viernes, 1 de septiembre de 2017

‘El País’ a la ofensiva antiindependentista (por no decir anticatalana)

B.

Y no tanto los casposos y cutres Abc, El Mundo o La Razón de los que no se espera otra cosa que lo que son: medios cavernarios y ultramontanos. Y mentirosos, muy mentirosos.

Lees los editoriales del "diario independiente de la mañana", El País, y deduces, al menos, tres cosas, a saber: 1) elogios a la actuación de los Mossos d'Esquadra cuando "abatió" -como si fuera un elefante o un bisonte- a cinco "terroristas yihadistas" a los que dio muerte con gatillo fácil a lo James Bond con licencia para matar, es decir, se les felicita por su "bautismo de fuego", esto se aplaude, esto está bien, esto es lo que se espera de la Policía: primero disparar, luego preguntar.

2) Otra cosa es que los Mossos, sus dirigentes y responsables, farden y saquen pecho por el "éxito" de su operación sin contar con el concurso de las FSE españolas, esto no, esto no está bien, esto es descoordinación, por lo tanto, hay que embarrar el campo, hay que hacer una campaña contra esa petulancia con pecado de soberbia, pero ¿estos qué se han creído? Empieza a mentir un sicario del periodismo como el director de "El Periódico" (afín al PSC-PSOE) con el supuesto "aviso" nada menos que de la CIA a los Mossos que su jefe, el Major Trapero, no sólo desmiente sino que se dirige expresamente al director, Enric Hernández, creo que se llama, y al subdirector, reprochándoles sus falsedades llenas de "intenciones" (malas intenciones, se supone). Esto sí que es pecado mortal, esto sí que es matar al mensajero, esto sí que es rebasar las competencias de un vulgar policía, pero no de cualquier policía, sino de un Mosso cuya obligación es velar por la seguridad de la ciudadanía y demás tópicos con que se adornan y no atacar la sacrosanta libertad de expresión de un medio de información (?), o sea, libertad de mentir, sí, libertad de defenderse, no. ¿Por qué? Porque es un funcionario.

3) Abundo en la idea de que están tirando con balín a los Mossos para desestabilizarlos y dividirlos a la hora de sacar las urnas el 1-0. Están apostando fuerte con esta baza.

En fin, ya me ven casi sacando la cara a los Mossos, pero yo no tengo culpa de sus contradicciones y guerras sucias. Hay que haber inflado mucho los collons de Trapero para señalar directamente -y nombrar- a plumillas vendidos y troleros. Por supuesto, si no hay referéndum, lo primero que hará el fascio será pedir la cabeza del Major Trapero y, ya puestos, la cárcel a Puigdemont (Companys ya estuvo en 1934).

Arrivederci.

No hay comentarios:

Publicar un comentario