lunes, 4 de septiembre de 2017

El Pentágono prepara la invasión de Libia desde una base militar secreta al sur de Túnez

Lo había anticipado el diario argelino L’Expression en 2014: el Pentágono tiene una base militar secreta en Túnez. Sin embargo, la información fue desmentida oficialmente tanto por Túnez como por Estado Unidos. Era mentira; no existe tal base militar.

Ahora el diario Air Force Times alude a una investigación interna de la fuerza aérea como consecuencia de una violación cometida el año pasado en esa base que no existe.

Dentro de unos pocos días el teniente coronel de aviación Denis Paquette va a ser juzgado por violación en consejo de guerra. Dicho oficial pertenece al 722 Escuadrón Aéreo Expedicionario de la inexistente base de Sidi Ahmed, en Túnez, aunque el juicio se celebrará en la base de Ramstein, Alemania.

El año pasado el Washington Post informó de que, a partir de junio de 2016, el Pentágono ayudaría a las fuerzas gubernamentales libias con drones, que sólo podrían operar desde las cercanías de la frontera. La información también fue desmentida; era mentira.

Pero el diario francés Le Figaro también empezó a hablar el año pasado de una base militar secreta en Túnez cerca de la frontera con Libia desde la que preparaban un invasión.

El periódico francés añadía, de fuentes diplomáticas, que la base estaba situada en Tataouine, muy cerca de la frontera, siendo objeto del enésimo desmentido, tanto por parte de Estados Unidos como de Túnez.

La revista Jeune Afrique informó de que la creación de la base militar se discutió el 20 de noviembre de 2013 entre Ali Larayedh, antiguo presidente del gobierno tunecino, y el general David Rodríguez, capataz del Africom, el mando del Pentágono para el Continente Negro.

La base estaría localizada en Remada, al sur de Túnez, donde el gobierno local tiene un área militar de acceso restringido, lo que desató el correspondiente comunicado oficial desmintiendo la información.

No obstante, hay dos datos importante a retener. El primero es que la revista africana afirmaba que los trabajos de infraestructura habían comenzado dos años antes, en diciembre de 2011, lo que confirma las informaciones que publicamos aquí en febrero en el sentido de que Estados Unidos desencadenó la Primavera Árabe en 2011 en Túnez para instalar una base militar.

La segunda es la reacción que cabe esperar de Argelia, cuyo gobierno ha repetido hasta la saciedad que no admite bajo ningún concepto la presencia de bases extranjeras cerca de sus fronteras, y menos para atacar a otro país árabe, como Libia.

2 comentarios:

  1. Nada que hacer en su contra. Son imparables y hacen lo que se les viene en gana, ante el pueblo alienado por la basura emitida por sus medios.

    ResponderEliminar
  2. Un gran dirigente dijo haya donde hay represión hay resistencia, si es verdad que la manipulación alienado las masas pero la mentira tiene su contra que es la verdad:mas que quieran la rueda de la historia sigue girando asta el triunfo del socialismo

    ResponderEliminar