sábado, 14 de enero de 2017

Se cumplen 25 años de la destrucción de Yugoeslavia por la Unión Europea

Milosevic, el dirigente yugoslavo asesinado
El 15 de enero de 1992, hace un cuarto de siglo, Alemania establecía relaciones diplomáticas con dos de los nuevos Estados surgidos de la destrucción de Yugoeslavia: Eslovenia y Croacia. Fue el primer país de la Unión Europea en reconocer los restos del descuartizamiento que había provocado en los Balcanes, de donde había salido derrotada en 1945. La Unión Europea hizo lo propio sólo unos días después. Un Estado soberano, la República Federal de Yugoeslavia, desaparecía.

Inicialmente Francia se opuso al fraccionamiento de Yugoeslavia, aduciendo tímidamente que los serbios corrían un serio peligro, pero la presiones alemanas vencieron.

Por su parte, al principio la ONU también se opuso al plan alemán de partición. En aquella época el delegado de la ONU para Yugoeslavia era Cyrus Vance, el antiguo Secretario de Estado norteamericano.

La ONU desplegó un contingente de 10.000 tropas con una misión hipócrita, la paz, que todos sabían que se iba a cobvertir en lo contrario, en la peor guerra que ha habido en Europa desde 1945. Por lo tanto, el desmembramiento de Yugoeslavia y las tropas “de paz” de la ONU fueron el comienzo de la Guerra de los Balcanes.

Los imperialistas quisieron acabar así con uno de los pilares fundamentales de los países no alineados y repartirse sus despojos en pedacitos cada vez más pequeños, para lo cual exacerbaron el patrioterismo de unos y otros para que se mataran de la manera más brutal posible.

El chovinismo feroz fue alentado por sus dos compañeros de cuna: el fascismo y el islamismo, representados respectivamente por el croata Franjo Tudman y por el bosnio Izebegovic. Si el fascismo llegó de la mano de Alemania, el islamismo lo hizo de la de Estados Unidos.

“La experiencia adquirida en Bosnia podrá servir de modelo para nuestras operaciones futuras de la OTAN”, dijo entonces Javier Solana, Secretario General de la alianza militar imperialista y antiguo ministro del PSOE.

Es el modelo de la OTAN en Irak, el modelo de Libia, el de Siria...

El modelo del asesinato de Milosevic es el del asesinato de Saddam Hussein, el del asesinato de Gadafi... Los asesinos siempre mantienen un mismo “modus operandi” en todos sus crímenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada