viernes, 9 de junio de 2017

Estados Unidos permite que los dirigentes del Califato Islámico abandonen Raqqa

Las tropas de Estados Unidos y los kurdos de las Fuerzas Democráticas están permitiendo que los terroristas del Califato Islámico abandonen Raqqa, en lugar de eliminarlas, ha manifestado hoy el general Serguei Surovikin, comandante de las fuerzas rusas que combaten en Siria.

Surovikin ha criticado a las fuerzas que encabeza Estados Unidos en el norte de Siria por llegar a un acuerdo con los dirigentes del Califato Islámico para que puedan abandonar la ciudad sin disparar un tiro.

El plan de los imperialistas es trasladar al grueso de las milicias yihadistas a los frentes en los que opera el ejército regular sirio, ha dicho el general ruso.

Con el pretexto de la “lucha contra el terrorismo”, Estados Unidos utiliza a los ayihadistas para enfrentarse al avance del ejército sirio hacia la frontera del este.

El operativo para liberar a Raqqda comenzó hace tres días y ya ha logrado desalojar al Califato Islámico de uno de los barrios, según fuentes kurdas.

Raqqa fue ocupada en 2013 y desde entonces ha sido el centro de operaciones más importante del Califato Islámico.

La Agencia Frace Press ha informado de que las primeras unidades del ejército regular sirio han alcanzado esta mañana la frontera con Irak, en el este, por primera vez desde 2015.

La buena noticia puede quedar empañada por otra: la frontera está infectada de tropas de Estados Unidos y otras potencias imperialistas, con las que se pueden producir choques, como ya está ocurriendo en el sur, donde ayer derribaron un dron sirio.

En las próximas horas se espera una declaración oficial del gobierno de Bashar Al-Assad, que exige la retirada de todas las tropas extranjeras que ocupan su territorio de manera ilegal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario