.

6. Los pasos a la Franja se abrirán permanentemente, y se otorgarán permisos de trabajo a 5.000 habitantes de Gaza menores de 40 años para trabajar en Israel.

Estos permisos de trabajo solo se concederán después de que la Autoridad Palestina pague el 80 por ciento de los salarios de los trabajadores del gobierno de Gaza, dinero que procedería de Qatar.

7. Egipto trabajará para aplicar el acuerdo de intercambio de prisioneros entre Hamas e Israel, ahora mismo paralizado.

8. Se impondrá una “calma obligatoria” de al menos tres años en la frontera de Gaza bajo supervisión internacional de la ONU y Rusia.

9. Una apertura permanente de las aduanas de Rafah y otras para transferir mercancías a Gaza con el fin de apoyar la central eléctrica de la franja y las infraestructuras adicionales.

10. Proyectos destinados a proporcionar 30.000 puestos de trabajo para graduados de universidades en Gaza.

El periódico libanés explica que este acuerdo todavía se está negociando, como las que este sábado han emprendido el presidente palestino, Mahmud Abbas y su homólogo egipcio, Abdelfatá Al-Sisi.

Mientras, la situación en la Franja parece haberse tranquilizado. El pasado viernes sólo unos cientos de manifestantes se concentraron en la valla de seguridad con Israel, y no lanzaron las tradicionales cometas incendiarias que los palestinos arrojan contra suelo israelí.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Fascismo y monopolismo, Auschwitz e IG Farben (lo que no cuentan los que hablan del ‘auge de la ultraderecha’)

Himmler visita la fábrica de Auschwitz
Los campos de concentración son uno de los símbolos emblemáticos del fascismo y el de Auschwitz, a su vez, los simboliza a todos ellos. Lo que a ciertos historiadores no les interesa explicar es por qué crearon el campo de concentración de Auschwitz, ni tampoco por qué se emplazó en Auschwitz, o sea, en la región carbonífera de Alta Silesia, Polonia, en un pueblo cuya denominación autóctona polaca es Oswiecem.

A lo máximo los enterados, incluidos los “alternativos”, comentan que en las cámaras de gas los nazis utilizaban el Zyclon B para asesinar a los antifascistas en masa, añadiendo que lo fabricaba uno de los mayores monopolios alemanes de la época, llamado IG Farben que, por lo demás, sigue existiendo con otros nombres.

IG Farben era un monopolio creado por el gigantesco desarrollo de la química a finales del siglo XIX que creció aún más con el bloqueo al que los imperialistas occidentales sometieron a Alemania tras su derrota en la Primera Guerra Mundial.

En condiciones de bloqueo de la importación de materias primas, para sostener su gigantesca maquinaria de guerra, Alemania necesitaba buscar sustitutivos sintéticos de productos básicos, como el caucho. En menos de cuatro años IG Farben redujo las importaciones alemanas de caucho del 95 al 7 por ciento gracias a la “buna”, que es como llamaron al caucho sintético.

Tres años antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial IG Farben construyó las dos primeras fábricas de “buna”; Auschwitz fue la tercera. Pero entonces Auschwitz estaba en Polonia, por lo que previamente había que apoderarse del país vecino. Eso es lo que explica el origen de la Segunda Guerra Mundial en Polonia.

Antes del inicio de la guerra IG Farben elegió Auschwitz para instalar la fábrica por dos motivos estratégicos:

1. Era necesaria una fábrica de caucho sintético en el este para iniciar una guerra de agresión contra la URSS

2. La fabricación de caucho sintético requiere mucho carbón y mucho agua y ambas cosas abundan en las minas de carbón de Silesia, en la confluencia de tres ríos

Queda, pues, explicar los motivos por los cuales se construyó un campo de concentración, que no fue para exterminar a los antifascistas, ni mucho menos a los judíos, sino porque en la región no había mano de obra capaz de trabajar en la fábrica.

Así, Auschwitz nació como un campo de trabajo, es decir, una cárcel unida a una fábrica. Los primeros planes datan de 1937 y, además de “buna” IG Farben aprovechó para instalar también una fábrica de “leuna”, un combustible sintético derivado de la hidrogenación del carbón.

Todo dependía, pues, de las minas de carbón de Silesia, que producían dos millones de toneladas al año, de las que IG se apoderó.

El nuevo sistema esclavista de Auschwitz, que estaba a medio camino entre una cárcel y una fábrica, no apareció de golpe sino que fue un proceso que respondió a las necesidades de la guerra. Primero hubo que levantar el campo de concentración para tener mano de obra disponible y en abundancia. Luego se empezó a construr la fábrica al lado y mientras estaban con las obras, Göring autorizó al monopolio a utilizar presos como mano de obra.

“El poder político, escribieron Marx y Engels, viene a ser el consejo de administración que rige los intereses colectivos de la burguesía” y Auschwitz no es una excepción. En el campo de concentración no mandaba el Estado, Hitler, el III Reich, ni las SS. Mandaba IG Farben, es decir, el capital monopolista. Auschwitz es más bien un símbolo del monopolismo que del nazismo.

El Campo I de Auschwitz se construyó en 1940 para albergar a 26.000 esclavos, pero en 1941, en el momento en que se iniciaron las obras de la fabrica de caucho sintético, contaba con 40.000. Entre 1941 y 1943 más de dos millones de esclavos pasaron por allá, de los que cientos de miles eran la fuerza de trabajo de IG Farben.

En cuanto a los Campos II y III, los historiadores aún no han encontrado los informes del monopolio químico. Al campo IV, llamado “Monowitz”, se le conocía como “el campo de concentración de IG Farben”. Fue construido para 5.000 trabajadores, pero llegó a emplear a 20.000 en algunos momentos.

Durante este período (que excluye 1944, el año más crudo), más de 100.000 trabajadores de IG Farben fueron asesinados en las cámaras de gas. Desde el principio hubo una relación directa entre las necesidades de producción del monopolio y el tratamiento de los presos. En la fábrica de caucho, sin contar la de combustible, IG Farben empleó a más de 300.000 esclavos en total, de los que más de 200.000 morirán en el trabajo porque las condiciones de trabajo en las fábricas de IG Farben eran peores que en los campos de concentración.

Algunos miembros de las SS llegaron a quejarse del trato que los dirigentes de IG Farben daban a los prisioneros. Antes de terminar la construcción de las fábricas, nueve de cada diez castigos fueron infligidos a los trabajadores de IG Farben.

A finales de febrero de 1943, se estableció un moderno crematorio en Auschwitz. El Zyclon B, utilizado para gasear a las víctimas de los campos de concentración, fue creado y patentado por IG Farben, que tenía el monopolio de las ventas mundiales desde 1934. Cada bote de gas Zyclon B emitido en las cámaras de gas de Auschwitz había sido fabricado por IG Farben.

Hay que añadir que IG Farben era una multinacional. Poco más de un 10 por ciento del capital era alemán, mientras que más de un 80 por ciento estaba en manos de ciudadanos suizos y estadounidenses.

El monopolismo sigue existiendo e IG Farben también, pero ahora se llaman AGFA, Bayer, BASF, Hoechst (parte de Sanofi- Pasteur) y Pelikan que, por cierto, suministraba a las SS la tinta con la que tatuaban a los presos.

Más información:
- Fascismo y multinacionales: el papel de Volkswagen en las torturas practicadas durante la dictadura brasileña 

martes, 6 de noviembre de 2018

Aparece la fosa común del campo de concentración franquista de Albatera

Fue el campo de concentración más importante de la España de la posguerra. Allí fueron a parar una vez acabó el conflicto bélico destacados cargos republicanos, alcaldes, militares o artistas que se habían quedado sin billete en el último buque que salió de Alicante camino del exilio, el Stanbrook.

Pese a que la crueldad y el horror se dieron cita en el que antes de su reconversión había sido el campo de trabajo más emblemático de la República (destinado a presos que incluso contaban con permisos de fin de semana), el de Albatera es actualmente uno de los más desconocidos de los casi doscientos que llegaron a existir. Ahora, el arqueólogo e investigador Felipe Mejías arroja luz sobre un enclave que el franquismo se apresuró en borrar.

Pese a ello, gracias al trabajo que ha venido realizando el también historiador para la cátedra Interuniversitaria de Memoria democrática de la Comunidad Valenciana ha podido dar con la ubicación de la fosa común, "o pequeñas fosas" del campo de Albatera, situado actualmente en el término municipal de San Isidro. En esta localidad ha desgranado este sábado sus indagaciones en las XI Jornadas sobre el Campo de Concentración que ha organizado la Coordinadora de Asociaciones por la Memoria Histórica de Alicante (Coahmi).

"La única forma de saber dónde están los muertos es preguntando a la gente", explica Mejías, quien detalla el proceso que ha seguido hasta dar con el hallazgo. Anteriormente, otros investigadores iniciaron el mismo cometido, pero se encontraron "con el miedo o ignorancia" de los propietarios de las tierras agrícolas donde se asentó el campo, un terreno en el que solo ha quedado en pie la caseta de los guardias o "cuina". Sin embargo, los contactos de Damián Sabater, conocido por renunciar a la alcaldía de San Isidro en marzo de este año tras cumplir su programa electoral, le abrieron varias puertas.

Así, Felipe Mejías ha podido hablar con un antiguo operario y tres propietarios. En concreto, con un agricultor que en los años 50 labrando se topó con "un cráneo con pelo y cuero cabelludo a metro y medio de profundidad"; en otro emplazamiento, el descubrimiento macabro fue el de "un brazo con los huesos todavía en conexión anatómica"; y otro testimonio dio con un fémur. En definitiva, "todos coinciden en señalarme un sitio concreto" de un área que en su conjunto abarca los 700 metros de largo.

Era la época en la que llegaron a esta zona del sur de la provincia de Alicante colonos procedentes de otros puntos del país para cultivar las tierras dentro del proyecto del Instituto Nacional de Colonización del Ministerio de Agricultura. "Esa gente trabajaba todos los días en el campo y cuando se encontraban con huesos humanos los encargados les decían que eso eran muertos de la guerra que no había que hacer caso", rememora Mejías.

Otros de los testimonios de esos años los aportaron unos niños que contaron siendo ya adultos que iban con frecuencia a esa zona con sus bicicletas a coger dátiles y que un día vieron una fosa abierta con cadáveres "y cuando volvieron al día siguiente ya la habían tapado a la mitad". Esta pista y la aportada por labradores que al cavar se encontraron con cemento oscuro, "que seguramente sea cal viva", tendría la lectura para el arqueólogo de que la fosa podría estar en varias capas "lo que indicaría filas superpuestas".

Asimismo, el operario le ha contado a Mejías que trabajando allí en 1977 cuando el Ministerio de Agricultura le encargó trazar zanjas en todos los bancales para evacuar el agua de una zona de saladar "salieron varios muertos en varias zanjas separadas en intervalos de ocho a diez metros entre cada zanja", pero el descubrimiento "volvió a silenciarse". Además, otros testimonios como los de los hijos de los dueños de esas tierras le han puesto en la pista de las palmeras donde siguen estando los agujeros de los disparos de los vigilantes de las torres.

Los planes de Mejías, responsable para la provincia de Alicante de localizar fosas comunes, pasan ahora por realizar "un estudio en mayor profundidad" del campo cuya ubicación exacta y perímetro tiene localizado gracias a unas fotografías aéreas de 1946 realizadas por los americanos. "Es curioso, porque en ellas se ve la estructura de un campo que desde el terreno no se percibía porque lo habían arrasado y solo permanecían algunos escombros", explica. Tiene  previsto con la ayuda de un georradar terminar de hacer la prospección que se ha iniciado de la fosa o pequeñas fosas comunes encontradas para acabar finalmente excavando el terreno, "localizar los cuerpos y entregárselos a los familiares".

En un lugar que pasó de dar cabida como campo de trabajo republicano a 1.600 presos -sin que se registrara ningún fallecido- a 16.000 según Ginés Saura, miembro de Coahmi, ¿cuántas personas podrían permanecer enterradas? "Imposible saberlo de momento", responde Felipe Mejías. En el registro civil de Albatera constan ocho muertos durante los seis meses que permaneció abierto el campo –de abril a octubre de 1939-, según el historiador Miguel Ors. Pero como apunta el también historiador Francisco Moreno, "los testimonios orales hablan de muchas más víctimas". "Por fusilamiento las estimaciones que tenemos son entre 10 y 30 personas aproximadamente", apunta Mejías.

A este respecto cuenta en un documental Eduardo de Guzmán, un periodista anarquista preso, que lo pusieron en formación junto con otros compañeros y "fusilaron delante de nosotros a tres muchachos". No obstante, "lo más seguro es que los principales motivos de muerte en el campo fueran de enfermedad, penuria, deshidratación y hambre", aclara Mejías.

Entre las fallecidas se encuentra la hija del histórico dirigente del PCE Santiago Carrillo, presa en este campo junto con su primera mujer. "Allí mi hija contrajo una enfermedad que acabó con ella. La niña era pequeña y no había leche, no había nada y las condiciones fueron realmente trágicas", recuerda en el documental Rejas en la memoria. En anteriores jornadas organizadas por la Coamhi pasó el poeta comunista Marcos Ana, quien recordó cómo se fugó del campo de Albatera para acabar siendo detenido en Madrid y convertirse en el preso que más tiempo paso en una cárcel franquista.

Otros de los testimonios, que también ha fallecido, es el de Juan Ramos, recuerda Saura. Estuvo preso en el campo con 14 años y tiempo después en un documental reconoció la cara de Rudolph Hess, ministro de confianza de Hitler, del que recuerda que cuando fue a beber agua del suelo tras varios días deshidratado le dio una patada en el estómago.

La dureza del día a día la contó en los años 80 Juan Caba quien tras revelar que a él y a otros republicanos capturados les llevaron desde Alicante a Albatera en un vagón de tren abarrotado con cien personas donde murieron varios por asfixia, llegaron al campo donde "las torturas y vejaciones" fueron una constante y el hambre el principal problema. Les entregaban cada dos o tres días "una lata de sardinas de 125 gramos y un chusco de 200 gramos para cada 5 personas".

El trabajo de investigación de Felipe Mejías, condensado en un artículo de 60 páginas que publicará en breve, incluye documentación gráfica que hasta ahora no había visto la luz como la fotografía que acompaña el artículo.

La imagen está fechada en febrero de 1938, cuando el campo de Albatera todavía era republicano. En contra de la opinión que todavía está extendida de que el campo anterior a Franco era de concentración, tanto Mejías como Saura niegan la mayor. "Era de trabajo, de rehabilitación de presos por razones de delincuencia común o políticas", explica Saura. "El campo republicano tenía barracones donde dormían bajo techo, enfermería, y con un régimen de visitas de familiares", explica Mejías. "Incluso algunos por buen comportamiento tenían los fines de semana libres y volvían el lunes", añade. "Era un campo emblemático para la República, del que se sentían orgullosos por representar un sistema penitenciario novedoso", concluye el arqueólogo.

Pero fue acabar la guerra civil y el bando nacional aprovechó la infraestructura para cercar a miles de personas que habían quedado atrapadas en el lado perdedor. A partir del 1 de abril de 1939 hasta que Franco ordena su cierre el 27 de octubre de ese año, "pasó a ser un campo de concentración puro y duro", señala Mejías quien duda de que, como apuntan algunos historiadores, fuera también un campo de exterminio. "No estaba pensado para ese fin, el de exterminar a gente como ocurrió con los nazis, pero lo cierto es que sí que dejaron morir a la gente de hambre y sed".

"Yo pienso que el campo de Albatera tenía una semejanza con esos campos de exterminio, aunque quizás lo que tenía era menos estructura, porque esto era muy artesano en todo", reveló en su momento el preso Narciso Julián.

https://www.eldiario.es/cv/alicante/comun-esconde-horrores-concentracion-Albatera_0_831866998.html

Ucrania: el ‘auge de la ultraderecha’ sería imposible sin el apoyo de los medios de intoxicación

Oleh Tyahnybok, fundador de Svovoda
Por fin -ya era hora- el Washington Post nos dio una alegría el mes pasado al dar un vuelco de 180 grados a las posiciones que viene manteniendo desde 2014 sobre Ucrania (*), tanto el periódico como los altavoces mediáticos del imperialismo, en general.

Hasta ahora decían que no era para tanto. Los nazis no habían desempeñado ningúna función relevante en el golpe de Estado de la Plaza Maidan. Ahora Joshua Cohen publica un artículo titulado “Las milicias de extrema derecha ucranianas desafían al gobierno por un enfrentamiento”.

Naturalmente, el alcance del artículo es muy pequeño, pero menos da una piedra. Según Cohen los fascistas están desatando una oleada de furia mientras el gobierno de Kiev cierra los ojos. Eso es algo que sabemos desde el siglo pasado y no ha cambiado.

Los matones de un grupo nazi llamado C14, cuyo número deriva del lema de catorce palabras "Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos”, golpearon a un político socialista, celebraron el cumpleaños de Hitler apuñalando a un militante pacifista y, como tienen la impunidad garantizada, se vanagloriaron de ello en su sitio web.

Otros nazis, dice Cohen, irrumpieron en los ayuntamientos de Lvov y Kiev atacaron exposiciones de arte, manifestaciones antifascistas, por la paz y los derechos de los homosexuales, así como un desfile del Día de la Victoria que conmemoraba la derrota de Hitler en 1945.

El gobierno de Kiev no ha hecho nada para detenerlo por razones que deberían ser obvias para todos. Respaldado por Estados Unidos, el Golpe de Estado de Maidan no sólo expulsó al presidente Viktor Yanukovich, que había ganado unas elecciones certificadas por la OSCE, sino que partió el país por la mitad, precisamente porque nazis como los de C14 estaban a la cabeza del movimiento.

Cuando la resistencia se opuso al golpe en Crimea y en zonas del este del país, en su mayoría de habla rusa y con base en los votantes de Yanukovich, estalló la guerra civil. Como el ejército ucraniano estaba colapsado, el nuevo gobierno golpista no tenía a nadie más en quien confiar, sino a los neofascistas que le habían ayudado a alcanzar el poder.

Se formó una alianza entre los oligarcas de arriba y los esbirros neonazis de abajo. Los fascistas no tienen el apoyo popular. Dmytro Yarosh, el cabecilla pirómano de la coalición para la supremacía blanca conocida como el Sector Derecho, recibió menos del uno por ciento de los votos cuando se postuló a la presidencia en mayo de 2014.

Pero el Estado es débil y está repleto de nazis en puestos clave. Andriy Parubiy, fundador del Partido Social Nacional de Ucrania, es el Presidente del Parlamento, mientras que el nazi Arsen Avakov es ministro del interior. Como señala Cohen, el resultado es la pasividad del gobierno, por un lado, y una creciente ola de violencia nazi, por el otro.

Al comienzo de la guerra civil, por ejemplo, los nazis quemaron a más de 40 personas vivas en un edificio sindical en Odessa, un hecho atroz minimizado por los altavoces mediáticos del imperialismo.

El Washington Post ha estado afirmando lo contrario durante más cuatro años. Ha sostenido que Rusia exageraba el papel de los nazis en Ucrania para desacreditar el Golpe de Estado, legitimar la anexión de Crimea y su propia supuesta interferencia en la Guerra del Donbas.

Diez días después del Golpe de Estado, el Washington Post aseguró a sus lectores que los informes rusos sobre “gamberros y fascistas” no tenían “ninguna base real”.

Una semana después, dijo que “el nuevo gobierno, aunque salpicado de políticos de derechas, está dirigido principalmente por políticos moderados y proeuropeos”.

Luego calificó a Bandera como “un personaje polémico” y citó a un empresario de Kiev: “Los rusos quieren llamarlo fascista, pero creo que fue un héroe para nuestro país. Putin lo está usando para tratar de dividirnos”.

Los nazis ucranianos veneran a Stepan Bandera, un colaborador nazi cuyas fuerzas mataron a miles de judíos durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial y a casi 100.000 polacos.

En 1941 Bandera y los suyos dieron la bienvenida a Ucrania de los nazis, a pesar de que los nazis odian a los eslavos, y continuaron colaborando con ellos durante toda la ocupación.

En Ucrania los nazis organizaron un desfile de 15.000 antorchas en honor de Bandera y garabatearon un símbolo de las SS en una estatua de Lenin. También destruyeron un monumento a los ucranianos que lucharon por lo que los partidarios de Bandera consideran el lado equivocado de la Segunda Guerra Mundial: la URSS.

El New York Times no es mejor cloaca que el  Washington Post. En lugar de atacar a Ucrania, se ha dedicado a atacar a Rusia, acusando a Putin de “alarmismo” por lanzar “duros epítetos” como “neonazi” contras los dirigente ucranianos.

El diario The Guardian, uno de los principales críticos de Putin, dijo sobre los nazis de Svoboda que “en la última década, el partido parece haberse suavizado, evitando la xenofobia”. Se apoyó en una declaraciones del embajador de Estados Unidos en Kiev, Geoffrey Pyatt, quien se mostró “positivamente impresionado” por la evolución de Svoboda en la oposición y su comportamiento en la Rada, el parlamento ucraniano. “Han demostrado su buena fe democrática”, según el embajador.

El fundador de Svovoda, Oleh Tyahnybok, dijo en un discurso de 2004 que quien gobernaba entonces en Ucrania era “la mafia judía de Moscú” y que los partidarios de Bandera habían luchado contra soviéticos, alemanes, judíos y otros enemigos que querían arrebatarles “nuestro Estado ucraniano”.

Pero lo que mejor refleja la campaña de intoxicación del imperialismo sobre Ucrania es un artículo publicado en el sitio web de Foreign Policy en mayo de 2014, titulado “Por qué judíos y ucranianos se han convertido en aliados improbables”.

El artículo comienza con el habitual remordimiento por Svoboda y Sector Derecho y lamenta que este último siga adorando al “controvertido” Bandera, cuyos partidarios “lucharon junto a los nazis desde 1944 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial”.

Pero, continuaba el artículo, por muy malos que sean los nazis ucranianos, Rusia es aún peor. “A pesar de la presencia sustancial de nacionalistas de derecha en Maidan durante la revolución, muchos miembros de la comunidad judía en Ucrania están descontentos de ser utilizados por Putin en su guerra de propaganda. La prueba de ello es una carta abierta firmada por 21 dirigentes judíos ucranianos declarando que el verdadero peligro era Moscú”.

“Sabemos que la oposición política está compuesta por varios grupos, algunos de los cuales son nacionalistas”, decía aquella carta. “Pero incluso los más marginales no dan muestras antisemitismo u otras formas de xenofobia. Y sabemos con seguridad que nuestros pocos nacionalistas están muy bien controlados por la sociedad civil y el nuevo Gobierno ucraniano, lo que es más de lo que se puede decir de los neonazis rusos, que se sienten alentados por sus servicios de seguridad”.

Aquellos judíos ucranianos salían, pues, en defensa de los nazis, a los que lavaban la cara porque estaban libres de antisemitismo y otras formas de xenofobia. “Excusatio non petita, acusatio manifesta”, decían los clásicos. Demasiadas explicaciones para justificar algo que no existía era marginal.

¿Banderas confederales en el Ayuntamiento de Kiev? Sólo son símbolos. ¿Manifestaciones nocturnas con antorchas con retratos de Bandera colgados de los edificios públicos? Eso es libertad de expresión (y así sucesivamente).

El autor de la carta judía fue Josef Zissels, que tiene relaciones muy estrechas con los nazis ucranianos desde hace tiempo. Se define a sí mismo como “zhydobanderivets”, un acrónimo que se puede traducir más o menos como “un discípulo judío de Bandera”. Este nazi-judío criticó al diputado californiano Ro Khanna por enviar una carta al Departamento de Estado pidiendo que presione a los gobiernos de Polonia y Ucrania que tratan de revisar el relato acerca del ”holocausto” en sus países respectivos.

A la mayor parte de los judíos del este de Europa la deriva nazi les trae muy malos recuerdos. Enviaron una carta de agradecimiento a Khanna por su iniciativa en la que expresaban “su profunda preocupación por el aumento de los incidentes antisemitas y las expresiones de xenofobia e intolerancia, incluidos los ataques contra las comunidades romaníes” y “proclamando firmemente que el Sr. Iosif Zissels y la organización VAAD no representan a los judíos en Ucrania”.

Como vemos, los judíos no actúan al unísono, como creen los antisemitas. Un judío ruso estaba tan indignado contra Zissels y otro oligarca judío ucraniano, Igor Kolomoisky, que dijo que quería colgar a ambos “en Dnepropetrovsk frente a la Sinagoga de la Rosa Dorada hasta que dejaran de respirar”.

Resumiento, el artículo de Foreign Policy sobre la alianza entre los judíos y los nazis ucranianos era un montaje, otro más.

Ahora los medios de intoxicación, como el Washington Post, no pueden ocultar por más tiempo la verdadera naturaleza del gobierno de Kiev.

(*) https://www.washingtonpost.com/news/democracy-post/wp/2017/06/15/ukraines-ultra-right-militias-are-challenging-the-government-to-a-showdown/


La bandera de la Confederación de Estados Unidos ondea en el ayuntamiento de Kiev

lunes, 5 de noviembre de 2018

Los embustes de Bolsonaro que inundaron las redes sociales le dieron el triunfo en las elecciones

El impacto de las noticias falsas en las últimas elecciones celebradas en  Brasil no tiene precedentes, ha manifestado la Organización de Estados Americanos tras conocer la circulación que han tenido los mensajes calumniosos que las huestes de Bolsonaro han puesto en circulación a través de WhatsApp.

El tribunal electoral está investigando el asunto. Una investigación exhaustiva de Folha de Sao Paulo anterior a las elecciones encontró que las empresas que patrocinaban la campaña de Bolsonaro habían orquestado una movilización ilegal a gran escala en WhatsApp, con 300.000 grupos que llegaban a unos 77 millones de brasileños.

120 millones de brasileños, la mitad de la población, usan WhatsApp.

Los embustes corrieron como la pólvora por las redes sociales y los portales de noticias se hicieron eco de ellos. Uno de ellos alertaba sobre máquinas de votación manipuladas para favorecer a Haddad, del PT, y otra que Haddad distribuía en las escuelas unos kits para “volver gays a los niños”.

El 98,21 por ciento de los votantes de Bolsonaro interrogados había estado expuesto al menos a una noticia falsa, y el 89,77 por ciento creía en su veracidad. Un 84 por ciento de los partidarios de Bolsonaro creía en la noticia de los “kits gays”, y un 74 por ciento en la de las máquinas de votación.

En una encuesta posterior, el 40 por ciento de los encuestados declaró haber cambiado su postura de “ser contrarios o albergar dudas” sobre Bolsonaro, a “decidirse” o “plantearse” votar por él en las últimas semanas. Justo el mismo periodo en que la mayoría de las noticias falsas empezaron a circular como la pólvora.

La España colonialista inventó los primeros campos de concentración en Cuba

Cuando a finales del siglo XIX la lucha por la independencia arreció en Cuba, la administración colonial española respondió creando los primeros campos de concentración para recluir a la población civil y separarla del movimiento guerrillero (mambises). Fue un modelo que luego Francia copió en sus colonias de ultramar, que la Alemania nazi adaptó y que hoy conocemos por lugares, como Guantánamo, que por un sarcasmo de la historia ha instalado en Cuba, el sitio en el que aparecieron.

Un campo de concentración es un mecanismo de lucha contrainsurgente de las grandes potencias que queda al margen del dispositivo penal del Estado. No hay derechos, no hay condenas, no hay juicios, no hay culpables. Los reclusos ni siquiera tienen una fecha de salida. Impera la ley marcial y toda la población está sometida a las órdendes del capitán general, que en el caso de Cuba era Valeriano Weyler. No hay otra ley que las órdenes de los militares.

La técnica introducida por España lo llamaron “reconcentración”. No atenta a quienes combaten al Estado, en este casi al movimiento anticolonialista cubano, sino a la poblacion civil, en general, especialmente a la que no combate. Su objetivo es matar al pez extrayendo el agua de la pecera, es decir, aislando a la guerrilla del movimiento de masas, de los grupos de apoyo y de la solidaridad.

Los colonialistas franceses lo llamaron “aldeas estratégicas” y las pusieron en práctica en Indochina y Argelia. Las tropas llegaban a una localidad, se los llevaban a todos del lugar y luego llegaba la política de “tierra quemada”. Incendiaban las viviendas, los campos, los graneros. El campo se vaciaba, traladando a la población a las ciudades donde el ejército agrupaba sus tropas. Las familias quedaban separadas, perdían sus viviendas y sus medios de subsistencia.

Los trasladaban a lugares abiertos custodiados por soldados armados donde muchos de ellos perecían de hambre, del hacinamiento, la falta de higiene y las enfermedades infecciosas que no tardaban en hacer su aparición.

La primera proclama de Weyler, dictada el 17 de febrero de 1896, era muy clara: “Todos los habitantes de las zonas rurales o que viven fuera de las ciudades fortificadas se concentrarán en ocho días en las ciudades ocupadas por las tropas. Cualquier individuo que desobedezca esta orden o sea encontrado fuera de las áreas impuestas será considerado un rebelde y juzgado como tal”.

El general Weyler ya había participado con métodos militares expeditivos en la Guerra de los Diez Años de Cuba (1868-1878) que precedió a la Guerra de la Independencia (1895-1898). Para ganar la guerra, el colonialismo español decidió separar a los campesinos de los insurgentes, con el pretexto de protegerlos mientras arrasaba los lugares en los que la guerrilla estaba más arraigada.

El general Weyler ordenó dividir la isla en zonas, aislando una de otras mediante trincheras. Tras visitar los campos, el 17 de marzo de 1898 el senador Redfield Proctor informó al Senado: “Una vez deportados, hombres, mujeres, niños y animales domésticos son puestos en custodia armada dentro de estas trincheras fortificadas”.

Los colonialistas españoles elegir lugares habitables para el confinamiento y para que los reclusos no fueran una carga económica y pudieran cultivar parcelas para su subsistencia.

Los colonialistas españoles se beneficiaron de dos innovaciones tecnológicas del siglo XIX: el alambre de púas, esencial para dificultar las fugas, y el transporte ferroviario, para deportar en masa a la población a larga distancia.

Hasta entonces el alambre de púas se había utilizado en la cría extensiva de ganado en las grandes praderas americanas. Pero los colonialistas no tuvieron ningún inconveniente en tratar a las personas como si fueran animales.

Al final la división en zonas no resultó y la mayor parte de la población rural acabó concentrada y hacinada en el oeste de la isla, donde el hambre y las enfermedades no tardaron en llegar, como lo describen los testigos: “Sacados de sus casas, viviendo en suelo contaminado, agua, aire y comida, o sin nada, no es de extrañar que la mitad de ellos haya muerto y otra cuarta parte esté tan enferma que no pueda subsistir”.

Entonces la prensa (la que no era española) ya calificó la represión militar en Cuba como “exterminio”. Las fotografías de la época muestran a los niños encerrados, desnutridos y demacrados, una imagen aún peor que las que hemos conocido del III Reich.

Los testigos hablaron entonces de entre 400.000 a 600.000 deportados, mientras la mayoría de los historiadores admite hoy de 400.000, de los que 100.000 murieron, un 25 por ciento de ellos. Por si había dudas, quedó así demostrado que los campos de concentración no se habían levantado para “proteger” a la población civil, sino para aniquilarla.

El 9 de febrero de 1897, uno de los dirigentes de la insurrección cubana, Máximo Gómez, escribió al Presidente de Estados Unidos, William Mc Kinley: “Permita que un hombre cuya alma es repulsada por estos indescriptibles crímenes trate de enviar su voz al dirigente supremo de un pueblo libre, culto y poderoso [...] Es lógico que una nación que expulsó a judíos y moros, inventó la terrible Inquisición, estableció tribunales sangrientos en los Países Bajos, destruyó a los indios y exterminó a los primeros habitantes de Cuba, asesinó a miles de sus súbditos en las guerras de independencia en América del Sur y multiplicó las inequidades en la última guerra cubana, se conduzca de esta manera [...] ¿Se pueden tolerar tales hechos por un pueblo civilizado? ¿Podemos olvidar los principios fundamentales del cristianismo y permitir que estos horrores continúen?”

Los independentistas cubanos pidieron que Estados Unidos reconociera su independencia, lo que se tradujo en algo típico para los movimientos de liberación nacional: el “libertador” quiso convertirse en el nuevo amo. Cuba padeció una segunda intervención militar que no había solicitado y una independencia que más bien era un protectorado militar estadounidense.

Pero los campos de concentración terminaron en 1898. Lo malo es que Estados Unidos lo aprendió todo de ellos y de la salvaje represión española contra Cuba. Lo mismo hizo Francia, e incluso Churchill estuvo en Cuba tomando nota parea aplicarlo a las colonias británicas.


domingo, 4 de noviembre de 2018

Atrapados en la red

Osvaldo León

Escándalo tras escándalo, relacionados con la violación de la privacidad y manipulación de datos personales, un remezón expansivo ha tocado la imagen idílica que engalana al puñado de corporaciones digitales predominantes en Internet, afectando particularmente a Facebook y en menor medida a Google, ambas en el negocio de anuncios personalizados en línea (targeted online ads).

Facebook se puso en la mira a raíz de las revelaciones de que dejó filtrar datos de decenas de millones de usuarios a la firma británica Cambridge Analytica, que los puso al servicio de sus clientes en campañas políticas. No por tratarse de la primera denuncia sino por la resonancia alcanzada y sus implicaciones como plataforma que se presta a la manipulación política, como sería el caso durante las elecciones presidenciales estadounidense en 2016. En la última semana de septiembre esta firma registró un nuevo revés: unas 50 millones de cuentas fueron pirateadas por una falla de seguridad.

Google ha sido reiteradamente denunciado por alterar los resultados del servicio de búsquedas que ofrece para beneficiarse comercialmente o para promover una ideología determinada desde el momento en que, desde su arbitrio, puede disponer qué se puede ver y en qué orden, y qué descarta o censura. Aunque la empresa lo niega, en julio 2018 la Unión Europea le impone una multa de 5.000 millones de dólares por haber incumplido con ciertas leyes antimonopólicas al haber manipulado los algoritmos de búsquedas para favorecer al servicio de compras corporativo de su propiedad. Para el Dr. Robert Epstein, investigador del American Institute for Behavioral Research and Technology, cerca del 25 por ciento de las elecciones nacionales en el mundo son decididas por Google [1].

Ante estos acontecimientos, la cobertura mediática corporativa se ha empeñado en presentarlos como hechos aleatorios, siendo que revelan un gran problema de fondo: la imbricación de las grandes empresas en Internet con el modelo de vigilancia imperante, con severas implicaciones sobre la vida democrática y la vida social en general, no solo por lo que están haciendo sino por lo que pueden hacer en el futuro.

En razón de estos escándalos, de alguna medida se ha fragilizado el mito de la neutralidad que las redes digitales predominantes buscan fomentar. Y por lo mismo, no solo que están aflorando importantes preguntas sobre la privacidad y la vigilancia en Internet, sobre la supervisión democrática de estas plataformas, sino que también se está abriendo la oportunidad para discutir la implementación de regulaciones de las redes digitales, siendo que a otros medios si se las aplican. La cuestión es: ¿con qué sentido y alcance? Por lo mismo, vale señalar algunos elementos de contexto.

Expansión del campo comunicacional


En tanto factor básico de las relaciones humanas, la comunicación constituye un componente ineludible de toda actividad social, por lo que toda dinámica social presupone un proceso comunicacional. Con el desenvolvimiento de los medios de comunicación y su institucionalización, los procesos comunicacionales han registrado cambios profundos e irreversibles. Tan es así que es muy común que se pierda de vista que los medios apenas son un componente de los procesos de comunicación y no el proceso mismo.

Esta trayectoria no solo señala la posibilidad de contar cada vez más con nuevos conductos para transmitir mensajes, sino la constitución de instancias que acumulan poder en la medida que -al afectar el proceso de producción, almacenamiento y circulación de información y contenido simbólico- se tornan gravitantes en la construcción del entorno cultural. De ahí que la comunicación es uno de los factores que históricamente la modernidad capitalista ha conjugado con el cambio sociopolítico y crecimiento económico.

Específicamente, los medios de difusión asumen un rol fundamental en los procesos de consumo (expandir mercados), y como negocios ellos mismos priorizan la ampliación de audiencias (mercancía primaria) por encima de la calidad y responsabilidad social, de ahí el creciente peso del entretenimiento. Al tiempo que desempeñan un papel ideológico y de disciplinamiento social clave.

Con el vertiginoso desarrollo registrado por la comunicación en el mundo contemporáneo y su impacto en todos los órdenes de la vida, de más en más se están irradiando sus prerrogativas para asumir una serie de roles de control social que antes desempeñaban otras instituciones (partidos, escuelas, iglesias, etc.). Una de las secuelas de este reordenamiento es la creciente importancia de la opinión pública en tanto espacio para dirimir los conflictos sociales y políticos. Lo cual, entre otras cosas, ha conducido a una ampliación del campo comunicacional, con actividades como el marketing, los sondeos de opinión, el manejo de imagen, etc., que exigen un tratamiento multidisciplinario.

Pero a la vez, asistimos a una acelerada conformación de grandes conglomerados estrechamente articulados al sistema corporativo financiero, industrial y militar. Proceso que se acelera con el desarrollo de las nuevas tecnologías de información y comunicación (NTIC), cuya cara emblemática es Internet, en la medida que contribuyen a apuntalar el nuevo ciclo de acumulación del capital, corporativo y transnacional, denominado “globalización”. Como también por el impacto que alcanzan en la vida cotidiana de las personas.

Esto es, permiten que se expanda el espacio geográfico subordinado a la acumulación capitalista, incorporando nuevos territorios y poblaciones, y que se acorte el tiempo de acumulación o ciclo del capital, acelerando el circuito producción, circulación y realización de bienes y servicios. Y así, por primera vez, la lógica capitalista se extiende a las relaciones sociales en todo el planeta.

Y en esta dinámica ya están en camino la Internet de las cosas, las cadenas de bloques y la inteligencia artificial. Al tiempo que las empresas de mayor peso en este sector (principalmente las llamadas GAFAM: Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft) ya ocupan los primeros lugares de valoración en la bolsa.

Configuración reticular

Otro de los fenómenos de la sociedad contemporánea es el relativo a las “redes” como modalidad para establecer interacciones y actuar socialmente, con alto grado de flexibilidad, horizontalidad e interconectividad. Esta forma de articulación reticular precede a la llegada de la Internet, pero con ésta se profundiza su alcance, velocidad y complejidad.

A diferencia de las estructuras piramidales, organizadas en niveles jerárquicos, donde los niveles intermedios se encargan del enlace entre la dirección y la base, para el funcionamiento en red son las interacciones y flujos de información entre los diversos componentes que adquieren un valor sustantivo para su accionar y desarrollo. Y esto porque entre ellos se establece una horizontalidad de las relaciones con la particularidad que cada cual puede decidir sobre sus propias acciones, pero no sobre las de los otros.

Debido a esta configuración reticular basada en la horizontalidad y reciprocidad, las redes no solo son capaces de congregar a componentes heterogéneos (organizaciones formales e informales, estructuradas jerárquicamente o no, etc.), sino que también pueden expandirse por todos los lados, con un carácter multiplicador que resulta por esa capacidad de articular acciones diversificadas, múltiples, repetitivas, etc. para el cumplimiento de los objetivos comunes. Mas no se trata de una simple sumatoria de acciones, pues de por medio está ese proceso de construcción colectiva de objetivos comunes que le da un sentido propio e innovador, sin que esto implique que sus diversos componentes pasen a pensar y actuar de la misma manera. De hecho, por tratarse precisamente de una modalidad organizativa donde cada componente preserva su autonomía, la diversidad constituye un factor de potenciamiento del conjunto [2].

Si bien la forma en red de la organización social ha existido en otros tiempos y espacios, lo nuevo radica en su expansión al conjunto de la estructura social, por lo que la lógica de red ha pasado a ser un elemento estructurante del mundo contemporáneo. En tal sentido, las nuevas tecnologías de información y comunicación (NTIC), además de abrir nuevas posibilidades en el plano de la comunicación, sustentan nuevas lógicas organizativas en el ámbito de la producción, que paulatinamente se extienden a la sociedad en su conjunto.

El usuario como producto comercial


Vale precisar que si bien Internet nació en el ámbito militar de los Estados Unidos, como un arma más de la Guerra Fría, su impulso inicial tiene lugar en el marco de iniciativas académicas y ciudadanas que le imprimen el carácter de un sistema descentralizado, horizontal y abierto. Específicamente, es en 1969 que aparece la primera red funcional, Arpanet, luego que un grupo de profesores y estudiantes de la Universidad de Los Ángeles logra el primer intercambio de mensajes “en línea” con sus pares de la Universidad de Stanford. Una década después se inicia el ciclo de Internet, aunque para su despliegue debió esperar la llegada de la interfase gráfica hoy conocida como www (world wide web), que se da a inicios de los 90.

A partir de entonces se inicia un paulatino giro respecto a la concepción inicial de quienes diseñaron Internet como un medio ciudadano no comercial, pues los grupos corporativos irrumpen para imponer una lógica de rentabilidad que pasa por la anulación de la privacidad en la red con la incorporación de protocolos de vigilancia, para poder rastrear la actividad de las personas en Internet y establecer perfiles con sus datos personales (identidad, relaciones, gustos, afinidades, etc.).

O sea, de un esquema inicial radicalmente descentralizado se pasa paulatinamente a una estructura altamente centralizada donde la información queda en pocas manos. Y es precisamente esta información que se convierte en la mina de oro para negociar con el mejor postor y, por tanto, consolidar su propio poder; en connivencia con los estamentos de seguridad policial y militar. Y tan es así que ahora empresas comerciales o políticas pueden enviar mensajes propagandísticos específicos a segmentos demográficos con alta probabilidad de éxito y, consecuentemente, con efecto multiplicador.

Es en este contexto que tiene lugar la expansión de las llamadas redes sociales digitales, que en rigor son plataformas empresariales que permiten intercambios en línea, potenciando la dimensión relacional de la comunicación, donde los usuarios/as se convierten en los soportes clave para su supervivencia; un mecanismo de explotación del trabajo de usuarios, que se complementa con la apropiación de los datos que estos usuarios ofrecen y cuya venta está a la base del gran negocio. Y es por eso que cada empresa se empeña para que la gente utilice su plataforma con la mayor frecuencia posible, porque al fin de cuentas el usuario es el producto transable.

Y aquí radica una de las contradicciones clave que se expresa actualmente en el mundo Internet: la lógica de commodity y de ganancia máxima que tales empresas buscan imponer, frente a la capacidad de Internet para potenciar comunidad; esto es: Internet como parte de los bienes comunes.

Cabe acotar que esa dimensión relacional de la comunicación, que implica reconocimiento, estima, etc., en tales plataformas digitales se la encuadra bajo los parámetros ideológicos predominantes pautados por el consumismo, la competitividad, el individualismo como valores de superación y residual convivencia social, bajo un ambiente altamente emotivo. Por tanto, con una exacerbación de las percepciones ya que cómo se percibe un conflicto puede pesar más que el conflicto mismo.

Y es por este camino que llegamos al fenómeno del “fake news”, puesto que tales plataformas se prestan con mucha facilidad para el reparto de rumores, afirmaciones no verificadas, tergiversaciones o mentiras; capacidad que se multiplica aún más con el uso de bots y cuentas de usuarios ficticios, combinado o no con algoritmos, que se explota para fines políticos.

En suma, para decirlo en palabras del Colectivo Promotor del Foro Social Internet: “La primera generación de corporaciones transnacionales basadas en Internet y en los medios de comunicación social ha sido acusada, no sin razón, de debilitar la identidad colectiva, conspirar contra el sentimiento de privacidad y reducir la capacidad de acción del ciudadano o incluso del consumidor”[3].

[1] https://www.politico.com/magazine/story/2015/08/how-google-could-rig-the-2016-election-121548
[2] León, Osvaldo (2010), Redes sociales alternativas, http://conceptos.sociales.unam.mx/conceptos_final/473trabajo.pdf?PHPSESSID=9c8fb4185e4d0c003808804992ababdb
[3] Hacia un Foro Social de Internet: Por qué el futuro de Internet necesita movimientos de justicia social, octubre 2016, https://www.alainet.org/es/articulo/181536

https://www.alainet.org/es/articulo/196305


Más información:
- En todo el mundo las elecciones también se falsean con redes sociales, intoxicación y noticias falsas
- Las elecciones se manipulan porque en las redes sociales las personas se dejan manipular
- La manipulación electoral sigue: Cambridge Analytica no cierra, cambia de piel
- Los ejércitos controlan las redes sociales a través de empresas privadas de tecnología
- Facebook reconoce que difunde propaganda política falsa procedente de los gobiernos

Los aviones rusos nos atacan casi todos los días (lo cual nos viene de maravilla para mantenernos en forma)

Avión ruso Beriev Be-12
En el Báltico y el Mar Negro la OTAN ha creado un sistema de alerta rápida que consta de pequeñas unidades de 150 soldados, seis pilotos y cuatro aviones de combate procedentes de Canadá, Alemania, España y otros países, que van rotando, para llevar a cabo misiones de policía aérea durante un periodo de cuatro meses cada uno.

En varias ocasiones, el sistema de reacción rápida ha informado a la prensa de que aviones militares rusos han violado el espacio aéreo de algún país fronterizo de la OTAN sin autorización.

Cada vez que se producen tales violaciones, los aviones de la OTAN despegan de sus bases para interceptar a los aviones rusos con el fin de defender la integridad del espacio aéreo.

En agosto de este año, en sólo una semana, la RAF británica informó que había realizado tres despegues diurnos y nocturnos en la base aérea Mihail Kogalniceanu en Rumanía con aviones Typhoon para interceptar a los aviones rusos que sobrevolaban el espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro.

Los británicos dijeron que habían interceptado un avión de transporte turbohélice Antonov An-26 y un avión de búsqueda y rescate Beriev Be-12 que había despegado de Crimea y se encontraba en un vuelo de instrucción sobre el Mar Negro, a 160 kilómetros de las costas de Rumanía.

Las explicaciones fueron balbuceantes. La RAF dijo que “creía” que los aviones rusos tenían una trayectoria que “sugería” que abandonarían el espacio aéreo internacional y entrarían (accidental o deliberadamente) en el espacio aéreo de la OTAN.

Por lo tanto, aún admitiendo que eso fuera cierto, no hubo ninguna violación del espacio aéreo. Pero ocurre que el Be-12 es un hidroavión de los años 60 que no porta armas y cuya velocidad de crucero igual a la de un helicóptero.

Las razones por las cuales la OTAN alarma continuamente a la prensa con informacones sobre violaciones del espacio aéreo por parte de Rusia en el este de Europa son obvias, pero hay una frivolidad en la que merece la pena detenerse.

Las normas de aviación militar son idénticas en todos los países. Al permanecer en misión de combate, los pilotos de la OTAN que están destacados en las bases del Báltico y Europa oriental no pueden realizar vuelos de entrenamiento durante cuatro meses, como los que permanecen en sus propios países.

Si no pueden volar al menos una vez al mes, se les exige que reanuden la formación con un instructor. Así pues, se inventan falsas alarmas para salir a darse un paseo por el aire con el avión e inflar el currículo. Por lo demás, las continuas alarmas justifican las provocciones de la OTAN en las fronteras rusas y la prensa no pregunta nada.

La continua invocación a Rusia sirve para muchos fines diferentes y siempre viene muy bien:

a) los aviones rusos despegan y aterrizan a diario de las bases aéreas de Crimea
b) éstas se encuentran a 150 y 200 millas de las de la OTAN
c) los radares a bordo de los aviones de combate de la OTAN pueden detectar objetivos aéreos a una distancia de 100 millas

Conclusión: los pilotos de la OTAN no necesitan realizar vuelos de entrenamiento para mantenerse en forma. Se entrenan con los aviones rusos que pueden actuar como blancos aéreos. Les basta con que despeguen dos o tres veces al mes.