miércoles, 15 de febrero de 2017

Varios cazas rusos se enfrentan a un destructor estadounidense en el Mar Negro

Ayer un portavoz del mando del Pentágono en Europa, el capitán Danny Hernandez, informó de que el 10 de febrero se produjo un grave enfrentamiento entre varios cazas rusos y un destructor estadounidense que navega por las aguas del Mar Negro.

El enfrentamiento ocurrió cuando dos cazas rusos Sujoi-24 se aproximaron al destructor de la Marina de Guerra USS Porter, luego se acercó un tercero y finalmente un Iliushin-38, un avión detector de submarinos.

El destructor interrogó por radio a todos los aviones rusos pero no obtuvo ninguna respuesta, según el capitán Hernández. Otro portavoz aseguró a la agencia Reuters que uno de los cazas rusos se acercó a escasos 200 metros del destructor.

Al mismo tiempo, en Estados Unidos la prensa ha levantado una campaña en la que asegura que al desplegar sus misiles crucero en su frontera sudoeste, Rusia infringe el Tratado de Fuerzas Nucleares Intermedias de 1987, firmado en los tiempos de la URSS.

Se trata de la típica campaña de humo que encubre el auténtico incendio: tanto la OTAN como Estados Unidos han intensificado su presencia militar en las fronteras occidentales de Rusia, donde realizan maniobras provocadoras de ataque con misiles de largo alcance con el pretexto de la Guerra del Donbas.

Al mismo tiempo, los medios siguen acusando a Trump de mantener lazos de manera subrepticia con el Kremlin y al dimitido general Flynn de ser un hombre “cercano” a Putin, es decir, la teoría conspiranoica del ‘candidato manchú’ que siguen fielmente medios españoles, como El País, El Periódico o La Sexta.

Recientemente la CIA ha proporcionado a la prensa de todo el mundo fotografías de finales de 2015 en las que aparece Putin durante una cena de gala en Moscú cerca del general. Para colmo de males, la gala celebraba el décimo aniversario del canal de televisión pública Russia Today, lo cual es como mentar la soga en la casa del ahorcado.

Sin embargo, hay que tener cuidado al analizar esas fotos; mírenlas con atención: lo que demuestran no es que Putin sea un hombre cercano a Flynn, sino todo lo contrario, que éste es un hombre cercano al otro.

Orientados por la CIA, los medios investigan otro asunto escabroso más: ¿quién pagó la cena de gala en el Kremlin? No es ninguna tontería: el general habría violado la Constitución si hubiera acudido a una cena a cambio de un dinero pagado por el gobierno ruso.

Aunque Ustedes crean lo contrario, es Rusia la que está llevando a cabo una auténtica invasión de Estados Unidos. Por ejemplo, Flynn acudió a la cena de gala porque era un comentarista habitual de Russia Today.

¿Se imaginan a un general ruso hablando a través de la CNN?, ¿o a un general sirio? ¡Qué horror! Nos obligarían a creer en la libertad de información...

Dos hombres muy cercanos: Flynn y Putin

[PostData: La señora que aparece de espaldas es Jill Stein, del Partido Verde. A su izquierda se sienta un guardaespaldas de Putin. Como el general Flynn no habla ruso ni alemán y Putin no habla inglés, no cruzaron ni una sola palabra a lo largo de la cena. Que lo sepan.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario