lunes, 18 de diciembre de 2017

Los imperialistas garantizaron a la URSS en 1990 que la OTAN nunca se ampliaría con los países del este de Europa

Nuevos documentos recién desclasificados (*) revelan que Bush padre y Manfred Wörner, secretario general de la OTAN, entre otros dirigentes imperialistas, aseguraron a Gobachov que, tras la reunificación alemana, la OTAN no se ampliaría hacia el este de Europa, más allá de las fronteras de Alemania del este.

Dos investigadores de los archivos de la Universidad de Seguridad Nacinoal de Washington, Svetlana Savranskaja y Tom Blanton, analizan dichos documentos y han declarado que eran los dirigentes que en 1990 y 1991 se opusieron a la integración en la OTAN de los países de Europa central y oriental.

En 1990 Wörner, un antiguo ministro alemán de Defensa, consideraba dicho compromiso como una garantía de seguridad ofrecida a la URSS a cambio del acuerdo de reunificación alemana, consolidado el 3 de octubre de aquel año.

Gorbachov siempre afirmó que la URSS había aceptado la reunifición alemana a cambio de la no ampliación de las OTAN hacia el este, una expresión que en una carta de James Baker al canciller alemán Hemut Kohl, era mucho más expresiva: la OTAN no se movería “ni una pulgada” de las posiciones que tenía en aquel momento.

No obstante, la promesa nunca se consignó por escrito, por lo que si bien Gorabachov tenía razón en lo que ha estado declarando a lo largo de este cuarto de siglo, era un incauto, algo incompatible con el cargo que ocupaba; y lo mismo cabe decir de los demás dirigentes de la URSS de aquella época.

Nadie se puede fiar lo más mínimo de las promesas de un imperialista, ni siquiera cuando se ponen por escrito. A Gorbachov nunca la faltaron agasajos de los imperialistas occidentales y los documentos ponen de relieve que en el compromiso estaba la plana mayor de la época: George Bush padre, Helmut Kohl, Hans-Dietrich Genscher, Margaret Thatcher, John Major, François Mitterrand e incluso el director de la CIA, Robert
Gates.

Los archivos consultados proceden de numerosas fuentes: URSS, Francia, Alemania, Estados Unidos y se pueden consultar en el sitio https://nsarchive.gwu.edu/.

La ampliación de la OTAN comenzó en 1994, durante el gobierno de Clinton, que condujo a la OTAN a los países de Visegrad: Polonia, Hungría y Chequia cinco añoñs más tarde. Diez años más tarde se sumaron Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia. En 2009 se incorporaron Alabania y Croacia y en junio este año se añadió Macedonia.

El Pacto de Varsovia, el sistema de defensa conjunto de los antiguos países del bloque del este, se disolvió en julio de 1991. Ya sólo queda la OTAN, que no disuelve. Habrá que disolverla.

(*) https://nsarchive.gwu.edu/briefing-book/russia-programs/2017-12-12/nato-expansion-what-gorbachev-heard-western-leaders-early

No hay comentarios:

Publicar un comentario