sábado, 14 de octubre de 2017

Los tuaregs se manifiestan contra la brutalidad de las tropas francesas en Mali

Desde hace una semana la población de Kidal, un bastión tuareg al norte de Mali, se manifiesta en la calle para exigir la salida de las tropas francesas de la Operación Barjan, a las que acusa de “brutalidad”.

“Nos hemos manifestado y continaremos manifestándonos para que las tropas francesas se marchen”, dijo Alo Ag Mahmoud, uno de los organizadores de las marchas. “No tienen nada que hacer aquí. Son demasiado brutales e intervienen sin precaución en los domicilios privados”, explica.

Los manifestantes son, principalmente, mujeres. El descontento se remonta al 1 de octubre cuando las tropas francesas registraron dos viviendas pertenecientes a Mahamadou Ag Rhissa, un comerciante adinerado de la localidad.

Según el sitio Sahelien, Rhissa se dedica al contrabando de drogas, armas y combustible y el traslado de emigrantes. Es miembro de la dirección del movimiento Azawad, un grupo que ha recuperado a numerosos militantes de Ansar Dine y al que acusan de hacer un doble juego con los yihadistas.

El gobierno de Djamena ha salido en defensa de la actuación de las tropas francesas, asegurando que el registro era una operación antiterrorista basa en informaciones consistentes recibidas por el centro de mando de Barjan.

Sin embargo, no es la primera vez que la población se moviliza contra las tropas francesas. El año pasado el sitio de información estratégica TTU habló de que los yihadistas habían desatado una “guerra de propaganda” contra las tropas francesas de la Operación Barjan (*).

“Los campamentos nómadas son visitados regularmente, e incluso ayudados financieramente, la población urbana es trabajada por rumores y campañas de carteles. En cuanto a internet, hay una actividad creciente de contrainformación”, asegura TTU, en defensa del despliegue militar del imperialismo francés en África.

Además, los franceses acusan a ciertas personalidades locales de duplicidad, como el diputado Ahmada Ag Bibi, miembro de Azawad, que después de militar en Ansar Dine propuso su colaboración a la embajada francesa en Djamena, a pesar de que reivindica la imposición de “la shariá” en el país.

Según la TTU su hermana, Aminatou Walett Bibi, que dice oponerse a los yihadistas, es quien promoueve las manifestaciones contra los franceses y la Minusma (misión local de la ONU) en Kidal, Gao y Tomboctú.

(*) http://www.ttu.fr/guerre-de-propagande-bss/

1 comentario:

  1. Sahelien es una publicación vinculada y financiada por la fundación Open Society Initiative for West Africa (OSIWA) del multimillonario Georges Soros...

    ResponderEliminar