sábado, 9 de diciembre de 2017

Frank Olson: el caso del asesino asesinado por sus iguales

Frank Olson
El 15 de diciembre Netflix estrena “Wormwood”, una serie que explora el “suicidio” en 1953 de un espía de la CIA, Frank Olson, que participó en el proyecto MK-Ultra para controlar el intelecto humano mediante el uso de drogas, torturas y técnicas psíquicas.

Olson trabajaba como químico en un departamento del ejército, la División de Operaciones Especiales de Fort Detrick, en Frederick (Maryland). Sus investigaciones siguen siendo secretas, aunque se sabe estaba involucrado en el desarrollo de armas biológicas.

En 1953, como Jefe de Operaciones Especiales de la CIA, se asoció con William Sargant, que investigaba drogas psicoactivas en el Centro de Guerra Biológico de Gran Bretaña, en Porton Down.

Sin embargo, en Alemania fue testigo de brutales interrogatorios en los que veía cómo administraban alucinógenos a los detenidos para torturarlos y asesinarlos.

Manifestó su desacuerdo a Sargant y le comentó que pensaba abandonar el espionaje. A su vez, Sargant informó al espionaje británico, a quien aseguró que Olson era un riesgo para la seguridad. Las críticas llegaron a oídos de la CIA, que envío a Olson a uno de sus psiquiatras, quien recomendó que fuera internado en un siquiátrico.

Le intoxicaron con LSD sin su conocimiento, lo que le provocó una severa paranoia y una grave crisis nerviosa. En su última noche en Manhattan, le lanzaron desde el undécimo piso de su habitación del Hotel Pennsylvania, falleciendo inmediatamente. Como es costumbre, la CIA mintió. Dijo que Olson se había suicidado.

Su familia nunca tuvo detalles de la muerte hasta que en 1975 la Comisión Rockefeller empezó a desvelar ciertas actividades de la Operación MK-Ultra. La CIA admitió que le había suministrado grandes dosis de LSD sin su consentimiento y para tapar el crimen pagaron 750.000 dólares a la familia.

En 1994 su hijo Eric exigió que el cuerpo fuera exhumado. El forense determinó que Olson había sufrido un golpe en la sien izquierda previo a ser arrojado a través de los cristales rotos de la ventana de la habitación.​ Las heridas y laceraciones producidas por el paso a través de los vidrios no habían sangrado, lo que implicaba una lesión “postmortem”.

La prueba indica que fue asesinado y luego arrojado al vacío. Basándose en estos hallazgos, en 1996 el fiscal de Manhattan abrió una investigación, pero los culpables no aparecieron.

En 2002 la familia hizo una declaración pública​ en la que acusaba al gobierno estadounidense de mentir a sus ciudadanos y haber asesinado a su padre.

Frank Olson no se suicidó. Es un caso en el que la CIA mató a uno de los suyos.

Más información:


3 comentarios:

  1. ¿Podéis poner el título del vídeo del final?, no de deja abrir ese formato y no puedo buscarlo en otro porque no veo el título.

    ResponderEliminar
  2. El título es “Wormwood | Official Trailer [HD] | Netflix”. El enlace del tráiler oficial en Youtube es: https://www.youtube.com/watch?v=b01DL8DTUGM
    Tiene una versión con subtítulos en castellano.

    ResponderEliminar
  3. En Argentina investigamos el perfeccionamiento del MK ULTRA dentro de empresas multinacionales hace mas de 30 años, usan inocentes sometidos a todo tipos de drogas en horario laboral, el calvario de estos experimentos sigue en los hogares con violencia de genero y violencia familiar

    ResponderEliminar