lunes, 26 de junio de 2017

Crónica de las cloacas: de la Casa Real a ‘El País’ pasando por el espionaje

Ayuso, medio espía y medio periodista
El comisario Villarejo es uno de los personajes más desconocidos de la vida política. Sus relaciones con políticos, periodistas y jueces y sus contactos con el aparato del Estado le han convertido en una figura clave para entender la historia reciente de España. Desde los medios, Javier Ayuso, director El País, denunció durante el reportaje un apagón informativo sobre la figura de Villarejo. Sin embargo, el que fuera ex director de comunicación de la Casa Real, ha negado que la campaña para desprestigiar al comisario desde El País tenga nada que ver con su relación con el Rey del Mérito. Ayuso no dudó en apuntar a los periodistas Eduardo Inda y  Esteban Urreiztieta como dos de los apoyos más fieles del comisario Villarejo en los medios.

Desde que Javier Ayuso abandonase la dirección de comunicación de la Casa Real y pasase a la dirección adjunta de El País, el periodista se ha convertido en uno de los mayores defensores de la desgastada imagen pública del Rey del Mérito, incluso en sus horas más bajas durante el juicio del Caso Noos. Al mismo tiempo, desde el medio que dirige, comenzaron a destaparse informaciones sobre la vida del comisario Villarejo, figura clave dentro de la policía.

“Durante muchos años [Villarejo] ha tejido una red de apoyos mutuos con periodistas, editores, con policías, jueces, fiscales, ex policías que trabajan de jefes de seguridad de importantes empresas y esa importante red le ha servido para salvarse de muchas cosas. De hecho, cuando yo publiqué que él tenía 12 sociedades vivas con un capital social de 16 millones de euros; y cuando publiqué que tenía una sociedad en un paraíso fiscal y cuando publiqué todos sus movimientos de cuentas, el entonces ministro del Interior me dijo que iba a abrir una investigación que desde mi punto de vista se cerró en falso”, así presentaba lo que Javier Ayuso denomina “apagón informativo” sobre Villarejo en los medios de comunicación. Ayuso también relacionó el entorno del director de Informativos de la Sexta y Antonio García Fereras con el comisario Villarejo.

El enfrentamiento entre Ayuso y Villarejo es público y notorio. El segundo no duda en asegurar que el ex director de comunicación del BBVA y la Casa Real es, en realidad, “un espía del CNI”, algo que Ayuso niega. “Él dice que soy un espía del CNI, nunca he tenido ningún vínculo con el CNI”.

Ayuso -afín al Rey del Mérito-, negó que las informaciones sobre la figura del comisario Villarejo estuviesen relacionadas con la campaña para desprestigiar al rey dimisionario y que podría tener detrás al mismo Villarejo. “En absoluto, cuando fui director de comunicación de la Casa Real ni conocía a este señor. Lo que publiqué no tiene nada que ver con la Casa Real”, aseguraba Ayuso.

Por el contrario, Javier Ayuso denunció un “apagón informativo” en los medios de comunicación sobre la figura del comisario Villarejo y señaló a dos periodistas clave como dos de sus más cercanos colaboradores en su red de contactos. En concreto, Ayuso apuntó con el dedo a Eduardo Inda (Ok Diario) y Esteban Urreiztieta (El Mundo)

En la red de las cloacas del Estado, Ayuso ha sido desde hace años uno de los defensores a capa y espada de la figura del Rey del Mérito y su entorno. Tras su salida de la Casa Real pocas semanas después de la dimisión, Ayuso se recolocó en la dirección adjunta del diario El País, donde ha seguido defendiendo al Rey del Mérito a capa y espada, aún en los momentos más difíciles.

Pero la relación entre la Casa Real y Javier Ayuso es anterior a su etapa como director de comunicación de la institución. Como director de comunicación de BBVA, Ayuso tuvo que lidiar con los tiburones más fuertes y parece que no siempre sus modos de proceder en la gestión de la reputación del banco que representaba fueron los más adecuados.

Durante las investigaciones del caso Ausbanc, Ayuso aseguró que el BBVA abonaba anualmente 260.000 euros a Ausbanc en concepto de publicidad, que en realidad escondían el pago del silencio de las publicaciones de la seudoasociación. Durante la declaración, Ayuso aseguró al juez que el pago de estas cantidades pretendían frenar la campaña de desprestigio a la entidad y, en especial, al presidente, Francisco González.

Pero parece que el uso del dinero para conseguir de manera rápida sus objetivos fue una constante de Ayuso en su etapa como director de comunicación de BBVA. Así lo atestiguan los pagos que desde el departamento que dirigía se realizaron al instituto Nóos. Según publicaba El Mundo, en el año 2005 Ayuso encargó a Noos un “informe global sobre la estrategia de patrocinios del Grupo BBVA”, por el que el banco desembolsó 116.000 euros. Estos favores, según diversas fuentes, ayudaron a que una vez se produjo su salida del BBVA, terminase como director de comunicación de la Casa Real. Ahora, sigue defendiendo al Rey del Mérito desde las páginas de El País y enfrentandose a figuras clave, como la del comisario Villarejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario