domingo, 4 de junio de 2017

Exhumados los restos de cinco presos fugados del Fuerte de San Cistóbal durante la guerra civil

Este fin de semana la Sociedad de Ciencias Aranzadi ha exhumado los restos de cinco republicanos en una fosa común en Urtasun, que se enmarca en el Programa de exhumaciones de gobierno de Navarra.

Los cinco cuerpos recuperados corresponden a otros tantos presos de la fuga de Ezkaba que fueron apresados y asesinados en su intento de huir a Francia. Fueron fusilados el sábado 28 de mayo de 1938, tras ser capturados tres de ellos en el paraje de Zotolar (Eugi) y los otros dos formaban parte de un grupo que fue interceptado en Bardegi (Iragi).

El gobierno de Navarra ha puesto en marcha el Proyecto Ezkaba para localizar, exhumar e identificar a los más de 200 presos que, tras huir de las inhumanas condiciones en las que estuvieron recluidos en la prisión de San Cristóbal, fueron nuevamente apresados y brutalmente asesinados y enterrados en fosas comunes a lo largo de la ruta de huida a Francia.

La exhumación de Urtasun se suma a la que hace escasas semanas se llevó a cabo en Burutain y a las que ya el año pasado se realizaron en Usetxi y Olabe. Previamente, las asociaciones memorialistas ya habían impulsado otras exhumaciones en Berriozar, Elía y otros lugares.

Sin embargo, son muchos todavía los cuerpos que faltan por localizar y exhumar para, en caso de poder ser identificados, devolverlos a sus familiares, que llevan casi 80 años esperando a conocer el paradero de sus antepasados.

El gobierno de Navarra ha hecho un llamamiento para que le haga llegar cualquier información que puedan tener sobre el paradero de nuevas fosas, ya sean de la fuga de Ezkaba o de los miles de navarros que sufrieron el terror franquista.

Más información:
— Aparece la mayor fosa común de la guerra con presos antifascistas fugados de la cárcel

No hay comentarios:

Publicar un comentario