martes, 21 de noviembre de 2017

El drama de los bebés robados en España

Ascensión López, uno de los bebés robados
El nombre de Ascensión López ha alcanzado los titulares de todo el mundo. Esta mujer española denunció haber sido sustraída luego de su nacimiento en 1964 y entregada a sus padres de crianza, de 60 y 67 años en aquel entonces. La víctima apuntó a la monja Dolores Baena, sobrina de su “padre” apropiador, como la persona que concretó el robo del bebé.

Esta denuncia la llevó en un tiempo brevísimo al banquillo, donde recibió una pena de prisión, por no poder pagar 3.000 euros de multa y una compensación de 43.000 euros a la religiosa. Al menos 93.000 personas han firmado para exigir su indulto, mientras que el Consejo de Ministros se niega a concederle a López el perdón.

“Esto empezó en la dictadura [franquista], pero ha seguido a través de los años porque tenemos [al menos] hasta los 90 y tantos. Se convirtió en un negocio. Había médicos, jueces que firmaban, gente poderosa que necesitaba hijos que no podían tenerlos y los compraban”, dice Maricruz Rodrigo, presidenta de la asociación SOS Bebés Robados de Madrid.

“Nos los quitaban a la gente más humilde. Pero no éramos gente tirada. No éramos gente que no teníamos para comer, éramos jóvenes. No tenían por qué habernos robado a nuestros niños”, agregó.

Maricruz parió en 1980 a un niño en el hospital 12 de Octubre de Madrid. Lo tuvo consigo hasta los seis días de vida, cuando no lo volvió a ver más. Cuando pidió explicaciones, le dijeron que había muerto.

“Cuando dije que quería ver el cuerpo me respondieron que estaba totalmente desfigurado y no me lo enseñaban. Por más que insistiéramos nos dijeron que estaba muerto. Me dijeron que siguiera llevando la leche para el bebé que era muy buena. Con el tiempo nos pareció una cosa muy atroz llevar la leche si resulta que el niño se había muerto”, dijo Rodrigo. Una situación similar a la expuesta en la famosa película “El bebé de Rosemary”, del polaco Roman Polanski, proveniente de otro país ultracatólico donde también se han producido hechos como estos.

Así como el hijo de Maricruz Rodrigo y Ascensión López, al menos 200 bebés fueron robados en España desde la dictadura franquista (1939-1976) hasta, como mínimo, varios años después de entrada la “democracia”.

“Hay muchos, pero no hay una cifra exacta. Denunciados, hay 200. Hay muchísimos que no han denunciado. Y además se los quitaban a una madre y se lo ponían a otra mujer como hijos biológicos, que eso es falsedad documental”, recordó Maricruz Rodrigo.

Hay casos llamativos, pues anotaban a los bebés en los registros como propios de mujeres con 60 años o ya en una edad difícilmente fértil, como en el caso de los padres de Ascensión López. “Pues también lo hacían”, sentenció Maricruz Rodrigo.

Las asociaciones exigen que las autoridades indulten a López y den el mismo trato ante la justicia a otras personas presuntamente implicadas en la trama de robo de bebés. Rodrigo citó el caso del ginecólogo Eduardo Vela, que desde abril de 2016 se aguarda ser llamado a juicio.

“La Justicia tendría que ser igual para todos. Si ha sido tan rápida para condenar a ella [Ascensión López] tendría que ser igual de rápida para él. Pues no. Eso es lo que querría que se comprendiera”, denunció la presidenta de SOS Bebés Robados Madrid.

https://www.lahaine.org/est_espanol.php/el-drama-de-los-bebes

No hay comentarios:

Publicar un comentario