domingo, 22 de enero de 2017

Se desploma la audiencia de las tertulias políticas en la tele

Los programas de tertulia política en la tele, que estuvieron de moda durante el 2015 multi-electoral y el 2016 de desgobierno, están perdiendo audiencia a un ritmo trepidante. Las cadenas de televisión han logrado saturar y aburrir a los espectadores y la continua invocación de “escándalos” de corrupción y las tonterías de “vedettes” como Inda, Maruhenda, Pablo Iglesias o Revilla no logran atraerlos de nuevo.

Los espacios de debate se alimentaron durante meses de la incertidumbre y la agitación que rodeaban al panorama político español; y su audiencia alcanzó cotas especialmente altas en vísperas de las citas electorales más interesantes o cuando los partidos comenzaron a moverse para intentar alcanzar pactos de gobierno. Pero, una vez que Rajoy fue investido y todo volvió a la normalidad (dentro de lo que cabe), su guión perdió atractivo. Y su audiencia se ha resentido.

En diciembre Al Rojo Vivo, el informativo presentado por Antonio García Ferreras en La Sexta, registró una audiencia del 10,15 por ciento, frente al 12,17 por ciento que consiguió en el mismo periodo de 2015. Durante los primeros días de enero, ha logrado una cuota de pantalla del 10,7 por ciento, frente al 12,9 por ciento del primer mes de 2016.

La caída de Las Mañanas de Cuatro ha sido mucho menor, pero sus datos en diciembre (10,27 por ciento frente a 10,7 por ciento) y enero (10,6 por ciento frente a 11,3 por ciento) también han sido más bajos que el año pasado, cuando se celebraron elecciones generales en España.

Durante los últimos meses García Ferreras ha perdido la ventaja de la que disponía frente a Javier Ruiz. De hecho, en diciembre y en lo que va de enero, ambos programas han estado parejos, en cuanto a cuota de pantalla.

El bajón de los programas políticos también lo ha notado La Sexta Noche, uno de los espacios que más popularidad adquirió cuando el bipartidismo comenzó a resquebrajarse. La tertulia presentada por Iñaki López logró en noviembre una cuota de pantalla de 8,95 puntos, frente a los 10,5 que obtuvo en el mismo mes del año anterior. En diciembre, registró 8,93 (-1.67 por ciento) y, en la primera parte de enero, 8,05 (-3,15).

Las tertulias televisivas no han sido las únicas que han perdido fuelle durante este periodo. También lo han hecho los informativos. En concreto, los noticiarios de las cadenas privadas generalistas registraron una audiencia media de 8.020.000 espectadores en noviembre de 2016, frente a los 8.502.000 del mismo mes del año anterior. En diciembre, también cayó: 7.584.000 seguidores por los 7.977.000 del último mes de 2015.

El pasado diciembre los noticiarios de La Sexta perdieron 175.000 espectadores (-1,6 de share), mientras que los de Telecinco, 164.000 (-0,8), Antena 3 121.000 (-0,8) y Cuatro, 109.000 (-1 por ciento).

Esta tendencia negativa también ha afectado a Wyoming que, si alguna vez tuvo gracia, ya no la encuentra por ninguna parte. En noviembre, El Intermedio logró un share de 10,8 puntos, frente a los 12,2 del mismo periodo del ejercicio anterior. En diciembre, de 8,85 (10,9). Y, en lo que va de enero, de 7,6 (11,03).

http://www.vozpopuli.com/medios/politica-television-pierden-audiencia-tertulias_0_992002084.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario