domingo, 3 de diciembre de 2017

‘El policía que no mata no es policía’, afirma un candidato presidencial brasileño

El diputado durante una sesión parlamentaria
El diputado y militar de la reserva Jair Bolsonaro, que será candidato a la Presidencia brasileña el año que viene, defendió a los policías que matan delincuentes en operaciones contra la criminalidad y dijo que merecen una condecoración.

“Esos policías tienen que ser condecorados. El policía que no mata no es policía”, afirmó el coronel de la reserva del Ejército, que figura en segundo lugar en todos los sondeos de intención de voto para las presidenciales del próximo año.

Bolsonaro, diputado por el Partido Social Cristiano, defendió esas acciones al ser interrogado sobre los cerca de 20 policías investigados por cerca de 356 muertes de civiles ocurridas en operaciones policiales en Río de Janeiro entre 2010 y 2015.

Estos veinte policías de gatillo fácil responden por el 10 por ciento de todas las personas muertas en operaciones policiales en Río en seis años.

El terrorismo policial es considerado como un problema grave e histórico en Brasil, al punto que los policías de los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo están entre los más violentos del mundo en números de civiles muertos.

El número de civiles muertos por la policía en Brasil creció el año pasado en un 25,8 por ciento frente a 2015, hasta 4.224 casos el año pasado.

El diputado defendió el derecho de los propietarios brasileños de tierras a portar fusiles para defenderse de las invasiones promovidas por los movimientos de los Sin Tierra y otras amenazas.

En tono irónico el militar también afirmó que sería una buena idea instituir un programa de distribución de subsidios para que las personas puedan adquirir armas.

El coronel de la reserva tan solo es superado en las encuestas de intención de voto por el socialista Luiz Inácio Lula da Silva, el antiguo presidente y dirigente del Partido de los Trabajadores, quien, sin embargo, puede ser inhabilitado debido a que fue condenado a nueve años y medio por corrupción.

Bolsonaro, un polémico parlamentario con una larga historia de declaraciones machistas, racistas y homofóbicas, ha anunciado en diversas oportunidades su intención de disputar la Presidencia de Brasil en representación de quienes, como él, defienden el régimen militar-fascista que gobernó el país entre 1964 y 1985.

El parlamentario, sin embargo, enfrenta diversos procesos en la Justicia por sus declaraciones discriminatorias.

Pese a sus polémicas posiciones y su abierta defensa a la última dictadura, Bolsonaro fue el diputado que más votos recibió en el estado de Río de Janeiro en las elecciones legislativas de octubre de 2014.

Los últimos sondeos le atribuyen al diputado cerca de un 20 por ciento de intención de voto, pero su favoritismo ha crecido, lo cual ha sorprendido a una clase política que, en su mayoría, rechaza su discurso y lo identifica con el fascismo.

https://www.elnuevodiario.com.ni/internacionales/447754-candidato-presidencial-brasileno-defiende-que-poli/

No hay comentarios:

Publicar un comentario