jueves, 13 de julio de 2017

El Pentágono admite que sus ‘consejeros y acompañantes’ están en Raqqa armados pero sin disparar

Dos consejeros y acompañantes en Raqqa
Ayer el portavoz del Pentágono, el coronel Ryan Dillon, admitió la presencia de comandos de operaciones especiales en el centro de Raqqa bajo el eufemismo de “consejeros y acompañantes” de otro eufemismo, como las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias).

El portavoz se esforzó en enfatizar que dichos “acompañantes” no combaten directamente sino que “coordinan” los ataques aéreos, es decir, que dirigen desde el suelo a la aviación de su propio país: Estados Unidos.

Desmintiendo lo que muestran las fotografías, dichas tropas van armadas con todo su equipo y se encuentran en medio de los combates, a diferencia de lo que está ocurriendo en Mosul. “Están mucho más expuestas al contacto con el enemigo que en Irak”, explicó Dillon.

La ofensiva de Estados Unidos y las FDS para recuperar Raqqa comenzó en noviembre del año pasado. El 6 de junio lograron abrir una brecha en el muro que rodea la parte vieja de la ciudad, el último feudo del yihadismo en Siria.

Según Dillon, el Califato Islámico utiliza drones cargados de explosivos cada vez más asiduamente, una táctica que también han empleado en Mosul. “Desde hace una o dos semanas aumenta a medida que hemos seguido penetrando en el corazón del centro de la ciudad de Raqqa”, manifestó el portavoz.

El Pentágono rehúsa informar sobre el número exacto de tropas que tiene desplegadas en Siria, aunque se estima que 500 soldados de operaciones especiales dirigen los movimientos de las FDS y que, además, hay infantería de marina al mando de las baterías de artillería que bombardean Raqqa.

La presencia de una unidad de artillería fue admitida en mayo por el Centcom, el mando del Pentágono en Oriente Medio y sus efectivos se calculan en 400 soldados de la XI Unidad de infantería de marina.

Estados Unidos tampoco ha establecido ningún límite temporal a su invasión de Siria, aunque el general Stephen J.Towsend ha admitido que permanecerán incluso después de la derrota del yihadismo.

El gobierno de Siria ha repetido que no admite la presencia de tropas estadounidenses en su territorio y que su función real no es la de combatir a los yihadistas, sino de proteger la huida de sus dirigentes para posteriores utilizaciones.

En junio Hezbollah amenazó con atacar directamente a las fuerzas estadounidenses desplegadas en Al-Tanf, en la frontera sur de Siria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario