viernes, 20 de enero de 2017

Los pigmeos de África acusan al movimiento ecologista WWF de cometer graves crímenes

La OCDE ha aceptado abrir una investigación contra la organización ecologista WWF (Worl Wide Forum) por organizar violaciones de los derechos humanos contra las poblaciones baka o pigmeas de la cuenca del río Congo, algo que hasta ahora sólo se había aplicado a empresas multinacionales.

En febrero del pasado año la organización Survival presentó una denuncia por el hostigamiento violento que las bandas de matones organizadas por WWF ejercen contra las poblaciones baka que practican modalidades de caza que los ecologistas califican como “furtivas”.

En su denuncia Survival asegura que WWF no tiene el consentimiento de las comunidades nativas que viven en las reservas de caza para imponer una protección de la naturaleza que pasa por encima de las personas que la habitan desde tiempos inmemoriales.

Todo lo que concierne a esta noticia es de un alcance tan insospechado que, desde luego, merece una reflexión mucho más profunda de la que vamos a exponer aquí.

Es la primera vez que la OCDE trata a una ONG como una gran multinacional, que es lo que, en última instancia es WWF, a pesar de sus invocados fines “no lucrativos”. El mero hecho de que la OCDE haya admitido la denuncia indica que el tratamiento de la ONG es la de una multinacional cualquiera que pretende multiplicar sus beneficios cada año.

Las poblaciones baka han protestado muchas veces de los crímenes que cometen las bandas de WWF que dicen defender a los animales silvestres, es decir, que ponen a los animales por encima de las personas.

Desde hace 20 años, asegura Survival, los matones de WWF se han atribuido a sí mismos el papel de “sheriff” de las reservas y detienen, golpean y torturan a los habitantes baka, hasta el punto de que en ocasiones han llegado a matar a alguno de ellos.

A la fuerza, en algunas zonas los baka han sido obligados por WWF a abandonar su residencia ancestral. Desalojados de sus tierras, muchos han caído en el alcoholismo y los índices de algunas enfermedades, como el paludismo, se han disparado a causa de la desnutrición.

En 1991 Survival se dirigió a WWF por primera vez para que cesara en el hostigamiento a los nativos africanos, a pesar de lo cual la violencia ha ido creciendo desde entonces.

Survival ha recogido numerosos testimonios de las poblaciones afectadas. El año pasado uno de ellos relataba que los matones de WWF habían golpeado con un machete a los niños y a una anciana de la tribu. Los nativos han publicado dos cartas con sendos llamamientos de desesperación a los ecologistas para que les permitan seguir viviendo en sus bosques. “Los proyectos de protección de la naturaleza deben compadecerse de la manera en que utilizamos el bosque [...] porque nuestra vida depende de ello”, decía una de ellas.

Los ecologistas de WWF rechazan las acusaciones de Survival, aunque admite que en ocasiones se han producido abusos. En 2015 un portavoz de la ONG se disculpó asegurando que el número de agresiones a los baka estaba disminuyendo. En un escrito de descargo dirigido a la OCDE, los ecologistas dicen que la protección “de la naturaleza” es complicada en esa región por la inestabilidad política, que hace difícil crear reservas para la fauna silvestre, pero hasta ahora nadie se había interesado por los serres humanos que también viven en esos bosques tropicales.

No obstante, WWF admite que forma, financia y equipa a los matones que atacan a los pigmeos. El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado que “las grandes organizaciones de protección de la naturaleza deben dejar de ser cómplices en el robo de territorios autóctonos. Los pueblos autóctonos son los dejores defensores del entorno y guardianes del mundo natural. Deberían estar a la cabeza del movimeinto de protección de la naturaleza”.

Fuente: http://www.survivalfrance.org/actu/11131, http://www.survivalfrance.org/actu/10946, http://www.survivalfrance.org/sur/cameroun, http://assets.survivalinternational.org/documents/1527/survival-internation-v-wwf-oecd-specific-instance.pdf, http://www.survivalfrance.org/actu/10459

No hay comentarios:

Publicar un comentario