domingo, 12 de noviembre de 2017

Irán está construyendo una base militar en Siria

Irán está construyendo una base militar en Al-Kiswah, al sur de Damasco, cerca de la autopista M5 que conduce de la capital siria a Jordania (1). La instalación es parte de un grupo de sitios militares que forman campos de panal al noroeste de Al-Kiswah.

En agosto, el sitio web ImageSat International reveló fotos de presuntas fábricas de misiles construidas en Irán en el valle de Wadi Jahannam. Las fábricas están ubicadas al este de Banias en el noroeste de Siria.

“Según las imágenes de alta resolución del satélite Eros-B, los hallazgos muestran que Siria está construyendo fábricas de misiles con gran similitud con las fábricas de misiles en Irán”.

Israel ha amenazado en repetidas ocasiones contra los planes de Irán de instalarse cerca de su frontera. “No permitiremos que [Siria] sea utilizada como una base operativa avanzada de un eje chiíta”, dijo ayer la oficina del ministro de Defensa, Avigdor Liberman, después de que Israel derribara un dron cerca de los Altos del Golán.

En septiembre aviones israelíes atacaron la fábrica Masyaf de Siria, al oeste de Hama, una instalación del Centro de Estudios Científicos e Investigación y almacén de misiles superficie-superficie.

Los oficiales del ejército iraní han criticado la pasividad de la defensa antiaérea rusa frente a las incursiones de los cazas israelíes. “Los sistemas antiaéreos que Rusia ha traído a Siria no deberían haber permitido que ni un solo avión [israelí] sobrevolase el país, pero esto no ha ocurrido”, lamentó el alto asesor del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Josro Oruy en julio.

A puerta cerrada el gobierno sirio afirma que la pasividad rusa ante las violaciones israelíes se debe a acuerdos comerciales en el campo gasífero y petrolero firmados con el régimen de Tel Aviv (2).

Los agresiones israelíes contra Siria son presentadas con una cuidada estética desinformativa, ya no son tales sino ataques a Hezbollah, a Irán o a supuestas fábricas de armas químicas. Lo cierto es que el objetivo de los bombardeos israelíes es el mismo que el de la llamada “coalición internacional”: la destrucción de las infraestructuras esenciales de Siria.

A veces quieren dar la impresión de que Israel no ataca sino que se defiende. “Siria dispara misiles contra cazas israelíes que atacaron objetivos militares en su territorio”, titulaba El Mundo el 17 de marzo de manera rocambolesca (3). Siempre es Siria quien ataca a la aviación israelí, cuyas incursiones se dejan para la letra pequeña.

(1) http://www.jpost.com/Middle-East/Report-Iranians-built-a-new-military-base-in-Syria-513973
(2) http://www.hispantv.com/noticias/siria/281297/rusia-derribar-aviones-israelies-siria
(3) http://www.elmundo.es/internacional/2017/03/17/58cb9f9de5fdea97718b460a.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario