lunes, 12 de junio de 2017

Los muyahidines iraníes han colaborado con los yihadistas en los atentados de Teherán

Mariam Rajavi, dirigente de los muyahidines
Recientemente el ejército iraní ha emitido dos declaraciones importantes. La primera es que tiene pruebas de que en el mundo entero es Estados Unidos quien sostiene el yihadismo. La segunda es que en los dos últimos atentados de 7 de junio cometidos en la capital, Teherán, en los que murieron 12 personas, han participado lo que ellos califican como “monafeghines”, es decir, la organización de los muyahidines, de los que ya hemos hablado en otras entradas anteriores.

Esta segunda declaración se apoya en la captura de una videoconferencia entre Mariam Rajavi, dirigente de los muyahidines, y otros grupos armados opuestos al gobierno de la República Islámica, como los yihadistas, con un oficial del ejército saudí.

La entrevista tuvo lugar una semana antes de los atentados y, según las fuentes militares iraníes, en ella participaron Nasser Al-Hariri, responsable de la delegación saudí, Yasser Abd Al-Rahim, miembro del cuartel general de operaciones de la organización Jaysh Al-Fatah mientras Alepo estuvo ocupada por los terroristas, y Hassan Ibrahim Attiyeh, conocido bajo el seudónimo de Abu Osama Al-Julani, miembro de la tribu Al-Bahatrah en Quneitra, al sur de Siria.

En ella intervino un oficial de enlace con los israelíes y el servicio de inteligencia jordano, según el periodista libanés Hossein Mortada. El papel del saudí consistía en coordinar la operación con los muyahidines, cuyo nombre oficial es Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán, una antigua organización revolucionaria que empezó a colaborar con los imperialistas contra Irán, tras la invasión de Irak en 2003.

La inteligencia iraní sostiene que algunos muyahidines ya combatieron junto a los yihadistas en Idlib, que tienen varios objetivos militares en Teherán y que han establecido un plan para activar las “células durmientes” que operan en el interior de Irán.

En la reunión los participantes hablaron sobre la participación de un grupo del Califato Islámico que ha regresado de Siria con el apoyo de los muyahidines, en los ataques al mausoleo del imán Jomeini, dirigente de los chiítas en la Revolución de 1979.

Rajavi explicó los detalles del operativo y en la videoconferencia respondió a las preguntas del oficial de inteligencia saudí, que se interesaba por la finalidad del atentado, al que le dieron el carácter de respuesta al discurso de Ali Jamenei durante los actos que conmemoraban el aniversario de su fallecimiento.

Mariam Rajavi es el seudónimo de Mariam Azodanlu, una conocida dirigente de los muyahidines iraníes, que desde 1993 preside el Consejo de la Resistencia. Coincidiendo con la invasión de Irak, fue detenida en París junto con otros 150 dirigentes muyahidines.

Además de Irán, la organización está perseguida también en Irak, donde les acusan de “crímenes de guerra”.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario